Administrator

Administrator

 (Reuters) - El manejo de Tesla Inc de la propuesta de su presidente ejecutivo, Elon Musk, para que el fabricante de automóviles deje de cotizar en bolsa generó preocupaciones sobre la gobernanza de la empresa e interrogantes sobre cómo las compañías usan las redes sociales.

Musk sorprendió a los inversionistas el martes de la semana pasada al anunciar en Twitter que estaba considerando sacar a Tesla de la bolsa en una operación que podría generar 72.000 millones de dólares y que el “financiamiento” estaba “asegurado”.

Las acciones de Tesla cerraron con un alza de 11 por ciento después de que el Wall Street Journal informó que la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) de Estados Unidos había preguntado a Tesla por qué Musk había anunciado sus planes en Twitter y si su declaración era veraz.

Musk no proporcionó detalles de su financiamiento y hasta el jueves el directorio de Tesla no había recibido un plan de financiación de Musk, informó Reuters, dejando a los inversores y al mercado en general pidiendo más información.

Dejando de lado si Musk engañó a alguien, la forma poco ortodoxa en que anunció la noticia y el fracaso de Tesla en aclarar la situación con un comunicado al regulador es un error corporativo que plantea dudas sobre cómo las empresas usan las redes sociales para publicar noticias, según abogados.

“El manejo de las adquisiciones u otras transacciones privadas ya sufren una grave asimetría de información entre la gerencia y los accionistas públicos”, dijo Gabriel Rauterberg, profesor de derecho de la Universidad de Michigan.

Las reglas de la SEC generalmente requieren que las empresas presenten el llamado Formulario 8-K dentro de los cuatro días hábiles posteriores a un hecho corporativo importante.

Si bien varios abogados especialistas en el mercado bursátil dijeron que los tuits de Musk no desencadenaban por sí solos esta obligación, tal comunicado sería prudente dadas las circunstancias inusuales, dijo David Axelrod, socio de la firma de abogados Ballard Spahr LLP.

“Un 8-K proporcionaría más detalles, diría en qué etapa están las negociaciones y proporcionará más información que 53 caracteres en un tuit”, agregó.

Los lineamientos de la SEC publicados en 2013 permiten a las empresas y sus ejecutivos utilizar las redes sociales para divulgar información relevante, siempre que los inversores hayan sido alertados de que esta es una posibilidad. Tesla hizo esto en un comunicado en 2013.

Pero una divulgación de estas características debe ser completa y justa, lo que significa que la información tiene que estar completamente detallada y accesible para todos los inversionistas, algo que los tuits de Musk podrían no haber cumplido.

“Twitter no está diseñado para proporcionar una divulgación completa y justa. Eso no significa que no puedas, pero en 20 o 30 caracteres no estoy seguro de que estés recibiendo la información completa”, dijo Zachary Fallon, un exabogado de la SEC y director de la firma jurídica Blakemore Fallon.    

 (Reuters) - Los precios del oro caían el lunes hasta su menor nivel en 17 meses, bajo el impacto de los movimientos en el mercado de deuda del Tesoro de Estados Unidos y de la fortaleza del dólar, ya que los inversores buscaban refugio de las turbulencias desatadas por el derrumbe de la lira turca.

* Los inversores habitualmente se vuelcan al oro cuando intentan preservar el valor de sus activos en tiempos de incertidumbre política y económica.

* Pero este año el lingote no ha podido beneficiarse de la aversión al riesgo porque los inversores acudieron directamente a comprar bonos del Tesoro estadounidense, considerados como el activo de refugio por definición, lo que ha implicado que también se apresuraran a comprar más dólares.

* El fortalecimiento de la moneda estadounidense hace los activos negociados en dólares más costosos para los tenedores de otras monedas, lo que reduce la demanda de materias primas como el oro.

* El oro al contado perdía 1,14 por ciento a 1.197,23 dólares por onza a las 1150 GMT, su menor nivel al menos desde marzo de 2017. Los futuros del oro en Estados Unidos bajaban 1,1 por ciento a 1.205,4 dólares la onza.

* La lira turca está sufriendo una marcada depreciación por las preocupaciones en torno al creciente control sobre la economía del presidente Tayyip Erdogan y ante el deterioro de las relaciones con Estados Unidos.

* “La demanda por activos de refugio se desató por la crisis de Turquía, lo que beneficia más al dólar que al oro, y ésta es la tendencia por el momento”, dijo Simona Gambarini, analista de Capital Economics.

* Entre otros metales preciosos, el platino se dirigía nuevamente a su menor nivel en 10 años al que cayó el mes pasado, al cotizar más temprano por debajo de 800 dólares la onza. Más tarde, operaba con un descenso de 1,64 por ciento a 813,8 dólares.

* La plata cedía 0,44 por ciento a 15,20 dólares la onza y el paladio declinaba 1,41 por ciento a 896,7 dólares la onza.

(Reuters) - El euro cayó el lunes a un nuevo mínimo de 13 meses y las divisas de mercados emergentes se depreciaron aún más, mientras que el yen subió a un máximo de seis semanas, al acudir los inversores a monedas consideradas refugio como consecuencia del hundimiento de la lira turca.

Con los inversores abandonando activos de mayor riesgo en la negociación asiática y en la apertura europea, el franco suizo saltó y se quedó cerca de un máximo de un año frente al euro.

Las monedas de mercados emergentes seguían tambaleándose al temer los inversores el efecto contagio. El rand sudafricano perdía un 3,1 por ciento tras caer más del 10 por ciento en las primeras operaciones, el rublo ruso bajaba un 0,8 por ciento y el peso mexicano un 1,5 por ciento.

Tras tocar un mínimo récord de 7,24 frente al dólar el lunes de madrugada, la lira de Turquía encontró apoyo después de que el ministro de Finanzas, Berat Albayrak, dijera que el gobierno había elaborado un plan de acción económica para calmar las preocupaciones de los inversores y el regulador bancario dijera que había limitado las operaciones de ‘swap’.

“El gran temor en el mercado es que nos encaminemos a una crisis a gran escala en los mercados emergentes”, dijo Ulrich Leuchtmann, estratega cambiario de Commerzbank en Fráncfort, citando la crisis financiera asiática de 1997, cuando incluso países con una sólida posición macroeconómica se vieron arrastrados a una profunda ola de ventas.

Leuchtmann dijo que creía que “estamos en lo fundamental en una posición diferente” porque muchos bancos centrales de mercados emergentes mantenían la confianza del mercado tras subir los tipos de interés en el último año.

Pero las compras de monedas consideradas más seguras, como el yen y el franco, puso de relieve las preocupaciones del mercado sobre el rumbo de la situación. “El mercado se ha dado cuenta bastante tarde de esto (la crisis de Turquía)”, dijo.

El euro cayó a 1,1365 dólares, un mínimo de 13 meses, antes de recuperarse para cotizar con un descenso del 0,2 por ciento, a 1,1382 dólares.

La moneda única se vio muy afectada el viernes después de publicarse que el Banco Central Europeo estaba preocupado por bancos en España, Italia y Francia y su exposición a Turquía.

El dólar, que se ha fortalecido desde que estalló la crisis de la lira turca la semana pasada, ganaba un 0,1 por ciento a 96,463 frente a una canasta de principales divisas.    
 
El yen subía un 0,6 por ciento a 110,265 tras haber tocado un máximo de seis semanas de 110,11. El franco suizo se fortalecía medio punto porcentual a 1,1288 dólares.    
 
El euro caía alrededor de un 1 por ciento frente al yen japonés a 125,27 yenes por euro, cerca de un mínimo de dos meses y medio de 125,26.

 (Reuters) - La lira turca recuperaba parte de sus pérdidas el lunes, luego de que el banco central del país tomara medidas para detener la caída libre de la moneda, mientras que las acciones en Asia enfrentaron una liquidación porque los inversores se volcaron a activos de refugios como el dólar, el franco suizo y el yen.

* El temor al riesgo arrastró al índice referencial MSCI de acciones del Asia-Pacífico fuera de Japón, que bajó 1,5 por ciento hasta mínimos de un año. El índice Nikkei de Tokio perdió 2 por ciento y todas las bolsas de la región operaron en rojo.

* Los futuros del S&P 500 en Wall Street cedían 0,3 por ciento, en tanto que los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años seguían descendiendo y marcaban 2,85 por ciento.

* El referencial de acciones favoritas de China cayó un 0,7 por ciento y la bolsa de Hong Kong bajó 1,5 por ciento después de que el dólar local cotizara bastante lejos de su rango habitual.

* Buena parte de la actividad en el mercado de divisas se enfocaba en la caída del euro bajo la influencia de la lira turca, que cedió a un mínimo histórico de cerca de 7,2400 unidades.

* La lira encontró cierto respaldo cuando el banco central de Turquía redujo el encaje bancario para alentar la liquidez. El organismo también anunció que tomaría todas las medidas necesarias para resguardar la estabilidad financiera.

* La turbulencia de la lira se añade a los problemas que ya enfrenta el euro, dijeron analistas. De hecho, la moneda del bloque se hundió a mínimos de un año contra el franco suizo, a alrededor de 1,1300 francos, y cedió a un piso de 10 meses contra el yen cercano a 125,45 unidades.

* Ante el euro, el euro tocó su menor nivel desde julio del 2017, a 1,370 dólares. Más tarde, cotizaba en 1,1398 dólares, aún lejos de su máximo de la semana pasada de 1,1628 dólares.

* En tanto, el dólar de debilitaba contra el yen a 110,31 unidades y operaba relativamente estable contra una cesta de monedas rivales, a 96,338 unidades.

(EFE).- Wall Street cerró hoy con pérdidas y el Dow Jones de Industriales cedió un 0,77 % tras una sesión marcada por la subida arancelaria que Estados Unidos planea para el acero y el aluminio de Turquía y que acentuó la caída de la divisa de ese país.

Según datos provisionales al cierre de las operaciones, el principal indicador restó 196,09 puntos, hasta 25.313,14 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 se contrajo un 0,71 % o 20,30 puntos hasta 2.833,28 unidades.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan importantes grupos tecnológicos, perdió un 0,67 % o 52,67 puntos, hasta 7.839,11 enteros.

 

 

Por sectores, los mayores retrocesos fueron para el de los materiales básicos (-1,43 %) y el financiero (-1,16 %), mientras que únicamente subió el energético, un 0,27 %.

Wall Street, como otras plazas internacionales, estuvo pendiente de la crisis de la lira turca, que hoy sufrió su peor desplome en trece años y se depreciaba en torno a un 15 % frente al dólar al cierre de la sesión bursátil.

No obstante, su valor llegó a caer un 20 % tras conocerse la intención de Washington de subir los aranceles al acero (50 %) y el aluminio (20 %) turcos.

Así lo anunció en Twitter el presidente Donald Trump, que afirmó no tener "buenas" relaciones con Turquía días después de imponer sanciones económicas contra dos ministros turcos por el encarcelamiento desde hace dos años de un religioso estadounidense, Andrew Brunson, acusado allí de terrorismo.

A esas tensiones geopolíticas se sumaron las que EE.UU. mantiene con Rusia, que acusó este jueves a Washington de buscar la confrontación con las sanciones económicas que planea imponerle por el ataque químico a un ex espía en el Reino Unido.

Por otra parte, los inversores asimilaban hoy nuevos datos sobre la economía de EE.UU., cuyos precios subieron un 0,2 % en julio. La inflación subyacente también aumentó un 0,2 %, y comparada con el mismo mes del año pasado registró un incremento del 2,4 %, el más amplio desde septiembre de 2008.

En el grupo de treinta títulos que cotizan en el Dow Jones, destacaron los descensos de Intel (-2,57 %), Caterpillar (-1,88 %), DowDuPont (-1,85 %), Goldman Sachs (-1,78 %), 3M (-1,38 %) y American Express (-1,37 %).

Al otro lado de la tabla, subieron WalMart (1,31 %), Chevron (0,66 %), Walgreens (0,48 %) y Merck (0,11 %), Procter & Gamble (0,04 %).

En otros mercados, el barril de Texas repuntó hasta los 67,63 dólares y al cierre de Wall Street, el oro retrocedía a 1.218,90 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años se contraía hasta el 2,873 % y el dólar ganaba terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,1411 dólares. 

Viernes, 10 Agosto 2018 14:54

Agenda Semanal del 13 al 17 de agosto

En línea con el Viejo Continente el lunes y el martes transcurrirán sin referencias de calado, pero el miércoles conoceremos los datos del Empire manufacturero, Ventas minoristas adelantadas, producción industrial, con previsiones ligeramente menores que en datos anteriores.

El jueves contaremos con los datos de las Viviendas iniciadas y Licencias de construcciónque se espera que sean ligeramente superiores a datos anteriores y la Encuesta Filadelfia FED con una previsión de 22,0.

Para el viernes los datos más relevantes serán los del Índice adelantado y la Confianza de la Universidad de Michigan.

(Reuters) - Facebook Inc. dijo el viernes que introducirá un proceso de autorización para los usuarios que administren páginas de la red social con un gran número de seguidores en Estados Unidos, una decisión que busca dificultar la administración usando una cuenta falsa o comprometida.

Las medidas se dan a conocer una semana después de que la red social dijera que identificó una nueva campaña coordinada de influencia política en su plataforma para engañar a los usuarios antes de las elecciones legislativas de noviembre en Estados Unidos.

En ese momento, la empresa eliminó 32 páginas y cuentas de Facebook e Instagram como parte de los esfuerzos para combatir la intromisión extranjera en las elecciones de Estados Unidos.

Las nuevas medidas requerirán que los administradores de las páginas de Facebook aseguren su cuenta con una autenticación de dos factores y confirmen su ubicación principal.

La red social también agregará una sección que muestra el país desde donde se administra una página.

Instagram, propiedad de Facebook, también lanzará un programa de características similares en las próximas semanas.

(Reuters) - Los precios del oro se encaminaban a cerrar su quinta semana consecutiva a la baja el viernes ante la apreciación del dólar a su nivel más alto en más de un año, lo que hace al lingote más caro para compradores con otras divisas.

* Los inversores optaban por la seguridad del billete verde ante el desplome de hasta 14 por ciento de la lira turca a un mínimo récord, de la depreciación del rublo ruso a un mínimo de dos años y del declive del euro y la libra a sus niveles más bajos en un año.

* Como la agitación en Turquía se propagaba a otros mercados, el oro -usado tradicionalmente como inversión segura en tiempos de incertidumbre- también recibía interés adicional, dijo el analista de Saxo Bank Ole Hansen, pero eso era contrarrestado por el efecto de la apreciación del dólar.

* “Hay una batalla en desarrollo entre el fortalecimiento del dólar y cierta demanda de refugio ante el riesgo de contagio derivado del colapso de la ira”, agregó.

* A las 1244 GMT, el oro al contado subía un 0,04 por ciento, a 1.212,45 dólares la onza, con el dólar apreciándose un 0,6 por ciento frente a una cesta de monedas. Los futuros del oro en Estados Unidos operaban estables, a 1.219 dólares la onza.

* El oro se ha depreciado más de 11 por ciento desde un máximo en abril a un mínimo de un año de 1.204 dólares la onza la semana pasada, cuando el billete verde subió a máximos de 13 meses y los inversores abandonaron posiciones en el oro y empezaron a especular sobre precios más bancos.

* Analistas prevén que la Reserva Federal de Estados Unidos eleve las tasas de interés en su reunión de política monetaria del próximo mes, lo que impulsa al dólar y a los rendimientos de los bonos del Tesoro y reduce el atractivo del oro, que no rinde intereses. 

* Entre otros metales preciosos, la plata perdía un 0,17 por ciento, a 15,38 dólares la onza; el platino bajaba un 0,42 por ciento, a 826,75 dólares la onza; y el paladio retrocedía un 0,5 por ciento, a 902,45 dólares la onza.

(Reuters) - Las turbulencias de los mercados emergentes estarán la próxima semana en el centro de la atención de los inversores, que temen una propagación del desplome del valor de las monedas de Turquía y Rusia hacia otras economías, convirtiéndose en un nuevo factor de riesgo para la expansión global.

* La lira turca llegó a derrumbarse hasta 12 por ciento contra el dólar el viernes en medio de un conflicto diplomático con Washington y problemas domésticos. En tanto, el rublo ruso operaba en mínimos desde noviembre de 2016 ante la amenaza de nuevas sanciones de Estados Unidos.

* “Otras monedas de mercados emergentes se han sostenido contra el dólar (...) pero en muchos casos, sospechamos que esta resistencia podría resultar temporaria”, dijo Capital Economics, citando las repercusiones de las alzas de tasas en Estados Unidos y su creciente proteccionismo comercial.

* Ankara y Washington, aliados en la OTAN, han chocado por la detención en Turquía de un pastor evangélico estadounidense. En tanto, Rusia dijo que considerará cualquier medida de Estados Unidos que afecte sus transacciones bancarias como una declaración de guerra económica.

* En Fráncfort, el Banco Central Europeo está cada vez más inquieto por la exposición de los bancos de la zona euro a Turquía, informó el Financial Times. El BCE estaría supuestamente preocupado sobre todo por BBVA, UniCredit y BNP Paribas.

* En Estados Unidos, los principales datos económicos que se darán a conocer son las ventas minoristas y la producción industrial de julio, que continuarían mostrando una evolución robusta, de acuerdo con los sondeos de Reuters. Esto afianzaría la perspectiva de un mayor ajuste monetario en ese país.

* En contraste, la zona euro reflejaría indicadores en declive, con una moderación de la expansión del producto interno bruto (PIB) a su menor ritmo en un año en el segundo trimestre, que mantendría las expectativas de una normalización solo muy gradual de la política monetaria del BCE.

 

 (Reuters) - Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron en julio y la tendencia subyacente siguió fortaleciéndose, lo que apunta a un incremento sostenido de las presiones inflacionarias que mantiene al banco central en camino a elevar las tasas de interés en forma gradual.

* El Departamento del Trabajo dijo el viernes que el índice de precios al consumidor (IPC) subió un 0,2 por ciento, en su mayor parte debido al incremento del costo del alquiler de vivienda. En junio, el IPC avanzó un 0,1 por ciento.

En los 12 meses hasta julio, el IPC subió un 2,9 por ciento, igualando la lectura de junio.

Excluyendo los volátiles componentes de los alimentos y la energía, el IPC subió un 0,2 por ciento, al igual que en mayo y junio. En tanto, el denominado IPC subyacente se elevó un 2,4 por ciento interanual en julio, su mayor incremento desde septiembre de 2008, tras subir un 2,3 por ciento en junio.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que tanto el IPC como la lectura subyacente subieran un 0,2 por ciento en julio.