Administrator

Administrator

(Reuters) - Una baja en los precios de los servicios de teléfono, ropa y verduras ralentizó la inflación al consumidor de la zona euro en diciembre, en línea con lo esperado, pese a que los precios del crudo y los cigarrillos aumentaron, de acuerdo a datos oficiales difundidos el miércoles.

La cifra de la inflación subyacente, el indicador seguido por el BCE, permaneció estable, informó la oficina de estadísticas de la Unión Europea Eurostat.

Los precios al consumidor en los 19 países que comparten el euro aumentaron un 0,4 por ciento mensual y un 1,4 por ciento interanual en diciembre, por debajo de la subida de 1,5 por ciento de noviembre.

De todos los componentes, los precios de la energía fueron los que más subieron, con un incremento interanual del 2,9 por ciento en diciembre, mientras que los alimentos sin procesar treparon un 1,9 por ciento. El dato de la inflación subyacente, que excluye estos dos componentes volátiles, aceleró un 1,1 por ciento interanual, lo mismo que en noviembre y octubre.

Algunos economistas creen que una mejor forma de medir la inflación subyacente es excluyendo no solo la energía y los alimentos no procesados sino también el tabaco y el alcohol, cuyos precios a menudo se ven distorsionados por cambios fiscales por parte de los gobiernos.

La inflación subyacente también se mantuvo estable con una cifra de 0,9 por ciento en diciembre, sin cambios respecto a los dos meses previos.

El BCE quiere mantener la inflación por debajo pero cerca del 2 por ciento a medio plazo, y ha estado comprando deuda soberana en el mercado secundario para inyectar más efectivo al sistema bancario y para estimular el crédito a la economía.

Sin embargo, aunque la economía de la eurozona está creciendo al ritmo más elevado de una década y el desempleo está alcanzando mínimos de nueve años, esto no se ha traducido en un alza de los precios significativamente más rápida.

 

 

(Reuters) - El bitcoin ampliaba su fuerte caída de las últimas 24 horas con una depreciación de más de un 7 por ciento el miércoles, en un rápido cambio de tendencia debido a la preocupación de los inversores en torno a un mayor control por parte de los reguladores.

El precio de la criptomoneda más conocida del mundo bajó hasta un mínimo de 10.567 dólares en la bolsa Bitstamp de Luxemburgo, no lejos de su mínimo de seis semanas de 10.162 dólares que tocó el día previo. En su máximo de sesión cotizó a 11.794,07 dólares.

El bitcoin encabezaba la caída de las criptomonedas, aunque otras, como el Ethereum y el Ripple también han perdido con fuerza esta semana tras reportes de que Corea del Sur y China podrían prohibir las transacciones con esos activos.

“Las criptodivisas podrían verse contenidas en el trimestre actual antes de la reunión del G-20 de marzo, donde las autoridades discutirían regulaciones más estrictas”, comentó Shuhei Fujise, analista jefe de Alt Design.

En su mínimo del martes, el bitcoin se había depreciado un 25 por ciento en la sesión, su mayor declive diario en cuatro meses. Estaba lejos de su máximo cercano a los 20.000 dólares de diciembre, cuando la moneda virtual había escalado casi 2.000 por ciento en el año.

El declive del martes tuvo lugar tras reportes de que el ministro de Finanzas de Corea del Sur dijo que la prohibición de transacciones en criptodivisas aún era una opción y que su Gobierno planea una serie de medidas para contener la “locura” de las inversiones en criptomonedas.

En forma separada, un integrante del banco central chino dijo que las autoridades deberían prohibir las transacciones centralizadas de divisas virtuales, así como también a individuos y empresas que proveen servicios relacionados.

“El bitcoin está decidiendo si este es el momento de caer y arder”, afirmó Steven Englander, jefe de estrategia de Rafiki Capital, con sede en Nueva York.

 

“Mi conjetura es que los tenedores de criptomonedas están tratando de decidir si abandonar el bitcoin debido a que sus limitaciones significan que será superada por mejores productos o apostar a que puede prevalecer a pesar de ellos”, agregó.

 

(EFE).- Wall Street cerró hoy a la baja y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cedió un 0,04 % tras borrar las ganancias acumuladas durante la jornada, en la que llegó a cruzar por primera vez el umbral de los 26.000 puntos.

Tras el cierre de la sesión, ese índice cedió 10,33 puntos y acabó en 25.792,86 enteros, mientras el selectivo S&P 500 perdió un 0,35 % hasta 2.776,42 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq bajó un 0,51 % hasta 7.223,69 unidades.

Los operadores en el parqué neoyorquino protagonizaron una sesión de gran volatilidad que arrancó con fuertes ganancias que llevaron al Dow Jones a cruzar por primera vez en su historia la barrera de los 26.000 puntos durante la apertura.

Un nuevo hito histórico para ese índice, que agrupa a treinta de las principales empresas del país, ya que solo necesitó seis sesiones para ganar 1.000 puntos, aunque después de la euforia inicial se desinflaron los ánimos y acabó en negativo.

El gran catalizador de la mañana fue una tanda de resultados empresariales que, en líneas generales, superó las previsiones de los analistas, con las cuentas anuales de la aseguradora UnitedHealth (1,86 %) y el banco Citigroup (0,35 %).

Pero en la segunda mitad de la jornada los ánimos se desinflaron ante la incertidumbre que despierta en los mercados la posibilidad de un cierre parcial del Gobierno si republicanos y demócratas no logran un acuerdo sobre los presupuestos antes del viernes.

Al final se borraron todas las ganancias y las tres referencias de Wall Street terminaron el día en rojo, después de que la mayoría de los sectores cerraran la sesión con pérdidas, salvo el sanitario, que logró acabar con un leve ascenso del 0,11 %.

General Electric lideró los descensos en el Dow Jones, con un fuerte descenso de sus acciones del 2,93 %, tras admitir hoy nuevos problemas con su cartera de seguros que le obligarán a asumir una carga de 6.200 millones de dólares en el último trimestre de 2017.

También bajaron Nike (-1,93 %), United Technologies (-1,91 %), Walt Disney (-1,58 %) o Microsoft (-1,40 %), mientras que al otro lado encabezaron los avances Merck (5,81 %), UnitedHealth (1,86 %), Coca-Cola (0,86 %) y Johnson & Johnson (0,75 %).

Al cierre de la sesión bursátil, el petróleo de Texas se cambiaba a 63,78 dólares, el oro subía a 1.339,3 dólares, la rentabilidad de la deuda pública a diez años bajaba al 2,539 % y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,2264 dólares.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó hoy un 0,88 % y cerró en 63,73 dólares el barril, interrumpiendo una racha alcista de cinco días consecutivos que le llevó hasta su nivel más alto en más de tres años.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en febrero, los de más próximo vencimiento, bajaron 0,57 dólares con respecto al cierre anterior.

De esta forma, el petróleo de referencia en Estados Unidos interrumpió una racha alcista de cinco días consecutivos de ganancias que le había permitido situarse en su nivel más alto desde diciembre de 2014.

Los mercados esperan ahora a conocer el estado de las reservas de crudo, que el Gobierno publicará el próximo jueves, con un día de retraso, al ser una semana más corta de lo habitual tras permanecer el lunes cerrados por la festividad de Martin Luther King.

Los contratos de gasolina para entrega en febrero bajaron 1 centavo y acabaron en 1,84 dólares el galón, y los de gas natural con vencimiento en ese mismo mes bajaron 7 centavos hasta 3,13 dólares por cada mil pies cúbicos.

(EFE).- Wall Street abrió hoy con fuertes ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,86 % y superaba por primera vez en su historia la barrera de os 26.000 puntos.

Minutos después de comenzar las contrataciones, ese índice se disparaba 222,42 puntos y se ubicaba en 26.025,61 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 avanzaba un 0,56 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq subía un 0,73 %. 

Veinte minutos después de comenzar las contrataciones, ese índice crecía 268,37 puntos y se ubicaba en 26.071,56 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 avanzaba un 0,74 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq subía un 0,90 %.

De esta forma, el Dow Jones, que agrupa a 30 de las principales empresas del país, cruzaba por primera vez la barrera de los 26.000 puntos y necesitó solo seis sesiones para ganar 1.000 puntos, ya que ese índice alcanzó los 25.000 puntos el pasado 4 de enero.

Los operadores en el parqué neoyorquino arrancaban la sesión apostando decididamente por las compras, animados por una tanda de resultados empresariales que en líneas generales superaron todas las previsiones de los expertos y analistas.

Merck cerró 2017 con más beneficios de los previstos y se disparaba en la apertura un 5,71 %, el banco Citigroup también sorprendió y sus acciones subían un 2 % y la aseguradora UnitedHealth duplicó sus ganancias y avanzaba con fuerza un 1,95 %.

Casi todos los sectores en Wall Street arrancaban la sesión con ganancias, como el tecnológico (1,26 %), el financiero (0,75 %), el sanitario (0,69 %) o el industrial (0,27 %), mientras que bajaban el de materias primas (-0,44 %) y el energético (-0,27 %).

Junto a Merck y UnitedHealth también subían con contundencia Boeing (2,86 %), Goldman Sachs (1,32 %) o Microsoft (1,26 %), mientras que al otro lado solo bajaban General Electric (-3,89 %), Exxon Mobil (-0,19 %), Chevron (-0,15 %) y Verizon (-0,12 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 64,07 dólares, el oro retrocedía a 1.334,4 dólares, la rentabilidad de la deuda pública a diez años subía al 2,536 % y el dólar ganaba terreno al euro, que se cambiaba a 1,2210 dólares.

(Reuters) - El conglomerado industrial estadounidense GeneralElectric (GE) dijo el martes que asumirá un costo después de impuestos de 6.200 millones de dólares en el cuarto trimestre, como parte de una revisión de la cartera de seguros de su brazo financiero.

Las acciones de GE caían 3,7 por ciento el martes en las operaciones previas a la apertura del mercado.

La empresa, que comenzó la revisión de su cartera el año pasado, también dijo que su unidad GE Capital espera hacer contribuciones estatutarias de reservas de unos 15.000 millones de dólares en siete años.

En noviembre, el presidente ejecutivo de GE, John Flannery, delineó medidas para reducir el tamaño del conglomerado y convertirlo en una compañía más enfocada.

GE recortó además su dividendo anual a 48 centavos desde 96 centavos, la tercera reducción de ese tipo en los 125 años de historia de la empresa.

“En un momento en que avanzamos como compañía, un cargo de esta magnitud de una cartera de seguros (...) es profundamente decepcionante”, dijo Flannery el martes en un comunicado.

(Reuters) - Citigroup Inc, el cuarto mayor banco de Estados Unidos por activos, informó ganancias en el cuarto trimestre que superaron las expectativas de Wall Street, dado que los negocios de consumo compensaron ingresos más bajos de las operaciones cambiarias y de bonos.

Citi anotó un cargo extraordinario de 22.000 millones de dólares por modificaciones derivadas de la nueva ley tributaria en Estados Unidos, que resultó en una pérdida de 18.300 millones de dólares en el trimestre terminado el 31 de diciembre, informó el prestamista el martes.

Aunque a largo plazo la norma beneficiaría a los bancos, varios prestamistas han advertido que registrarán cargos extraordinarios en el cuarto trimestre. JPMorgan, el mayor banco de Estados Unidos por activos, dijo el viernes que asumió un cargo de 2.400 millones de dólares.

En 2018 la tasa tributaria de Citi será 25 por ciento desde 30 por ciento el año pasado, pero analistas calculan que el banco se beneficiará menos que sus pares porque genera la mitad de sus ganancias en el extranjero, donde las tasas tributarias corporativas en general son más bajas que las de Estados Unidos.

La ganancia neta ajustada para excluir la modificación tributaria subió un 4 por ciento a 3.700 millones de dólares.

La ganancia ajustada por acción fue de 1,28 dólares, contra el pronóstico de 1,19 dólares. Los ingresos totales aumentaron un 1,4 por ciento a 17.260 millones de dólares contra la estimación de 17.220 millones de dólares.

Los ingresos de Institutional Clients Group, que incluye banca de inversión y operaciones, bajaron un 1 por ciento por una menor volatilidad en los mercados de renta fija en relación al mismo período del año pasado, cuando los inversores cambiaban activamente de posiciones, poco antes de la elección presidencial en Estados Unidos.

 

Los ingresos del negocio Global Consumer Banking, que incluye la banca minorista y tarjetas de crédito, aumentaron un 5,6 por ciento. El segmento representó casi la mitad de los ingresos totales del banco.

 

 (Reuters) - Donald Tusk, el presidente del Consejo Europeo, se unió al debate británico sobre si celebrar o no un segundo referéndum sobre el Brexit diciendo el martes que los británicos serían bienvenidos si deciden quedarse en la Unión Europea.

Tusk hizo declaraciones en una comparecencia para informar al Parlamento Europeo sobre lo ocurrido desde la cumbre que él mismo presidió el mes pasado, en la cual los líderes de la UE habían aprobado dar comienzo a las negociaciones con Londres sobre el futuro post-Brexit.

“Si el gobierno de Reino Unido se ciñe a su decisión de dejar [la UE], el Brexit se convertirá en una realidad, con todas sus consecuencias negativas, en marzo del año que viene, a menos que nuestros amigos británicos cambien de opinión”, dijo el ex primer ministro polaco.

Refiriéndose al comentario sobre la reversibilidad de la votación del referéndum de 2016 por parte del ministro británico del Brexit, Tusk añadió entonces: “¿no fue el mismo David Davis quien dijo que ‘si una democracia no puede cambiar de opinión, deja de ser una democracia’?”.

“Aquí en el continente no hemos cambiado nuestra opinión. Nuestros corazones todavía están abiertos a ustedes”, dijo Tusk.

(AP) — Sergio Marchionne dijo que dejará de ser el director general de Fiat Chrysler el año próximo tras encabezar la compañía desde 2009.

Marchionne, de 65 años, le dijo a la prensa en el Salón del Automóvil de Detroit que alrededor de junio Fiat Chrysler dará a conocer un plan de negocios hasta 2022, y posteriormente la empresa anunciará a su sucesor.

Entre los candidatos están Mike Manley, que encabeza las marcas Ram y Jeep de la compañía, y Reid Bigland, quien está al frente de las marcas Alfa Romeo y Maserati, y también coordina las ventas en Estados Unidos.

Por otro lado, Marchionne dijo que los recortes fiscales estadounidenses aprobados en diciembre le representan a la compañía un ahorro de 1.000 millones de dólares anuales y le dan confianza en su futuro económico.

Fiat Chrysler informó la semana pasada que trasladará la producción de un modelo de camioneta de México a Michigan y pagará bonos de 2.000 dólares a sus empleados en Estados Unidos como resultado de los recortes fiscales.

 (EFECOM).- El barril de petróleo Brent para entrega en marzo abrió hoy a la baja en el mercado de futuros de Londres, en 69,95 dólares, un 0,44 % menos que al cierre de la jornada anterior.