Jose Antonio Montenegro

Jose Antonio Montenegro

Editor-in-Chief DesdeWallStreet.com
Domingo, 16 Septiembre 2018 15:58

ES EL “FINTECH”, NO LAS REGULACIONES

Estos últimos días se ha producido una noticia a la que los medios económicos hemos dedicado seguramente, menos protagonismo del que realmente merece. Ayden, una empresa de procesamiento de pagos “fintech”, holandesa, que tiene solo doce años de existencia, y que cotiza en bolsa desde hace poco mas de tres meses, ha superado en capitalización al Deutsche Bank.

Ayuden ha alcanzado un capitalización de 20.000 millones de euros, mientras Deutsche Bank esta en los 19.000 millones. Pero lo mas importante y significativo, es que Deutsche, ha disminuido en dos terceras partes  la capitalización que tenia en 2007, (60.000 millones), antes de la hecatombe  que recordamos estos días, con la llamada “Crisis del Subprime”.

Pues bien, al mismo tiempo que leemos noticias como esa, están algunas, instituciones financieras estadounidenses estos días, haciendo un feo doble juego en sus relaciones con la Casa Blanca de Trump. Porque mientras por un lado intentan poner a toda prisa, distancia  de por medio, con las nefastas políticas económicas de esta Administración,  de la que cada vez cualquier institución que se precie quiere estar convenientemente desmarcada, antes de que llegue el caos, -esta semana lo volvía a hacer patente por ejemplo Jamie Dimon de J.P. Morgan-, al mismo tiempo, tratan de ver si “pueden sacar ” de esa misma Casa Blanca, algún que otro corte de regulaciones, que aumente, sus comisiones y sus ingresos por la via rápida. Ya saben, los bancos.

Es una actitud ciertamente fea, -por ser suave-, pero sobre todo equivocada. Una parte de la banca estadounidense, esta convencida, de que deben relajarse las regulaciones, que en diez años la han llevado del infarto, a la excelente salud que goza hoy. Plenamente capitalizada, y consiguiendo beneficios records en su historia, (así ha sido el primer trimestre de 2018).  Sus acciones en muchos casos sin embargo no reflejan esa buena situación, y una parte de ejecutivos y analistas de esas instituciones están empeñados, en que el tema tiene que ver con que hay que relajar  la regulación actual. No es así. El obstáculo no es la regulación, es el “fintech” y su propia gestión.

No dudo que después de diez años haya que hacer algún retoque y pulir temas de lo regulado en plena post-crisis del 2008, -de hecho ya se esta haciendo-. Pero el futuro y los problemas de la banca, no vienen por ahí. Vienen por  la velocidad y la inteligencia, con la que esas instituciones sepan entrar en la era del “fintech”, siendo protagonistas, y no dejando ese lugar a otros. Creo que seria muy sano que reenfocasen sus energías. Feliz Semana.

Domingo, 09 Septiembre 2018 15:41

2008: CUANDO “LA AVARICIA ROMPIO EL SACO”

Este próximo sábado día 15, se cumplirán diez años desde que Lehman Brothers entro en bancarrota; la llamada crisis de las hipotecas subprime se hizo viral; y entramos de lleno en la mayor crisis financiera y económica global desde la Gran Depresión de 1929. Una crisis cuya gravedad no puede exagerarse. Fue un momento de absoluto peligro para el “status quo” financiero mundial, que solo la rapidez con la que actuó la Federal Reserve y los gobiernos de Bush, -en sus últimos dos meses-, y de Obama después, consiguieron detener, haciendo que estas bolsas en Marzo de 2009  ya empezasen a subir, descontando que el peligro limite había quedado atrás.

Lo que paso entonces es que la falta de regulaciones y de adecuada supervisión  del sistema, dejaron que creciera un monstruo. Y ciertamente que “la avaricia rompiese el saco”. El monstruo fue la securitizacion de las hipotecas subprime. Simplificando, la alegre situación en la que los bancos concedían hipotecas a tutiplén sin hacer el oportuno estudio de riesgo, porque sencillamente, una vez  concedidas, se desprendían de ellas vendiéndolas a otras instituciones que las convertían en bonos, mezclando sofisticadamente riesgos mejores y peores, que vendían a su vez a instituciones de todo el mundo con calificación triple A.

¿Por qué se pudo llegar a una situación obviamente tan temeraria?, pues sencillamente porque había mucha gente ganando mucho dinero fácil en el proceso, y el sistema sin control suficiente se lo permitió. Pero cuando llego la crisis, los que pagamos los platos rotos, los que tuvimos que salir a rescatar al sistema fuimos los contribuyentes de este país. Injusta situación.

Lo anterior lleva a muchas reflexiones, pero una es muy obvia: si no queremos que se repita otra crisis similar, es fundamental tener a las instituciones financieras suficientemente reguladas. Las instituciones financieras estadounidenses, están hoy en uno de sus mejores momentos de salud, saneadas gracias a los requerimientos de capital y control, que se impusieron después de la crisis. Pero curiosamente esas instituciones, olvidadas ya del 2008, llevan meses abogando por echar abajo todo tipo de regulaciones. Puede que haga falta una revisión de las mismas, -eso no lo dudo-, pero  no se debe volver a la situación en la que estábamos una década atrás. Porque si lo hacemos volveremos a estar en un escenario temerario, en el que el sentido común puede perderse progresivamente sin que nadie lo evite, y entonces tendremos de nuevo los factores necesarios para que  “la avaricia vuelva a romper el saco”. Y eso, como que no. Feliz Semana.

Domingo, 02 Septiembre 2018 17:38

AGOSTO Y LAS TECNOLÓGICAS “IMPRESCINDIBLES”

Poca influencia han tenido las inapropiadas opiniones de Donald Trump lanzando porquería contra el tejado de Amazon, Google, o varias otras empresas de la nueva economía estas pasadas semanas, a las que por razones mil, Trump  “no encuentra de su gusto”. Porque sencillamente las tecnológicas y el índice Nasdaq, es el gran ganador de este mes, con una subida del 5,7%, y el mejor agosto desde el 2000.

Apple ha subido por encima del 20% en este mes y Amazon del 10%. Y lo más importante, analistas, expertos e incluso “gurus” de los mercados ven aun mucho más recorrido por delante para ese índice, y la amplia mayoría de empresas tecnológicas y de nueva economía que lo integran.

Esta misma semana, -el jueves-, Warren Buffett celebro aquí en New York su 88 cumpleaños, con un almuerzo benéfico que suele organizar siempre, y en entrevista concedida a CNBC explicaba porque ha aumentado su posición en Apple, y porque esa empresa tiene mucho futuro por delante. El “Oráculo de Omaha”, manejo un concepto que me parece que es importante subrayar . Decía que le gustan esa y otras empresas similares, porque se han convertido en “imprescindibles” para un gran universo de consumidores.

Es rigurosamente acertado. Es verdad que hay competencia y opciones para tener un teléfono inteligente en el mercado, pero cuando uno lleva usando Apple por una década, -y hay mucha gente haciéndolo-, como que no se esta dispuesto a cambiar de marca, hay unos lazos de fidelidad al líder, que por otro lado empujan a estar dispuesto a pagar cada vez un poco mas, “para seguir con el mejor”,  porque además el producto en si mismo, esta calificado en nuestra cabeza como un básico, un imprescindible.

Algo similar ocurre co Amazon o Google, ya sea en el tema de las compras online,  o de las búsquedas de información en la red. No es que no exista competencia, porque existe y es muy buena en muchos casos, de Wal-Mart a Nordstrom pasando por los históricos de la venta de catalogo, se pueden utilizar muchos otros proveedores en este país para comprar por internet. Pero una vez probado Amazon, resulta difícil abandonarlo, porque hay toda una serie de ventajas, que van de la facilidad en la navegación a la rapidez en el envío, que el cliente valora. Y tres cuartos de lo mismo en el tema de buscadores. La facilidad que ofrece Google, esta muy por delante de sus competidores, y el usuario lo aprecia. Lo dicho por  Warren Buffett es un punto. Las tecnológicas imprescindibles, -sin las que no podemos vivir – tienen mucho futuro aun por delante. Feliz Semana.







 
 
 


 




Domingo, 26 Agosto 2018 23:02

TRUMP OPINA SOBRE LA FED: IMPROCEDENTE

Este pasado lunes en declaraciones a Reuters, Donald Trump volvió,- por segunda vez en pocos días-, a opinar sobre la subida de tipos de interés de la Federal Reserve, -el banco central estadounidense-, diciendo que “no le gusta que haga eso”, “que la Fed debería ayudar mas al crecimiento”, dejando de subir ya los tipos de interés.

Como tantas otras cosas hechas por Trump desde la Casa Blanca en su posición de Presidente, opinar sobre la política monetaria del banco central estadounidense, y criticarla abiertamente, es profundamente improcedente. Porque por mandato, el banco central goza de independencia del ejecutivo, y aunque no esta escrito por ningún sitio, todos los presidentes anteriores han sido tremendamente cuidadosos en procurar no influir con sus declaraciones.

El tema tiene aun mas delito, cuando se recuerda, que el propio Trump utilizando la posibilidad que tenia de hacerlo, retiro de la presidencia de la Fed a Janet Yellen antes de que venciera su periodo de potencial mandato,  y coloco a Powell hace solo meses. Precisamente, -cada vez parece mas obvio-, que el cambio fue hecho en la esperanza de que Powell se sintiese “agradecido”, y siguiese mas los deseos del Presidente, que lo que de forma técnica y profesional, un presidente de la Fed debe seguir.

Pero resulta que al menos hasta la fecha eso no ha sido asi, y Powell esta desempeñando su puesto con total independencia y rectitud, a pesar de esas interferencias inapropiadas, que no nos extrañan cuando las vemos en Turquía con Erdogan, porque estamos ante un país con claras deficiencias en su sistema legal, separación de poderes, e independencia de instituciones, pero que si deben encender todas las alarmas, cuando se producen en Estados Unidos, -The Economist dedica portada a Trump y la legalidad-.

Los defensores de Trump, han dicho estos días, “que Trump no esta obligando a la Fed a que cambie sus políticas”, “solo manifiesta su opinion”. Pero es obvio que manifestar tu opinion cuando eres Presidente de Estados Unidos, sobre lo que esta haciendo el Banco Central del país, es extraordinariamente relevante e influyente. Eso como digo, explica porque anteriores presidentes han evitado hacerlo. Los intereses de la política monetaria, -porque tienen objetivos que van mas allá del día a día-, no coinciden a menudo con los tirones de crecimiento que desearía ver un Presidente del ejecutivo, cuando tiene elecciones cerca, o cuando le acosan problemas “de todo tipo y condición”. No se si me entienden. Feliz Semana.







 
 
 


 





 


 



 






 



 

 



 








 
 
 


 





 


 



 






 



 

 



 


 





 


 



 






 



 

 



 

Domingo, 19 Agosto 2018 16:50

EN DEFENSA DE ELON MUSK

Llevamos los medios semanas contándoles el turbulento tiempo que atraviesa Tesla y su creador Elon Musk. O más precisamente, la crisis profesional-personal que Musk, esta casi retransmitiendo en directo via tweets. Entre esas turbulencias, esta el haber anunciado que tiene la intención de sacar a Tesla de bolsa, pagando lo que haya que pagar, -que seria ciertamente mucho-.

Todo lo anterior y otras historias más, que seguramente ustedes conocerán ya bastante bien en este momento, han hecho que las últimas semanas las paginas de opinion especializadas, se hayan llenado de criticas a Elon Musk, y a su estado de salud mental. En este ultimo capitulo, entrando en algunas ocasiones en valoraciones de muy mal gusto, y ciertamente injustas.

Elon Musk, es un genio, es un creador, un emprendedor que ha aportado y aporta muchísimo al avance de la humanidad, con sus “locuras”, y que como decía esta misma semana la analista y columnista especializada en Silicon Valley, Kara Swisher, -utilizando un termino freudiano en su título-, es el “id”, la esencia, el “ello” de la tecnología actual. –articulo en The New York Times: “Elon Musk is the Id of Tech”-.
Por todo lo anterior, me parece fundamental hoy salir en defensa de la creatividad y las aportaciones ya hechas hasta la fecha por  Elon Musk, sobre todo en unos tiempos en los que Silicon Valley rebosa  “B.S.” vamos porquería, palabrería, e inventos que no van a ninguna parte, y son puro desperdicio desde que se inician hasta que se convierten en empresas millonarias, y luego, -con un poco de suerte-, van desapareciendo del mapa.

Quienes me leéis ya conocéis mi opinion al respecto. Creo que Silicon Valley esta en este momento, llena de inventos que no sirven para nada, que aportan “cero” al progreso de la humanidad. La lista es interminable, y lo más lamentable es la desafortunada asignación de recursos, -tanto de capital como de talento humano-, que se dedica a crear aplicaciones que sirven para ponerle orejas de gato a tu tia y enviarle una foto “simpática” a tu primo, o “chorradas” similares. Sobre todo como digo desperdicio de medios. Porque la gente inteligente que esta empleando su tiempo en hacer esos “inventos”, y el dinero que se esta poniendo en los mismos, podría estar destinado a buscar una cura para el cáncer, o en conseguir formas de energía limpia baratas, por citar solo dos objetivos “más allá de lo de las orejas de gato”.

Pues bien, aquí llego a mi punto, antes de que se me acabe el folio que debo llenar. Elon Musk, no esta para nada en ese grupo de talento desperdiciado. Sus ideas ciertamente a veces disparatadas, suponen siempre, o casi siempre un salto ambicioso para la humanidad. Su empuje en el tema de los autos eléctricos y las baterías solares, son un hecho. Y lo revolucionario de casi todo lo que hace, sencillamente esta ahí.
Así que creo que pase lo que pase, siga o no siga al frente de Tesla y de otros de sus proyectos, me parece vital no perder su creatividad.  Seguir disfrutando de su talento, aunque de vez en cuando haya que hacer un poco “oídos sordos”, cuando se le “hinche la vena”, “cuando se le crucen los cables”. Resumiendo por mi parte, todo el respeto. A pesar de que definitivamente mi opinion a fecha hoy, es que necesita unas vacaciones. Feliz Semana.






 
 
 


 





 


 



 






 



 

 



 


 




Domingo, 12 Agosto 2018 15:27

SÍ, LA ECONOMÍA DE EE.UU. SIGUE FUERTE

Aunque la pregunta de los analistas repetida de un tiempo a esta parte, esta referida a las probabilidades de no tardar en ver cierta desaceleración económica, -sobre todo porque estamos al final del ciclo de crecimiento, y mas aun, porque el Gobierno Trump no esta tomando las medidas necesarias para alargarlo-, lo cierto es que hoy por hoy la economía estadounidense sigue fuerte, e incluso podría alargar esa fortaleza mas de lo que algunos creen, si se corrigiesen algunas malas practicas. Que pueden corregirse.

La Federal Reserve en el ultimo comunicado de su mas reciente Comité Abierto, empleo en seis ocasiones la palabra “fuerte” al referirse a esta economía, sustituyendo la palabra “solida”, que había utilizado en comunicados previos. Es un dato valioso, porque la Fed, es muy prudente en sus valoraciones. Y si ha dado ese paso, es porque cree que hay razones para hacerlo. Lo cierto es que estamos en una situación de pleno empleo, con una característica atípica: los sueldos no están subiendo a la velocidad que debieran. Es cierto que suavemente algo mejoran, pero según el dato de CPI, (Indice de Precios de Consumo), e inflación, que conocimos este ultimo viernes, resulta que año a año la inflación nominal ha subido un 2,9% y los sueldos en ese mismo periodo un 2,7%. Es decir los sueldos incluso han perdido poder adquisitivo, -un 0,2%-, cuando se ajustan con la inflación.

El panorama que ciertamente es bueno para el cuadro macro del momento, -porque como digo, supone un escenario ideal de pleno empleo, aun con poca inflación y poca presión salarial-, puede sin embargo, y es de hecho a su vez, la principal variable que inquieta a medio y largo plazo. Porque en una economía hecha en tres cuartas partes por el consumo, es siempre fundamental, que los consumidores tengan dinero en sus bolsillos, y eso es precisamente lo que no esta mejorando últimamente.

Tienen más dinero en sus bolsillos las corporaciones y el uno por ciento de la población, pero no el resto. El recorte de impuestos de Trump nos ha traído una avalancha de recompra de acciones por parte de las corporaciones y aumento de dividendos, pero no mas inversiones, ni tampoco cambios estructurales que aseguren un mayor crecimiento sostenido. Y tampoco ayuda precisamente la retórica de las “guerras comerciales”, el proteccionismo, o las trabas a la inmigración.  De ahí vienen las dudas con el futuro de esta economía. Pero esas malas políticas económicas gubernamentales, pueden corregirse. Estamos a tiempo. Y  en un plazo, entre seis y doce meses, esta economía tiene aun combustible. Feliz semana.

Domingo, 05 Agosto 2018 16:06

APPLE SIGUE ENAMORANDO

Esa es para mí la conclusión de esta semana histórica para Apple, en la que la empresa ha alcanzado el récord histórico de tener una capitalización de un millón de millones de dólares, al tiempo que ha presentado unos resultados trimestrales estupendos, que manifiestan con claridad que su público sigue apreciando la marca, y está dispuesto a pagar lo que le piden.

Hace un tiempo ya la firma PetroChina en la bolsa de Shanghai había alcanzado ese récord de capitalización, pero la alegría duró poco, porque lo perdió a las pocas semanas, y hoy en día está lejos del mismo. Así que el récord de Apple es global, y además todo apunta a que, a diferencia de PetroChina, esta capitalización de Apple irá hacia arriba.
La acción de Apple ha subido un 50.000% desde 1980. Y la solidez y la consistencia de la empresa son sin duda algunos de los atractivos de su valoración. Apple ha construido un ecosistema completísimo y además una imagen de marca que sus clientes respetan. Es verdad que tiene muchos competidores, y que esos competidores en muchos casos lo hacen también muy bien. Pero los fans de Apple -si pueden-, no quieren dejar de estar con el líder, y -aquí viene el gran tema-: “están dispuestos a pagar un poco/bastante más por seguir teniendo en su bolsillo al número uno”.

En estos resultados del último trimestre, Apple ha aumentado en un 17% sus ventas y un 32% su beneficio. Pero sobre todo ha puesto de manifiesto que quienes pensaban que el iPhoneX, -a más de mil dólares de precio-, era una osadía peligrosa, estaban equivocados. El público es consciente de lo importante que es ese dispositivo en su día a día, y si puede -y aquí viene todo el tema aspiracional de marca, que tan bien maneja Apple-  no está dispuesto a pasar a una marca de segunda fila. Y ahora mismo, y hoy por hoy, desde un punto de posicionamiento de marketing, todas las que no son Apple, son segunda fila.

No es de extrañar movimientos de  inversores escépticos, como Warren Buffett, que tras décadas de no tocar esa acción, entró de forma decisiva hace dos años, comprando un 5% de la misma, lo que solo en dividendos le reporta más de 700 millones de dólares. Buffett justificó su decisión tardía y su escepticismo de años, pero hizo y hace desde entonces una defensa sin fisuras de la compañía “por el buen uso que hace de su capital”, pero también por lo “bien que sabe retener, fidelizar a sus clientes”. Ese sin duda es el mejor arte y activo de Apple, que por ahora sigue estando ahí: Enamorar a su público. Feliz semana.

Domingo, 29 Julio 2018 23:48

TRUMP DISTORSIONA LA REALIDAD ECONOMICA

Como hace de forma sistemática con una mayoría de temas. Trump esta semana ha vuelto a distorsionar la realidad económica de Estados Unidos, haciendo un show en los jardines de la Casa Blanca, absolutamente improcedente y confuso, para celebrar que esta economía esta creciendo un 4,1%. “La economía estadounidense esta creciendo a un ritmo record en 13 años”: Falso. La economía estadounidense ha crecido durante “los últimos tres meses, un 4,1%”: Realidad. Algo que no es ningún record.

La presidencia de Bush y la de Obama, tuvieron mas de cuatro trimestres creciendo por encima de esa cifra. Solo yendo al numero mas reciente, -para no aburrirles con demasiadas cifras-, en el segundo trimestre de 2014, con Obama como Presidente, esta economía creció un 5,1%.

Pues bien, todo lo anterior, para poner una vez mas de manifiesto, que cuando vean ustedes una manzana, aunque Trump,  o algún fan incondicional de Trump,  insista en que la manzana que ven es un plátano, una pera, o un melocotón, no lo crean. No se dejen hipnotizar. O idiotizar.  Es una manzana.  CNN repite ese estupendo aviso, y francamente hay que tenerlo presente 24 horas en estos tiempos de mentiras continuas, que confunden a quien no se dedica profesionalmente a analizar los hechos.

Volviendo al tema que nos ocupa,  la economía estadounidense en el segundo trimestre de 2018 creció un 4,1%, lo que como digo no es ningún record, y en absoluto significa que la economía este creciendo anualmente mas de lo que estábamos esperando.  Al numero se llega en buena medida, paradójicamente, porque los chinos han aumentado de forma espectacular las importaciones de soja estadounidense para abastecerse de este producto antes de que se pongan en marcha los aranceles anunciados. Y lo que es peor una mayoría de analistas objetivos, tienen fundados argumentos en que este 4,1% pueda ser la cumbre de crecimiento impulsada por el corte de impuestos de 2017, que ha recalentado las ganancias de corporaciones y del 1% de ciudadanos, pero que no ha cambiado las condiciones estructurales de la economía,  y no está fomentando el consumo como seria deseable.

Sin embargo el gasto público sigue creciendo, es decir el déficit público está disparándose, El gobierno recauda menos, y emite mas bonos del tesoro de lo que seria deseable, y con ese panorama,- y aunque a Trump no le guste, vean mi anterior columna-,  la Fed no va a dejar de subir los tipos de interés. Y el resultado de todo esto puede ser perfectamente, un parón  del crecimiento, antes de lo deseable. Esa es la manzana. Feliz Semana.

Domingo, 22 Julio 2018 17:10

FED: TRUMP OPINA SOBRE LO QUE NO DEBE

Este pasado Jueves, Donald Trump en entrevista con la CNBC, se manifestó de la siguiente manera: “No estoy entusiasmado (…) No me gusta  ver cómo los tipos de interés están subiendo”. Vamos que en su opinion Jerome Powell, Presidente de la Federal Reserve,  no debería estar subiendo tanto los tipos de interés.

Por supuesto no dijo, -al menos no todavía-, que vaya a dar instrucciones para que eso se haga a su gusto. Pero el mero hecho de pronunciarse sobre lo que hace, o deja de hacer la Fed, explicando con claridad cual es su preferencia, rompe toda la tradición existente en este país, en lo referido a la independencia que debe existir entre el Presidente del ejecutivo y el Presidente del banco central estadounidense. La regla es muy fácil, el Presidente del ejecutivo, no debe dejar ver cual es su preferencia, precisamente para no poner presión, para no influir en lo que hace la Fed.

Una vez más los defensores de Trump han hecho un razonamiento para intentar salvar el disparate: “bueno no esta obligando a la Fed a que haga nada, solo esta diciendo lo que le gustaría que hiciera la Fed, manifestando su opinion”. Pero ahi esta el problema. Lo suyo es que no sepamos si al Presidente le gusta, o le deja de gustar, lo que hace la Fed, porque lo suyo es que la Fed sea independiente del ejecutivo y ponga en marcha la política monetaria que crea que es mas adecuada para la economía del país, no la que le gusta al Presidente del ejecutivo.

Otro argumento exculpatorio de Trump que he oído sobre el tema esta semana, es “que estamos en otros tiempos”, “ que todo el mundo tiene derecho a expresar su opinion”. Pues mire usted, tampoco. Precisamente porque un Presidente y una Casa Blanca es tremendamente poderosa, - y entre otras prerrogativas tiene la de haber elegido al propio Jerome Powell-,  y porque su opinion influye de una forma que no es igual a la de “todo el mundo”. Por eso precisamente, hay que exigir al ejecutivo, que se comporte con una pulcritud y diligencia especial.

Afortunadamente sin embargo, muchos analistas y observadores cualificados, -entre ellos el ex secretario del Tesoro Larry Summers , o  Michael Feroli, Economista-Jefe de J.P.Morgan-Chase-, decían esta semana, que en su opinión, el efecto en la Fed será justo el contrario al que busca Trump. Vamos que la Fed después de unas declaraciones tan fuera de lugar como las comentadas, será aun mas estricta en cumplir con la independencia del ejecutivo que le exige su estatuto. Que así sea.  Feliz Semana.





Domingo, 15 Julio 2018 19:22

WALL STREET: “INCERTIDUMBRE TRUMP”

Wall Street ha introducido, desde que ha comenzado 2018 en su quehacer diario, una nueva incertidumbre que no estaba ahí en 2017: La “Incertidumbre Trump”. Esa incertidumbre se “dejo a un lado” en 2017, porque para el siempre pragmático mundo del dinero, -al menos para una parte importante del mismo-, más que los negativos que suponía obviamente la Casa Blanca de Trump desde el día uno de la toma de posesión, estaba el conseguir el objetivo recorte de impuestos, y determinados cambios en la regulación. Y esos dos temas se repitieron hasta la saciedad en el 2017, como “positivos”. Pero una vez conseguidos, Wall Street ha empezado a enfocarse más y más en la incertidumbre y el desequilibrio que las políticas de Trump introducen, ya no en la economía estadounidense, sino mundial.  

Eso es lo que explica, que con unos resultados empresariales sencillamente espectaculares, y con unos datos económicos excelentes también en estos últimos meses, las bolsas estén actuando de forma espasmódica, subiendo y bajando, y dando como balance anual un resultado muy pobre en la mayoría de índices, -el Dow Jones sencillamente esta entrando y saliendo continuamente en balance negativo para lo que va de año-.

La reflexión,-que esta aun en el sótano, pero cada día sale más a la luz-, es que las políticas económicas de la actual Casa Blanca, son una autentica calamidad. Un desastre. Una bola de nieve que va rodando y rodando por la geografía mundial arrasando con convenciones y practicas civilizadas, que son imprescindibles para el buen funcionamiento de la economía global, y que nos van a perjudicar a todos de una manera u otra en el medio plazo.

Tomemos por ejemplo el tema de las guerras comerciales. Nadie objeta que China tiene que ir acomodándose a las reglas de comercio mundial, y mejorando sus actuaciones en todo orden de cosas, desde la propiedad intelectual hasta la liberalización real de su mercado. Pero todo ese cambio debe hacerse dentro de una acción  coordinada con el resto del mundo, y en el marco de organismos como la Organización Mundial del Comercio, que para eso están . No desde una guerra comercial “sin cabeza”, iniciada por Trump para agradar a sus seguidores en plan “macho alfa”,  que además de estar llena de incongruencias y estupidez, tendrá cero efectos positivos, y solo fomentara el caos, y ese efecto “bola de nieve”. Que “en lo que dure”, -porque eso si, tiene fecha de caducidad, no lo duden-, erosionara economías y mercados de medio mundo, de forma temeraria y gratuita. Feliz Semana.