Alvaro Pereyra

Alvaro Pereyra

Director, Sinopsis Bursatil
Domingo, 20 Agosto 2017 15:40

EL MERCADO ESTA SEMANA

Hace varias semanas que los agentes de mercado están tratando de determinar la prima por riesgo política y geopolítica que emana de la administración Trump ya sea por los conflictos internos de los distintos grupos de poder y/o alternativamente de las marcadas tensiones entre el gobierno estadounidense y el norcoreano que se han engendrado desde principios de mes. Partimos la semana con una transición pasando de los dimes y diretes entonados por Trump y Kim Yong-un hacia un problema racial interno del país tras que el sábado anterior (12 de agosto) muriese una persona ante demostraciones raciales que se llevaron a cabo en la ciudad de Charlottesville, Virginia, que inicialmente pasó completamente desapercibido. De hecho, tras intervenciones diplomáticas y el desinteres por parte de Ypng-un de bombardear Guam los índices accionarios tomaron vuelo dejando al S&P 500 en torno a 2,470 puntos rápidamente y la tasa soberana a 10 años en torno a 2.29%, como si la prima por riesgo se hubiese disipado. No obstante, tras el cierre de mercado Trump optó por dar una conferencia de prensa argumentando que el conflicto suscitado durante el fin de semana tenía dos culpables dando a entender de que los pacifistas tenían igual magnitud de culpa que los neo nazis y la derecha alternativa (Alt-Right) empoderados bajo la nueva administración. Lamentablemente, la falta de claridad y aparente condonación del Presidente ante la muerta de una protestante anti racial generaron una molestia no sólo dentro del partido republicano, sino del empresariado. Durante las siguientes horas varios CEO de las principales empresas estadounidenses optaron por abandonar y renunciar a los concilios presidenciales de “manufactura” y “estrategia y políticas públicas” llevando a que el miércoles el mismo presidente, a través de su cuenta Twitter, los desmontase. Horas más tarde el gobierno anunció que el concilio de “infraestructura” tampoco se llevaría a cabo, aislando al gobierno de apoyo político y privado. La semana terminó finalmente con la renuncia del principal estratega político del gobierno, Steve Bannon, asociado a la extrema derecha, acompañado de su principal asesor privado, el magnate Carl Icahn. En este entorno vimos como el S&P 500 se desinfló durante la segunda mitad de la semana cerrando en 2,426 puntos, el piso de la banda técnica en la cual venía operando durante el periodo estival. La tasa a 10 años, a su vez, cerró la semana en 2.2% a pesar de que los datos macroeconómicos publicados en la semana ratifican el buen dinamismo que viene imprimiendo la economía estadounidense en lo que va del tercer trimestre. Entre medio de aquello, la Reserva Federal optó por mandar un mensaje dividido en relación a los próximos pasos monetarias que dará en lo que resta del año añadiendo, en parte, a la confusión de mercado. Finalmente, la semana terminó con dos ataques terroristas en Europa partiendo con la muerte de 14 personas fallecidas y un centenar de heridos en Barcelona y otro en Finlandia que dejó a dos muertos y una decena de heridos.        

Esta semana habrá un sin número de intervenciones verbales por parte de distintas autoridades monetarias que estarán participando del simposio económico anual del Jackson Hole, Wyoming que se llevará acabo entre el 24 al 26 de agosto cuyo temario en esta ocasión es “Fomentando una Economía Global Dinámica”. Aun cuando no se espera que la Presidenta de la Reserva Federal (FED), Janet Yellen, realice ningún anuncio nuevo en relación a la política monetaria puede que argumente formalmente el recorte del balance del instituto emisor como un factor fundamental para la normalización de la actividad económica. Con ello señalando que habría un anuncio formal entre el 18 y 19 de septiembre por parte de la FED para desinvertir parte de los intereses y capital en pos de reducir su balance.

Por su parte también estará interviniendo el Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien seguramente argumentará que la región aún necesita los estímulos monetarios dada la muy baja inflación (de sólo 1.3%) que se mantiene lejana a la meta de 2%. Entre medio tendremos, a partir del miércoles, las lecturas preliminares de actividad manufacturera mundial PMI que nos darán un sentido de cómo se viene plasmando el tercer trimestre del año. El foco estará puesto en los datos de India que demostrasen una contracción en el mes de julio producto de la implementación de un nuevo sistema impositivo. En Estados Unidos la mirada estará puesta en datos relacionados al sector inmobiliario que incluyen la serie de precios FHFA, ventas de viviendas nuevas y usadas. En Europa se publicará la confianza del consumidor mientras que en Alemania se darán a conocer las encuestas ZEW e Ifo conjuntamente con la segunda lectura del crecimiento del PIB. Por ahora la inflación al productor en Alemania logró mantenerse en 2.3% (desde 2.4%). En el Reino Unido el foco estará puesto en el dato del PIB mientras que en Japón se publicarán los datos de inflación, siempre esperados para determinar si es que toman algo de vuelo. En el frente empresarial ya tendremos el remanente final de las utilidades trimestrales incluyendo American Eagle Outfitters, HPQ, Intuit, JM Smucker, La Z Boy, Lowe’s, Sears, Staples, Tiffany y Toll Brothers con ello cerrando la temporada de resultados. Finalmente, mañana todo el mundo estará preocupado del eclipse solar que afectará al hemisferio norte y que por unos tres minutos permitirá ver estrellas a medio a día.  

Durante el fin de semana daría la impresión que el Presidente Trump estuvo tratando de hacer “control de daños” mandando mensajes, a través de su cuenta Twitter, aplaudiendo la labor de los estamentos policiales ante las protestas masivas que se llevaron a cabo en Boston argumentando en esta ocasión que no hay espacio para el “racismo y odio”. Parte de dichas actividades fue la partida de su asesor Bannon quien tenía una afinidad muy cercana a la “derecha alternativa” o “extrema derecha”. Por su parte Bannon no se quedó de brazos cruzados ya que inmediatamente tomó el cargo de un medio de prensa online argumentando que ahora estará con grados de libertad para criticar a los “demócratas” que quedaron asesorando al gobierno. Sin embargo, faltará saber por ahora como Trump reinventa la relación con el partido republicano y determina como atraer al empresariado nuevamente a la mesa. No nos debemos olvidar que parte del entusiasmo bursátil venía de la mano de mayor gasto fiscal en infraestructura y defensa, reformas al sistema tributario y un proceso de desregulación más profundo. No obstante, sin apoyo político y privado el gobierno tendrá que correr cuesta arriba. Por lo que estas próximas semanas serán críticas para determinar cómo Trump encanta a dichos sectores para recibir apoyo hacia delante. Parte de los argumentos que utilizará serán que prácticamente no queda ninguno de sus principales asesores que entraron con él al gobierno. No obstante, sólo faltará un “tweet” mal redactado o desentendido para que las susceptibilidades vuelvan a florecer. La nueva tanda de asesores seguramente le pedirá al Presidente más cautela en sus comentarios ya que aislado de dos estamentos con voz y voto será difícil reconstruir aun cuando él personalmente pueda vivir en un caos político ad eternum.    

Tras todo este escándalo político quedaron a trastienda no sólo los últimos datos macroeconómicos del país sino también las actas de la FED en las cuales se puede fácilmente concluir que se han generado dos grupos dentro del Comité Abierto en relación a los programas monetarios que se tienen por delante. Por un lado, consta que uno grupo quiso formalmente empezar el programa de recortes de activos fijos en dicha reunión bajo la presunción de que la inflación giraría más de lo esperado en el segundo semestre del año. Sin embargo, en el otro bando están aquellos como Robert Kaplan (FED de Dallas) y Charles Evans (FED de Chicago) que están preocupados por el “inusual” proceso de desinflación y que habría que esperar una serie estadística más completa antes de proceder. Entre medio de esta discusión acerca de la política monetaria las ventas retail mostraron una reaceleración expandiéndose del orden de 4.2% (desde 3.4%) mientras que la producción industrial lo viene haciendo del orden de 2.2% (desde 2.1%) ambas cifras ratificando un crecimiento más robusto durante el tercer trimestre del año. La única cifra que generó consternación fue la del sentimiento del consumidor que alcanzó los 97.6 puntos (desde 93.4 puntos) siendo que la retórica política en la última quincena debiese haber generado algo de preocupación también reflejado en la aversión al riesgo que se registró en los mercados bursátiles. No obstante, el Conference Board argumentó que las encuestas realizadas no incluían los acontecimientos de los últimos días por ende se podría esperar un desajuste en la lectura revisada de final de mes.    

Otro de los elementos que quedó en el olvido ayer fue el inicio de la renegociación que se está llevando a cabo entre Canadá, Estados Unidos y México en relación al acuerdo del Nafta. Por ahora se ha determinado que las diferencias serán evaluadas bajo el marco que se había utilizado para el acuerdo del TPP que fue formalmente rechazado por la administración Trump. No obstante, de aceptar gran parte de los acuerdos suscritos puede que la negociación tripartita sea más ágil de lo que todos esperan.

Entre medio en la Euro Zona la inflación del mes de julio se ratificó en 1.3% mientras que las exportaciones sufrieron un traspié al expandirse del orden de 3.9% (desde 12.9%) mientras que las importaciones lo hicieron en 6.2% (desde 16.4). En el Reino Unido las ventas retail, como se esperaba, también sufrieron un traspié al crecer sólo 1.3% (desde 2.8%). En Japón los datos de comercio internacional fueron más robustos de lo esperado con las exportaciones creciendo 13.4% y las importaciones 16.3%. 

Finalmente, en el frente empresarial Home Depot anunció que sus ventas por metro cuadrado equivalente se expandieron del orden de 6.3% durante el segundo trimestre del año esperando terminar el año 2017 con ventas expandiéndose del orden de 5.5%. Las utilidades fueron de US$2.25 por acción versus los US$2.21 que tenía contemplado el mercado. Por su parte, Walmart registró un crecimiento en ventas por metro cuadrado equivalente de 1.8% mientras que el negocio online registró un sorprendente crecimiento del orden de 60% en relación a igual trimestre del año anterior. Aun así el precio de ambas acciones terminaron la semana ajustándose del orden de -4.8% y -1.4%, respectivamente. Esta última semana marcará el fin de la temporada de resultados donde el crecimiento en ventas cerrará del orden de 5.2% mientras que las utilidades se habrán expandido 10.1%. 

Domingo, 13 Agosto 2017 17:03

EL MERCADO ESTA SEMANA

Hasta el lunes pasado parecía que los principales índices accionarios estadounidenses no tenían ningún obstáculo por delante para seguir trepando de manera consecutiva alcanzando sus máximos históricos sobre la base de que las principales autoridades monetarias mundiales están preocupadas del resentido y prolongado proceso inflacionario teniendo que mantener extensivas medidas pro cíclicas, la economía mundial viene mostrando signos de un crecimiento más robusto y finalmente, las utilidades asociados a empresas del S&P 500 vienen creciendo de manera sostenida durante el primer semestre del año.

Sin embargo, a partir del lunes en la madrugada un informe producido en Japón de que Corea del Norte habría miniaturizado misiles nucleares de largo alcance, cambió la retórica de los mandatarios estadounidense, Donald Trump, y norcoreano, Kim Yong-un, generando un nivel de tensión geopolítica que hizo que muchos inversionistas tomasen refugio. Por un lado, Trump argumentó en más de una ocasión que Corea del Norte debía dejar de amenazar a Estados Unidos acerca de un posible acto bélico sino se encontraría con “fuego, furia y poder” que el mundo jamás ha visto. Ello inmediatamente fue replicado por el gobierno de Kim Yong-un señalando que dicho país se encontraba detallando un ataque a Guam, ya que dicha isla, -territorio estadounidense en la región asiática-. Yong-un anunció a que alrededor del 15 de agosto los militares norcoreanos estarían mandando misiles por encima de Japón hacia Guam. Guam es el foco de conflicto ya que desde esa base militar estadounidense se están llevando a cabo ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur en la península coreana, algo que Yong-un ve como una amenaza a su gobierno. Terminamos la semana con Trump amenazando una vez más al gobierno norcoreano argumentando que el estamento militar estadounidenses estaba preparado armado y dispuesto a atacar utilizando jerga militar “lock and loaded”. Para colmo de males ayer el matutito The New York Times le dedicó varias páginas al conflicto siendo la más llamativa una donde se hace un detallado análisis bélico de los posibles escenarios. El informe tiene un nivel de detalle que genera escalofríos ya que parecería que el matutino habría tenido acceso (directo o indirecto) a algún “briefing” del Presidente Trump con el consejo militar delegado.

Habiendo señalado lo anterior aún parecería que con la intervención de China, Japón, Naciones Unidas y Rusia podría buscarse una solución diplomática en pos de una desescalada bélica. Sin embargo, los tonos de los dimes y diretes siguen subiendo, con amenazas de ambos países sin precedente en varias décadas. Fue así que en la semana los agentes de inversión empezaron a recortar sus posiciones en renta variable dejando al Dow en 21,858 puntos (-1.1%), el S&P 500 cerró en 2,441 puntos (-1.4%) y el Nasdaq cedió -1.5% quedando en 6,257 puntos. El índice de volatilidad (VIX) que a principios de la semana se encontraba por debajo de 10 puntos rápidamente se encumbró hacia 15.5 puntos a medida que los tonos bélicos con los cuales se están dirigiendo los mandatarios van in crescendo. Por su parte la compresión de tasas a nivel global también se dejó sentir dejando a la tasa soberana estadounidense en 2.19% mientras que las de los Bund alemán cedió hasta 0.38%. Es bajo este escenario que los mercados europeos cedieron -2.8%, los asiáticos se ajustaron en promedio -2.2% y los regionales latinoamericanos en sólo -0.6%.       

Esta tercera semana de agosto continuará al son de los verbos que utilicen Trump y Yong-un a medida que nos acercamos al 15 de agosto fecha en que los militares norcoreanos estarían mandando misiles por encima de Japón hacia Guam, territorio estadounidense. Lamentablemente, a este punto, y a menos que en las próximas 48 horas haya un esfuerzo diplomático internacional aquella fecha se vuelve imperante para que algunos de los dos mandatarios tomen medidas sustentando la palabrería que vienen utilizando. Sin embargo, ambos, lamentablemente, vienen actuando varios meses en pos de poner en ejercicio actos bélicos.

Por el lado macroeconómico, se publicarán las actas de la última reunión de la Reserva Federal conjuntamente con datos de producción industrial, sentimiento del consumidor y ventas retail. Por su parte en Europa se publicará la lectura del PIB del segundo trimestre seguido también por las actas del Banco Central Europeo. En el Reino Unido habrá una batería de datos incluyendo el desempleo, inflación y ventas retail. En China en un par de horas más se publicarán la producción industrial (actualmente en 7.6%) y ventas retail (actualmente 11%). Finalmente, en India tendremos los datos de inflación tras conocerse que la producción industrial de dicho país se resintió soberanamente al contraerse -0.1% desde 2.8% el mes anterior.

En Estados Unidos el sector bancario estadounidense otorgó US$12,400 millones en créditos de consumo promediando US$15 mil millones mensuales, lo cual se compara desfavorablemente con los US$19 mil millones mensuales otorgados en el 2016. Por ahora la tasa de crecimiento de dicho crédito se viene desacelerando hacia 5.7% desde el 6.5% al cual se venía expandiendo a principios de año. Puede que esta leve desaceleración se deba al inusual comportamiento que viene registrando la estructura de tasas donde la parte corta de la curva se ha desanclado levemente mientras que el movimiento no ha sido paralelo ya que la tasa a 30 años se ha mantenido cercana a la tasa que se venía registrando hace un año atrás. Entre tanto las peticiones iniciales de desempleo en Estados Unidos se mantuvieron girando en 244 mil mientras que las lecturas de inflación al productor e inflación al productor subyacente cedieron marginalmente hacia 1.9% (desde 2%) y 1.8% (desde 1.9%), respectivamente. Por su parte los datos de inflación mostraron nuevamente una economía que crece de manera más fortalecida, pero que a pesar de ello la inflación general sigue sin repuntar hacia la meta de la Reserva Federal. La inflación del mes terminó en 1.7% (desde 1.6%) mientras que el dato subyacente lo hizo en 1.7% sin cambio alguno.

Ahora el ajuste bursátil también vino acompañado de un ajuste más profundo por parte de las empresas del sector retail que reportaron sus resultados trimestrales en la semana. En el caso de Macy’s el precio de su acción cedió -10% mientras que la de Kohl’s lo hizo en -6% y la de Dillard’s lo hizo en -15%. Por su parte, el precio de JC Penney cedió -16.7%. La única acción que recuperó parte del terreno perdido fue  Nordstrom’s que después de haber cedido -4% tras la entrega de resultados terminó subiendo +2%, ello porque sus ventas por metro cuadrado equivalente (SSS) se expandieron del orden de 1.7% durante el segundo trimestre del año. Las SSS de Macy’s se desajustaron -2.8% mientras que las de Kohl’s lo hicieron del orden de -0.4%. Por ahora daría la impresión que la industria sigue enfrentada a un entorno cambiante liderado por empresas como Amazon y Alibaba cuyo foco es online. Esta semana que viene estarán reportando entre muchas otras Home Depot y Walmart incluyendo a Cisco, Coach, Dick’s Sporting Goods, Gap y Staples. Por su parte, el precio de la acción de Snap cayó magistralmente del orden de -14% tras que las cifras de usuarios y el ingreso por usuario entrasen por debajo de las expectativas de mercado. La empresa anunció que al cierre del segundo trimestre tenía 173 millones de usuarios lo que es un soplo en comparación a los más de 2 mil millones que tiene Facebook al mes. Cabe destacar que las ventas del segundo trimestre para las empresas del S&P 500 es de 5.1% mientras que las utilidades se vienen expandiendo del orden de 10.2% en relación a igual trimestre del año anterior.

En Japón las ordenes de maquinaria cedieron significativamente hacia -5.2% (desde 0.6%) mientras que la inflación al productor se mantuvo en 2.6% desde 2.2%.  Por su parte el índice terciario nipón se expandió 1.1% (desde 1.5%) ratificando la mejoría que viene registrando su economía.

En el frente inflacionario cabe destacar que el dato general en China sufrió un leve retroceso cerrando el mes en 1.4% (desde 1.5%) mientras que la inflación al productor, que venía cediendo en meses recientes, se mantuvo en 5.5% por segundo mes consecutivo. A pesar de la caída en los precios de los alimentos del orden de -1.9% año a año la inflación proveniente de los productos y servicios no alimenticios continúa expandiéndose del orden de 2.3% año a año. Por su parte, el sector exportador se resintió marginalmente expandiéndose del orden de 10.8% (desde 11.3%) mientras que las importaciones lo hicieron en 17.5% (desde 17.2%). Daría la impresión que la prolongada apreciación del yuan hacia Y$6.70 por dólar en los meses recientes estaría afectando al sector exportador. Es de esperar que las autoridades monetarias no adopten ninguna medida extraordinaria ya que la economía se viene expandiendo del orden de 6.9% y la tasa de instancia monetaria se encuentra en 4.35%. A su vez las autoridades han evitado una salida de fondos del país por ende la tasa real sigue siendo atractiva (casi del 3%) en relación a otras alternativas de inversión.

En la región, el Banco Central de México decidió mantener su tasa de instancia monetaria en 7% quedando a la espera de que la apreciación del peso mexicano se traspase a la inflación, cifra que se encuentra actualmente en 6.4% año a año. Por ahora la paridad cambiaria se encuentra MXN$18 por dólar después de haberse apreciado hasta MXN$17.50 hace sólo un mes atrás.

Finalmente, el precio del petróleo cedió hacia US$48.20 el barril ya que los países de la OPEP continuaron aumentando su producción durante el mes de julio a pesar de las restricciones de producción auto impuestas a finales del año anterior. Sin embargo, cabe destacar que la Agencia de Energía Internacional argumentó que la demanda va tomando tracción y que las medidas para reducir la oferta mundial se van disipando.

Miércoles, 09 Agosto 2017 10:33

ESCALOFRÍO GEOPOLÍTICO

En nuestra última edición semanal habíamos abordado la extremadamente baja prima por riesgo que le estaban asignando los agentes de inversión al riesgo que emanaba del frente político estadounidense y el tenso ambiente geopolítico centrado en el comportamiento de Corea del Norte, que hasta la fecha parecía irrelevante en un contexto donde el optimismo era desbordante. Sin embargo, el martes el tono y las palabras que utilizó el Presidente Trump para referirse al conflicto generó escalofríos tras que mencionase que Corea del Norte debe dejar de amenazar a Estados Unidos sino se encontrará con fuego, furia y poder que el mundo jamás ha visto. Ello inmediatamente fue replicado por el gobierno de Kim Yong-un señalando que dicho país se encontraba detallando un ataque a Guam que es un territorio estadounidense en la región asiática. 

Es así que el rally que se venía plasmando en Estados Unidos el día de ayer se desinfló en cuestión de minutos dejando nuevamente al S&P 500 levemente por debajo de 2,475, el techo de la banda en el cual viene operando en el corto plazo. Por su parte vimos como el mercado japonés se desajustó -1.3% y los mercados europeos vienen cediendo del orden de -1%. El problema de los comentarios que van y vienen es que como suele ocurrir habrá un punto sin retorno diplomático donde las partes tendrán que actuar para no perder credibilidad. Ya sabemos del historial de guerra que tiene Trump en el breve periodo de presidencia enviando misiles a Siria y dejando caer la “madre” de todas las bombas en Afganistán en el mes de abril. Por ahora, la única ventaja diplomática existente es que tanto China como Rusia acordaron junto al resto de la comunidad internacional las sanciones económicas impuestas por las Naciones Unidas el fin de semana pasado, con ello aislando al gobierno de Kim Yong-un pudiendo hacerlo reflexionar acerca del siguiente paso que dará, ya sea este bélico o diplomático.

Por su parte, algunos hicieron memoria a las palabras utilizadas por el Presidente Harry Truman el 6 de agosto del año 1945 cuando anunció que Estados Unidos había detonado una bomba atómica en Japón argumentando que si no dicho país no se adhería a los acuerdos planteados Estados Unidos desplegaría poder como jamás había visto el mundo con antelación. En este contexto también vimos como las tasas soberanas a nivel mundial se comprimieron dejando a la tasa a 10 años estadounidense girando en torno a 2.24% mientras que el yen, dada la proximidad a la zona de conflicto, se apreció dejándolo en ¥109.80. A medida que los dimes y diretes entre Trump y Kim Yong-un van en escalada algunos inversionistas optarán por resguardar sus ganancias regionales devolviendo sus fondos a Japón a la espera del posible desenlace de eventos en los próximos días. Finalmente, no nos debemos olvidar que Trump podría también estar utilizando este conflicto a favor de su administración tapizando los titulares de prensa mientras que la investigación acerca de Rusia y la relación con el séquito de Trump queda en el trasfondo.   

Sin embargo, uno de los eventos bursátiles más importantes en la sesión de ayer, que fue completamente opacado por los acontecimientos geopolíticos, fue la extensa entrevista que otorgó el CEO de JP Morgan Chase, Jamie Dimon, a un medio de televisión especializado, donde aparentemente se desdijo sutilmente de los comentarios que había esgrimido durante la entrega de resultados trimestrales hace un par de semanas atrás. En un tono cordial y hasta cuasi ministerial habló de la grandeza del país y la colectividad necesaria para mejorar la imagen del país. Reiteró la necesidad de una reforma tributaria sin identificar a culpables del desmán político existente. No obstante, aprovechó una de las preguntas para argumentar que a este punto él no compraría deuda soberana de “ningún país” dado el proceso de experimentación monetario que se viene por delante a medida que los bancos centrales van revirtiendo los programas de liquidez. Sin entrar en detalle argumentó superficialmente que la tasa de los bonos del tesoro a 10 años podría sufrir un evento inesperado alcanzando con ello, con una probabilidad remota, generar un evento disruptivo de mercado.

Estos comentarios en cualquier otra circunstancia pudiesen haber tenido un impacto sobre la estructura de tasas ya que uno de los principales bancos estadounidense está argumentando la falta de interés por instrumentos soberanos de largo plazo sumándose al desinterés que formalizará la Reserva Federal en septiembre al dejar de reinvertir los vencimientos en papeles soberanos. Habiendo denotado aquello la tasa a 10 años tomó la dirección opuesta cediendo -3 puntos base hacia 2.24% contradiciendo la latente preocupación de Dimon quien se abstuvo de argumentar que el mercado de renta fija estadounidense se encuentra en una burbuja, como dio a entender hace un par de años atrás cuando las tasas se encontraban sustancialmente más bajas.   

 

En el frente inflacionario cabe destacar que el dato general en China sufrió un leve retroceso cerrando el mes en 1.4% (desde 1.5%) mientras que la inflación al productor, que venía cediendo en meses recientes, se mantuvo en 5.5% por segundo mes consecutivo. A pesar de la caída en los precios de los alimentos del orden de -1.9% año a año la inflación proveniente de los productos y servicios no alimenticios continúa expandiéndose del orden de 2.3% año a año. Por ahora, es de esperar que las autoridades monetarias no adopten ninguna medida extraordinaria ya que la economía se viene expandiendo del orden de 6.9% y la tasa de instancia monetaria se encuentra en 4.35%. A su vez las autoridades han evitado una salida de fondos del país por ende la tasa real sigue siendo atractiva (casi del 3%) en relación a otras alternativas de inversión. Durante el fin de semana se estarán publicando los datos de actividad económica del mes incluyendo la producción industrial (actualmente en 7.6%) y ventas retail (actualmente 11%). 

Domingo, 06 Agosto 2017 15:57

LOS MERCADOS ESTA SEMANA

El mundo financiero esperó pacientemente los resultados de Apple para determinar si es que el engranaje con el cual viene trepando el mercado bursátil mundial fuese sustentado por los fundamentos que rigen en meses recientes. Dada la prominencia manufacturera mundial y la importancia bursátil de Apple los agentes de inversión optaron por hacer antesala antes de adoptar nuevas estrategias de inversión esperando, tal vez, que la empresa pudiese sufrir un traspié en su cadena comercial. Sin embargo, los resultados del gigante tecnológico reflejaron: 1) Una demanda mundial que va tomando tracción en todas sus líneas de negocios; 2) Una demanda estadounidense a la espera de la introducción de  nuevos productos para el periodo pre navideño; 3) Un beneficio adicional en los trimestres siguientes naciente de la reciente depreciación del dólar a nivel global; 4) Un exceso de liquidez sin precedente dándole grados de libertad futura y finalmente; 5) Planes de inversión sustanciales para continuar creciendo incluyendo programas de inversión en manufactura estadounidense. 

Fue así que las ventas de la empresa se expandieron del orden de 7% y las utilidades lo hicieron en 12% marcando utilidades por acción de US$1.67 versus US$1.57 que había estimado el mercado. Las ventas físicas de los iPhones mostraron una expansión del 2% mientras que las ventas físicas de los iPads crecieron del orden 15% revertiendo completamente la tendencia que se venía registrando hace varios años. Entre medio la empresa registró US$261 mil millones en efectivo expandiéndose del orden de 13% año a año. El único aparente problema que tiene Apple hoy es que casi 94% de la liquidez que tiene esta fuera del país por lo que ésta estaría esperando a que el gobierno estadounidense le dé al empresariado una concesión impositiva para que puedan repatriar estos montos e invertir en el país. Todo ello finalmente se tradujo en un repunte de casi 4.6% en el precio de su acción la cual se encumbró en US$156.40 con ello arrastrando al Dow hacia su máximo histórico de 22,093 puntos mientras que el S&P 500 cerró la semana en 2,477 puntos a sólo un respiro de sobre pasar su umbral histórico.

 Lo anterior aparte, el sustento bursátil viene acompañado de: 1) Una economía que va tomando tracción con un crecimiento económico estimado en 3.7% para este tercer trimestre del año escoltado de un robusto mercado laboral que generó 209 mil nuevos empleos en el mes de julio; 2) Una Reserva Federal que está aún cauta en relación a la evolución de la inflación a tal punto que la tasa a 10 años se ha comprimido hacia 2.26% a pesar de que la tasa de desempleo cedió nuevamente hacia 4.3% (desde 4.4%); 3) Las utilidades de la empresas del S&P 500 vienen creciendo del orden de 10.1% lideradas por una expansión en ventas del orden de 5.1%; 4) Un crecimiento global reflejado en los datos de actividad PMI compuesta publicados en horas recientes y finalmente; 5) Una asignación extremadamente baja al premio por riesgo dado el convulsionado ambiente político estadounidense y la creciente tensión geopolítica mundial con Corea del Norte como eje central de la discusión. 

Por lo demás, el mes de agosto empezó con el Banco Central de Inglaterra manteniendo su política monetaria pro-cíclica sin adoptar nuevas medidas mientras que el Banco Central de India optó por rebajar su tasa hacia 6% (-25 puntos base) dado otro shock sobre la economía tras la introducción de un nuevo sistema impositivo en el mes de julio. Finalmente, el Presidente brasileño, Michel Temer, no será enjuiciado por actos de corrupción tras que la Cámara de Representantes no votase a favor de un juicio político en contra del mandatario.  

Esta segunda semana de agosto partirá en Estados Unidos con el dato acerca del otorgamiento de créditos de consumo. Y veremos si es que la banca continuó recortando los créditos automotrices como lo viene haciendo desde principios de año. Entre medio se publicarán los datos de inflación al productor y los de inflación general acompañados de intervenciones verbales por parte de distintos miembros de la FED quienes empezarán atenuar el comportamiento del dólar en semanas recientes. También se conocerán los datos de inflación en Alemania y el crecimiento económico del segundo trimestre del año en Japón. En China partiremos con los datos de inflación para el terminar el subsiguiente fin de semana con los datos de actividad económica del mes de julio. El frente corporativo incluirá los resultados del sector retail incluyendo a empresas como Kohl’s, Macy’s y Nordstroms sumándose entre otras Avis, CVS, Dean Foods, Disney, Hertz, Valeant y Zillow. Finalmente, la semana anterior terminó con el fiscal designado para la investigación relacionada al gobierno y Rusia, Robert Mueller, anunciando que habría levantado un jurado, tema que tomará revuelo político en las próximas semanas.

En el frente macroeconómico estadounidense las cifras de empleo publicadas el viernes pasado superaron con creces las expectativas de mercado. La economía generó 209 mil nuevos puestos de trabajo en el mes de julio mientras que el sector privado 205 mil. Por su parte la tasa de desempleo cedió hacia 4.3% (desde 4.4%) mientras que el salario medio por hora se expandió del orden de 2.5% y la participación laboral aumentó marginalmente hacia 62.9% (desde 62.8%). A pesar de aquello la tasa soberana a 10 años mostró poco movimiento tal vez influenciado por los datos de manufactura y servicios que se publicaron en la semana. Puede que el desajuste de la lectura de servicios ISM hacia 53.9 puntos (desde 57.4) ratifique que la Reserva Federal (FED) no tiene espacio para adoptar todas las medidas que viene delineando. A ello se suma que el ingreso y el gasto personal mostraron nuevamente una desaceleración hacia 2.6% (desde 3%) y 3.8% (desde 4.3%), respectivamente, pudiendo haber ello también incidido en el comportamiento de la estructura de tasas. Sin embargo, estas cifras fueron contrarrestadas por las ventas automotrices que alcanzaron a 16.7 millones de unidades en términos anualizados superando las expectativas de mercado.

En el plano internacional en la Euro Zona la lectura preliminar de inflación se mantuvo en 1.3% por segundo mes consecutivo mientras que la tasa de desempleo cedió a su nivel más bajo desde febrero del año 2009 cerrando el mes en 9.1% (desde 9.2%). Entre tanto, la inflación al productor en la Euro Zona se desajustó hacia 2.5% (desde 3.4%) ratificando el proceso de desinflación que se viene registrando en la región. Por su parte el PMI compuesto cedió marginalmente hacia 55.7 puntos (desde 56.3 puntos) mientras que las ventas retail continuaron expandiéndose del orden de 3.1% (desde 2.4%). Por su parte en Alemania las ventas retail se expandieron del orden de 1.5% desde 4.9%.

En el Reino Unido el Presidente del Banco Central de Inglaterra (BOE), Mark Carney, tras su reunión de política monetaria, argumentó que la desaceleración que venía registrando su economía se debía a la incertidumbre que estaba generando el proceso de Brexit. El BOE decidió mantener su política monetaria intacta, sin embargo, el voto nuevamente fue dividido con dos de los ocho miembros pidiendo un alza de 25 puntos base dadas las presiones inflacionarias que se vienen plasmado. La tasa de instancia monetaria quedó en 25 puntos base mientras que el programa de liquidez de mantuvo en £435 mil millones. Lo que si anunció el instituto emisor fue la extensión de líneas de crédito de corto plazo hasta finales de agosto para permitir un crecimiento más robusto. Por ahora el BOE estima que la inflación este año terminará en 2.7% para ceder hacia 2.6% el 2018 y 2.2% el año 2019. Con ello dando indicios de que la meta inflacionaria será difícil de cumplir dada inflación persistente de segunda ronda. En términos de crecimiento el instituto emisor rebajó el crecimiento para el año en curso hacia 1.7% (desde 1.9%) para luego subirlo hacia 1.8% hacia el año 2019. Ahora puede que ésta desaceleración se deba a dos elementos con implicancias distintas. Por un lado, el consumo podría verse afectado por elementos más transitorios como la incertidumbre laboral que podría estar generando por lo que para evitar esa congestión de corto plazo el BOE optó por extender liquidez hasta febrero del próximo año. Sin embargo, el segundo factor es más permanente ya que emana de la inversión. Por ahora sea quien sea tiene que estar evaluando si es que quiere seguir en el Reino Unido y decidirá por la Euro Zona como parte de su proceso administrativo.

El pasado jueves el Premier japonés Shinzo Abe anunció un cambio de gabinete ministerial asignando a personas de su confianza como parte de su equipo tras que Abe se viene defendiendo de acusaciones de corrupción. Taro Aso fue ratificado en el cargo de Ministro de Finanzas aun cuando el FMI argumentó que las políticas que se habían adoptado a través del programa “Abenomics” estaban lejanas de cumplirse tras años de experimentación monetaria. En el frente macroeconómico el PMI compuesto también sufrió un retroceso hacia 51.8 puntos (desde 52.9 puntos) siguiendo los pasos del sector servicios cuyo indicador terminó el mes en 52 puntos (desde 53.3 puntos). 

En el caso de India el índice de manufactura PMI entró en fase contractiva de 47.9 puntos (desde 50.9 puntos) mientras que la lectura de servicios sufrió la misma suerte pasando a fase contractiva hacia 45.9 puntos (desde 53.1 puntos). Ello debido a la introducción de cambios impositivos a bienes y servicios que parecería que no fueron apropiadamente comunicados generando una segunda disrupción de la economía en menos de un año tras que el año anterior el gobierno optase por desmonetizar a la economía reduciendo la base monetaria. Esto, sumado a que la inflación cediese hacia 1.54%, cifra que se encuentra por debajo del rango meta del instituto emisor, llevó a que el Banco Central de India optase por reducir su tasa de política monetaria hacia 6% (- 25 puntos base).

Finalmente, en Brasil el Presidente Temer recibió apoyo en Cámara de Representantes para que no se le realice un juicio de corrupción. De los 513 votos 23 se abstuvieron 263 votaron en contra del juicio quedando los restantes 227 votos en pos de un juicio. Inmediatamente Temer entregó un discurso de unidad argumentando que la institucionalidad del país había quedado fortalecida mientras que buscaban ahora una reforma al sistema de pensiones siendo esta la última gran batalla que tiene por delante después de haber logrado mayoría para reformar el sistema laboral del país. Es de esperar que haya otra ronda más en esta saga política ya que el movimiento anti-corrupción del país no se quedará de brazos cruzados frente al voto.

 

 

 

 

 

 

 

.  

 

 

Miércoles, 02 Agosto 2017 10:24

Depreciación Cambiaria

Durante el fin de semana se había forjado una expectativa de que los resultados trimestrales del gigante Apple mostrarían algunos signos de agotamiento en la demanda y posibles retrasos en la cadena productiva de la empresa que podrían impactar sus ventas y utilidades. Sin embargo, las ventas se expandieron del orden de 7% y las utilidades lo hicieron en 12% marcando utilidades por acción de US$1.67 versus US$1.57 que había estimado el mercado. Las ventas físicas de los iPhones mostraron una expansión del 2% mientras que las ventas fisicas de los iPads crecieron del orden de un 15% revertiendo completamente la tendencia que se venía registrando hace varios años. De hecho, el CEO de Apple, Tim Cook, argumentó que el crecimiento en iPads se debió a la introducción de una línea más económica permitiendo que en países asiáticos la demanda por éstos incrementase significativamente siendo los compradores usuarios de la marca por primera vez. Entre medio la empresa registró US$261 mil millones en efectivo expandiéndose del orden de 13% año a año. El problema que tiene Apple hoy es que casi 94% de la liquidez que tiene esta fuera del país por lo que ésta estaría esperando a que el gobierno estadounidense le dé al empresariado una concesión impositiva para que puedan repatriar estos montos e invertir en el país. Para contextualizar la liquidez que tiene Apple solo basta entender que la capitalización bursátil de Coca Cola suma US$194 mil millones mientras que la de Disney es de US$173 mil millones. Una empresa de contenido como Netflix actualmente tiene una capitalización bursátil de US$79 mil millones. Es bajo esa premisa que el precio de Apple está subiendo del orden de 6% en el pre market hacia US$158 por acción.Esto finalmente se ha traducido en que el índice Dow Jones abrió el miércoles tocando los 22,000 puntos, marcando otro record histórico. 

Por el lado macroeconómico el ingreso y el gasto personal mostraron nuevamente una desaceleración hacia 2.6% (desde 3%) y 3.8% (desde 4.3%), respectivamente. Sin embargo, estas cifras fueron contrarrestadas por las ventas automotrices que alcanzaron a 16.7 millones de unidades en términos anualizados superando las expectativas de mercado. No obstante, los precios de las acciones de Ford y GM sufrieron un traspié tras que las empresas anunciasen cifras de ventas menores a la esperadas. En el año Ford ha cedido -10% afectado también por la falta de crédito automotriz que impuso la banca. A su vez, en relación al gasto en construcción este también se desaceleró hacia 1.6% (desde 3.8%). Este conjunto de factores hizo que la tasa a 10 años se comprimiese hacia 2.28% mientras que el dólar se sigue depreciando dejando a la relación euro – dólar en €1.1832 y la paridad dólar - yen en ¥110.78.       

En el ámbito internacional la inflación al productor en la Euro Zona se desajustó hacia 2.5% (desde 3.4%) ratificando el proceso de desinflación que se viene registrando en la región. El PMI de construcción en el Reino Unido mostró una inusual caída hacia 51.9 puntos (desde 54.8 puntos). Este último dato pondrá paños fríos a cualquiera de los representantes del Banco Central de Inglaterra (BOE) que hubiese querido un alza en la tasa de instancia monetaria mañana por la mañana, fecha en que se llevará a cabo la reunión de política monetaria. No nos debemos olvidar que en la última reunión hubo tres votos a favor de un alza de tasas en contra de cinco que ratificaron la tasa en 0.25%. La caída en inflación (hacia 2.6%) conjuntamente con menores datos de actividad económica darán suficiente espacio para que los programas monetarios se mantengan intactos a medida que se siguen negociando las bases del Brexit. Por su parte el Banco Central de India optó por reducir su tasa de política monetaria hacia 6% (- 25 puntos base) tras que la inflación cediese hacia 1.54%, cifra que se encuentra por debajo del rango meta del instituto emisor. Mañana se estará publicando el índice PMI de servicios que nos permitirá formalmente determinar si es que la economía se encuentra en fase contractiva tras la introducción de impuestos a los bienes y servicios que parecería que nadie logró entender dada la complejidad de éstos.  

Ya llevamos casi un mes en el cual el dólar se viene depreciando a nivel mundial día a día sin que haya una explicación consensuada acerca del comportamiento de la moneda. Si es que finalmente la Reserva Federal (FED) opta por introducir el recorte de su balance en septiembre y despliega otra alza de tasa de 25 puntos para cerrar el año en 1.50% esto debiese atraer flujo hacia el país. Entre medio tenemos que el mercado bursátil sigue al alza sin tregua marcando una treinta de máximos históricos en lo que vamos del año acompañado de una tasa de interés que se mantiene estructuralmente baja girando en 2.3%.

Evidentemente, como argumentarán algunos, esta depreciación es saludable para la FED ya que impactará el “inusual” proceso de desinflación y además brindará competitividad relativa a las empresas estadounidenses y al sector manufacturero/industrial que se vio afectado por la apreciación del dólar el año anterior. Por ahora ningún miembro de la FED ha mostrado molestia por la depreciación que viene registrando el dólar, sin embargo, de sobreextenderse el movimiento cambiario no faltará algún discurso antes del próximo 19 a 20 septiembre, fecha en que estará reunido el instituto emisor, en el cual algún miembro intervenga verbalmente para evitar una depreciación mayor del dólar. Puede que esta depreciación venga de la mano de cambios en los programas de liquidez de la Euro Zona, Japón y Reino Unido, sin embargo, parecería aún prematuro argumentar que se vienen cambios de fondo en los programas de dichos países ya sea por la falta de actividad económica o metas inflacionarios aún lejanas. 

 

 

Domingo, 30 Julio 2017 15:40

EL MERCADO ESTA SEMANA

Daba la impresión, a media semana, que los índices accionarios estadounidenses, que acaban de cerrar en sus máximos históricos, continuarían su ascenso oxigenados por: 1) Una economía que se viene expandiendo saludablemente liderada por una demanda interna más robusta; 2) Los comentarios más benignos emanando de la Reserva Federal (FED) en cuanto al aumento de tasas de interés tras su reunión de política monetaria; 3) Ventas y utilidades por parte de las empresas del S&P 500 más robustas de lo esperado durante el segundo trimestre del año; 4) Una depreciación del dólar a nivel mundial traduciéndose en un abaratamiento relativo de los precios de los commodities energéticos y metalúrgicos y finalmente; 5) Un completo desinterés bursátil en relación al convulsionado entorno político donde el partido Republicano habría quedado fracturado no sólo a nivel del gabinete Trump, con cambios ministeriales, sino que también dentro del Congreso, donde no hubo ningún consenso acerca de cómo hay que reformar el sector salud sin que el Senado pueda ni acordar lo más básico siendo que vienen discutiendo este tema hace siete años. Fue así que el pasado miércoles el Dow cerró en 21,711 puntos mientras que el S&P 500 lo hizo en 2,478 puntos y el tecnológico Nasdaq alcanzase los 6,423 puntos con el índice de volatilidad girando en torno a 9.3 puntos, rondando nuevamente sus mínimos históricos.

Sin embargo, a medio día del pasado jueves, en antelación a los resultados trimestrales de Amazon, vino una toma de utilidades liderada por el sector tecnología generando una inusual volatilidad no sólo en aquellos papeles relacionados a dicho sector, sino que vimos cómo algunos otros como Altria y Starbucks se desajustaron más de -9% el pasado viernes mientras que el índice de volatilidad trepó hacia 10.3 desprendiéndose de su piso. Por el lado económico el crecimiento económico del país fue de 2.6% (desde 1.2%) durante el tercer trimestre con la demanda interna expandiéndose del orden de 2.8% (desde 1.9%). En la semana la FED argumentó que el programa de recortes de su balance empezará “relativamente pronto” siempre y cuando la economía siga en buen camino y el proceso desinflacionario muestre signos de mejoría. Entre medio las ventas de las empresas del S&P 500 vienen creciendo del orden de 5.2% mientras que las utilidades lo vienen haciendo muy por encima de las expectativas de mercado marcando una expansión de 9% en relación a igual trimestre del año anterior. Por el lado del dólar la paridad euro – dólar terminó en €1.175 mientras que la relación dolár – yen fue de ¥110.5 ayudando con ello al repunte de casi 9% en el precio del petróleo que cerró la semana en US$49.7 el barril mientras que el cobre se encumbró hacia US$2.87 ,y la libra rentando en la semana 6.7%.

Además, por el lado empresarial el pasado viernes Tesla hizo entrega de su primera serie de autos Model 3 cuyo objetivo es el de masificar su producción hacia 500 mil unidades el próximo año. Por el político, tras una serie de comentarios desmedidos dentro del plantel comunicacional del gobierno, el Presidente Trump decidió destituir a su jefe de gabinete comunicacional tras que los republicanos no lograsen acuerdo para aprobar una ley simple acerca de la reforma a Obamacare, con ello mandando al partido en una espiral que seguramente llevarán a cambios futuros. Finalmente, en el plano internacional la economía japonesa sigue creciendo saludablemente sin presiones inflacionarias de ninguna índole, la Euro Zona registró un inusual tropiezo en el otorgamiento de créditos el mes anterior mientras que los bancos centrales de Brasil y Colombia optaron por reducir sus tasas de interés monetaria dada la desinflación que han registrado sus economías. Hoy en Venezuela se está llevando a cabo la controversial constituyente para reformar las leyes constitucionales; proceso que ha venido acompañado de un alto grado de violencia en días recientes.

La próxima semana estaremos nuevamente cargados de una batería de datos a medida que cierra el mes de julio y empieza el mes de agosto, que como mencionamos anteriormente, para varios marca el cierre del año contable, así como lo hace para el gobierno federal. La semana empezará con los datos mundiales de actividad manufacturera dando paso luego a las lecturas compuestas y de servicios. Además, en Estados Unidos no sólo se publicarán los datos de ingreso y gasto personal sino también aquellos relacionados con los datos de empleo ADP y generales del mes de agosto. Por ahora se estima que la cifra de ADP será del orden de 175 mil nuevos empleos para el mes de julio mientras que la cifra de empleo general estaría rondando 180 mil nuevos empleos. La tasa de desempleo se estima que cederá hacia 4.3% (desde 4.4%) mientras que los salarios se expandirán del orden de 2.4% (desde el actual 2.5%).

En Europa se conocerán las cifras de empleo, inflación y ventas retail dándonos un mejor sentido de lo que viene ocurriendo en dicha economía tras que viésemos un traspié en el otorgamiento de créditos el mes anterior. Puede que la demanda de créditos se haya visto afectada por el repunte en la tasa de los bunds alemanes a 10 años que hoy se encuentran transando en torno a 54 puntos base. Entre medio las autoridades monetarias del Reino Unido estarán dictaminando política monetaria donde no se espera cambio alguno producto de la desinflación hacia 2.6% (desde 2.9%) que registró su economía. Finalmente, todos quedarán expectantes a los resultados trimestrales de Apple este martes que viene seguido por otro centenar de empresas que incluyen entre otras a Berkshire Hathaway, Chesapeake, Kellogg, Kraft Heinz, Pfizer, Sprint y UnderArmour.

Una vez conocida la decisión de la Reserva Federal de mantener los programas monetarios intactos con la tasa de política monetaria en 1.25% vino el crecimiento económico del segundo trimestre (2.6%) el cual se fue corrigiendo a la baja ya que inicialmente se estimaba por encima de 4%. El dato que más llamó la atención en esta serie inicial fue el desajuste que sufrió la inversión en el sector residencial de -.6.8%. Ello ratificando la ralentización del sector inmobiliario tras que las ventas de viviendas usadas entrasen por debajo de las expectativas de mercado en 5.52 millones de unidades en términos anualizados mostrando un incremento año de sólo 0.7% (desde 2.7%). Puede, como vienen argumentando algunos, que el incremento en los precios promedio cercano a 6.5% año a año y la falta de inventario a sólo 4.3 meses podrían estar impactando la evolución de dicho sector. Entre tanto las ventas viviendas nuevas alcanzaron las 610 mil unidades en términos anualizados con una oferta de 5.4 meses. Habiendo denotado aquello en su comunicado la FED argumentó que la economía venía tomando tracción y que el programa para reducir el balance se llevaría a cabo “relativamente pronto” esperándose para la siguiente reunión de política monetaria de mediados de septiembre. No obstante, el instituto emisor fue extremadamente cauto en la selección de sus palabras en relación al proceso de normalización de la política monetaria algo que fue bien recibido por los agentes de inversión. 

Por el lado empresarial fueron los resultados de Amazon los que finalmente cambiaron la tendencia de mercado demostrando un claro agotamiento veraniego tras un sólido repunte bursátil en lo que vamos del tercer trimestre del año. El caso más ejemplar de lo que ocurrió provino de dicha empresa cuyo precio por acción se encumbró por encima de US$1,080 por acción haciéndolo a Jeff Bezos, el fundador de dicha empresa, el hombre más rico del mundo transitoriamente y permitiendo que Amazon entrase en los “Big Five” con una capitalización que supera los US$500 mil millones. Las otras empresas que tienen dicha capitalización son Alphabet (Google), Apple, Facebook y Microsoft. No obstante, un par de horas antes de que se publicasen los resultados de Amazon empezó un ajuste casi demostrando un “timing” perfecto por parte de algunos agentes de inversión ya que tras el cierre de mercado, Amazon reportó utilidades por acción de sólo US$0.40 mientras que el mercado estimó US$1.42 por acción haciendo que el precio de la acción haya cedido formalmente casi -2.5% el pasado viernes. Otro de los papeles que tuvo un comportamiento anómalo fue el de Starbucks. Tras el cierre de mercado, el pasado jueves, el precio subió casi 4% bajo la presunción de que las utilidades de US$0.55 por acción habían entrado en línea con el consenso y sus ventas por metro cuadrado equivalente habían registrado una expansión de 4% a nivel global. En Estados Unidos las ventas por metro cuadrado equivalente se expandieron 5% mientras que el ticket promedio también subió del orden de 5%. Sin embargo, en cuestión de minutos vimos como el precio de dicho papel giró cerrando la semana con una caída de -9.2% en US$54 por acción. La empresa no sólo fue más cauta en sus proyecciones, sino que también anunció que su esfuerzo por incorporar el concepto del “té” a través de sus 379 locaciones bajo el nombre Teavana había llegado a su fin y que esta división estaría cerrando operaciones.

En Europa el sentimiento del consumidor mostró un cambio marginal hacia 111.2 puntos (desde 111.1 puntos) mientras que la inflación alemana subió marginalmente hacia 1.7% desde 1.6%. Entre tanto el crecimiento del PIB de Francia mejoró considerablemente hacia 1.8% (desde 0.8%) mientras la economía española se expandió del orden de 3.1% (desde 3%) ratificando el buen dinamismo que conlleva dicha región. Además, vimos como la base monetaria, medida por la base M3, se expandió 5% (desde 4.9%). Aun cuando el otorgamiento de créditos a familias se expandió del orden de 2.6% por segundo mes consecutivo vimos como aquel otorgado a empresas no financieras sufrió un inusual traspié el mes anterior hacia 2.1% (desde2.5%).

En Japón se registraron una batería de datos macroeconómicos incluyendo el desempleo (2.8%), gasto familiar (2.3%), inflación general (0.4%) y ventas retail (2.1%). Los datos de inflación en Japón no sufrieron cambio alguno dejando a la inflación general en 0.4% y la inflación subyacente en cero algo que ya nos habían anticipado las autoridades monetarias japonesas la semana anterior.

Finalmente, por el lado monetario mundial el Banco Central de Brasil decidió rebajar su tasa de instancia monetaria en 100 puntos base hacia 9.25% tras que la inflación en dicho país cediese hacia 3% (desde 3.6%) situándose por debajo del rango meta establecido por el instituto emisor. Entre medio el Banco Central de Colombia nuevamente decidió bajar su tasa de instancia monetaria en 25 puntos base hacia 5.5% tras que la inflación del mes anterior cediese hacia 4% entrando dentro del rango objetivo establecido. Por su parte se estima que el Banco Central de Rusia mantendrá su tasa de instancia monetaria en 9% a la espera de nuevos datos inflacionarios.

Miércoles, 26 Julio 2017 11:28

EFECTO RIQUEZA: INUSITADO COMPORTAMIENTO

Entre el martes y miércoles, los miembros del Comité Abierto de la Reserva Federal (FED), han estado elocubrando distintos escenarios acerca de la evolución de las tasas de interés y el posible recorte del balance de activos financieros que tiene el instituto emisor, buscando calendarizar de la manera más ordena la secuencia de decisiones que tienen por delante para evitar un desajuste macroeconómico. A este punto la economía se viene expandiendo del orden de 2.5%, existe un proceso de desinflación transitorio tras que el dato general cediese hacia 1.6% (desde 1.9%), la tasa de desempleo sigue comprimida en 4.4%, se vienen generando del orden de 180 mil puestos de trabajo por mes por lo que parecería que todo va viento en popa. Sin embargo, una de las principales incognitas que estarán tratando de resolver los mandatarios monetarios proviene del magro impacto que está teniendo el efecto riqueza sobre la demanda interna. Por un lado, los índices accionarios siguen al alza dejando al S&P 500 en horas de ayer en su máximo histórico de 2,477 puntos, la tasa soberana a 10 años sigue girando con facilidad en torno a 2.31%, los precios de los bienes inmuebles se vienen expandiendo saludablemente y la confianza del consumidor una vez ha retomado vuelo hacia 121.1 puntos (desde 117.3 puntos). 

En el caso de las series de precios de los bienes inmuebles, el índice Case & Shiller se viene expandiendo del orden de 5.7% (desde 5.8%) mientras que la lectura FHFA lo viene haciendo por segundo mes consecutivo del orden de 6.9%. Sin embargo, por otro lado, las ventas retail se vienen desacelerando significativamente hacia 2.8% (desde 4.1%) sin una explicación directa acerca de la dinámica interna, tema que abordaremos en mayor detalle a continuación.

En el frente internacional el crecimiento del PIB del segundo trimestre del Reino Unido se alineó con las expectativas de mercado cerrando en 1.7% (desde 2% registrado el trimestre anterior). Ya varios datos relacionados a la economía inglesa daban fe de que ésta venía en una senda de menor crecimiento que finalmente vino acompañada de un desajuste inflacionario tras que el dato del mes anterior terminase en 2.6% (desde 2.9%). La próxima reunión del Banco Central de Inglaterra sera el 3 de agosto. 

En el frente de los commodities vimos como el precio del petróleo se encumbró hacia US$48 el barril a la espera de los anuncios que realizarán la OPEP y Rusia en las próximas horas donde reiterarán su compromiso con adherirse fehacientemente a los recortes de producción mientras evalúan si incorporar a Libia y Nigeria en los acuerdos suscritos. Entre medio el precio del cobre se encumbró hacia US$2.86 la libra sumando un alza del orden de 5% en la semana. El precio del cobre no sólo se ha beneficiado de un crecimiento más robusto de China, país que suma 45% de la demanda mundial de cobre, sino también de la depreciación del dólar a nivel mundial. Por ahora parecería que el dólar ha encontrado un equilibrio transitorio dejando a la paridad euro – dólar en €1.163 la relación dólar – yen en ¥111.8. 

A este punto debemos hacer un paréntesis con el mundo empresarial dada la batería de resultados del segundo trimestre que se han publicado. Por ahora las ventas estarían creciendo levemente por encima del 5% mientras que las utilidades lo estarían haciendo en torno a 7.5% en relación a igual trimestre del año anterior. En las últimas horas vimos como las ventas por metro cuadrado equivalente mostraron un dinamismo saludable en McDonald’s las cuales alcanzaron 6.6% a nivel mundial y 3.9% en Estados Unidos, ambas cifras superando las expectativas de mercado. Por su parte Chipotle, que nuevamente registró problemas de salubridad la semana anterior, registró same store sales de 8.1% logrando aumentar su ticket promedio en 5%. Por su parte Caterpillar corrigió al alza sus expectativas de utilidades hacia US$5 por acción para finales de este año argumentando que la demanda por sus productos había mejorado. En el caso de AT&T las utilidades por acción fueron de US$0.79 versus US$0.72 estimado, donde la empresa dio a entender las ventas de productos empaquetados estaban impactando positivamente sus resultados. Entre tanto Coca Cola argumentó que sus resultados trimestrales habían sido liderados por una mejoría en China y mayor demanda en los mercados europeos. Entre tanto para hoy se esperan los resultados aún de Boeing, Ford y Facebook, empresa que estará reportando tras el cierre de mercado. Finalmente, por primera vez en la post crisis Citigroup reanudó su “investor day” donde el CEO de dicha organización anunció que el proceso de restructuración de la empresa había llegado a su fin y que en los próximos años estarían retornando US$60 mil millones a sus accionistas de manera directa e indirecta. Estos comentarios permitieron que las acciones del sector financiero continuarán al alza. 

A este punto, y como mencionásemos anteriormente, todo debiese apuntar a que la demanda interna estadounidense, liderada por un efecto riqueza positivo, estaría permitiendo un mayor crecimiento. No obstante, aun cuando la confianza del consumidor sigue al alza, la banca está otorgando créditos de consumo saludablemente mensualmente y el precio de la gasolina se ha mantenido bajo y estable, daría la impresión que los consumidores estadounidenses están optando por ahorrar e invertir antes de consumir. Puede, como argumentarán algunos, que inherente en esta decisión está el convulsionado entorno político interno o la incertidumbre acerca de una economía mundial endeble. Otros argumentarán que los consumidores estadounidenses optaron por salir a comprar instrumentos de inversión permitiendo con ello que los índices accionarios sigan al alza y acciones como Caterpillar y McDonald’s hayan alcanzado sus máximos históricos siguiendo los pasos de sus pares tecnológicos. Esta demanda a su vez ha hecho que el índice de volatilidad una vez más haya cerrado en su mínimo histórico de 9.21 puntos.  

Domingo, 23 Julio 2017 15:54

EL MERCADO ESTA SEMANA

Hacia el cierre de la semana, una vez que los principales índices accionarios estadounidenses nuevamente alcanzasen sus máximos históricos acompañados de resultados trimestrales mejores a los esperados y una depreciación del dólar a nivel mundial, vimos como el índice de iliquidez (TED Spread) cedió 12 puntos hacia 15 puntos base bajo la presunción de que los bancos centrales de Europa, Estados Unidos y Japón mantendrán sus programas proinflacionarios activos bajo el entendimiento que cualquier cambio en éstos será gradual y progresivo para evitar cualquier reacción inesperada en sus economías.

En ese escenario vimos como los tres principales índices accionarios estadounidenses marcaronn records a media semana, con el Dow trepando hasta 21.641 puntos, el S&P 500 en 2,474 puntos y el Nasdaq corriendo hacia 6.388 puntos, en un ambiente en el cual la volatilidad bursátil parecería haber encontrado un pivote en el piso de la banda, girando en torno a 9.5 puntos. A este punto los factores que parecería que están influyendo en este comportamiento bursátil encuentran sustento sobre: 1) Discursos más benignos acerca de los programas monetarios que estarán adoptando los principales bancos centrales de los países desarrollados durante el segundo semestre del año frente al proceso de desinflación mundial que se viene registrando; 2) Los resultados empresariales del segundo trimestre siguen entrando por encima de las expectativas de mercado; 3) El precio del petróleo no ha logrado desprenderse de una base de US$45.50 por barril; 4) Un exceso de liquidez a nivel empresarial históricamente alto y finalmente; 5) Un entorno político estadounidense convulsionado sin que los agentes de inversión le hayan puesto atención relevante.

Entrando a esta siguiente semana debemos tomar en consideración tres factores fundamentales relacionados al proceso de liquidez que se viene plasmando en los mercados, y que podrían tener impacto bursátil. El primer factor proviene de la reciente alza de tasas cortas de hasta tres meses en Estados Unidos dando indicios que hay un segmento de mercado que se encuentra levantando efectivo a medida que los índices accionarios siguen subiendo y la volatilidad bajando.  El segundo factor proviene de la liquidez empresarial tras que Moody’s publicó que el exceso de liquidez de las empresas no-financieras en Estados Unidos aumentó en 9.2% año a año cerrando en US$1.84 billones dándoles a las empresas la flexibilidad para aumentar dividendos o ejercer recompra de acciones. Finalmente, y menos relevante, es la decisión de los bancos centrales de aplicar una política gradual donde en el caso del Banco Central Europa (BCE) y de Japón (BOJ) por ahora no habrá ningún cambio sino hasta entrada la recta final del año.

Esta última semana de julio estará extremadamente agitada partiendo con la publicación de las lecturas preliminares de actividad manufacturera a nivel global. Estos datos serán analizados ya que vimos como algunas economías como India y Japón habían mostrado signos de una posible ralentización cerrando el segundo trimestre. Una vez conocidos estos datos en Estados Unidos se publicarán datos del sector inmobiliario incluyendo ventas de viviendas nuevas usadas conjuntamente con los índices de precios FHFA y Case & Shiller. Adicionalmente se conocerán los datos de confianza y sentimiento del consumidor pasando por la primera lectura del crecimiento del PIB del segundo trimestre estimado por ahora en 2.5% (desde 1.4%). Sin embargo, el foco estará puesto en la reunión de política monetaria de la Reserva Federal (FED) quien emitirá una decisión el próximo 26 de julio. El comunicado seguramente reflejará los comentarios presentados por su Presidenta, Janet Yellen, hace un par de semanas atrás frente al Congreso donde argumentó acerca de una política gradualista enfocada en que no se generen sobresaltos en la economía estadounidense. Puede que la FED opte por seguir clarificando el programa de recorte de activos que se estima partirá recién en el mes de septiembre, fecha en que Yellen públicamente hablará frente a los medios de prensa (20 de septiembre). Entre tanto la probabilidad de otra alza de tasas en el mes de diciembre sigue aún por debajo de 50% quedando a la espera de nuevos datos de actividad económica en los meses siguientes.

En Europa se publicará el dato de la base monetaria M3 mientras que en el Reino Unido se conocerá la primera lectura del PIB estimada por ahora en 1.7%. En Japón el próximo jueves por la noche se publicarán una batería de datos macroeconómicos incluyendo el desempleo, gasto familiar, inflación y ventas retail. El mercado estima que la inflación japonesa se mantendrá girando en torno a 0.4%, no obstante, puede que veamos otro desajuste inflacionario como nos mencionó el Presidente del Banco Central de Japón, Haruhiko Kuroda, tras su reunión de política monetaria. En el frente empresarial tendremos un diluvio de resultados donde el foco estará puesto en los resultados de las empresas tecnológicas que han estado encumbrando al mercado hacia alzas históricas. Entre el centenar de empresas que estarán reportando se encuentran: Alphabet, Akamai, Amazon, Boeing, Caterpillar, Chipotle Mexican Grill, Dupont, Facebook, Haliburton, MMM, Verizon y Whole Foods Market (ahora perteneciente a Amazon).

A este punto se podría argumentar que parte del rally bursátil estadounidense conjuntamente con la evolución de otros activos como el precio del petróleo se está viendo impactado en el margen por la depreciación del dólar a nivel mundial tras que la paridad euro – dólar se encumbrase hacia €1.1667 y la relación dólar – yen se fuese hacia ¥111.1. Sin duda alguna que los comentarios, tras la reunión de política monetaria, del Presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en relación al dinamismo de la economía regional y la posible discusión acerca del recorte del programa de liquidez que vienen implementando, de €60 mil millones mensuales, será reevaluado en el otoño estimándose que el BCE podría anunciar cambios en su próxima reunión del 7 de septiembre.

Habiendo señalado  aquello, para aquellos que pudieron escuchar a Draghi en algunas de sus extensas respuestas, él una y otra vez argumentó que el proceso de desinflación era una latente preocupación para el instituto emisor conjuntamente con la reciente apreciación del euro. Bajo este escenario el mandatario reiteró que el BCE tendrá que ser persistente y paciente pudiendo inclusive postergar el programa de liquidez hasta finales del 2018. Sin embargo, parece que no logró convencer de manera suficiente a los agentes de mercado ya que la tasa a 10 años del Bund alemana se apretó solamente 3 puntos base hacia 0.5% bajo el entendimiento que el BCE se está quedando limitado por la cantidad de instrumentos a los que puede tener acceso en el mercado secundario como parte del programa de compras mensuales.

Por su parte el Banco Central de Japón (BOJ) mantuvo su política monetaria intacta con la tasa de instancia en -10 puntos base y el programa de liquidez prácticamente duplicando la base monetaria año a año. El instituto emisor anunció que la meta inflacionaria se alcanzaría recién el año 2019 nuevamente postergando el cumplimiento de esta ya por varios años consecutivos. El Presidente del BOJ, Haruhiko Kuroda, argumentó que ha sido estructuralmente difícil romper la “mentalidad inflacionaria” presente en la economía nipona. Es así que la inflación esperada pare este año, según el BOJ, es de 1.1% subiendo hacia 1.5% en el año 2018 para terminar el 2019 en 2.3%. Sin embargo, para que ello ocurra se tendrán que dar varias condiciones a la vez incluyendo un aumento salarial magistral, algo poco probable dado el mixto crecimiento de la economía.

Por el lado económico crecimiento del PIB del segundo trimestre en China fue de 6.9% manteniéndose por segundo trimestre económico en dicho nivel, la inversión en activos fijos se expandió 8.6% mientras que la producción industrial lo hizo en 7.6% (desde 6.5%) y las ventas retail lo hicieron en 11% (desde 10.7%). A ello hay que sumarle que el otorgamiento de nuevos créditos continuó expandiéndose del orden de 12.9% por segundo mes consecutivo mientras que los precios de los bienes inmuebles de las principales ciudades se desaceleraron marginalmente nuevamente hacia 10.2% (desde 10.4%). Por ahora con un dinamismo económico saludable y presiones inflacionarias mutadas con un banco central que tiene grados de libertad monetaria para reactivar la economía tanto el Presidente Xi Jinping como la del Premier Li Keqiang parecerían estar asegurados por su relección para mandatar al país en los siguientes cinco años. Sin embargo, esta generación de políticos, conocidos como “Princelings” ya que sus padres fueron líderes de la revolución china está teniendo que adoptar medidas leoninas para mantener el control de sus provincias mandando mensajes directos e indirectos de que el Partido Comunista sigue al mando del país aun cuando éste viene adoptando un capitalismo inherente que se ve en cada rincón del país.

En el frente empresarial en la semana el índice de tecnología del S&P continuó hacia su nivel más alto histórico superando aquel de 988.5 puntos alcanzados en marzo del año 2000 cerrando en 992.3 puntos bajo los fundamentos de que los resultados de dicho sector vienen por encima de las expectativas de mercado. Por ahora se estima que las ventas del segundo trimestre para las empresas del S&P 500 podrían estar creciendo del orden de 5% y las utilidades en torno a 7.2% permitiendo con ello el sustento de los índices accionarios. Sin embargo, aún faltará conocer los resultados de las empresas del sector retail que podrían mostrar otra realidad. Lo que debemos mencionar es que Goldman Sachs (GS) y Morgan Stanley (MS) adoptaron estrategias distintas en relación al comportamiento de mercado. A diferencia de sus principales competidores ambas empresas publican el VaR del trimestre demostrando con ello la predisposición a asumir mayor o menor riesgo durante el trimestre. GS fijó un VaR de sólo US$51 millones diarios (desde US$64 millones) marcando su nivel más bajo desde principios del año 2010. Mientras que MS incrementó la exposición de su cartera propietaria durante el segundo trimestre del año pasando el VaR hacia US$51 millones diarios desde US$44 millones el primer trimestre del año.

Independiente de los niveles de inventario y producción de petróleo a nivel mundial lo que sí sabemos es que el precio del petróleo no ha logrado desprenderse de los US$45.5 el barril cediendo en la semana casi -2% a pesar de la depreciación del dólar a nivel mundial. Daría la impresión que las exportaciones estadounidenses de crudo están intensificando el exceso de oferte mundial permitiendo menores precios del crudo.

Miércoles, 19 Julio 2017 17:34

EL MERCADO A MITAD DE SEMANA

El único índice bursátil estadounidense que no pudo alcanzar otro máximo histórico El martes fue el Dow arrastrado por la caída de -2.6% que sufrió el papel de Goldman Sachs en la jornada, tras que se conociese que su división de trading de renta fija, commodities y monedas sufriese una caída en ingresos del orden de -40% en relación al segundo trimestre del año 2016. Aun así, la empresa logró utilidades por acción de US$4 siendo que el mercado estaba esperando US$3.51. El CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, argumentó que la empresa se había enfrentado a un complejo entorno bursátil dado “el bajo nivel de volatilidad, la falta de actividad por parte de los clientes y en general dificultosas condiciones de mercado”. Inmediatamente dada dicha respuesta se dejó sentir la crítica por distintos agentes de inversión ya que la caída en los resultados de dicha división se compara desfavorablemente con las caídas promedio de sólo -14% que habían registrado sus principales competidores.

Pero he aquí donde viene la diferencia fundamental que los medios de prensa dejaron de lado y que explicar gran parte de la caída en dicho negocio. A diferencia de sus principales competidores Goldman Sachs publica el VaR del trimestre demostrando con ello la predisposición a asumir mayor o menor riesgo durante el trimestre. Este último trimestre el VaR permitido por la empresa fue de sólo US$51 millones diarios marcando su nivel más bajo desde principios del año 2010. Uno hubiese supuesto que tal vez en un ambiente marcado por un grado extremo de baja volatilidad con el índice VIX promediando 11.5 puntos sería propicio tratar de incrementar las posiciones de la empresa en particular por el comportamiento alcista que vienen registrando los mercados desde principios de año. Sin embargo, la empresa optó por reducir su exposición al riesgo marcando una decisión consciente de que ello podría impactar sus resultados como ocurrió el segundo trimestre del año. Sin embargo, este comportamiento no condice con aquel registrado por otros agentes de mercado que siguen invirtiendo en acciones como Netflix, cuyo precio trepó finalmente del orden de US$13.5 por acción permitiendo que el índice Nasdaq cerrase en su máximo histórico, aun cuando la empresa se está transando una relación precio utilidad de 100 veces.

En el frente monetario en las próximas horas los mandatarios monetarios de la Euro Zona y Japón estarán dictaminando política monetaria mientras que hoy se publicarán otra serie de resultados trimestrales incluyendo a Morgan Stanley, Qualcomm y T-Mobile entre otras. 

Por el lado emergente la inflación en Sudáfrica sufrió una caída, demostrando el proceso de desinflación que viene ocurriendo a nivel mundial, hacia 5.1% desde 5.4% dándole a sus autoridades monetarias, que también estarán reunidas mañana por la tarde la posibilidad de reducir su tasa de instancia monetaria del actual 7%.

El jueves por la mañana gran parte de los inversionistas estarán enfocados en la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y las palabras que esgrimirá su Presidente, Mario Draghi, tratando de clarificar los comentarios del pasado 26 de junio donde argumentó que el riesgo que emanaba de la economía regional era reflacionario, algo que inmediatamente se interpretó como el primer indicio a que el BCE podría estar gradualmente poniendo fin a su programa de liquidez mensual de €60 mil millones. Por ahora el crecimiento de la economía sigue girando entre 1.5% a 2% con la banca otorgando créditos y la demanda por éstos mejorando trimestre a trimestre. La inflación del mes de junio se ratificó en 1.3% (desde 1.4%). Por el lado laboral la tasa de desempleo se mantuvo en 9.3% por segundo mes consecutivo siendo que ésta venía cediendo gradualmente mes a mes. Bajo este escenario parecería que habría poco pie para que el BCE pueda cambiar su extenso programa monetario, sin embargo, la reacción del bund alemán a 10 años trepó casi 30 puntos base hacia 0.55% como si fuese un hecho que el instituto emisor pondrá fin a alguno programa monetario o delineará el fin de la inyección de liquidez. Draghi tendrá que utilizar sus palabras finamente ya que hay una hipersensibilidad bursátil girando alrededor del programa monetario del BCE.       

Por su parte las autoridades monetarias japonesas entrarán a su reunión de política monetaria con cifras mixtas emanando del frente económico tras que la lectura Tankan mejorase considerablemente hacia 17 puntos (desde 12 puntos), no obstante, el PMI de manufactura terminase el segundo trimestre en 52.4 puntos (desde 53.1 puntos). En el frente inflacionario el dato general se mantuvo en 0.4%, sin cambio alguno, acompañado de una vez más una inflación subyacente que se mantiene en cero. Entre medio la tasa de desempleo se deterioró hacia 3.1% (desde 2.8%) alcanzando su nivel más alto desde el pasado mes de diciembre mientras que la producción industrial mejoró hacia 6.8% (desde 5.7%) y el gasto familiar pasó hacia -0.1% (desde -1.4%) permitiéndonos concluir que la economía nipona sigue expandiéndose sin mostrar signo alguno en el frente inflacionario. A diferencia de reuniones anteriores donde el Presidente del Banco Central de Japón, Haruhiko Kuroda, tenía votos disidentes tras la reunión de política monetaria, en esta ocasión se estima que podría registrarse unanimidad dentro del comité. Habiendo denotado aquello Kuroda ha sido muy cauto con sus comentarios argumentando que aún las presiones inflacionarias no tomaban tracción dando a entender de que su país continuaría en la senda de liquidez con la que vienen operando hace varios años.
 

Domingo, 16 Julio 2017 15:46

LOS MERCADOS ESTA SEMANA

A pesar de una desaceleración en la demanda interna estadounidense entrando al tercer trimestre del año acompañados de menores presiones inflacionarias, sentimiento del consumidor y ventas retail en el mes de junio,  en la semana se registró una contrarotación bursátil en los portfolios de inversión pasando del sector financiero en pos de los sectores de energía y tecnología permitiendo con ello que los índices accionarios estadounidenses a sus máximos históricos con el Dow cerrando en 21,368 puntos, el S&P 500 en 2,459 puntos y el Nasdaq en 6,313 puntos. Entre medio los comentarios de la Presidenta de la Reserva Federal (FED), Janet Yellen, argumentando acerca del “inusual” proceso de desinflación que se viene registrando en la economía y la casi imposibilidad de alcanzar una tasa de expansión de 3% propuesta por la administración Trump hizo que la tasa a 10 años transitoriamente se comprimiese por debajo de 2.3% para luego repuntar hacia 2.33% hacia el cierre de mercado.

Entre tanto, frente a ese escenario macroeconómico más disímil, la probabilidad de que la FED suba la tasa de política monetaria en diciembre en 25 puntos base para dejarla en 1.5% cedió por debajo de 50% quedando a la espera de nuevos datos que ratifiquen una reaceleración durante el segundo semestre del año. Por su parte las principales instituciones financieras del país reportaron sus resultados trimestres por encima de las expectativas de mercado, no obstante, los agentes de inversión encontraron razones suficientes para tomar utilidades tras que las acciones en dicho sector habían subido casi 7% en el mes de julio.

La dinámica de los resultados de la banca fue muy similar ya que las carteras crediticias continuaron expandiéndose saludablemente, el otorgamiento de crédito automotriz se ha desacelerado significativamente y las carteras trading sufrieron de la caída en volatilidad registrada. De hecho, el viernes pasado el índice de volatilidad (VIX) cayó hacia su nivel más bajo histórico cerrando en 9.61 puntos apuntando a que los próximos 30 días no habría ninguna incertidumbre latente que pueda alterar el direccionamiento que lleva el mercado bursátil. En el frente internacional en Francia los Presidentes Donald Trump y Emmanuel Macron hicieron un inusitado intercambio de saludos y abrazos durante el Día de la Independencia de dicho país. Macron demostró la calidad francese de la diplomacia siendo que un par de horas antes de la llegada de Trump desplegase un discurso en pos de un mundo globalizado. Sin embargo, en el frente político interno la familia Trump estuvo a traspié a medida que se fueron conociendo los detalles de una reunión con personajes rusos durante la campaña electoral donde se habría ofrecido información sensible acerca de Hillary Clinton. Finalmente, vimos un repunte en el precio del petróleo a pesar que Arabia Saudita publicase cifras que ratificaban mayor producción mensual de aquella que se había acordado a finales del año anterior. El precio del crudo subió 5% cerrando en US$46.5 el barril. En dirección opuesta vimos como los precios del trigo y maíz cedieron -4%, respectivamente.

Esta semana en Estados Unidos sólo habrá un par de datos relacionados al sector inmobiliario sin intervenciones verbales por parte de los miembros de la FED ya que a partir del lunes entrarán en el periodo de silencio hasta la reunión de política monetaria del próximo 25 y 26 de julio. En Europa no sólo se publicará el dato oficial de inflación (1.4%) sino que también el  de crecimiento de la base monetaria y el otorgamiento de crédito dando paso a la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo. En esta instancia los agentes de mercado estarán atentos a la intervención de Mario Draghi tras que desde su último discurso público del pasado 26 de junio las tasas de los bonos alemanas se han encumbrado casi 30 puntos base. Esta será la primera intervención formal que tendrá Draghi para clarificar y rectificar sus comentarios delineando con mayor claridad cuál es la visión inflacionaria del instituto emisor.

Adicionalmente, se anunció que Draghi será uno de los principales exponentes en la conferencia anual de Bancos Centrales de Jackson Hole, Wyoming, donde seguramente planteará el recorte de su programa de liquidez a partir del año 2018. En el Reino Unido se publicarán los datos de ventas retail que serán analizados detalladamente dada la desaceleración que viene registrando su economía. La siguiente reunión del Banco Central de Inglaterra será a principios de agosto. Por su parte en Japón también habrá reunión de política monetaria incluyendo un recambio en su comité. Esta será la primera vez que se espera que haya consenso dentro del BOJ en relación al programa de liquidez que vienen implementando. Los dos votos disidentes fueron remplazados en las últimas semanas. China también estará en la palestra noticiosa en un par de horas más, ya que se publicarán los datos del crecimiento del PIB del segundo trimestre, (6.8% estimado), producción industrial (6.5% estimado) y ventas retail (10.6% estimado). Sin embargo, el foco bursátil estará en el centenar de empresas que estarán reportando sus resultados del segundo trimestre entre las cuales se encuentran Bank of America, CSX, Ebay, GE, Goldman Sachs, IBM, Johnson and Johnson, Microsoft, Morgan Stanley, Netflix, Sherwin-Williams, Travelers, United Health y Visa entre muchas otras.

Uno de los principales acertijos con los cuales están teniendo que lidiar los agentes de inversión tiene que ver con la combinación de datos macroeconómicos que se vienen registrando denotando un menor crecimiento y un mercado que sigue trepando sin volatilidad alguna. El pasado viernes dentro de los datos que se publicaron vimos como la inflación general cedió hacia 1.6% (desde 1.9%) mientras que la inflación subyacente se mantuvo en 1.7% por segundo mes consecutivo. Por su parte la producción industrial se expandió marginalmente hacia 2% de 1.9% mientras que las ventas retail sufrieron un traspié no menor al crecer del orden de 2.9% desde 4.1%. A ello hay que sumarle que el sentimiento del consumidor también se refugió en 93.1 puntos desde 95.1 puntos bajo el entendimiento y la preocupación de un estado político disfuncional donde ha costado implementar cualquier tipo de reforma en los meses que lleva la administración Trump. A este punto la FED de Atlanta ha estimado, con los datos recientes, que la economía se habría expandido del orden de 2.4% durante el segundo trimestre del año (desde el 1.4% registrado el primer trimestre del año) siendo que empezamos el trimestre con una proyección más cercana a 4%. Entre medio Yellen seguramente en su última intervención frente al Congreso argumentó que el instituto emisor empezará el recorte de su posición financiera en los próximos meses siguiendo con un gradualismo monetario que no ponga en riesgo el endeble crecimiento que viene registrando la economía. Lo que si llamó la atención y seguramente pondrá en riesgo su segundo mandato serán los comentarios relacionados a la imposibilidad de llevar la economía hacia un crecimiento más robusto adoptando el programa económico planteado por la administración Trump sin generar desequilibrios inflacionarios. Yellen argumentó que aún hay demasiada incertidumbre en el frente político que podrían incidir sobre la demanda interna del país.

En el frente empresarial Amazon ratificó que la demanda a través de sus ofertas en Prime Day habrían superado los US$1 mil millones en ventas alcanzando su mayor nivel histórico contra argumentando con ello algunos de los datos macroeconómicos que se registraron en la semana. Esto permitió que el precio de dicha acción se haya encumbrando por encima de US$1,000 por acción. Entre medio JP Morgan reportó resultados trimestrales que superaron las expectativas con creces alcanzado utilidades por acción de US$1.82 versus US$1.58 estimado. La empresa señaló que la cartera crediticia continuó expandiéndose del orden de 8% año a año mientras que los ingresos por trading cedieron -14% algo que ya venían anunciando las distintas entidades financieras. Por su parte Citigroup registró US$1.28 por acción registrando un crecimiento en su cartera crediticia de 2% y una caída en sus resultados de trading de renta fija del orden de -6%. Finalmente, Wells Fargo cifró US$1.07 por acción registrando un crecimiento del orden de 1% en su cartera crediticia mientras que los ingresos de trading cedieron del orden de -45% en relación a igual trimestre del año anterior. Varias de las instituciones argumentaron que la caída se debió en gran parte a la falta de volatilidad bursátil y que la reciente alza de tasas les había favorecido los ingresos provenientes de intereses. Esta semana estarán reportando casi 70 empresas del S&P 500 donde se estima que el crecimiento en ventas será del orden de 4.8% y las utilidades se estarían expandiendo del orden de 6.8%.

En Europa la producción industrial se expandió del orden de 4% (desde 1.2%) ratificando el buen dinamismo que conlleva dicha economía. Por su parte en el Reino Unido la tasa de desempleo alcanzó su menor nivel en 42 años cerrando el mes anterior en 4.5% (desde 4.6%). A diferencia de lo que venía ocurriendo en meses anteriores el salario medio subió hacia 2% (desde 1.7%) siendo que aún la inflación sigue girando en torno a 2.9%.

En China las exportaciones se expandieron hacia 11.3 % (desde 8.7%) mientras que las importaciones lo hicieron desde 17.2% (hacia 14.8%) a medida que la expansión de nuevos créditos se mantuvo en 12.9% por segundo mes consecutivo. En India la inflación se desaceleró aún más hacia 1.5% (desde 2.2%) mientras que la producción industrial siguió el mismo camino hacia 1.7% (desde 2.8%).

Finalmente, en la región el ex Presidente brasileño, Inácio Lula da Silva, fue condenado a casi una década de encarcelamiento tras ser formalizado por actos de corrupción. Aun cuando Lula tiene varias instancias para apelar dicha condena lo que aparentemente estaría claro es que éste no podría presentarse a las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en octubre del próximo año, siendo que venía liderando las encuestas políticas. En el frente macroeconómico el Banco Central de Perú optó una vez más rebajar su tasa de instancia monetaria en 25 puntos base dejándola en 3.75% argumentando que la inflación debiese continuar cediendo en los meses que vienen a medida que los shocks inflacionarios del primer semestre se van disipando. Por su parte la clasificadora de riesgo S&P rebajó la nota crediticia de Chile hacia A+ desde AA- tras que en enero de este año pusiese al país en “negative watch” bajo el entendimiento que la economía se venía desacelerando y la situación fiscal se deterioraba.

 

Página 1 de 31