Los Bancos Centrales Protagonistas Destacado

La FED, en línea con las expectativas de mercado, optó por subir su tasa de política monetaria en 25 puntos base hacia 1.5% bajo el entendimiento que la economía el año que viene se expandirá del orden de 2.5% (desde una estimación anterior de 2.1%) y la tasa de desempleo cederá hacia 3.9% (desde una estimación anterior de 4.1%). Sin embargo, las autoridades monetarias decidieron mantener tres alzas de tasa de 25 puntos base cada una en el año 2018 siendo que el mercado había prácticamente incorporando cuatro ante un mayor estímulo fiscal proveniente de la reforma tributaria. 

La Presidenta de la FED, Janet Yellen, reiteró que el escenario base tenía contemplado mayor gasto e inversión bajo el entendimiento de que el gobierno logrará aprobar e implementar la reforma tributaria, sin embargo, mencionó que el impacto final era desconocido ya que por ahora la versión final de la legislación no se había redactado. Ante la pregunta del trabajo inconcluso durante su mandato, Yellen señaló que la inflación se había mantenido demasiado comprimida, hecho que fue confirmado por los datos que se publicaron un par de horas antes que cifraron el dato general en 2.2% (desde 2%) y la inflación subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y energía, en 1.7% (desde 1.8%). Ante la pregunta acerca de la posibilidad de que la FED adopte las criptomonedas ella argumentó que la tecnología tenía valor, no obstante, mencionó que el activo era altamente especulativo. Finalmente, también abordó el aplanamiento de la estructura de tasas. Yellen adujo que se podía esperar un recorte de los spreads a medida que la normalización de tasas continuaba gradualmente en los trimestres siguientes. 

Inmediatamente,ell Banco Central de China mandó un mensaje a los agentes de mercado al realizar un ajuste marginal en sus tasas interbancarias de 7 y 28 días en 5 puntos base dejándolas en 2.5% y 2.8%, respectivamente. Esta alza vino de la mano de una expansión en las ventas retail hacia 10.2% (desde 10%), una desaceleración marginal en la producción industrial hacia 6.1% (desde 6.2%) y otra caída en la inversión en activos fijos hacia 7.2% (desde 7.3%). El BCC mantuvo su tasa de política monetaria en 4.35% bajo el entendimiento que la inflación sigue girando en torno a 1.7%. 

Por su parte, en la Euro Zona el dato preliminar de actividad compuesta del mes de diciembre registró un aumento hacia 58 puntos (desde 57.5 puntos) lidearo por mejorías tanto en el sector manufactura como el de servicios hacia 60.6 puntos (desde 60 puntos) y 56.5 puntos (desde 56.2 puntos), respectivamente. Alemania se va expandiendo cada vez más rápido tras que el PMI compuesto se expandiese hacia 58.7 puntos (desde 57.6 puntos) ratificando que el motor de la economía europea sigue tomando tracción con una inflación que va rondando 1.8%. En el Reino Unido las ventas retail tomaron tracción entrando a la recta final del año expandiéndose del orden de 1.6% (desde -0.3%). 

En Japón la lectura PMI de manufactura preliminar de diciembre se aceleró hacia 54.3 puntos desde 53.8 puntos. A su vez la inflación al producto en India tomó dinamismo trepando hacia 3.9% (desde 3.6%). 

La decisión de la FED fue sin grandes sorpresas, aunque el voto fue dividido con dos miembros argumentando que era prematura la alza que se había acordado. A su vez, utilizando las proyecciones para la trayectoria de tasas en los próximos años (dot plot) hubo dos votos proyectando la tasa por encima de 4% hacia el año 2020, con ello dando a entender que algunos de los modelos estaban empezando a engranar proyecciones inflacionarias que van tomando raíz. Aun así, la FED proyectó una expansión de 2.5% para el 2018 para desacelerarse hacia 2.1% el 2019 y 2% el 2020. La tasa de desempleo se proyectó hacia 3.9% para los dos siguientes años para luego terminar el 2020 en 4%. La tasa de desempleo estructural de largo plazo fue prevista en 4.6%. Finalmente, la FED estimó que tanto la inflación general PCE como la inflación PCE subyacente se mantendrán en torno a 2% a medida que la FED va subiendo la tasa gradualmente a través del 2018 y 2019. Las estimaciones promedio para el alza de tasas pasan desde el actual 1.5% hacia 2.1% para finales del 2018 subiendo hacia 2.7% en el 2019 para cerrar el 2020 en 3.1%. 

 

Entre medio la FED continuará con el recorte en su balance financiero de acuerdo al programa prescrito subiendo los montos de ventas desde US$10 mil millones mensuales hacia US$20 mil millones mensuales durante el primer trimestre del año 2018. Finalmente, parecería que por ahora el entrante Presidente de la FED, Jerome Powell, procederá con gradualidad tomando en consideración la intención del gobierno de continuar estimulando a la economía a través de mayor gasto fiscal una vez aprobada la legislación. Habiendo denotado aquello hay aquellos agentes de mercado que estarán preocupados del anclaje que ha sufrido la estructura de tasas que debiese estar posiblemente apuntando hacia 3% en el 2018 desde su actual nivel de 2.37%. 

Modificado por última vez en Jueves, 14 Diciembre 2017 17:07
Más en esta categoría: « LOS MERCADOS ESTA SEMANA