Miércoles, 26 Abril 2017 | Login

Orbitando en el Corto Plazo Destacado

Tras que el índice S&P 500 tocase transitoriamente el piso técnico de la banda, en 2,322 puntos el pasado lunes, sólo bastó una serie de datos macroeconómicos positivos para que éste rápidamente repuntase hacia 2,359 puntos orbitando nuevamente alrededor del pivote de corto plazo en el cual se ha estado moviendo el mercado bursátil estadounidense desde principios de marzo. 

Entre los datos macroeconómicos estuvieron los precios de los bienes inmuebles medidos por el índice Case & Shiller mostrando una reaceleración hacia 5.9% mientras que la confianza del consumidor se encumbró hacia 125.6 puntos alcanzando su mayor nivel desde el año 2000. Entre medio de aquello el Presidente Trump dio a entender públicamente que estaba queriendo negociar con sus contrapartes demócratas un conjunto de acuerdos en pos de reformar no sólo el sector salud sino que también temas impositivos, algo que alivió la preocupación que se estaba formando tras que la semana pasada el partido Republicano no pudiese consensuar un acuerdo para reformar Obamacare. En el frente internacional ayer por la noche se publicó la carta que está haciendo entrega en este minuto el gobierno del Reino Unido a la Comunidad Europea ejerciendo su derecho para desanexarse a través del ejercicio del Articulo 50. Sin duda que el tono de la carta es conciliatorio dando a entender de que buscarán llegar a un acuerdo con sus pares europeos en el periodo prescrito de 24 meses haciendo concesiones que sean de mutuo beneficio. En la carta la Premier inglesa, Theresa May, además reitera que se respetarán los derechos de los ciudadanos europeos como dictaminó finalmente el Parlamento inglés cuando se forjaba los acuerdos internos en pos de negociar un acuerdo marco que sea beneficioso para el país. 

Por su parte, el Presidente del Concilio Europeo, Donald Tusk, estará pronunciando un discurso en el cual reiterara que el bloque europeo actuará de común acuerdo como si fuese uno sólo con ello sentando las bases de que se respetarán posturas más inflexibles por parte de países como Alemania y Francia durante el proceso de negociación. Tusk reiteró que de inmediato buscarán reducir la incertidumbre que se generará alrededor de las negociaciones estableciendo un calendario enfocado en los puntos principales de negociación. Sin embargo, ya sabemos que todo este proceso será un festín para los medios de prensa que utilizarán cada ocasión, durante los próximos dos años, para argumentar que las partes están a punto de divorciarse de manera enemistada. El proceso, como suele ocurrir en Europa, será prolongado y diplomático con aristas en las cuales todas las partes cederán. Lo que si, por parte de la Comunidad Europea, es que dicho proceso debe ser costoso y prolongado para que ningún otro miembro opte por un camino similar. 

Por su parte en Japón las ventas retail sufrieron otro traspié tras expandirse sólo 0.1% desde 1.0% año a año. Las ventas por departamento cedieron del orden de -2.7% muy por debajo del -1.8% que estaba esperando el mercado. Parte de los problemas se deben a que las negociaciones salariales que tienden a ocurrir por estas fechas nuevamente están mostrando crecimientos paupérrimos que no apoyan al consumo del país.   

A este punto daría la impresión de que el efecto riqueza estadounidense, generado desde principios de noviembre, se ha reflejado en la confianza del consumidor, la cual ha eclipsado en 125.6 puntos, excediendo los 116 puntos que tenía estimado el mercado. Entre los factores que están influyendo en este marcado optimismo, que también se ha reflejado en la expansión de las ventas retail del orden de 5.7% año a año, ha sido la evolución del mercado bursátil conjuntamente con el repunte que ha persistido en el mercado inmobiliario. El hecho de que haya una reaceleración de los precios de los bienes inmuebles, como muestra el índice Case & Shiller, hacia 5.9% ratifica que la demanda interna está tomando tracción acompañada de mayor otorgamiento de crédito. Sin embargo, estos datos no condicen con la posición que están adoptando los inversionistas retail que en la primera quincena de marzo han optado por reducir su exposición a la renta variable en US$8 mil millones, según ICI, cargando sus portfolios en casi la misma magnitud en renta fija. Esta es una de las principales razones por las cuales la estructura de tasas no ha mostrado movimientos tan bruscos como los de renta variable ya que la tasa soberana no se ha desprendido de 2.4%, como si aún persistiese problemas macroeconómicos que no estamos viendo. Para otros este anclaje de las tasas largas proviene de menores expectativas inflacionarias a medida que el precio del petróleo ha cedido por debajo de US$50 el barril, lo cual limitaría el impacto transitorio sobre los datos de inflación en los próximos meses. Sin embargo, cualquier sea la postura adoptada, lo que estamos viendo nuevamente es que los mercados se están bifurcando ante un escenario más favorable. El mercado de renta variable toma dirección al alza mientras que las tasas largas se mantienen comprimidas sabiendo que la Reserva Federal (FED) esta argumentando, a través de distintas intervenciones verbales, que por lo menos habrá dos alzas de tasa más en lo que resta del año, cada una de 25 puntos base. 

 

Para algunos más incrédulos la lectura de la confianza del consumidor habría registrado alguna anomalía, sin embargo, esta cifra también viene de la mano de una mayor creación de empleo en los primeros meses del año. De hecho se está estimando que el dato de generación de empleo de marzo sumará por encima de 200 mil nuevos empleos marcando un inicio de año, en el plano laboral, extremadamente robusto.  Sin embargo, será este mismo dato el cual hará que las autoridades monetarias opten por amplificar su retórica acerca de mayores alzas de tasas por delante. En conclusión, aun cuando el índice S&P 500 está orbitando alrededor del punto intermedio técnico de corto plazo la compresión de tasas no condice con el optimismo que se registra en el mercado de renta variable.