¿Persistente Desinflación? Destacado

Entre hoy jueves y mañana viernes el foco estará puesto en dos factores que van estrechamente relacionados por un tema en común que viene determinado por el comportamiento de las tasas de interés. Por un lado, se publicarán los datos de inflación al productor e inflación general que fueron de gran discusión en la última reunión de la Reserva Federal (FED) cambiando las expectativas de mercado acerca de una posible alza de tasas de interés, tema que abordaremos en mayor detalle a continuación. Por otro, hoy estarán reportando sus resultados trimestrales los gigantes financieros JP Morgan Chase (JPM) y Citigroup (C) dando paso luego mañana a las cifras de Bank of America y Wells Fargo. Parte de la discusión de los resultados de la banca girará en torno a la desaceleración en el otorgamiento de crédito que vienen imponiendo las instituciones financieras durante los últimos trimestres, el impacto del repunte en la estructura de tasas que podría estar mejorando sus márgenes de interés, el deterioro que habrían registrado las carteras propietarias producto de la falta de volatilidad, el impacto de los huracanes sobre sus ingresos y programas de inversión para terminar analizando el avance de la devolución de capital a través de dividendos o recompra de acciones propias que están ejecutando dichas empresas. 

Por ahora se estima que JPM estaría registrando utilidades por acción de US$1.65 con una caída de -20% en el negocio de trading. Por su parte el Citi estaría reportando US$1.32 por acción y un ajuste del orden de -15% en su división de trading, aun cuando dicha empresa logró sortear de buena manera la falta de volatilidad en trimestres anteriores. Además, el Citi estará entregando un avance acerca del desarrollo de la nueva estrategia que delinearon hace un par de meses atrás acompañada de un programa que suma US$60 mil millones en devolución de capital. Habiendo despejado aquello se estará publicando los datos de inflación al productor general y subyacente que en su última lectura se encontraban en 2.4% y 2%, respectivamente. Cualquier cifra por encima de los datos del mes anterior podría impactar las expectativas de inflación general que se publicarán mañana por la mañana. 

En Europa el dato de producción industrial mejoró considerablemente hacia 3.8% (desde 3.6%) siendo que se estimaba una lectura cercana a 2.8%. El mensaje menos agresivo utilizado por la FED acerca de posibles alzas en la tasa de interés a través de las actas conjuntamente con este dato más robusto en Europa hizo que el dólar continúe depreciándose hacia €1.185 en relación al euro mientras que la paridad dólar yen se ha centrado en ¥112.4. 

En Japón la inflación al productor trepó marginalmente hacia 3% (desde 2.9%) mientras que el índice de actividad terciario se desaceleró marginalmente hacia 0.6% (desde 1%). Dentro del transcurso del día en China se conocerán los datos de la balanza comercial del país del mes anterior mientras que en India se publicarán la inflación (actualmente en 3.4%) y la producción industrial (actualmente en 1.2%). 

Por el frente político hoy el Presidente Trump estará firmando una orden ejecutiva dando el primer paso en pos de una desregulación del sector salud dada la incapacidad del Congreso de llegar a un acuerdo en dicha materia. No obstante, la ejecución de ésta podría alterar el compromiso político necesario, dentro del mismo partido Republicano, para aprobar los recortes de impuestos que han dibujado antes de fin de año. 

Hace un par de días los agentes de inversión habían designado con probabilidad cercana a 90% de que la FED estaría subiendo la tasa de instancia monetaria en otros 25 puntos base para dejarla en 1.5% durante su reunión de mediados de diciembre. Sin embargo, de las actas del instituto emisor se desprende una discusión interna que va enmarcada dentro de la posibilidad de la persistente desinflación que viene registrando la economía estadounidense (y también mundial) podría tener tintes más permanentes que transitorios, como se venía argumentando durante meses anteriores y fue la base con la cual la FED decidió iniciar el recorte del balance durante este cuarto trimestre. En varias instancias anteriores se argumentó que el proceso desinflación sería transitorio y que eventualmente, como argumentamos en ediciones anteriores, las presiones inflacionarias tomarían raíz. Sin embargo, en el documento publicado ayer se da a entender de que hubo una discusión más exhaustiva dentro del Comité donde hay miembros que vienen argumentando una preocupación cada vez más latente acerca de la persistencia de la desinflación. Esta discusión modificó sustancialmente las expectativas de alza en la tasa de interés ya que en sesión de ayer las probabilidades de una baja en la tasa de interés en el mes de diciembre aumentaron de casi cero a 17%. Por ahora la probabilidad de alza en la tasa se mantiene cercana a 83%. Estas probabilidades se corregirán entre hoy y mañana una vez que se publiquen los datos de inflación e inflación subyacente que debiesen tender a 2% impactados por efectos pro inflacionarios transitorios que emanaron de los huracanes Harvey e Irma el mes anterior. 

Habiendo señalado aquello el Banco Central Europeo (BCE), la semana antepasada, nos recordó que la inflación general entrando a la recta final del año se verá impactada por la base comparativa pudiendo inclusive deteriorase de su actual 1.5% hacia 0.9%, algo que también ocurrirá en Estados Unidos. Ante ello sería difícil argumentarán alzas adicionales en la tasa de interés si es que la inflación sigue cediendo y los factores de desinflación son más permanentes que transitorios pudiendo inducir a una desaceleración macroeconómica de manera prematura. Es por ello que Yellen adujo, también la semana antepasada, que algunas de las lecturas y modelos econométricos podrían inducir a error en la fijación de la política monetaria. 

En conclusión, entre hoy y mañana los agentes de mercado estarán analizando detalladamente los resultados de la banca y la posible persistencia desinflacionaria que se viene discutiendo dentro de la FED. Ambos factores relacionados entre si dada la relación que tienen ambos con el comportamiento de las tasas de interés.