EL MERCADO ESTA SEMANA Destacado

Otra semana histórica fue la pauta que marcó la semana anterior tras que el índice Dow pasase el odómetro de los 23,000 puntos trepando rápidamente hacia 23,329 puntos, liderado por una extraordinaria demanda por IBM, cuyo precio de su acción subió 10.2%; el índice S&P 500 marcase nuevos máximos cada día de la semana cerrando levemente por encima de 2,575 puntos; y finalmente el Nasdaq cerrase en 6,629 puntos acumulando una rentabilidad de 23.1% en lo que vamos del año liderado por un repunte extraordinario del sector tecnología.

Entre medio hubo aquellos que trataron de fijar un lúgubre paralelismo entre lo que viene ocurriendo con los mercados accionarios estadounidenses en los últimos meses con lo ocurrido hace 30 años atrás, (Black Monday) cuando el 19 de octubre del año 1987 el mercado se desajustó -22.6% en un solo día. Entre los factores que impulsaron al rally que se plasmó en la semana partimos y terminamos la semana con comentarios de la Presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, señalando que la normalización monetaria deberá proceder de manera gradual ante la persistente falta de inflación sin embargo, también adujo que la probabilidad de que el instituto emisor tenga que adoptar medidas extraordinarias, como la de llevar la tasa de interés hacia cero, era desagradablemente alta. A estos comentarios monetarios más flexibles se sumaron los presidentes de los bancos centrales de China, Europa y Japón mientras que el del Reino Unido, tendrá una labor más compleja tras que la inflación en dicho país se encumbrase hacia 3%.

El segundo factor que influyó de sobre manera sobre el comportamiento bursátil provino de los muy buenos resultados trimestrales que continuaron publicando las bancas de inversión, sumándose a al desempeño que habían registrado sus pares más tradicionales la semana anterior. A ello se sumaron muy buenas cifras por parte de IBM, Netflix y Travelers que impulsaron el dinamismo que conlleva el mercado. Por el lado contrario los resultados de GE y Procter & Gamble dejaron que desear ya que sus ingresos se están viendo perjudicados por la falta de adaptación a una demanda cambiante donde ambas empresas se están viendo amenazadas internamente por inversores activistas que están pidiendo cambios drásticos en búsqueda de desencadenar valor para el inversionista minoritario.

El tercer elemento que jugó a favor fue la aprobación por parte del Senado estadounidense de un marco presupuestario para el 2018 que contempla un agresiva baja de impuestos que tendrá que ser ahora negociada con la Cámara de Representantes, que también, con solo votos Republicanos, había aprobado un programa fiscal hace un par de semanas atrás. Esto permitió que se plasmase un optimismo de que la rebaja tributaria, tanto para empresas como personas, tendrá pretensión de ser aprobada antes de finales de año logrando tener una marcada incidencia sobre los resultados trimestrales del año siguiente.

Añadido a todo esto, en el convulsionado ámbito político el Premier chino, Xi Jinping, delineó un nuevo rumbo para su país estableciendo su propio dogma con aspiraciones geopolíticas globales posicionando al gigante asiático como un eje primordial económico, político y social en las próximas décadas. Sin embargo, la nota de cautela, provino de su mandatario monetario, Zhou Xiaochuan, quien argumento, frente a los 2,300 delegados reunidos en este decimonoveno concilio quinquenal del Partidos Comunista chino, que podríamos estar frente a un “momento Minsky”, algo que tuvo una incidencia transitoria y difusa sobre los mercados bursátiles.

En Japón el Premier, Shinzo Abe, acaba de acentuar su poder político al registrar aproximadamente 300 de los 465 curules de la Cámara Baja bajo su mandato pudiendo con ello realizar cambios a la constitución. Estos reforzados poderes políticos, además, le permitirán a Abe sortear mejor el cambiante escenario geopolítico asiático donde la ambición china fue plasmada en las 3 horas y media que discurso de Xi Jinping el pasado miércoles, y el volátil escenario bélico que siempre añade el líder norcoreano Kim Yong-un.

En el frente europeo la crisis entre el gobierno central español y el separatista gobierno de Cataluña entrará en una nueva fase tras que Mariano Rajoy decidiese finalmente ejercer poderes constitucionales para administrar dicha región tras las esquivas respuestas planteadas por el Presidente catalán, Carles Puigdemont, ante una elusiva declaración de independencia. Esta crisis se prolongará ya que es inédita en su historia y tiene cierto apoyo formal por parte de la población catalana. Además, reunidos en Bruselas, los líderes de la Comunidad Europea recibieron desinteresadamente los comentarios acerca del proceso de Brexit que planteó la Premier del Reino Unido, Theresa May, antes sus pares. Por ahora según el resto de los mandatarios europeos el proceso ha sido extremadamente lento y sin grandes avances producto de la falta de claridad por parte del Reino Unido, donde May está perdiendo poder interno para continuar con dichas negociaciones dada la falta de mayoría que tiene en el parlamento. Finalmente, en la región un subcomité del Congreso brasileño rechazo la instancia judicial para enjuiciar (por segunda vez) al actual Presidente Michel Temer. Se espera que esta semana la Cámara Baja del Congreso brasileño rechazará en su totalidad el juicio dado el apoyo político que sigue recibiendo Temer. 

Esta penúltima semana de octubre partiremos con la publicación de las lecturas preliminares de los PMI a nivel mundial del mes de octubre a medida que se van digiriendo los resultados parlamentarios en Japón donde Abe estará delineando su estrategia en pos de un cambio constitucional profundo, elemento que ha sido la base de su agenda política desde que asumió el mandato gubernamental el año 2012. Entre medio los discursos políticos en China continuarán generando titulares día a día dando señales del programa gubernamental que seguirá el gobierno de Xi Jinping en los próximos cinco años.
En Estados Unidos se publicarán más datos del sector inmobiliario conjuntamente con la primera lectura del crecimiento del PIB del tercer trimestre (estimado en 2.7%). En Europa el Banco Central estará dictaminando política monetaria el próximo jueves 26 de octubre donde se espera que el Presidente de dicha institución, Mario Draghi, formalice un plan de salida para el exhaustivo programa de liquidez que viene instaurando. Se espera que durante el año 2018 las compras de €60 mil millones mensuales se reducirán gradualmente mes a mes tras que la inflación va tomando algo de tracción, aún cuando la del mes anterior fue ratificada en 1.5%.

Finalmente, hasta la fecha han reportado 85 empresas del S&P 500 estimándose por ahora que las ventas se expandirán del orden de 5.1% y las utilidades lo harán 1.7%. Esta última cifra fue corregida producto de los malos resultados de empresas como GE, P&G y otras que a pesar de encontraron en un ciclo expansionista no han logrado generar los cambios necesarios. Esta semana estarán reportando aproximadamente 190 empresas del S&P 500 incluyendo las cifras de Alphabet (Google), Amazon, Boeing, Caterpillar, Chevron, Coca Cola, Exxon, Ford, GM, McDonald’s, Microsoft, 3M, United Technologies y Visa. Los agentes de mercado estarán poniendo especial énfasis en los resultados del sector tecnología buscando determinar si es que éste viene operando con los fundamentales con los cuales se vienen fijando sus valorizaciones. Ya en la semana vimos como un recambio de papales de Apple hacia IBM permitiendo un repunte extraordinario en el precio de éste último (instrumento 10.2% en la semana)a pesar de que la empresa continuó, por 22 trimestres consecutivos, registrando menores ventas a nivel global frente a la creciente competencia.

Ante una pregunta plasmada la semana anterior acerca del momento que se viene registrando en los mercados bursátiles globales y aquellos registrados en octubre de 1987, cuando el mercado sufrió un ajuste dramático de casi -23% en sólo un día, en una primera instancia se podría argumentar que son pocos los elementos que se podrían destacar. Sin embargo, haciendo un análisis más amplio, parecería que hay un paralelismo lúgubre que emana de la silenciada voz de un posible desajuste. Es evidente, como bien sabemos, que los bancos centrales de las principales economías mundiales siguen experimentando monetariamente inyectando liquidez a destajo frente a un continuó (e inexplicable) proceso desinflacionario. Esta semana dos mandatarios monetarios del talante de Janet Yellen (Estados Unidos) y Zhou Xiaochuan (China) realizaron intervenciones que en cualquier otra instancia podrían haber afectado el ámbito bursátil. El más preocupante provino a media semana cuando Zhou Xiaochuan, frente a la cúpula del gobierno chino, mencionó que podríamos estar frente a un momento Minsky dando a entender de que se esta forjando, en algún rincón del sistema financiero global, una burbuja financiera que terminirá finalmente repercutiendo sobre el resto del mercado. Este comentario vino entre medio que China se esta tratando de reposicionar como un líder global por ende no fueron palabras al boleo. A ello se suman las palabras de Yellen quien argumentó que la FED tendrá que instaurar medidas pro cíclicas similares a las de la post crisis en un ambiente no tan áspero como el ocurrido hace una década atrás. Durante la crisis del año 87 similares alertas de un posible incendio financiero fueron silenciadas pasando a segunda plana ya que el desbordante optimismo hacía prever que no había riesgos por delante tras que los índices subían hacia nuevos históricos alejándose aparentemente de los fundamentales.

Por su parte, en el Reino Unido, tras que la tasa de desempleo se mantuviese en 4.3% y la inflación se encumbrase hacia 3%, es de esperar que haya un aumento en la tasa de política monetaria de 25 puntos hacia 0.5% el próximo 2 de noviembre. Sin embargo, dado que la inflación salarial se descomprimió hacia 2.1% (desde 2.2%) puede que haya disensión interna dentro del instituto emisor al momento de votar.

Entre medio de todo este ajetreo la economía china se expandió del orden de 6.8% (desde 6.9%) durante el tercer trimestre del año acompañada de una menor expansión en la inversión en activos fijo hacia 7.5% (desde 7.8%) pero una recomposición de la producción industrial hacia 6.6% (desde 6%) al igual que las ventas retail las que se expandieron 10.3% (desde 10.1%) en el mes de septiembre. Es de esperar que para cumplir el cometido de un crecimiento promedio de 7% durante el segundo semestre del año, como planteó el Presidente del Banco Central de China, Zhou Xiaochuan, se podría esperar medidas pro cíclicas en los meses que vienen siendo que la inflación se mantiene en 1.5% y la tasa de instancia monetaria en 4.35%.