Injerencia Política Destacado

Hace una semana el índice accionario Dow estaba sobrepasando el umbral de 23,000 puntos basado en un: 1) Un crecimiento económico estadounidense más robusto; 2) Un crecimiento global sincronizado; 3) Utilidades de las empresas estadounidenses durante el tercer trimestre del año mejores a las esperadas; 4) Precios de los commodities estables o tendientes al alza y finalmente; 5) Una injerencia política más pronunciada a través de un posible recorte de impuestos corporativos y personales. Ha sido bajo esta misma plataforma que ayer el Dow cerró con bastante facilidad en 23,442 puntos, el S&P 500 trepó hacia 2,569 puntos y el Nasdaq cerrase en 6,598 puntos con el índice de volatilidad (VIX) subiendo levemente por encima de 11 puntos aduciendo un poco más de incertidumbre seguramente producto del fuerte repunte que ha registrado la tasa soberana a 10 años la cual actualmente se encuentra girando en torno 2.45% rompiendo el umbral de 2.4% que mantuvo durante prácticamente todo el año. Efectivamente, a medida que la lectura preliminar PMI compuesta en Estados Unidos trepó hacia 55.7 puntos (desde 54.6 puntos) durante el mes de octubre liderado por crecimientos en ambos el sector manufacturero hacia 54.5 puntos (desde 53 puntos) y el de servicios hacia 55.9 puntos (desde 55.1 puntos) la preocupación acerca de un incipiente proceso inflacionario en los meses que viene va incorporando mayores alzas de tasas futuras. Por ahora se estima que la economía estadounidense habría crecido del orden de 2.7% durante el tercer trimestre del año (desde 3.1%). Por el lado del crecimiento global las lecturas preliminares de PMI publicadas en las últimas horas por parte de Brasil, China, Rusia y la Euro Zona dan fe de que hay un crecimiento estable entrando a la recta final del año.

Además, el miércoles por la mañana se publicó el crecimiento económico del Reino Unido del tercer trimestre que subió marginalmente hacia 1.6% en términos anualizados (desde 1.5%) ello en un contexto donde las autoridades monetarias tendrán que decidir si es que recortan el programa de liquidez extraordinario que vienen implementando o alternativamente suben la tasa de instancia monetaria. Aquella misma decisión estará delineando mañana a primera hora el Banco Central Europeo (BCE) donde se espera que calendaricen el programa de recorte de liquidez y también designen un avance acerca de posibles alzas en la tasa de interés. Ello en un contexto donde la encuesta Ifo alemana sobre pasó las expectativas de mercado trepando hacia 116.7 puntos (desde 115.3 puntos) ratificando el optimismo con el cual viene operando el motor de la economía europea. Por su parte en términos de los resultados trimestrales ayer vimos como dos de los componentes del Dow explicaron casi 80% del repunte del índice tras que Caterpillar y MMM reportasen cifras mejores a las esperadas permitiendo con ello que el precio de sus acciones trepasen 5% y 5.9%, respectivamente. Contrarrestando dicho comportamiento estuvo el resultado de Chipotle que en el pre market viene desajustándose del orden de -11% tras que sus ventas entrasen por debajo de las expectativas de mercado.

Habiendo denotado aquello por ahora la mayoría de los resultados siguen reflejando un buen crecimiento en ventas y utilidades durante el tercer trimestre. Por el lado de los commodities el precio del petróleo ha logrado mantenerse rotando en torno a US$52 el barril ya por varias semanas consecutivas mientras que el precio del cobre sigue por encima de US$3.17 la libra dado el robusto crecimiento que viene reflejando China. En el frente político, tema que abordaremos en mayor detalle a continuación, el Presidente Trump sigue ejerciendo su poder en pos de aprobar un recorte impositivo en las semanas siguientes sosteniendo ayer una reunión con la cúpula de senadores republicanos para discutir los pormenores de la ley. El miércoles se dio a conocer el Comité del Partido Comunista de China que estará acompañado al Premier Xi Jinping en su segundo quinquenio gubernamental donde llama extremadamente la atención la falta de un sucesor como en periodos anteriores. Por lo general el comité ha incluido una persona más joven en preparación para el siguiente cambio de gobierno, no obstante, parece que Xi Jinping estaría buscando perpetuar su legado por un tercer mandato posicionándose eventualmente sobre Mao Zedong. Finalmente, en el ámbito monetario el Banco Central de Argentina ayer decidió subir su tasa de instancia monetaria en 150 puntos base hacia 27.75% para acelerar de manera más aguada el proceso de desinflacionario mostrando un grado de independencia del estamento político que se viene acomodado tras las elecciones legislativas sostenidas el domingo pasado donde el Presidente Macri logró fortalecer su gobierno. Esta tarde, entre medio, se espera que el Banco Central de Brasil bajará su tasa de instancia monetaria entre 50 a 75 puntos base (desde la actual 8.25%) tras que la inflación cediese hasta 2.5% dándole grados de libertad para consolidar el incipiente crecimiento que viene registrando su economía. 

A este punto, después de que martes el Presidente Trump, a través de su cuenta Twitter, decidiese enunciar que el mercado accionario sigue alcanzando su máximos históricos y que el mercado laboral se encuentra en buen pie no debiese haber duda alguna que el gobierno esta tratando de ejercer una injerencia política sobre el recorte impositivo aduciendo un posible desajuste bursátil si es que no se aprueba dicho proceso. Algo que ya la semana anterior había esgrimido el Secretario de la Tesorería, Steven Mnuchin. Daría la impresión por ahora que el gobierno se quiere atribuir el repunte bursátil de este año como si fuesen sus logros y sus medidas extraordinarias las que estarían explicando dicha alza, dejando de lado todos los otros elementos que mencionásemos anteriormente y que para algunos como Larry Fink, el CEO de Blackrock, tienen mayor incidencia. De hecho el martes Fink públicamente señaló que el repunte accionario a la fecha se debía al repunte económico que había sufrido la economía mundial y que eventualmente, un recorte impositivo hay sea este o si siguiente trimestre, tendría una incidencia marginal. Sin embargo, si es que el gobierno se quiere atribuir el rally accionario mundial debemos preguntarnos es ¿Cémo será que éste lo perpetuará o mantendrá estable el siguiente año?  

En conclusión, parte del repunte en las tasas largas estadounidenses está empezando a incorporar el riesgo de la injerencia política que está tratando de insinuar el gobierno sobre el mercado bursátil.