Dedicados a la Política Destacado

Esta semana no sólo estuvimos al son de la política monetaria que dictaminaron varios bancos centrales a nivel mundial partiendo con la Reserva Federal (FED), quien decidió un alza en su tasa de política monetaria (TPM)  de 25 puntos, dejándola en 1.5%, sino que también vimos cómo las autoridades mexicanas subieron su tasa hacia 7.25% (+25 puntos base) mientras que los rusos optaron por desplegar una baja en su tasa de 50 puntos base para llevarla hacia 7.75%. Por su parte el gobierno chino aumentó sus tasas de 7 y 28 días en 5 puntos base dejándolas en 2.5% y 2.8%, respectivamente. Entre medio los institutos emisores de la Euro Zona y el Reino Unido reiteraron su compromiso con un crecimiento económico regional más robusto manteniendo sus políticas monetarias sin cambio alguno mientras que el Concilio Europeo aprobaba políticamente los acuerdos alcanzados con su contraparte inglesa para empezar la segunda etapa de las negociaciones para su divorcio.

Por su parte en Estados Unidos la reforma tributaria tuvo su propio baile partiendo por la pérdida de la senaduría republicana el pasado martes en Alabama para luego tener que lidiar con dos votos senatoriales disidentes y otros dos representantes republicanos presentando enfermedades complicando en primera instancia la aprobación en el Senado. Dicha incertidumbre generó una sensación de vacío permitiendo que los índices accionarios cediesen para luego retomar el optimismo hacia el cierre de mercado el pasado viernes a medida que el partido republicano presentaba la última versión de la legislación y aseguraba públicamente que tenía los votos suficientes para hacer realidad la aprobación antes del próximo 22 de diciembre fecha en que empieza el receso navideño hasta entrado el año 2018.

Por su parte, el mercado accionario chileno repuntó casi 7% en la semana en preparación a los resultados electorales presidenciales que se están llevando a cabo este domingo para elegir a su nuevo presidente. Entre medio en Perú el Presidente, Pedro Pablo Kuczynski, podría perder la presidencia tras ser acusado de pagos indebidos relacionándolos con la brasileña Odebrecht. El Congreso peruano decidirá el destino de la presidencia el próximo jueves 21 mientras que el pueblo catalán va a las urnas para elegir a los nuevos mandatarios que liderarán al gobierno de la región bajo el entendimiento que el voto podría ser una ratificación de una posible secesión de España. Sin embargo, toda esta aparente incertidumbre bursátil fue amortiguada no sólo por las buenas cifras que emanaron de la economía estadounidense, sino  también del ámbito empresarial tras que empresas como Costco registrasen ventas más que saludables en el cuarto trimestre del año y Disney formalizase la compra del segmento de entretenimiento de 21st Century Fox en US$52,400 millones, con ello ratificando que posiblemente no nos encontramos con un mercado sobreextendido.

Fue en ese entorno, en el cual los tres principales índices accionarios estadounidenses cerraron en sus máximos históricos con el Dow alcanzando 24,652 puntos, el S&P 500 cerrase en 2,676 puntos y el Nasdaq se encumbrase en 6,937 puntos liderado por un repunte semanal de Apple la cual rentó 2.7% en lo que vamos del año. Es asi que los tres índices accionarios acumulan retornos en lo que vamos del año de 24.7%, 19.5% y 28.9%, respectivamente, marcando otro año de post crisis extraordinario. Entre medio la tasa soberana a 10 años cerró la semana en 2.36% tras que la Presidenta de la FED, Janet Yellen, argumentase que la estructura de tasas continuará aplanándose a medida que el institutito emisor va normalizando la tasa de instancia monetaria. Por su parte, el precio del crudo tuvo una semana agitada trepando inicialmente hacia US$58.5 el barril tras problemas de distribución mundial tras la reducción de producción en el Mar del Norte para luego cerrar la semana girando donde empezó en US$57.3 el barril tras que varias instituciones proyectasen una menor demanda en el año que se avecina.

Esta penúltima semana del año el foco estará puesto en la reunión de política monetaria de Japón y la última lectura del PIB del tercer trimestre de Estados Unidos y Europa. En Estados Unidos además habrá un sin número de datos relacionados al sector inmobiliarios (inicio de nuevas construcciones, ventas de viviendas usadas y ventas de viviendas nuevas) para terminar la semana con la última lectura del sentimiento del consumidor. Entre medio el ámbito político estará agitado partiendo por los vaivenes que generará la aprobación de la reforma tributaria estadounidense que podría engendrar el inicio de mayor incertidumbre tanto económica como bursátil. Hay que aquellos que vienen argumentando que una economía que viene expandiéndose por encima de su potencial no necesita mayor estímulo fiscal ya que ello podría derivar en excesivas presiones inflacionarias pudiendo eventualmente enmarcar a la FED hacia alzas más repentinas en la tasa y así engendrar un parón económico, lo cual podría estar explicando el aplanamiento de la estructura de tasas. En el ámbito internacional los agentes de mercado, no sólo estarán expectantes a los resultados de las elecciones catalanas, sino tambien de los resultados electorales en Chile y el destino del mandatario peruano. En el ámbito empresarial esta semana estarán reportando Bed Bath and Beyond, Nike y Fedex todas empresas que nos darán un primer pincelazo de los resultados trimestrales que podríamos esperar durante el cuarto trimestre del año tras que las ventas retail estadounidenses mostrasen un repunte extraordinario el mes de noviembre.  Finalmente, debemos tomar en consideración que los volúmenes accionarios empezarán a ceder a medida que nos vamos acercando a las fiestas de fin de año.  

Independiente de la decisión de la FED esta semana, quien subió la tasa de instancia monetaria por tercera vez en el año hacia 1.5%, los datos macroeconómicos que fueron publicados en la semana ratifican una economía que va tomando tracción cada vez más acelerada tras que las ventas retail se expandiese 5.8% (desde 4.9%) y la producción industrial lo hiciese en 3.4% (desde 2.9%). Sin embargo, el mensaje que envió el Comité Abierto de la FED a través de su votación dividida, con dos votos en contra del alza de tasa, y dos votos presentando la posibilidad de que la tasa de instancia podría subir por encima de 4% hacia el año 2020, dejó a muchos preocupados. En este mismo contexto el instituto emisor proyectó una expansión de 2.5% para el 2018 para desacelerarse hacia 2.1% el 2019 y 2% el 2020. La tasa de desempleo se proyectó hacia 3.9% para los dos siguientes años para luego terminar el 2020 en 4%. La tasa de desempleo estructural de largo plazo fue prevista en 4.6%. Finalmente, la FED estimó que tanto la inflación general PCE como la inflación PCE subyacente se mantendrán en torno a 2% a medida que la FED va subiendo la tasa gradualmente a través del 2018 y 2019. 

En Europa, el Banco Central Europeo (BCE) mantuvo su política monetaria a pesar del mayor dinamismo que viene exhibiendo su economía dejando a la tasa de política monetaria en cero y el programa de liquidez en €30 mil millones mensuales a partir del 2018. El Presidente del BCE, Mario Draghi, expresó que continuarán apoyando a la economía todo lo que sea necesario hasta que el repunte económico haya tomado raíz y éste se haya traspasado a inflación, con ello dictaminando que el programa de liquidez continuará en la medida que sea necesario. En el Reino Unido, donde la economía pareciese estar caminando a pleno empleo con la tasa de desempleo en 4.3% y la inflación en 3.1%, las autoridades monetarias optaron por mantener su política monetaria intacta en 0.5% de manera unánime, algo que sorprendió a los agentes de mercado. Daría la impresión que las autoridades están más preocupadas de un desajuste proveniente de las negociaciones que están llevando con la Comunidad Europea.

Por su parte en Japón el índice de actividad Tankan trepó hacia 25 puntos (desde 22 puntos) mientras que el partido de gobierno propuso una rebaja de impuestos a aquellas empresas que opten por incrementar los salarios con ello impulsando la baja inflación que continúa registrando dicha economía. Adicionalmente la lectura PMI de manufactura preliminar de diciembre se aceleró hacia 54.3 puntos desde 53.8 puntos poniendo mayor énfasis en la discusión que tendrá el instituto emisor en relación a la mantención de su tasa soberana a 10 años en cero dado que llevan discutiendo la posibilidad de un “rate reversal”.

Entre medio el Banco Central de China mandó un mensaje a los agentes de mercado al realizar un ajuste marginal en sus tasas interbancarias de 7 y 28 días en 5 puntos base dejándolas en 2.5% y 2.8%, respectivamente. Esta alza vino de la mano de una expansión en las ventas retail hacia 10.2% (desde 10%), una desaceleración marginal en la producción industrial hacia 6.1% (desde 6.2%) y otra caída en la inversión en activos fijos hacia 7.2% (desde 7.3%). El BCC mantuvo su tasa de política monetaria en 4.35% bajo el entendimiento que la inflación sigue girando en torno a 1.7%. Adicionalmente, los bancos centrales de Chile (2.5%), Colombia (4.75%), Perú (3.25%) y Turquía (8%) optaron por dejar sus tasas de política monetaria intactas.

Finalmente, hay que destacar que el acuerdo alcanzado entre Disney y 21st Century Fox cambiará la hegemonía de la industria de entretenimiento a medida que el contenido online se vuelve un activo cada vez más preciado. Entre medio, el gigante Costco ratificó los datos de ventas retail tras que la empresa registrase un crecimiento en ventas por metro cuadrado equivalente expandiéndose del orden de 7.9% y sus ventas en e-commerce del orden de 43.5% año a año a medida que la empresa ha intensificado sus esfuerzos online a través de un acuerdo alcanzado con Instacart y viene impulsando Coscto Grocery. Por su parte Adobe registró utilidades que superaron las expectativas de mercado en US$1.26 por acción versus US$1.15 por acción.