Voraz Apetito por Riesgo Destacado

El primer día transaccional del año nuevo vino acompañado de un voraz apetito por riesgo tras que el índice accionario Nasdaq rentase 1.5%, sobre pasando, por primera vez en su historia, el umbral de 7,000 puntos liderado una vez más por papeles del sector tecnología, así como ocurrió el año anterior. A su vez, vimos una fuerte demanda por papeles regionales, a medida que el dólar continúa depreciándose y con ello impulsando los precios de los commodities, permitiendo que la bolsa Argentina suba 3.4%, la de Brasil lo hiciese en 2% y la de México en 1.4%. En este mismo entorno el precio del petróleo se mantuvo por encima de US$60 el barril mientras que el precio del oro ha continuado al alza cerrando en US$1,315 la onza, siguiendo con ello tardíamente el repunte que tuvo el precio del cobre en el año 2017 que lo dejó finalmente girando levemente por encima de US$3.26 la libra.

Evidentemente, la mayoría de los datos de actividad manufacturera global que se publicaron ayer ratificaron que el 2018 será bien recibido con un crecimiento económico sincronizado. De hecho, en Estados Unidos el índice PMI de manufactura cerró en 55.1 puntos (desde 53.9 puntos) sumándose al buen rendimiento manufacturero que registraron Alemania, China, Francia, India y otros países durante el mes de diciembre. Sin duda alguna que la única economía que viene mostrando signos de una leve desaceleración sigue siendo la del Reino Unido tras que ayer no sólo se desacelerase la lectura PMI de manufactura hacia 56.3 puntos (desde 58.2 puntos) sino que en horas recientes también vimos como la lectura PMI asociada al sector construcción terminó el mes en 52.2 puntos (desde 53.1 puntos). A través del día en Estados Unidos no sólo tendremos más datos de actividad incluyendo la lectura manufacturera ISM y las ventas automotrices de diciembre, sino que se publicarán las actas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal (FED) tras que ésta subiese la tasa de instancia monetaria a 1.5% (+25 puntos base) y delinease tres alzas adicionales de igual magnitud en el 2018. El documento buscará clarificar la postura de algunos de sus miembros votantes en un escenario donde el aplanamiento de la estructura de tasas va engendrando algunas preocupaciones a medida que los índices bursátiles accionarios siguen al alza sin tregua.

Posterior a ello, en los días siguientes, tendremos una serie de intervenciones verbales por parte de algunos representantes de la FED quedando todos a la espera de los datos de empleo que se publicarán entre el jueves y el viernes, donde el foco estará puesto en la inflación salarial (actualmente en 2.5% año a año). Por su parte, tras el cierre de mercado se publicarán los datos de manufactura PMI de Japón y la lectura de servicios de China. En el frente financiero los reguladores bancarios/financieros europeos decidieron, a última hora, postergar la implementación en 30 meses de los requisitos asociados al proceso de “clearing” de la regulación Mifid II, que formalmente entra en vigencia el miércoles, para dar cumplimiento adecuado a dicho proceso de implementación. Por su parte en el frente empresarial el gobierno estadounidense, a través de la Tesorería, ejerció su derecho a veto a la compra por parte de la empresa china Ant Financial de la estadounidense Moneygram argumentando temas de seguridad nacional. La transacción estaba valorizada en US$1,200 millones siendo este el primer rechazo gubernamental del año 2018. En este mismo proceso legal se encuentran AT&T y Time Warner quienes han recibido objeción por parte del gobierno para proceder con su fusión. Finalmente, en el plano político ayer la prioridad del Presidente Trump estuvo en mandar mensajes continuos durante toda la tarde a través de su cuenta de Twitter no sólo haciéndole recuerdo al líder norcoreano, Kim Jong-un que su botón nuclear es más grande sino que funciona. Entre medio esta serie de mensajes argumentó que la ayuda financiera a Irán, Pakistán y Palestina se estaría revaluando en un contexto donde no hay dialogo ni apoyo abierto con el gobierno de Trump. Por su parte parecería que hubo un primer acercamiento formal entre las autoridades de Corea del Norte y Sur para conversar diplomáticamente mientras que en Irán, donde han muerto una veintena de personas durante el fin de semana largo, en horas recientes hubo manifestaciones masivas en apoyo al gobierno.

Entre los récords bursátiles que vienen registrando los índices accionarios estadounidenses, con el Nasdaq cerrando en 7,006 puntos, asimismo se suma el hecho de que el S&P 500 ha trepado 14 meses consecutivos, también impulsado por el sector tecnología, sin registrar ningún ajuste. Para algunos dicho comportamiento estaría sobre extendiendo las valorizaciones de mercado, no obstante, en días recientes las principales casas de estudio han fijado sus metas para el S&P 500 para el cierre de año bajo la presunción que la implementación de la reforma tributaria tendrá una incidencia positiva en el año en curso. Es asi que por el rango bajo se encuentran estimaciones del orden de 2,800 puntos donde el argumento es que el impacto sobre las utilidades de las empresas será marginal o nulo ya que primero habrá que generar pérdidas contables como ya nos han señalado Barclays, BP, Credit Suisse, Goldman Sachs y Royal Dutch Shell. Sin embargo, otras casas de estudio están fijando su meta para el S&P 500 en torno a 3,000 puntos, como anunció JP Morgan Chase, bajo la presunción que las utilidades de las empresas del S&P 500 subirán desde la cifra estimada de US$132 para el año 2017 hacia US$153 en el 2018. Sin embargo, hay aquellos cuyo insaciable apetito por riesgo ha fijado la meta en 3,100 puntos, bajo el entendimiento que las utilidades incorporarán todos los beneficios tributarios en el 2018 y el crecimiento económico no se verá empañado por shocks externos. Sin embargo, puede que dicho escenario se vea rápidamente alterado si es que las gélidas temperaturas invernales siguen prevaleciendo en el norte del país durante el mes de enero.

En conclusión, partimos el año nuevo con el mismo voraz apetito por riesgo con el que terminamos el 2017 impulsados esta vez por una visión positiva acerca del comportamiento bursátil que se podría registrar en 2018.