Alvaro Pereyra

Alvaro Pereyra

Director, Sinopsis Bursatil
Domingo, 15 Octubre 2017 15:59

EL MERCADO ESTA SEMANA

Como antesala al discurso que acaba de desplegar hoy domingo la Presidenta de la Reserva Federal (FED), Janet Yellen, en Washington DC frente a 30 de sus colegas, los datos de actividad económica e inflación estadounidense del mes de septiembre, publicados el viernes pasado, mandaron señales mixtas que la llevaron a argumentar que el instituto emisor estará observando detenidamente el comportamiento inflacionario  en los meses próximos con el afán de no cometer un juicio erróneo que tenga implicancias inesperadas entrando al 2018. Entre los datos, las ventas retail se aceleraron hacia 4.4% (desde 3.5%) acompañados de un repunte en el sentimiento del consumidor que se encumbró hacia 101.1 puntos (desde 95.3 puntos). Entre medio, y como se esperaba, la inflación general se aceleró hacia 2.2% (desde 1.9%), dado el salto que registraron los precios de los alimentos, cítricos y energía el mes anterior tras el paso de los ciclones Harvey e Irma. No obstante, la sorpresa emanó de la lectura de inflación subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y energía, la cual se mantuvo en 1.7% por tercer mes consecutivo en un contexto donde la FED está tratando de determinar si es que las presiones desinflacionarias son transitorias o permanentes como se concluye de las actas publicadas a media semana. 

Ese último dato inflacionario, acompañado de la creciente preocupación de los miembros de la FED acerca del dinamismo inflacionario, se tradujeron en que la tasa soberana a 10 años cediese rápidamente hacia 2.27% bajo la presunción de que el instituto emisor podría postergar la última alza del año, esperada para diciembre, dejándola para el año siguiente. Hoy el mercado le esta asignando un 83% de ocurrencia al alza de tasas en 25 puntos base hacia 1.5% en la sesión de diciembre, desde casi 90% que se encontraba la semana anterior.  

Por el lado empresarial las principales instituciones financieras del país reportaron resultados trimestrales que superaron las expectativas de mercado mostrando una expansión saludable en las carteras de inversión acompañado de un mayor margen de intereses y carteras de crédito saludables. El negocio de trading de renta fija de dichas instituciones sufrió producto de la falta de volatilidad bursátil, no obstante, la falta de actividad e ingresos de dicho negocio no tuvo una incidencia relevante sobre los resultados finales. El único banco que tuvo que provisionar más de lo esperado el trimestre anterior fue Wells Fargo quien sigue lidiando con los litigios acaecidos de su estrategia de ventas cruzadas que estaba plagada de problemas. 

En el frente político el Presidente Trump utilizó una orden ejecutiva para modificar parte de los subsidios que le otorgaba Obamacare a las compañías de seguros con ello dando el primer paso en la transformación y reversión de la ley sin apoyo del Congreso. Entre medio la Agencia de Energía Internacional argumentó que el recorte de producción petrolero había registrado un mayor cumplimiento de lo esperado por los países de la OPEP (y Rusia) con ello permitiendo que el precio del crudo suba hacia US$51.5 el barril rentando casi 4.5% en la semana. No obstante, también vimos como el precio del oro y el cobre rentaron en promedio 2.5% subiendo hacia US$1,306 la onza y US$3.13 la libra, respectivamente. Es bajo este escenario que los índices accionarios estadounidenses continuaron rotando en sus máximos históricos con el Dow cerrando la semana en 22,872 puntos, el S&P 500 en 2,543 puntos y el Nasdaq lo hiciese en 6,606 puntos.

Esta semana partirá enfocada en las palabras que acaban de pronunciar los principales mandatarios monetarios incluyendo a Janet Yellen (Estados Unidos), Harihuko Kuroda (Japón) y Zhou Xiaochuan (China) en el Seminario Bancario G30 en Washington DC. Una vez despejado aquello todo girará en torno al decimonoveno concilio quinquenal del Partido Comunista donde el actual Premier Xi Jinping será renombrado como líder supremo de dicho país. No obstante, a partir de este domingo y hasta el miércoles siguiente, fecha en que todo el politburó chino estará reunido para delinear el programa político de los próximos años, tendremos datos de inflación, inflación al productor, producción industrial y ventas retail conjuntamente con la lectura del crecimiento económico del país estimado en 6.8% durante el tercer trimestre del año. 

Lo que está claro es que el mercado bursátil chino sigue al alza y las tasas overnight y hasta tres meses han cedido, seguramente, por una inyección de liquidez en antelación a dicho evento. Entre medio el ambiente político también estará tensionado en Japón que estará celebrando elecciones parlamentarias el próximo 22 de octubre dejando por ganador al actual Premier, Shinzo Abe, en pos de una reforma constitucional. Habiendo señalado aquello no nos debiese sorprender si es que el líder norcoreano, Kim Yong-un, se deja sentir en la semana lanzando algún misil mientras China y Japón buscan consolidar su institucionalidad política en este mundo cada vez más nacionalista. 

En Estados Unidos se publicarán los datos de inicio de nuevas construcciones y producción industrial mientras los agentes digieren, a media semana, el Libro Beige buscando determinar el impacto real de los huracanes sobre la economía. La semana terminará con otra intervención por parte de Yellen donde clarificará cualquier malentendido que se hay podido presentar hoy por la mañana. En Europa se ratificará el dato de inflación (actualmente en 1.5%). En el Reino Unido se publicarán los datos de inflación que podrían finalmente derivar en un alza de tasas en la siguiente reunión de política monetaria del Banco Central de Inglaterra mientras que buscan solucionar el impasse que se ha presentado con la Comunidad Europea tras que las negociaciones del Brexit entrasen en un receso forzado.  

En el frente monetario estarán dictaminando política monetaria Chile, Corea del Sur e Indonesia. Finalmente, tendremos un vendaval de empresas que estarán reportando sus resultados incluyendo a CSX, Netflix, Goldman Sachs, Harley Davidson, IBM, Morgan Stanley, eBay, United Continental, Honeywell, Verizon, GE, Procter and Gamble en orden de entrega. 

Tras que 30 empresas del S&P 500 reportasen sus resultados trimestrales en semanas recientes se estima que las ventas se expandirán del orden de 5% y las utilidades lo harán en 2.1%, cifra que continúa corrigiéndose a la baja. En las últimas horas han reportado las principales instituciones financieras del país donde JP Morgan Chase (JPM) registró utilidades por acción de US$1.76 superando las expectativas de US$1.65 por acción. Por un lado, el margen de intereses neto mejoró hacia 2.37% (desde 2.24%) mientras que la cartera crediticia se expandió 7%. Evidentemente, la cartera propietaria de renta fija registró una caída del orden de -27% en relación a igual trimestre del año. En esta edición el CEO de JPM, Jamie Dimon, mantuvo protocolo sin hacer comentarios políticos ni de otras clases de activos. Por su parte los resultados del Citi (C) también superaron las expectativas de mercado al registrar US$1.42 por acción mientras que se esperaba US$1.32 por acción. La cartera crediticia se expandió 2% y la división de renta fija propietaria registró una caída en ingresos del orden de -16%. En el caso de Bank of America la empresa registró US$0.48 por acción superando los US$0.45 que tenía contemplado el mercado mientras que Wells Fargo registró utilidades en línea con las expectativas de mercado en US$1.04 por acción. Esta última realizó provisiones por US$1,000 millones debido a existentes y futuros litigios que vienen enfrentando. Esta semana estarán reportando otras 60 empresas del S&P 500 incluyendo a las principales bancas de inversión buscando determinar la estrategia de riesgo que han adoptado cada una de éstas durante el tercer trimestre del año. Adicionalmente, debemos mencionar que el índice S&P 500 sostuvo sus niveles producto de un extraordinario repunte en el precio de Walmart quien anunció un fuerte programa de recompra de acciones del orden de US$20 mil millones aduciendo un mejor dinamismo en sus ventas frente a la mayor competencia de sus rivales online. El precio de la acción de Walmart rentó 9.6% en la semana hasta US$86.6 por acción.

En Europa el dato de producción industrial mejoró considerablemente hacia 3.8% (desde 3.6%) siendo que se estimaba una lectura cercana a 2.8%. El mensaje menos agresivo utilizado por la FED acerca de posibles alzas en la tasa de interés a través de las actas conjuntamente con este dato más robusto en Europa hizo que el dólar continúe depreciándose hacia €1.182 en relación al euro mientras que la paridad dólar yen se ha centrado en ¥112.  

Por su parte el sector exportador de China registró una expansión del orden de 9% (desde 6.9%) mientras que las importaciones se aceleraron hacia 18.7% (desde 13.3%) a medida que las tasas Shibor se fueron descomprimiendo en preparación al Concilio de Partido Comunista del próximo miércoles. Ello en un contexto donde la prestigiosa revista The Economist nombró, en su edición semanal, al Premier chino Xi Jinping como el hombre más poderoso del mundo. 

En India la inflación de septiembre cedió marginalmente hacia 3.3% (desde 3.4%) a pesar del robusto repunte que registró el sector industrial tras expandirse 4.3% (1.2%) ratificando con ello que el cambio en la estructura impositiva en el mes de junio tuvo poco impacto sobre el dinamismo de dicha economía.  

Finalmente, en la región el Banco Central de Perú decidió mantener su tasa de política monetaria en 3.5% a pesar de que la inflación interanual cediese hacia 2.9% (desde 3.2%).

 

Jueves, 12 Octubre 2017 11:20

¿Persistente Desinflación?

Entre hoy jueves y mañana viernes el foco estará puesto en dos factores que van estrechamente relacionados por un tema en común que viene determinado por el comportamiento de las tasas de interés. Por un lado, se publicarán los datos de inflación al productor e inflación general que fueron de gran discusión en la última reunión de la Reserva Federal (FED) cambiando las expectativas de mercado acerca de una posible alza de tasas de interés, tema que abordaremos en mayor detalle a continuación. Por otro, hoy estarán reportando sus resultados trimestrales los gigantes financieros JP Morgan Chase (JPM) y Citigroup (C) dando paso luego mañana a las cifras de Bank of America y Wells Fargo. Parte de la discusión de los resultados de la banca girará en torno a la desaceleración en el otorgamiento de crédito que vienen imponiendo las instituciones financieras durante los últimos trimestres, el impacto del repunte en la estructura de tasas que podría estar mejorando sus márgenes de interés, el deterioro que habrían registrado las carteras propietarias producto de la falta de volatilidad, el impacto de los huracanes sobre sus ingresos y programas de inversión para terminar analizando el avance de la devolución de capital a través de dividendos o recompra de acciones propias que están ejecutando dichas empresas. 

Por ahora se estima que JPM estaría registrando utilidades por acción de US$1.65 con una caída de -20% en el negocio de trading. Por su parte el Citi estaría reportando US$1.32 por acción y un ajuste del orden de -15% en su división de trading, aun cuando dicha empresa logró sortear de buena manera la falta de volatilidad en trimestres anteriores. Además, el Citi estará entregando un avance acerca del desarrollo de la nueva estrategia que delinearon hace un par de meses atrás acompañada de un programa que suma US$60 mil millones en devolución de capital. Habiendo despejado aquello se estará publicando los datos de inflación al productor general y subyacente que en su última lectura se encontraban en 2.4% y 2%, respectivamente. Cualquier cifra por encima de los datos del mes anterior podría impactar las expectativas de inflación general que se publicarán mañana por la mañana. 

En Europa el dato de producción industrial mejoró considerablemente hacia 3.8% (desde 3.6%) siendo que se estimaba una lectura cercana a 2.8%. El mensaje menos agresivo utilizado por la FED acerca de posibles alzas en la tasa de interés a través de las actas conjuntamente con este dato más robusto en Europa hizo que el dólar continúe depreciándose hacia €1.185 en relación al euro mientras que la paridad dólar yen se ha centrado en ¥112.4. 

En Japón la inflación al productor trepó marginalmente hacia 3% (desde 2.9%) mientras que el índice de actividad terciario se desaceleró marginalmente hacia 0.6% (desde 1%). Dentro del transcurso del día en China se conocerán los datos de la balanza comercial del país del mes anterior mientras que en India se publicarán la inflación (actualmente en 3.4%) y la producción industrial (actualmente en 1.2%). 

Por el frente político hoy el Presidente Trump estará firmando una orden ejecutiva dando el primer paso en pos de una desregulación del sector salud dada la incapacidad del Congreso de llegar a un acuerdo en dicha materia. No obstante, la ejecución de ésta podría alterar el compromiso político necesario, dentro del mismo partido Republicano, para aprobar los recortes de impuestos que han dibujado antes de fin de año. 

Hace un par de días los agentes de inversión habían designado con probabilidad cercana a 90% de que la FED estaría subiendo la tasa de instancia monetaria en otros 25 puntos base para dejarla en 1.5% durante su reunión de mediados de diciembre. Sin embargo, de las actas del instituto emisor se desprende una discusión interna que va enmarcada dentro de la posibilidad de la persistente desinflación que viene registrando la economía estadounidense (y también mundial) podría tener tintes más permanentes que transitorios, como se venía argumentando durante meses anteriores y fue la base con la cual la FED decidió iniciar el recorte del balance durante este cuarto trimestre. En varias instancias anteriores se argumentó que el proceso desinflación sería transitorio y que eventualmente, como argumentamos en ediciones anteriores, las presiones inflacionarias tomarían raíz. Sin embargo, en el documento publicado ayer se da a entender de que hubo una discusión más exhaustiva dentro del Comité donde hay miembros que vienen argumentando una preocupación cada vez más latente acerca de la persistencia de la desinflación. Esta discusión modificó sustancialmente las expectativas de alza en la tasa de interés ya que en sesión de ayer las probabilidades de una baja en la tasa de interés en el mes de diciembre aumentaron de casi cero a 17%. Por ahora la probabilidad de alza en la tasa se mantiene cercana a 83%. Estas probabilidades se corregirán entre hoy y mañana una vez que se publiquen los datos de inflación e inflación subyacente que debiesen tender a 2% impactados por efectos pro inflacionarios transitorios que emanaron de los huracanes Harvey e Irma el mes anterior. 

Habiendo señalado aquello el Banco Central Europeo (BCE), la semana antepasada, nos recordó que la inflación general entrando a la recta final del año se verá impactada por la base comparativa pudiendo inclusive deteriorase de su actual 1.5% hacia 0.9%, algo que también ocurrirá en Estados Unidos. Ante ello sería difícil argumentarán alzas adicionales en la tasa de interés si es que la inflación sigue cediendo y los factores de desinflación son más permanentes que transitorios pudiendo inducir a una desaceleración macroeconómica de manera prematura. Es por ello que Yellen adujo, también la semana antepasada, que algunas de las lecturas y modelos econométricos podrían inducir a error en la fijación de la política monetaria. 

En conclusión, entre hoy y mañana los agentes de mercado estarán analizando detalladamente los resultados de la banca y la posible persistencia desinflacionaria que se viene discutiendo dentro de la FED. Ambos factores relacionados entre si dada la relación que tienen ambos con el comportamiento de las tasas de interés.     

Domingo, 08 Octubre 2017 16:42

EL MERCADO ESTA SEMANA

Entramos al siempre temido mes de octubre bajo el entendimiento de que los mega ajustes bursátiles se han producido en dicho período generando posteriormente desavenencias macroeconómicas mundiales que requirieron esfuerzos monetarios titánicos por parte de los bancos centrales para restaurar los fundamentos económicos mundiales. Sin embargo, este mes también pasará a la historia no sólo porque los principales índices accionarios estadounidenses siguen trepando secuencialmente día a día sin que por ahora haya ningún temor de que haya un desajuste por parte de la comunidad sino que partimos el mes con la mayor matanza en el país que dejó a 59 fallecidos y más de 500 heridos en Las Vegas, Nevada seguido por la introducción del recorte del balance por parte de la Reserva Federal dando paso a la mayor venta mensual de automóviles en el mes de septiembre para marcar la menor tasa de desempleo en la post crisis (4.2%) cerrando la semana con un desajuste en la creación de empleo (-33 mil) producto de los huracanes que azotaron al país el mes anterior.

Habiendo señalado aquello la mayoría de los datos macroeconómicos relacionadas a la actividad económica dan fe de que hay una recuperación sincronizada mundial donde aparentemente ni una potencial alza de tasas en Estados Unidos ni el recorte mensual del balance financiero de la FED de US$10 mil millones que empezó a regir desde el lunes pasado podrán descarrilar la tracción que lleva dicho dinamismo. Por otro lado, tras casi un año de estarnos haciendo la pregunta acerca de la inflación salarial en el país, este viernes pasado vimos como los salarios medidos por hora repuntaron hacia 2.9% desde 2.5% superando cualquier expectativa que se haya plasmado de antemano. Aquello inmediatamente hizo que los agentes de mercado le asignasen casi un 90% de probabilidad de que el instituto emisor procederá con una última alza en la tasa de política monetaria en diciembre planteado otras tres alzas de 25 puntos base cada una durante el año 2018. Todo esto se plasmó en un repunte generalizado permitiendo que el Dow cerrase en 22,774 puntos, el S&P 500 en 2,549 puntos y el Nasdaq lo hiciese en 6,590 puntos con la tasa soberana a 10 años encontrando pivote en 2.35%. Por su parte los commodities sufrieron direccionamientos opuestos en estos primeros días del cuarto trimestre con el precio del oro cediendo rápidamente hacia US$49 el barril a pesar de los acuerdos alcanzados por parte del Premier ruso Vladimir Putin y el Rey saudí Salman bin Abdulaziz donde ambos reiterasen sus compromisos para cumplir con el recorte de producción hasta entrado el año siguiente. Por su parte el precio del oro mostró poca variación cerrando en US$1,278 la onza mientras que el cobre, producto del dinamismo exhibido en Asia particularmente, repuntó hacia US$3.02 la libra.

En el frente internacional el Banco Central de Europea habría delineado que continuarán inyectando liquidez a su economía regional durante el 2018 del orden de otros US$240 mil millones mientras que en el Reino Unido se puso en duda la continuidad de la Premier Theresa May tras algunos disidentes dentro de su mismo gabinete expresasen su molestia de como se viene negociando con la Comunidad Europea. Por su parte en Brasil la inflación de septiembre cerró en 2.5% muy por debajo del rango medio de 4.5% que tiene el instituto emisor brasileño. Por el lado político, en Estados Unidos el partido Republicano, por primera vez de que asumiese Trump la presidencia del país, hace casi un año atrás, logró un acuerdo, sin apoyo del partido Demócrata, para aprobar en primera instancia el presupuesto fiscal 2018. Con ello haciendo factible un acuerdo consensuado para la rebaja de impuestos.

Esta semana partirá mañana con muy baja liquidez ya que el sistema bancario estadunidense estará cerrado celebrando “Columbus Day” aun cuando los mercados bursátiles continuarán operativos. No obstante, ya desde mañana todo girará en torno a los resultados trimestrales donde el mercado estima que las ventas se expandirán del orden de 5% y las utilidades lo harán del orden de 2.8% en relación a igual trimestre del año anterior. Estos, como suele ocurrir, partirán con los resultados de Blackrock, Citigroup, JP Morgan Chase, Bank of America, PNC Financial Services y Wells Fargo de manera secuencial a partir del miércoles 11 de octubre hasta el viernes 13 de octubre. Ya varios de ellos nos han mencionado que las utilidades provenientes de sus carteras propietarias dejaran mucho que desear dada la baja volatilidad que han demostrado las distintas clases de activos durante el tercer trimestre del año.

En Estados Unidos también se publicarán las actas de la última reunión de la Reserva Federal (FED) dando paso luego a los datos de inflación general y al productor del mes anterior conjuntamente con las ventas retail y el sentimiento del consumidor. En la Euro Zona primará la lectura de producción industrial mientras que en Alemania también se conocerá la producción industrial y se ratificará el dato de inflación. En el Reino Unido se determinará si es que Theresa May logra políticamente mantenerse en el poder tras una inusual intervención pública el pasado miércoles. En China se conocerán los datos de comercio internacional dando paso la semana subsiguiente a los datos de inflación, actividad económica y PIB fijando el marco para el concilio quinquenal del Partido Comunista.  Finalmente, los agentes de mercado estarán analizando los destrozos que dejó el huracán Nate que se formó en el Golfo de México llevando al cierre de un sin número de plataformas petroleras.

Para muchos el dato de creación de empleo estadounidense, del mes de septiembre, no debiese generar ruido alguno a pesar de que se registró la primera destrucción de empleo mes (-33 mil) desde mediados de agosto del año 2010. Ello porque una vez que se disipe el impacto transitorio de los huracanes Harvey e Irma el dato nuevamente promediará los 176 mil nuevos empleos por mes que viene generando la economía en lo que llevamos del año. Sin embargo, ya tenemos la tasa de desempleo (4.2%) más bajo desde principios del año 2001 y por primera vez vimos un salto discrecional en la inflación salarial justificando finalmente las decisiones que viene argumentando la FED desde principios de año. Además, esta semana también veremos el impacto sobre los datos de inflación tras que viésemos, el mes anterior, un repunte en el precio promedio de las gasolinas del orden de 20% para luego registrar un alza de casi 12% en el precio del petróleo. No obstante, hasta el viernes pasado no había ningún indicio formal que nos permita concluir que la economía sufrió ningún tipo de shock externo producto de los huracanes Harvey e Irma ya que la lectura de ISM de servicios trepó hasta 59.8 puntos desde 55.3 puntos sumándose a la extraordinaria cifra de ventas automotrices del mes anterior de 18.6 millones alcanzando la mayor lectura de la post crisis. Algunos argumentarán que el dato de empleo de ADP de sólo 135 mil fue el primer reflejo de dicho impacto sobre la economía seguido por la destrucción de empleo el mes anterior y que el PMI de servicios de 55.3 puntos (desde 56) demuestran que la economía finalmente se vio impactada. Ya en la semana tendremos algunas intervenciones verbales de distintos miembros de la FED argumentando de que la economía sigue en buen pie y con direccionamiento adecuado para seguir implementando el proceso de normalización monetaria. Finalmente, en la semana el Congreso aprobó la asignación de Randal Quarles dentro de la Reserva Federal con ello mandando un mensaje de que se viene un proceso de desregulación financiera en los próximos años siendo éste el primer designado por el Presidente Trump en pos de dicho cometido. 

Por su parte las autoridades del Banco Central Europeo dictaminaron, a través de sus actas publicadas ayer, que se encuentran formalmente evaluando el término de su programa de liquidez a partir del año 2018. La discusión que se estaría llevando contempla tanto montos como plazos donde se estaría barajando dos opciones que incluye una rebaja de €60 mil millones hacia €40 mil millones por síes meses o alternativamente una rebaja hacia €20 mil millones extendiendo el programa durante todo el año siguiente. En ambos casos el monto que estaría dispuesto a extender no sería más €240 mil millones durante el año siguiente bajo el entendimiento que la economía europea va viento en popa y hay indicios de un naciente proceso inflacionario de segunda ronda.

En el Reino Unida la Premier inglesa, Theresa May, entregó un discurso que dejó a su partido preocupado y consternando ya que para algunos tuvo poca coherencia política dadas las negociaciones que se están llevando a cabo con la Comunidad Europea. Ya durante el fin de semana pasado, a través de medios de prensa, algunos miembros del gabinete ministerial de May argumentaron en contra de la manera que se estaba conduciendo el proceso del Brexit. Daría la impresión que éstos mismos vienen señalando que May no estaría en condiciones de seguir liderando el proceso en particular por la garrafal decisión de llamar a elecciones parlamentarias que permitiesen el fortalecimiento de la oposición durante el periodo estival.

Entre medio el PMI de servicios en India repuntó hacia fase expansiva cerrando el mes en 50.7 puntos (desde 47.5 puntos) ratificando que el impacto de la reforma tributaria tuvo una incidencia transitoria aun cuando ayer el Banco Central de India proyectó una menor tasa de crecimiento para el año.

Finalmente, el precio del petróleo no logró mantener los US$50 el barril a pesar del empuje que le dieron Arabia Saudita y Rusia donde ambos reiteraron su cometido en “estabilizar” el precio del crudo a nivel mundial asegurándose que sus contrapartes mantengan las cuotas de producción alcanzadas hace un año atrás y que podrían extenderse hasta finales del 2018. Los comentarios realizados por el Rey saudí Salman bin Abdulaziz y el Premier ruso Vladimir Putin se dieron en el contexto de la primera visita oficial por parte de la autoridad saudí a suelo ruso donde se firmaron una serie de acuerdos de colaboración energética conjunta siguiendo casi el mismo protocolo con Trump hace un par de meses atrás.

Entramos al siempre temido mes de octubre bajo el entendimiento de que los mega ajustes bursátiles se han producido en dicho período generando posteriormente desavenencias macroeconómicas mundiales que requirieron esfuerzos monetarios titánicos por parte de los bancos centrales para restaurar los fundamentos económicos mundiales. Sin embargo, este mes también pasará a la historia no sólo porque los principales índices accionarios estadounidenses siguen trepando secuencialmente día a día sin que por ahora haya ningún temor de que haya un desajuste por parte de la comunidad sino que partimos el mes con la mayor matanza en el país que dejó a 59 fallecidos y más de 500 heridos en Las Vegas, Nevada seguido por la introducción del recorte del balance por parte de la Reserva Federal dando paso a la mayor venta mensual de automóviles en el mes de septiembre para marcar la menor tasa de desempleo en la post crisis (4.2%) cerrando la semana con un desajuste en la creación de empleo (-33 mil) producto de los huracanes que azotaron al país el mes anterior.

Habiendo señalado aquello la mayoría de los datos macroeconómicos relacionadas a la actividad económica dan fe de que hay una recuperación sincronizada mundial donde aparentemente ni una potencial alza de tasas en Estados Unidos ni el recorte mensual del balance financiero de la FED de US$10 mil millones que empezó a regir desde el lunes pasado podrán descarrilar la tracción que lleva dicho dinamismo. Por otro lado, tras casi un año de estarnos haciendo la pregunta acerca de la inflación salarial en el país, este viernes pasado vimos como los salarios medidos por hora repuntaron hacia 2.9% desde 2.5% superando cualquier expectativa que se haya plasmado de antemano. Aquello inmediatamente hizo que los agentes de mercado le asignasen casi un 90% de probabilidad de que el instituto emisor procederá con una última alza en la tasa de política monetaria en diciembre planteado otras tres alzas de 25 puntos base cada una durante el año 2018. Todo esto se plasmó en un repunte generalizado permitiendo que el Dow cerrase en 22,774 puntos, el S&P 500 en 2,549 puntos y el Nasdaq lo hiciese en 6,590 puntos con la tasa soberana a 10 años encontrando pivote en 2.35%. Por su parte los commodities sufrieron direccionamientos opuestos en estos primeros días del cuarto trimestre con el precio del oro cediendo rápidamente hacia US$49 el barril a pesar de los acuerdos alcanzados por parte del Premier ruso Vladimir Putin y el Rey saudí Salman bin Abdulaziz donde ambos reiterasen sus compromisos para cumplir con el recorte de producción hasta entrado el año siguiente. Por su parte el precio del oro mostró poca variación cerrando en US$1,278 la onza mientras que el cobre, producto del dinamismo exhibido en Asia particularmente, repuntó hacia US$3.02 la libra.

En el frente internacional el Banco Central de Europea habría delineado que continuarán inyectando liquidez a su economía regional durante el 2018 del orden de otros US$240 mil millones mientras que en el Reino Unido se puso en duda la continuidad de la Premier Theresa May tras algunos disidentes dentro de su mismo gabinete expresasen su molestia de como se viene negociando con la Comunidad Europea. Por su parte en Brasil la inflación de septiembre cerró en 2.5% muy por debajo del rango medio de 4.5% que tiene el instituto emisor brasileño. Por el lado político, en Estados Unidos el partido Republicano, por primera vez de que asumiese Trump la presidencia del país, hace casi un año atrás, logró un acuerdo, sin apoyo del partido Demócrata, para aprobar en primera instancia el presupuesto fiscal 2018. Con ello haciendo factible un acuerdo consensuado para la rebaja de impuestos.

Esta semana partirá mañana con muy baja liquidez ya que el sistema bancario estadunidense estará cerrado celebrando “Columbus Day” aun cuando los mercados bursátiles continuarán operativos. No obstante, ya desde mañana todo girará en torno a los resultados trimestrales donde el mercado estima que las ventas se expandirán del orden de 5% y las utilidades lo harán del orden de 2.8% en relación a igual trimestre del año anterior. Estos, como suele ocurrir, partirán con los resultados de Blackrock, Citigroup, JP Morgan Chase, Bank of America, PNC Financial Services y Wells Fargo de manera secuencial a partir del miércoles 11 de octubre hasta el viernes 13 de octubre. Ya varios de ellos nos han mencionado que las utilidades provenientes de sus carteras propietarias dejaran mucho que desear dada la baja volatilidad que han demostrado las distintas clases de activos durante el tercer trimestre del año.

En Estados Unidos también se publicarán las actas de la última reunión de la Reserva Federal (FED) dando paso luego a los datos de inflación general y al productor del mes anterior conjuntamente con las ventas retail y el sentimiento del consumidor. En la Euro Zona primará la lectura de producción industrial mientras que en Alemania también se conocerá la producción industrial y se ratificará el dato de inflación. En el Reino Unido se determinará si es que Theresa May logra políticamente mantenerse en el poder tras una inusual intervención pública el pasado miércoles. En China se conocerán los datos de comercio internacional dando paso la semana subsiguiente a los datos de inflación, actividad económica y PIB fijando el marco para el concilio quinquenal del Partido Comunista.  Finalmente, los agentes de mercado estarán analizando los destrozos que dejó el huracán Nate que se formó en el Golfo de México llevando al cierre de un sin número de plataformas petroleras.

Para muchos el dato de creación de empleo estadounidense, del mes de septiembre, no debiese generar ruido alguno a pesar de que se registró la primera destrucción de empleo mes (-33 mil) desde mediados de agosto del año 2010. Ello porque una vez que se disipe el impacto transitorio de los huracanes Harvey e Irma el dato nuevamente promediará los 176 mil nuevos empleos por mes que viene generando la economía en lo que llevamos del año. Sin embargo, ya tenemos la tasa de desempleo (4.2%) más bajo desde principios del año 2001 y por primera vez vimos un salto discrecional en la inflación salarial justificando finalmente las decisiones que viene argumentando la FED desde principios de año. Además, esta semana también veremos el impacto sobre los datos de inflación tras que viésemos, el mes anterior, un repunte en el precio promedio de las gasolinas del orden de 20% para luego registrar un alza de casi 12% en el precio del petróleo. No obstante, hasta el viernes pasado no había ningún indicio formal que nos permita concluir que la economía sufrió ningún tipo de shock externo producto de los huracanes Harvey e Irma ya que la lectura de ISM de servicios trepó hasta 59.8 puntos desde 55.3 puntos sumándose a la extraordinaria cifra de ventas automotrices del mes anterior de 18.6 millones alcanzando la mayor lectura de la post crisis. Algunos argumentarán que el dato de empleo de ADP de sólo 135 mil fue el primer reflejo de dicho impacto sobre la economía seguido por la destrucción de empleo el mes anterior y que el PMI de servicios de 55.3 puntos (desde 56) demuestran que la economía finalmente se vio impactada. Ya en la semana tendremos algunas intervenciones verbales de distintos miembros de la FED argumentando de que la economía sigue en buen pie y con direccionamiento adecuado para seguir implementando el proceso de normalización monetaria. Finalmente, en la semana el Congreso aprobó la asignación de Randal Quarles dentro de la Reserva Federal con ello mandando un mensaje de que se viene un proceso de desregulación financiera en los próximos años siendo éste el primer designado por el Presidente Trump en pos de dicho cometido. 

Por su parte las autoridades del Banco Central Europeo dictaminaron, a través de sus actas publicadas ayer, que se encuentran formalmente evaluando el término de su programa de liquidez a partir del año 2018. La discusión que se estaría llevando contempla tanto montos como plazos donde se estaría barajando dos opciones que incluye una rebaja de €60 mil millones hacia €40 mil millones por síes meses o alternativamente una rebaja hacia €20 mil millones extendiendo el programa durante todo el año siguiente. En ambos casos el monto que estaría dispuesto a extender no sería más €240 mil millones durante el año siguiente bajo el entendimiento que la economía europea va viento en popa y hay indicios de un naciente proceso inflacionario de segunda ronda.

En el Reino Unida la Premier inglesa, Theresa May, entregó un discurso que dejó a su partido preocupado y consternando ya que para algunos tuvo poca coherencia política dadas las negociaciones que se están llevando a cabo con la Comunidad Europea. Ya durante el fin de semana pasado, a través de medios de prensa, algunos miembros del gabinete ministerial de May argumentaron en contra de la manera que se estaba conduciendo el proceso del Brexit. Daría la impresión que éstos mismos vienen señalando que May no estaría en condiciones de seguir liderando el proceso en particular por la garrafal decisión de llamar a elecciones parlamentarias que permitiesen el fortalecimiento de la oposición durante el periodo estival.

Entre medio el PMI de servicios en India repuntó hacia fase expansiva cerrando el mes en 50.7 puntos (desde 47.5 puntos) ratificando que el impacto de la reforma tributaria tuvo una incidencia transitoria aun cuando ayer el Banco Central de India proyectó una menor tasa de crecimiento para el año.

Finalmente, el precio del petróleo no logró mantener los US$50 el barril a pesar del empuje que le dieron Arabia Saudita y Rusia donde ambos reiteraron su cometido en “estabilizar” el precio del crudo a nivel mundial asegurándose que sus contrapartes mantengan las cuotas de producción alcanzadas hace un año atrás y que podrían extenderse hasta finales del 2018. Los comentarios realizados por el Rey saudí Salman bin Abdulaziz y el Premier ruso Vladimir Putin se dieron en el contexto de la primera visita oficial por parte de la autoridad saudí a suelo ruso donde se firmaron una serie de acuerdos de colaboración energética conjunta siguiendo casi el mismo protocolo con Trump hace un par de meses atrás.

 

 

 

 

 

Miércoles, 04 Octubre 2017 12:28

¿Mayor Demanda Automotriz?

Aun cuando las principales casas de estudio han continuado corrigiendo a la baja las expectativas de crecimiento de las utilidades del tercer trimestre del año hacia 4.2%, en relación a igual trimestre del año anterior, los agentes de mercado continúan comprando renta variable entrando al cuarto trimestre, dejando al S&P 500 en 2,535 puntos con el índice de volatilidad girando en torno a 9.7 puntos situándose aún muy por debajo de los 11 puntos registrados en promedio durante el tercer trimestre del año. Evidentemente que las cifras de ventas automotrices anualizadas publicadas para el mes de septiembre dejaron a todos sorprendidos ya que estas sumaron 18.6 millones de unidades en términos anualizados siendo que el mercado sólo había contemplado 16.7 millones de unidades y las ventas venían desacelerándose gradualmente, tema que abordaremos en mayor detalle a continuación ya que algunos argumentaron que esto se debió a los huracanes Harvey e Irma. 

Por el lado internacional, el crecimiento económico de los países desarrollados también viene registrando un dinamismo saludable en el último mes tras que el PMI compuesto de la Euro Zona cerró en 56. 7puntos (desde 55.7 puntos) liderado por un repunte en el sector servicios cuyo PMI terminó el mes en 55.8 puntos (desde 54.7 puntos). Habiendo señalado  aquello las ventas retail en la región sufrieron un leve traspié al expandirse 1.2% desde 2.3%. Entre medio Alemania sigue mostrando un crecimiento robusto que no sólo se ha visto reflejado en la caída en su tasa de desempleo (hacia 5.6%) sino que también en el PMI compuesto que subió hacia 57.7 puntos desde 55.8 puntos liderado por un salto discrecional en el sector servicios hacia 55.6 puntos (desde 53.5 puntos). Entre medio el PMI de servicios del Reino Unido mejoró marginalmente hacia 53.6 puntos (desde 53.2 puntos) ratificando que dicha economía sigue con alguna tracción a pesar del mal dato registrado ayer en relación a la contracción registrada en el sector construcción. Además, la crisis política interna dentro del gobierno de Theresa May va calando hondo los titulares de prensa ya que daría la impresión se ha generado una división interna por parte de algunos miembros del gabinete de querer postergar lo más posible el marco de negociaciones con sus contrapartes europeas extendiendo dicho proceso hasta pasado el año 2020. El peligro de aquello es que entre medio haya un cambio de dirección política y finalmente todo el ejercicio de desprenderse de la Comunidad Europea haya sido un mal ejercicio sin resultados. 

Por su parte el PMI compuesto de Japón prácticamente se mantuvo estático en fase expansiva en 51.7 puntos (desde 51.9 puntos) a pesar del leve desajuste que sufrió el sector servicios cuya lectura terminó el mes de 51 puntos (desde 51.6 puntos). Por el lado monetario a pesar de los grados de libertad que tenía el Banco Central de India, dado que la inflación se encuentra girando en torno a 3.4%, éste decidió mantener su tasa de instancia monetaria en 6% a pesar de la desaceleración macroeconómica que registró dicha economía durante el segundo trimestre del año (5.7%). Las autoridades indias además rebajaron sus expectativas de crecimiento para el año en curso hacia 6.7% (desde 7.3%) y proyectaron que la inflación subiría hacia un rango de 4.2% hacia 4.6% levemente por encima del 4% al que apunta el instituto emisor.  

 

Desde mediados del año anterior que las ventas automotrices estadounidenses se venían desajustando muy correlacionadas con la falta de crédito que había dejado de otorgar la banca a la compra de dichos activos. Esta correlación tuvo una incidencia directa sobre los precios de las acciones de GM y Ford las cuales se venían desajustando mientras que las de Tesla venían rentando sobre manera (casi 60% en el año) bajo la presunción de que la industria automotriz había sufrido un cambio y las automotoras tradicionales estaban a traspié con la tecnología, inclusive quedando detrás de sus competidores extranjeros, como Volvo, quien anunciaba que a partir del 2019 todos sus vehículos tendrían tecnología eléctrica. Sin embargo, desde mediados del mes de agosto los precios de las acciones de algunas automotoras empezaron a subir, inclusive antes de que pasasen los huracanes Harvey e Irma. No obstante, el apetito por dicho sector aumentó significativamente permitiendo que en el último mes el precio de la acción de GM haya rentado 16%, la de Ford haya subido 8.7% mientras que el precio de Volkswagen rentó 10%. El argumento base fue que aproximadamente 700 mil vehículos se habrían visto afectados por los huracanes lo cual hubiese llevado la cifra anualizada desde 16.1 millones hacia 17 millones de unidades. No obstante, y de repente, tuvimos este salto magistral hacia 18.7 millones de unidades como si repentinamente la banca nuevamente hubiese abierto el grifo crediticio a dicho sector, tema del cual nos estarán informado las mismas instituciones bancarias a partir del 12 de octubre tras la publicación de resultados de JP Morgan. Por su parte lo que si llama la atención en todo aquello fue que Tesla quedó a traspié en la producción de su modelo económico Model 3 ya que sólo se entregaron 220 de las 1,260 unidades que se tenían contempladas. 

Lunes, 02 Octubre 2017 07:49

EL MERCADO ESTA SEMANA

Durante el tercer trimestre del año el apetito por riesgo se dejó sentir sobre la evolución de los índices accionarios a nivel mundial permitiendo que los mercados estadounidenses rentasen en promedio 4.9%, los índices europeos subiesen 1.6%, los mercados asiáticos 2.7% y los latinoamericanos alcanzasen en promedio una extraordinaria rentabilidad de 12.7%. Para algunos la combinación de: 1) Una economía global más acelerada; 3) Presiones inflacionarias contenidas a nivel mundial; 3) Bancos centrales dispuestos a mantener políticas expansivas hasta entrado el año 2018 a pesar de que la Reserva Federal (FED) empezará un proceso anti inflacionario más acorde al dinamismo que conlleva su economía; 4) El buen crecimiento de las utilidades trimestrales en lo que vamos del año; 5) Un repunte en los precios de los commodities energéticos y metalúrgicos que rentaron 12.2% y 5.8%, respectivamente, en el trimestre; y finalmente 6) Un escenario político que adquiere menos relevancia en términos bursátiles a pesar de los contrafuegos entre el Presidente Trump y el Premier norcoreano, Kim Yong-un. Es bajo este contexto que el índice de volatilidad (VIX) se estancó en promedio levemente por debajo de 11 puntos cerrando el trimestre cercano a 9.5 puntos bajo el entendimiento que el mes de octubre traerá consigo pocas sorpresas.

Por un lado el riesgo político que emanaba de Alemania se disipó tras que el partido demócrata cristiano de Angela Merkel ganase con 33% de la votación para luego dar paso a un discurso de la Presidenta de la Reserva Federal (FED), Janet Yellen, quien reiteró su intención de continuar normalizando la política monetaria del país antes de que finalice su mandato a principios del próximo año para dejar que Trump delinease la “reforma tributaria” que estará empujando a través del Congreso para terminar la semana con las cifras de inflación al PCE donde una vez más ratifica la falta de presiones inflacionarias a pesar del repunte en el precio del petróleo que cerró el trimestre cercano a US$52 el barril.

En el plano internacional el Presidente del Banco Central de Inglaterra, Marc Carney, argumentó que la política monetaria no podría amortiguar los vestigios que dejará el Brexit añadiendo que la situación inflacionaria del país podría llevar a un alza de tasa de política monetaria en la próxima reunión de noviembre. Por el lado regional tanto el Banco Central de México como el de Colombia optaron por mantener sus tasas de interés sin cambio alguno dejándolas en 7% y 5.25%, respectivamente. Ambas instituciones argumentaron que la dinámica inflacionaria había dado un giro en las últimas semanas evitando con ello que las tasas de inflación convergiesen hacia niveles más bajos, restándoles grados de libertad monetaria. En China se registró un apretón de liquidez agudo a medida que cerraba el trimestre y dicho país entraba en un feriado prolongado hasta el próximo 5 de octubre. Durante el fin de semana las autoridades chinas aprobaron la reducción de reservas de algunos bancos para así evitar la congestión monetaria que dejó a la tasa Shibor overnight en 2.94%.  

Esta primera semana del cuarto trimestre, al iniciar también un nuevo mes, traerá consigo un sin número de datos macroeconómicos partiendo con las lecturas PMI de actividad manufacturera a nivel global para luego a media semana ir conociendo los datos compuestos y de servicios. Por ahora todo apunta a que el dinamismo económico parecería unísono registrando un mayor dinamismo a pesar de los bruscos movimientos que se registraron en algunas paridades cambiarias durante el trimestre.

En Estados Unidos además habrá ocho intervenciones verbales por parte distintos miembros de la FED incluyendo un discurso adicional por parte de Yellen a media semana donde seguramente reiterará parte de lo comunicado esta última semana acerca de la flexibilidad monetaria que habrá que desplegar en el futuro. A ello se suman datos de ventas automotrices, la lectura privada de empleos ADP (100 mil estimado), la generación de empleo mensual (95 mil estimado) conjuntamente con la tasa de desempleo del mes (4.4% estimada) de septiembre para terminar la semana con los créditos de consumo (US$18 mil millones estimado).

En Europa se publicarán los datos de empleo regional, las ventas retail, la inflación al productor y las actas de la última reunión del Banco Central Europeo donde seguramente delinearán alguna conversación acerca de ir recortando el programa de liquidez. En China, cuyo mercado estará cerrado prácticamente toda la semana, se conocerán los datos de inflación mientras que los bancos centrales de Australia e India estarán dictaminando política monetaria. En el frente político, el Presidente Trump estará viajando a Puerto Rico tras la devastación que ocurrió tras el paso de María mientras que en España se estarán llevando a cabo las elecciones catalanas en pos de una independencia, sin que haya mayor resonancia política independiente de los resultados. Por su parte en el frente corporativo estarán reportando Lennar, Costco, Pepsi, Yum Brands quedando luego todos a la espera de del 12 de octubre a la publicación de las principales instituciones financieras estadounidenses. Por ahora el mercado sigue operando con un crecimiento en ventas del orden de 5% y en utilidades del 4.5% en relación a igual trimestre del año anterior.

El pasado viernes se publicaron no sólo los datos de ingresos y gastos personales en Estados Unidos sino que terminamos la semana conociendo la lectura del sentimiento del consumidor. Por el lado de los ingresos vimos un repunte hacia 2.8% (desde 2.6%) mientras que los gastos sufrieron otro traspié hacia 3.9% (desde 4.1%). La tasa de ahorro nacional se mantuvo en 3.6% por segundo mes consecutivo, sin embargo, las lecturas de inflación PCE dejaron mucho que desear poniendo una nota de cautela acerca de la agresividad anti inflacionaria que podría utilizar la FED en lo que este año. La lectura general de inflación PCE se mantuvo en 1.4% por segundo mes consecutivo, sin embargo, la subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y la energía, se desinfló hacia 1.3% (desde 1.4%) alejándose nuevamente de la meta de 2%. Aquella cifra fue bien recibida por los agentes de mercado ya que ello podría llevar a la FED a revaluar su postura acerca de una tercera alza de la tasa de instancia en la reunión de política monetaria de mediados de diciembre. Entre tanto el sentimiento del consumidor cerró el mes en 95.1 puntos sorprendiendo gratamente ya que se espera un deterioro mayor producto de los huracanes Harvey e Irma. Entre tanto la economía estadounidense se expandió 3.1% durante el segundo trimestre liderada por una expansión de 3.3% en la demanda interna y 3.9% en la inversión. No obstante, la caída en -7.3% en inversión residencial ratifica la desaceleración que viene registrando el sector inmobiliario en los últimos meses y que podría afectar el crecimiento del tercer trimestre. Por ahora se estima que el crecimiento económico del tercer trimestre estará girando en torno a 2.1% según la lectura GDP Now de la Reserva Federal (FED) de Atlanta.

En términos de la reforma tributaria la propuesta de Trump busca simplificar el proceso y estructuralmente bajar los impuestos para la clase media y las empresas. Por el lado personal la legislación busca establecer tres escalones impositivos entre 12%, 25% y 35%, respectivamente, y eliminar otra serie de concesiones confusas que hoy tiene el sistema. Por el lado corporativo el impuesto bajaría desde 35% hacia 20%, entregaría una ventana para que las empresas puedan repatriar fondos que tienen en el extranjero y finalmente permitiría la depreciación inmediata de activos de inversión a excepción de algunos bienes. Estos tres últimos componentes fueron bien recibidos por los agentes de mercado ya que por un lado una menor tasa impositiva hará que las corporaciones estadounidenses sean más competitivas a nivel mundial. Por otro lado, podrán repatriar parte de los casi US$3 trillones que tienen en el extranjero pudiendo distribuir dicha liquidez a través de dividendos extraordinarios o alternativamente permitiéndoles invertir en activos cuya depreciación es inmediata generando un mayor ahorro impositivo a cambio de inversión. La última vez que el país realizó una reforma tributaria de igual o mayor magnitud fue en el año 1986 y es de esperar que haya “sparring” político no sólo entre los dos partidos políticos (Demócratas y Republicanos), sino que también dentro del partido republicano donde habrá aquellos que están preocupados del déficit fiscal, bandera de lucha de dicho partido durante toda la post crisis.

Por su parte en Europa la lectura preliminar de inflación se mantuvo en 1.5% por segundo mes consecutivo mientras que el dato subyacente fue de 1.3%. El Banco Central Europeo señaló que la lectura general podría registrar una desinflación en la recta final del año dejándola en 0.9% producto de la base comparativa que se corregirá producto del precio del petróleo. Por su parte en Alemania la inflación se mantuvo en 1.8%, ls tasa de desempleo cedió hacia 5.6% mientras que las ventas retail mejoraron marginalmente hacia 2.8% (desde 2.7%).

Entre tanto en el Reino Unido, aun cuando la economía se expandiese sólo del orden de 1.5% durante el segundo trimestre del año, el Presidente del Banco Central de Inglaterra (BOE), Mark Carney, señaló que lo más probable es el instituto emisor dictamine un alza en su tasa de instancia monetaria (actualmente en 0.25%) dada las presiones inflacionarias que se han forjado dejando su tasa de inflación en 2.9%.

En Japón hubo una batería de datos partiendo por las cifras de inflación que aún permanecen bajos. El dato general fue de 0.7% (desde 0.4%), el dato que excluye solo alimentos subió hacia 0.7% (desde 0.5%) mientras que la lectura subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y energía, subió hacia 0.2% (desde 0.1%). Por su parte la tasa de desempleo se mantuvo en 2.8%, la producción industrial mejoró hacia 5.4% (desde 4.7%) y las ventas retail se desajustaron marginalmente hacia 1.7% (desde 1.9%). Por ahora el Premier japonés, Shinzo Abe, que hoy disolvió el parlamento entrará a las elecciones del próximo 22 de octubre con una economía que viene creciendo de manera robusta.

Finalmente, el Banco Central de México mantuvo su tasa de instancia monetaria en 7% aun cuando las presiones inflacionarias parecería que han eclipsado el mes anterior en 6.7%. Ya veremos si es que en su siguiente reunión optan por empezar el ciclo de bajas ante una posible desaceleración económica que podrían acarrear los terremotos que afectaron al país en las últimas semanas. A su vez el Banco Central de Colombia (BCC), que aparentemente tenía grados de libertad monetaria, adujo que el reciente repunte de la inflación hacia 3.9% lo había obligado a reconsiderar otra baja en su tasa de instancia monetaria quedando a la espera de ver como finalmente evolucionaba dicha lectura en lo que resta del año. El BCC no quiere adoptar medidas prematuras si es que la inflación revierte tendencia dejándolo detrás de la curva inflacionaria. 


 


 






Miércoles, 27 Septiembre 2017 11:22

FED: ¿Juicios Erróneos?

A las puertas del cierre del tercer trimestre del año daría la impresión que los agentes de inversión están atrapados en una situación donde la solución es continuar rotando los portfolios de inversión siendo cada vez más selectivo sin necesariamente poder parquear liquidez ante una eventualidad simplemente porque cada vez que el S&P 500 se ha desajustado, parecería que hay un sin número de razones para que éste se encumbre nuevamente hacia máximos históricos. Es por ello que aún cuando perceptiblemente se van forjando grados mayores de incertidumbre no hay interés de quedarse fuera si es que el mercado nuevamente reacciona favorablemente al alza. 

Es bajo ese escenario que el S&P 500 se encuentra girando en torno a 2,497 puntos y el índice de volatilidad (VIX) ha cedido por debajo de 10 puntos una vez más. Por su parte, la aversión al riesgo que había comprimido la tasa a 10 años hacia 2.22% a principios de la semana hoy ha revertido dejándola en 2.29%.

Mientras tanto el precio del petróleo habría encontrado pivote en torno a US$52 el barril mientras que el precio del oro se desajustó nuevamente hacia US$1,292 bajo la presunción que los ataques verbales entre el Presidente Trump y el Premier norcoreano, Kim Yong-un, por ahora son solo la antesala a una negociación diplomática, una vez que China y Japón definan sus nuevas estructuras y poderes gubernamentales a partir del 18 de octubre. Entre medio de este escenario, donde el foco para determinar el sustento bursátil vendrá de los resultados trimestrales de las empresas del S&P 500 en las siguientes semanas, la Presidenta de la Reserva Federal (FED), Janet Yellen, desplegó un inusual discurso ayer martes por la tarde, que dejó con la boca abierta a muchos agentes de mercado. En ese discurso, Yellen señala de antemano que el instituto emisor podría estar adoptando medidas utilizando juicios erróneos no sólo sobre el mercado laboral y las expectativas de inflación, sino que también de la dinámica inflacionaria. 

A diferencia de la certeza con la que habló la semana anterior, tras la reunión de política monetaria, argumentando que el camino por delante no sólo contemplaba el recorte del balance y alzas adiciones de la tasa de instancia monetaria, en esta edición el discurso contempla grados de ambigüedad que analizaremos en mayor detalle a continuación. El discurso en sí tiene tintes académicos con extenso uso de gráficos que debiesen ser de interés para quienes siguen temas monetarios. 

A su vez, por el lado macroeconómico el precio de los bienes inmuebles medido por el Case & Shiller se expandió 5.8% (desde 5.6%) mientras que las ventas de viviendas nuevas cedieron -1.2% en relación a igual mes del año anterior hacia 560 mil (desde 571 mil). Por su parte la confianza del consumidor se deterioró marginalmente producto del paso de los huracanes Harvey e Irma hacia 119.8 puntos (desde 120.4 puntos). Finalmente, en el mercado bursátil estadounidense los resultados de Nike entraron por encima de las expectativas de mercado cerrando el trimestre en US$0.57 por acción siendo que el mercado tenía contemplado US$0.48 por acción. La empresa registró una caída en las ventas en Estados Unidos (-3%) mientras que la demanda en Asia, liderada por China, fue de casi 12%. Aún así el precio de la acción se viene desajustando en el pre market. 

Por el lado europeo el Banco Central publicó que la base monetaria (M3) se expandió 5% (desde 4.5%) mientras que el préstamo a las familias se mantuvo expandiéndose del orden de 2.7% por segundo mes consecutivo mientras que los créditos a empresas no financieras se aceleraron marginalmente hacia 2.5% (desde 2.4%). Es bajo este contexto que se espera que el Banco Central el próximo 26 de octubre, en su próxima reunión de política monetaria, anunciará la calendarización para finalizar el programa de liquidez que viene implementando de €60 mil millones mensuales. En China, las utilidades de las empresas industriales continuaron expandiéndose del orden de 24% (desde 16.5%) ratificando el buen momento por el que está atravesando la dinámica económica aun cuando el gobierno chino haya recibido duras críticas por el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, en relación a la sobre inversión que viene haciendo dicho país. 

Retomando el discurso de Yellen ella básicamente entrega un marco teórico practico de los factores que estará utilizando la FED de aquí en adelante para delinear los siguientes pasos de la política monetaria dando a entender que hay incertidumbre que habrá que administrar. Los focos de incertidumbre emanan del mercado laboral, las expectativas de inflación y posiblemente una fisura en los modelos macroeconómicos que capturan la dinámica inflacionaria dado el cambio tecnológico que ha sufrido la economía, en particular con la creciente compra online. A pesar de que ella argumenta que el inusual comportamiento de inflación en la post crisis tiene tintes transitorios un par de párrafos más adelante también argumenta que la falta de entendimiento del porque esta no ha subido hacia 2% puede implicar que hay elementos persistentes que no han sido estudiados a profundidad.  

 

Para concluir ella argumenta que la mejor política que puede seguir el instituto emisor es la de una estrategia gradual, pero concluye que ésta tampoco puede ser “tan” gradual ya que puede que la inflación inherente de segunda ronda va tomando más fuerza de lo que estiman. Pero, por otro lado, tampoco pueden sobrereaccionar ya que de haber shocks externos con mayor profundidad que los exhibidos por Harvey e Irma, la FED tendrá pocos grados de libertad para contratacar dicha desaceleración macroeconómica. Este mensaje, donde plantea posibles juicios erróneos viene de la mano de un artículo publicado por el matutino The New York Times donde designan formalmente nombres de personas que podría estar barajando Trump para la presidencia del instituto emisor siendo algunos de ellos menos versados en temas monetarios que otros.   En conclusión, a pesar de que el discurso de Yellen habla de posibles juicios erróneos al momento de adoptar política monetaria, los agentes de inversión siguen completamente enfocados en los resultados trimestrales.  

Domingo, 24 Septiembre 2017 15:44

EL MERCADO ESTA SEMANA

La semana pasada empezó con el discurso del Presidente Trump en las Naciones Unidas dando paso luego a las reuniones de política monetaria de la Reserva Federal (FED) y el Banco Central de Japón (BOJ) para quedar todos a la espera este domingo de los resultados electorales en Alemania que dan como clara ganadora a la Premier Angela Merkel asumiendo el liderazgo regional europeo por un cuarto mandato. 

Evidentemente que el discurso de Trump, donde cuestionó a la comunidad internacional e insultó al gobierno iraní y la dictadura norcoreana sin tapujo alguno, trajo consigo sus consecuencias lideradas por comentarios del Presidente de Irán Hassan Rouhani quien señaló que su gobierno había puesto a prueba un misil de medio alcance y seguiría extendiendo su programa bélico mientras que Kim Yon-un señaló que en las semanas que vienen dicho país podría realizar una prueba de una bomba de hidrogeno, (nuclear), poniendo a prueba a todos los estamentos diplomáticos ya que las soluciones se van agotando.   

En el frente monetario la Presidenta de la FED, Janet Yellen, logró magistralmente dar inicio al programa del recorte del balance del instituto emisor sin generar una batahola bursátil mientras que el Comité Abierto indujo que habrá una última alza en la tasa de interés en la reunión de diciembre de 25 puntos dejándola en 1.5% simplemente porque la economía esta con inercia que ninguno de los tres huracanes (Harvey, Irma o María), han detenido más que transitoriamente. 

Es en este contexto que el Dow cerró la semana en 22,350 puntos, el S&P 500 se mantuvo en 2,502 puntos mientras que el Nasdaq se retrajo hacia 6,427 puntos tras una caída de casi -5% en el precio de Apple hacia US$152 tras que su nuevo Apple Watch tuviese problemas de software generando ansiedad en algunos agentes de mercado. Por su parte, la tasa a 10 años encontró pivote en torno a 2.25% quedando a la espera formal de la implementación del recorte de US$10 mil millones mensuales en bonos inmobiliarios y del tesoro durante el cuarto trimestre para luego irlos subiendo trimestralmente. Esto anuncios tuvieron poca incidencia sobre la paridad euro dólar que cerró en €1.195, sin embargo, la relación dólar yen sostuvo un cambio más brusco hacia ¥112. Este último movimiento vino de un BOJ más agresivo que en ediciones anteriores donde uno de los nuevos miembros votantes dentro de su comité de política monetaria optó por argumentar a favor de un mayor estímulo monetario dada la lejanía con la que viene operando en términos inflacionarios. Esta depreciación también vino de la mano de que el Premier japonés estaría evaluando llamar a elecciones anticipadas en octubre buscando consolidar su poder político. Entre tanto en un par de horas se estarán conociendo los resultados electorales en Alemania donde Angela Merkel tendrá que formar un partido de coalición. No obstante, la preocupación nace del poder que podría generar el partido radical AfD con una agenda nacionalista con tintes neonazis. En el mundo emergente, el Banco Central de Indonesia optó por reducir su tasa de instancia monetaria en 25 puntos base hacia 4.25% mientras que en Brasil, cuyo mercado bursátil sigue al alza sin tregua,- acumulando un retorno por encima de 6% en lo que vamos de septiembre-, el entorno político se va enredado una vez tras que la Corte Suprema decidiese llevar otro caso de corrupción del Presidente Michel Temer a voto en la Cámara de Representantes en el mes de octubre, un año antes de las próximas elecciones presidenciales. 

Esta última semana de septiembre vendrá cargada  de intervenciones verbales por distintos miembros de la FED (once en total), incluyendo un discurso el próximo martes por parte de Yellen, donde estará hablando, acerca de los prospectos y fundamentos de un crecimiento económico robusto, dando señales de las variables en las cuales la FED estará enfocada en los meses que vienen. 

Entre los datos que se publicarán se encuentran la serie de precios Case & Shiller, ventas de viviendas nuevas, ambas lecturas relacionadas a la confianza del consumidor, la lectura final del crecimiento del PIB del segundo trimestre (estimada en 3.1%) para terminar la semana con los datos de ingreso y gasto personal. La subsiguiente, ya en octubre, se estarán conociendo los datos de empleo del mes de septiembre que estarán reflejando los impactos de los ciclones Harvey, Irma y ahora María, que dejó a Puerto Rico sin electricidad y en precaria situación. 

En Europa se conocerá la expansión de la base monetaria, el sentimiento del consumidor y la lectura inicial de la inflación del mes de septiembre. En Japón tendremos una batería de datos incluyendo la lectura de gasto familiar, inflación, tasa de desempleo, la producción industrial y las ventas retail. En China se publicarán las lecturas PMI de actividad compuesta tanto del gobierno como la privada con ello sellando el tercer trimestre. En relación a los resultados trimestrales no sólo estará publicando Nike dando el puntapié inicial a la temporada, sino que también estarán reportando Carnival, Conagra, Darden Restaurants, Jabil, KB Homes y McCormick and Co. Cualquiera sea la visión que nos entreguen del impacto de los huracanes ya sabemos, según la FED, que éstos debiesen ser transitorios y de muy bajo alcance aun cuando ya en la semana tanto Fedex como Bed, Bath and Beyond nos señalaron que el impacto sería de aproximadamente dos centavos por acción durante el trimestre en curso, respectivamente.  

Por su parte en la región tanto el Banco Central de México (BCM) como el de Colombia estarán fijando política monetaria. Es de esperar que el BCM opte por empezar un ciclo de bajas en su tasa de instancia monetaria para amortiguar el impacto económico que han dejados los terremotos en el mes de septiembre. En México la tasa de política monetaria actualmente se encuentra en 7% y la inflación en 6.7% mientras que en Colombia estas se encuentran en 5.25% y 3.9%, respectivamente. 

A medida que van pasando las semanas y Trump no se pronuncia acerca de un nuevo candidato para la presidencia de la FED se va forjando consenso de que Yellen podría ser nominada para un segundo mandato. Sin embargo, puede que nos enteremos uno de estos días via un tweet, que otro candidato fue nombrado. Puede que para Yellen esta sea la salida más digna ya que aún cuando la economía viene expandiéndose sólo del orden de 2% a 2.5% y la inflación persiste por debajo de 2%, ello logró que la economía en los últimos cuatro años se moviese hacia el pleno empleo. El próximo 2 de octubre la FED se embarcará en la última fase formal de la post crisis empezando a recortar el balance y subiendo la tasa de interés real overnight hacia cero después de casi una década en territorio negativo. Ello porque la tasa de política monetaria terminaría el año en 1.5% y la inflación PCE subyacente, lectura inflacionaria por la FED, se encuentra girando en torno a 1.5%. El programa para reducir la exposición financiera de la FED e inducir a una menor base monetaria empezará con un recorte de US$4 mil millones mensuales en instrumentos de los papeles inmobiliarios y otros US$6 mil millones en bonos del Tesoro llevando gradualmente dichas cifras hacia un máximo de US$20 mil millones y US$30 mil millones en saltos trimestrales, respectivamente. El argumento es que el sistema financiero podrá absorber la falta de reinversión de dichos papeles de manera ordenada. Es asi que en los anales de la historia macroeconómica, el intachable legado de Yellen incluirá: 1) Llevar la tasa de desempleo desde 6.7% hacia 4.4%; 2) Finalizar los programas de extraordinarios de liquidez; 3) Iniciar el ciclo de alzas de tasa de interés y 4) Reducir la exposición del balance del instituto emisor y reducir formalmente la base monetaria. Puede que desde la perspectiva de Yellen no sea de su interés continuar en el cargo ya que de no registrarse un crecimiento económico más robusto como ha expresado Trump o darse un proceso inflacionario más agudo puede que el legado de Yellen quede a traspié, como ocurrio en casos anteriores con otros mandatarios de la FED.   

En medio de lo anterior, la FED proyectó que el crecimiento económico para este año será del orden de 2.4% para ir gradualmente cediendo hacia 1.8% siendo éste el crecimiento tendencial de largo plazo. La tasa de desempleo se proyectó que terminará del orden de 4.3% para ceder hacia 4.1% los dos años siguiente y terminar el año 2020 en torno a 4.2%. La tasa de desempleo de largo plazo se mantuvo en 4.6%. Por su parte la inflación PCE subyacente, lectura preferida por la FED, cerrará este año en torno a 1.5% para gradualmente subir hacia 2% los próximos dos años. El único cambio significativo en esta edición fue que los miembros del Comité Abierto pronosticaron que la tasa de política monetaria de largo plazo será del 2.8% (desde 3% reflejado en su edición de junio pasado). La FED ademas reiteró, que el impacto de los huracanes será transitorio, tanto sobre el crecimiento, como sobre la inflación, y que en un periodo breve, ambos datos volverán a su tendencia.

Por su parte el Banco Central de Japón (BOJ) voto dividido, optó por mantener su tasa en -0.1%, la tasa a 10 años cercana a cero y duplicar su base monetaria como lo viene haciendo como se anticipaba. El voto disidente vino de uno de los nuevos miembros del Comité Abierto del BOJ argumentando que las medidas adoptadas serían insuficientes para el cometido inflacionario del 2% en el mediano plazo dando a entender de que las autoridades debían adoptar nuevos mecanismos en pos de reinflar su economía.

Adicionalmente, la agencia S&P decidió degradar la deuda soberana de China hacia A+ (desde AA-) argumentando que la velocidad a la cual se vienen expandiendo los créditos (13.2% año a año) es causa de preocupación e insostenible en el mediano largo plazo.

Finalmente, como ya comentamos con anterioridad, el índice Nasdaq cerró la semana a la baja impactado por el desajuste del precio de Apple (-5%) tras que el matutino The Wall Street Journal publicase un artículo argumentando que el nuevo dispositivo Watch 3 tenía problemas de conectividad al internet a sólo un par de días de su entrega. La empresa ratificó aquello señalando que aquel problema tendría solución ello porque dicha característica era precisamente uno de sus principales atractivos anticipados para el nuevo producto.

Jueves, 21 Septiembre 2017 15:36

EEUU: Fuerza Suficiente

En ediciones anteriores veníamos argumentando que los miembros del Comité Abierto de la Reserva Federal (FED) tendrían una discusión acerca del posible impacto que tendrían los huracanes (Harvey, Irma y Maria) sobre la economía estadounidense en pos de consensuar los siguientes pasos monetarios. Sin embargo, la conclusión unánime por parte del instituto emisor fue que el impacto de estos tres shocks externos será transitorio teniendo incidencia de corto plazo sobre el crecimiento económico e inflación. El argumento básico es que la economía estadounidense anda con fuerza suficiente para absorber dicha adversidad permitiendo que el instituto emisor proceda con el recorte de su extensiva posición financiera a partir de octubre y también despliegue un último aumento en su tasa de interés en su reunión del 13 de diciembre como se desprende del “dot plot” cerrando el año en 1.5%. Tras el anuncio de la FED y posterior intervención de su Presidenta, Janet Yellen, los agentes de mercado corrigieron al alza las probabilidades de una potencial alza en diciembre hacia 75% bajo el entendimiento que el crecimiento tendencial de la economía sigue en torno a 2% y las presiones inflacionarias continuaran por debajo de la meta inflacionaria del 2% durante la secuencia de los siguientes dos años. Es bajo este escenario que el Dow y el S&P 500 cerraron nuevamente en máximos históricos de 22,413 puntos y 2,508 puntos respectivamente. El Nasdaq no logró alcanzar un nuevo umbral, cerrando en 6,456 puntos, impactado por el desajuste de Apple, cuyo precio en la sesión del miércoles cedió -1.7%, tras que el matutino The Wall Street Journal publicase un artículo argumentando que el nuevo dispositivo Watch 3 tenía problemas de conectividad al internet a sólo un par de días de su entrega. La empresa ratificó aquello señalando que dicho problema tendría solución ello porque dicha característica era uno de sus principales atractivos del producto.

Por su parte la tasa soberana a 10 años subió hacia 2.27% generando con ello una apreciación del dólar el cual se encuentra a una paridad de €1.188 en relación al euro y ¥112.5 en relación al yen. Entre tanto el Banco Central de Japón (BOJ), en voto dividido, optó por mantener su tasa en -0.1%, la tasa a 10 años cercana a cero y duplicar su base monetaria como lo viene haciendo como se anticipaba. El voto disidente vino de uno de los nuevos miembros del Comité Abierto del BOJ argumentando que las medidas adoptadas serían insuficientes para el cometido inflacionario del 2% en el mediano plazo dando a entender de que las autoridades debían adoptar nuevos mecanismos en pos de reinflar su economía. En el mundo empresarial Google acordó la compra de propiedad intelectual y algunos recursos de HTC en US$1,100 millones para fortalecer su expansión en el mundo del hardware. Por su parte el regulador Securities and Exchange Commission (SEC) señaló que en el año 2016 uno de sus sistemas de información (Edgar) había sufrido un ciberataque que podría haber generado ganancias extraordinarias por el robo de información empresarial. A ello se suma el súper ataque que registró Equifax la semana anterior pudiendo haber comprometido información de más de 143 millones incluyendo información crediticia y personal. Finalmente, la Corte Suprema de Brasil decidió enviar el proceso judicial del Presidente Michel Temer propuesto por el Fiscal Nacional, Rodrigo Janot, al Congreso para voto de la cámara de representantes, siendo este el segundo procesos en el tercer trimestre del año. Temer fue acusado por el saliente Janot de liderar una organización criminal permitiendo el enriquecimiento ilícito de dicha organización. Para proceder con el juicio dos tercios de dicho estamento político tendrán que votar a favor de juicio, algo que no ocurrió con antelación. 

A este punto Yellen ha cumplido su cometido monetario dejando un legado intacto independiente si es que el Presidente Trump decide relegirla para un segundo mandato en las semanas siguientes. Entre los legados que se le atribuirán a la primera mujer presidenta de la FED están: 1) Una caída magistral en la tasa de desempleo; 2) La finalización ordenada de los programas de liquidez extendidos durante la administración de Ben Bernanke; 3) La normalización de la tasa de instancia monetaria y ahora; 4) La ordenada introducción del programa de recortes en la posición financiera del instituto emisor tras que en su edición del miércoles anunciasen que empezarán el recorte del balance el mes siguiente. Entre medio la FED proyectó que el crecimiento económico para este año será del orden de 2.4% para ir gradualmente ceder hacia 1.8% siendo éste el crecimiento tendencial de largo plazo. La tasa de desempleo se proyectó que terminará del orden de 4.3% para ceder hacia 4.1% los dos años siguiente y terminar el año 2020 en torno a 4.2%. La tasa de desempleo de largo plazo se mantuvo en 4.6%. 

Por su parte la inflación PCE subyacente, lectura preferida por la FED, cerrará este año en torno a 1.5% para gradualmente subir hacia 2% los próximos dos años. El único cambio significativo en esta edición fue que los miembros del Comité Abierto pronosticaron que la tasa de política monetaria de largo plazo será del 2.8% (desde 3% reflejado en su edición de junio pasado). Entre medio la FED reiteró que el impacto de los huracanes será transitorio tanto sobre el crecimiento e inflación y que posterior a ello ambos datos volverán a su tendencia. Durante su conferencia de prensa Yellen reiteró en varias ocasiones que el camino de política monetaria no está prefijado y que de tener que hacer cambios por alguna u otra razón los harán en pos de cumplir el doble mandato que tiene el instituto emisor de pleno empleo y una meta inflacionaria de 2%. A partir de este viernes empezarán las intervenciones verbales de otros miembros de la FED buscando clarificar cualquier duda que haya quedado en el tintero para así evitar un desajuste en la estructura de tasas. Por ahora, parecería que Yellen realizó un trabajo comunicacional extraordinario permitiendo que el mercado bursátil no mostrase sobre saltos que podrían haber postergado la ordenada implementación de su régimen monetario. 

En conclusión, la FED ratificó el miércoles que la economía estadounidense tiene fuerza suficiente para continuar creciendo de manera modesta a moderada permitiéndole al instituto emisor adoptar otra serie de medidas anti inflacionarias a partir de octubre y normalizar la tasa entre ahora y los años siguientes. 

Domingo, 17 Septiembre 2017 16:16

EL MERCADO ESTA SEMANA

Tras el paso del huracan Irma los agentes de mercado parecería que vieron la luz al final del camino optando inmediatamente por invertir en renta variable estadounidense bajo la presunción de que: 1) La economía estadounidense sigue creciendo a buen trecho; 3) Los bancos centrales de los países desarrollados aún no están en condiciones de poner freno a sus programas de liquidez extraordinaria, nide adoptar medidas antiinflacionarias; 3) Los destrozos que dejaron Harvey e Irma no sumarán los montos de los cuales se habló inicialmente teniendo un impacto marginal sobre las ventas y utilidades de las empresas del S&P 500; 4) La frágil situación con Corea del Norte, a pesar de todas sus agresiones, será resuelta diplomáticamente aun cuando las Naciones Unidas le haya impuesto restricciones a más de 90% de las exportaciones de dicho país (con el apoyo de China y Rusia), y finalmente; 5) El estamento político estadounidense finalmente dio señales de un inusual racionalismo post crisis permitiendo reducir la incertidumbre tras acuerdos prescritos entre el Presidente Trump y sus adversarios demócratas en el Congreso. 

Es así que por primera vez vimos a S&P 500 encumbrarse por encima de 2,500 puntos el viernes pasado quebrando el sobretecho de la banda técnica de corto plazo en la cual se venía formalmente moviendo. Por su parte el Dow cerró la semana en 22,268 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq lo hizo en 6,449 puntos también ad portas de sus máximos históricos. Entre medio la tasa soberana a 10 años terminó en 2.20% trepando 15 puntos base a medida que la aversión al riesgo fue cediendo y los portfolios de inversión fueron rotando en pos de renta variable. 

Por su parte en el mundo de los commodities también vimos una rotación desde activos metalúrgicos hacia energéticos donde el precio del oro y cobre cedieron a costa de un salto discrecional en el precio del petróleo. El precio del oro cerró en US$1,320 la onza (-2%), el del cobre bajó hacia US$2.91 la libra (-5%) y el precio del crudo trepó hacia US$49.9 (+5%). Por su parte el apetito por riesgo también salió en pos de renta variable internacional donde los mercados de Japón y Brasil fueron los más apetecidos ambos rentando por encima del 3% en la semana. 

Sin embargo, a medida que entramos a la recta final de este tercer trimestre debemos tomar en consideración que la economía y los resultados de las empresas podrían haberse visto afectados por los shocks externos que habrían producido los huracanes en Estados Unidos. A su vez, se ha formado un consenso de que este próximo miércoles 20 de septiembre la Reserva Federal (FED) delineará su programa para recortar el balance aun cuando los datos macroeconómicos publicados el viernes pasado aseveran una desaceleración económica generando un acertijo monetario para el instituto emisor. 

Adicionalmente, ya vimos que el Premier Kim Yong-un no tiene interés de resolver ningún tema por la vía diplomática y que su gobierno continuará intensificando sus amenazas bélicas a través del envió de misiles por encima de población civil japonesa. Mientras los ataques terroristas en Europa, por parte de ISIS, continúan mensualmente tras que el viernes pasado hubo otro atentado en Londres en el transporte público dejando a una veintena de heridos. Por su parte, faltará saber si es que el consenso político estadounidense permite la tan ansiada reforma tributaria antes de final de año, como vienen mencionando varias autoridades políticas, pudiendo ésta terminar en el tintero como suele ocurrir una y otra vez. Finalmente, Apple se dio el lujo de introducir un nuevo smartphone (Apple X) que se empezará a distribuir a principios de noviembre a un precio de casi US$1,000 por unidad con cambios de tecnología punta.  

Esta semana que se avecina, sin duda alguna, el foco estará puesto en las reuniones de política monetaria de la FED y el Banco Central de Japón (BOJ). Los agentes de mercado siguen asignando probabilidades de ocurrencia de que la FED anunciará formalmente el inicio del recorte de su balance, no obstante, puede que el temor de equivocarse con la política monetaria sea más pronunciado de lo que todos quieren o esperan. La FED no se puede dar el lujo de añadirle un tercer shock a la economía si es que puede postergar dicha decisión hacia el cuarto trimestre del año. En Japón el BOJ argumentará que los continuos ataques bélicos por parte de Corea del Norte están impactando la confianza del consumidor por ende no hay espacio alguno para poner término a los programas extraordinarios de liquidez. 

Entre tanto en Estados Unidos también se conocerán el inicio de nuevas construcciones, ventas de viviendas usadas y la evolución de los precios de los bienes inmuebles (FHFA). En Europa se ratificará la lectura de inflación (actualmente en 1.5%) y se publicará el dato de la confianza del consumidor. En Alemania los ojos estarán puestos en la encuesta ZEW a medida que nos vamos acercando a las elecciones parlamentarias el siguiente domingo 24 de septiembre donde Angela Merkel lleva la delantera sin problema alguno. En China se conocerán los datos de los precios de los bienes inmuebles mientras que en Brasil se van describiendo más acusaciones de corrupción en contra del Presidente Temer. A nivel mundial, hacia el viernes siguiente, tendremos las lecturas preliminares de manufactura PMI donde la de Estados Unidos mostrará los impactos ciclónicos que tuvo sobre la industria y manufactura. En el lado empresarial tendremos un primer pincelazo de los resultados trimestrales del tercer trimestre ya que estarán reportando Adobe, Carmax, Fedex, Jabil, KB Home y General Mills entre otros quedando a la espera de los resultados de Nike el próximo 26 de septiembre. Finalmente, ya veremos cual será la respuesta, en el mejor de los tonos, por parte de la comunidad internacional a la incesante amenaza de Kim Yong-un. 

Detengámonos brevemente a recapitular la secuencia de datos macroeconómicos que vienen emanando de la economía estadounidense y que sentarán las bases para la discusión de la FED este próximo martes y miércoles para derivar en el anuncio del Comité Abierto el próximo 20 de septiembre dando paso los comentarios de su Presidenta, Janet Yellen. Por ahora la inflación en todos sus frentes sigue por debajo de lo que quisiese el instituto emisor ya el dato general general del mes de agosto cerró en 1.9% (desde 1.7%) mientras que el dato subyacente, aquel que excluye alimentos y energía, se encuentra en 1.7% por segundo mes consecutivo. Evidentemente, el dato de inflación al productor subió hacia 2.4% (desde 1.9%) y la lectura subyacente hacia 2% (desde 1.8%) sin embargo, esta alza aún no es suficientemente preocupante para la FED ya que no se ha traducido a inflación general. Entre medio las peticiones iniciales de desempleo cedieron hacia 284 mil después de haberse encumbrado en 298 mil tras el paso del huracán Harvey quedando ahora a la espera de dicha lectura, la semana siguiente, tras el paso del ciclón Irma. Sin embargo, la producción industrial se resintió el mes anterior pasando hacia 1.5% (desde 2.4%) mostrando la misma dinámica que las ventas retail las cuales se expandieron 3.2% (desde 3.5%). Añadido a esto vimos como el sentimiento del consumidor se vio afectado bajando hacia 95.3 puntos (desde 96.8 puntos). Este conjunto de datos macroeconómicos ha puesto al crecimiento económico del país para este tercer trimestre en 2.2% sin por ahora incluir el impacto de los huracanes que se estima podría haber resentido a la economía en otro uno por ciento. Si es que el impacto es mayor del estimado entonces la economía podría hasta no haber crecido, algo que a algunos de los miembros de la FED los pondrá nerviosos. Una salida digna por parte de la FED será la de anunciar el recorte del balance para inicios del 2018 en vez de dictaminar un inicio inmediato sino hasta poder aseverar el impacto directo. Ello además permitiría que el gasto fiscal extraordinario aprobado por el Congreso empezaría a fluir a través de los estados afectados permitiéndole contrarrestar las medidas antinflacionarias. Sin embargo, ninguna de estas decisiones es fácil pero el costo de equivocarse podría ser extremadamente alto, es por ello que las autoridades monetarias tendrán que resolver un complejo acertijo en las próximas horas.  

En la Euro Zona la producción industrial se expandió del orden de 3.2% (desde 2.8%) ratificando el buen dinamismo que conlleva dicha región acompañada de una demanda interna más robusta. Entre medio el Banco Central de Inglaterra (BOE) decidió mantener su política monetaria intacta en voto dividido aun cuando hay voces internas que claman por un alza en la tasa de instancia monetaria (actualmente en 0.25%) producto de un posible sobre calentamiento económico tras que la inflación subiese hacia 2.9% y la tasa de desempleo cediese hacia 4.3% su menor lectura desde el año 1975.

En China se publicaron los datos de actividad económica mostrando que la inversión en activos fijos terminó agosto en 7.8% (desde 8.3%), la producción industrial en 6% (desde 6.4%) y las ventas retail en 10.1% (desde 10.4%). Todo estaría apuntando a que el crecimiento económico del tercer trimestre girará en torno a 6.8%, cifra que se publicará un par de días antes del plenario quinquenal que llevará el gobierno para la relección de Xi Jinping el próximo 18 de octubre. Es en este contexto que los datos de actividad económica vienen mostrando un crecimiento transversal con muy bajas presiones inflacionarias (1.8%) y un mercado bursátil que gradualmente ha continuado al alza en los últimos meses. Por su parte, en India la inflación subió hacia 3.4% (desde 2.4%) y la producción industrial retomó velocidad hacia 1.2% (desde -0.1%) permitiéndonos concluir que el impacto producto del cambio impositivo en el mes de junio fue netamente transitorio.

Por su parte, tanto el Banco Central de Perú como el de Rusia optaron por mandar señales pro cíclicas tras que sus bancos centrales optasen por reducir sus tasas de instancia monetaria. Las autoridades peruanas optaron por rebajar su tasa de política monetaria en otros 25 puntos base dejándola en 3.5% tras que la inflación se ratificase en 3.2%. Entre tanto el Banco Central de Rusia decidió bajar su tasa en 50 puntos base dejándola en 8.5% con una inflación contenida en 3.3%.  

Finalmente, Apple introdujo su nuevo smartphone Apple X que trae consigo tecnología facial y recarga de electricidad remota entre muchos otros beneficios. El precio de dicho dispositivo será de casi US$1,000 mientras que la fecha de entrega empezará el 3 de noviembre, algo que a los agentes de mercado les disgustó dado el corto tiempo de venta prenavideño, no obstante, aquello no será un problema para los fieles clientes de Apple.

Miércoles, 13 Septiembre 2017 10:20

EL MERCADO A MITAD DE SEMANA

Hace sólo una semana hubiese sido difícil pensar que los tres principales índices accionarios estadounidenses hubiesen cerrado nuevamente en sus máximos históricos a medida que el nerviosismo y la aversión al riesgo tomaban raíz generando un inusual comportamiento en la tasa soberana a un mes, la cual en un día saltó discrecionalmente casi 34 puntos base, para luego devolverse gradualmente hacia 1%. Sin embargo, tras señales más templadas por parte de distintos bancos centrales en relación a su política monetaria, el paso más benigno del huracán Irma, la inacción bélica de Corea del Norte, un acuerdo político bipartito por parte del gobierno estadounidense y la estabilidad en los precios de los commodities, alinearon los astros bursátiles para que los inversionistas saliesen en pos de renta variable una vez más dejando con ello al Dow en 21,118 puntos, el S&P 500 en 2,497 puntos y al Nasdaq en 6,455 puntos. 

Entre medio vimos como la tasa soberana a 10 años trepó hacia 2.16% (+2 puntos base) quedando a la espera de la reunión de la Reserva Federal (FED) la siguiente semana donde algunos piensan que el instituto emisor postergará cualquier anuncio hasta noviembre y diciembre antes de adoptar nuevas medidas anti inflacionarias. Por su parte el precio del petróleo se mantuvo girando en torno a US$48 el barril, el oro cedió hacia US$1,335 la onza, el cobre bajó hacia US$3.03 la libra y el dólar se mantuvo girando en torno a €1.198 y ¥110 en relación al euro y yen, respectivamente. 

El martes tuvimos un sin número de intervenciones empresariales poniendo una nota de cautela en relación al comportamiento bursátil. Evidentemente que todos los titulares se los llevó el gigante Apple tras la introducción de su nuevo smartphone Apple X que trae consigo tecnología facial y recarga de electricidad remota entre otras mejoras. El precio de dicho dispositivo será de casi US$1,000 mientras que la fecha de entrega empezará el 3 de noviembre, algo que a los agentes de mercado les disgustó dado el corto tiempo de venta prenavideño. Sin embargo, ya veremos que a finales de octubre, cuando empiece la preventa, los fieles clientes estadounidenses de Apple saldrán en hordas a comprar el nuevo instrumento computacional. 

Por otra parte ayer vimos una fuerte caída en el precio de McDonald’s cercano -3.2% bajo el entendimiento que sus ventas durante el trimestre se verán afectadas significativamente por el pasó de los ciclones Harvey e Irma siendo el primer síntoma de algo más grande ya que empresas como Amazon, Fedex y las empresas de retail sentirán el mismo tirón en ventas. A su vez, en una intervención tajante el CEO de JP Morgan, Jamie Dimon, señaló que la división de trading podría registrar una caída en ingresos de -20% en relación a igual trimestre del año anterior sumándose a los comentarios exhibidos un par de horas antes por Goldman Sachs quien también argumentó que las condiciones de trading habían sido similares a aquellas registradas los primeros dos trimestres del año. Finalmente, debemos mencionar que el Secretario de la Tesorería, Steve Mnuchin, saliéndose de protocolo argumentó que la actual Presidente de la FED, Janet Yellen, estaba siendo considerada para un segundo mandato mientras que delineó que la reforma tributaria se podría alcanzar antes de fin de año, con ello propagando aún mayor optimismo bursátil. 

Entre mañana y el siguiente jueves tendremos reuniones de política monetaria de tres de los principales bancos centrales. Por el lado de la FED se ha forjado una corriente que estima conveniente postergar cualquier nuevo anuncio hasta entrada la recta del final del año quedando a la espera de ver el impacto que han dejado los huracanes. Sin embargo, hay otra corriente que estima que el impacto habría sido marginal, algo que parecería bastante optimista a este punto ya que ni los estados de Texas y Florida se recuperan del impacto que sufrieron en semanas recientes. En el Reino Unido la decisión del Banco Central (BOE) es más compleja ya que la inflación subió hacia 2.9% (desde 2.6%), la tasa de desempleo esta estructuralmente baja en 4.3% (desde 4.4%) y los salarios medios por hora se vienen expandiendo del orden de 2.1% (sin cambio alguno). Por ahora se espera que el BOE no adopte cambios en su política monetaria, aunque dará señal de que podría finalizar su programa de liquidez entrando al año 2018. 

 

En Japón, donde la inflación al productor subió hacia 2.9% (desde 2.6%) es de esperar que sus autoridades no adopten ningún cambio a la espera de que las presiones inflacionarias vayan tomando forma. Entre tanto en las próximas horas los bancos centrales del Chile, Perú y Rusia podrían adoptar medidas pro cíclicas siguiendo los pasos de Brasil, India e Indonesia en semanas recientes. Por ahora Chile tiene una tasa de política monetaria de 2.5% e inflación de 1.9% mientras que Perú de 3.75% con una tasa inflacionaria de 3.2% y Rusia grados de libertad extensos ya que su tasa de encuentra en 9% y los precios promedio se vienen expandiendo del orden de 3.3%. 

Página 1 de 33