FACEBOOK: SE ACABÓ “LA LUNA DE MIEL” Destacado

Todos hemos sido demasiado tolerantes con la falta de seriedad de Facebook por demasiado tiempo. Pero la “Luna de Miel” está acabada. La noticia esta semana pasada, de que el fiscal especial -Robert Mueller- que investiga la injerencia de Rusia en las últimas elecciones estadounidenses, consiguió recientemente la autorización para que Facebook le entregase la evidencia de publicidad electoral comprada por Rusia durante esas elecciones, y la constatación de que esta compra se produjo, que es delictiva en Estados Unidos, -los extranjeros no pueden hacer publicidad a favor de uno u otro partido-, es la gota que colma el vaso. Facebook es -entre otras muchas cosas- un medio de comunicación como cualquier otro, -o mejor dicho, mucho más poderoso que ningún otro-, que por lo tanto debe regular su publicidad, -como mínimo-, bajo el mismo standard que lo hacen CNN, CBS, NBC, ABC, o FOX.

Pero no lo hace. Su condición de “red social”/ “somos solamente unos niños que se nos puede pedir”, les ha llevado a campar por libre, sin dar explicaciones de nada o casi nada. Pero eso sí, ganando dinero a lo bestia. Pues bien, está claro que no puede seguir así. Facebook debe emplear el dinero que haga falta, -que obviamente lo tiene-, para establecer cuantos controles sean precisos, para que no “se les pase”, que los rusos están comprando publicidad para favorecer a un partido político estadounidense; que Isis está infectando al mundo con propaganda terrorista; o que depredadores sexuales y pederastas campan a voluntad por su red.

Es necesario además que la Administración estadounidense, -como por cierto ya se ha hecho en otros países-, controle y regule lo que hacen las “redes sociales”, que insisto, entre otras cosas, son medios de comunicación como los que ya existían antes de su aparición, solo que vía internet. Pero es que además el internet es hoy día un servicio público, como la electricidad o el agua. Algo a lo que tenemos derecho todos, y como tal debe ser regulado. Y ahí es importante introducir la idea de que no puede haber monopolios. En la componente tecnológica de lo que aportan las autodenominadas “redes sociales”, -que son un negocio privado-, hay una fuerte limitación de lo que es el “www” de internet libre y abierto. Y los ciudadanos, tenemos derecho a un marco tecnológico libre, no acotado por una o dos empresas privadas, que además, y como hemos constatado esta semana, no nos protegen ni de lo más básico. Bien sea por negligencia, o porque no han gastado lo suficiente en controles. No puede ser. Se acabó la “luna de miel”. Feliz Semana.

 

 

Modificado por última vez en Lunes, 18 Septiembre 2017 11:59