EL MENSAJE DE CHRISTINE LAGARDE Destacado

Se han celebrado esta pasada semana en Washington las Reuniones Anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI), y Christine Lagarde, Directora Gerente del Fondo, decidió titular su discurso inaugural en la sesión plenaria así: “Hacia una recuperación más segura, compartida por todos”.  

Lagarde dio primero la buena noticia de que el mundo esta creciendo mas de lo que pensábamos hace unos meses: La media de crecimiento global ha subido una décima desde abril y es ahora de un 3,6% para este 2017, y 3,7% para 2018. Y el mundo en general esta mejorando en sus cifras de crecimiento aunque en muchos casos son crecimientos demasiado moderados, y hay por lo menos dos temas de preocupación. Uno que Estados Unidos tiene demasiadas incertidumbres políticas, y su crecimiento de hecho ha sido revisado a la baja, 2,2% crecería en 2017 y 2,3% en 2018, -el FMI no “compra” la promesa de crecimiento al 4% de Trump-. Y por otro, hay un bloque de 40 paises en vías de desarrollo, que van para atrás, vamos que en vez de aumentar su crecimiento, lo disminuyen. 

Y en ese punto, es decir una vez descrito el panorama, Christine Lagarde, lleva el “core” o centro de su discurso a que hay que aprovechar este repunte de crecimiento actual muy generalizado globalmente, - en el que Europa, Japón, y muchos mercados emergentes están en la buena dirección-, para poner énfasis en hacer que “la recuperación sea compartida por todos”.

Ciertamente con mucha inteligencia y oportunidad el FMI pone el foco en lo que viene siendo la principal debilidad del sistema en los ultimos tiempos: Que la prosperidad se queda concentrada en un porcentaje muy escaso de la población, y no se esparce de forma suficiente. Y el libre mercado y la democracia, requieren urgentemente de ese objetivo.

Lagarde en su discurso enumero tres prioridades para ayudar a “Compartir la Recuperación”. Primero, “centrar la atención en los fundamentos económicos”: “debe utilizarse una combinación adecuada de políticas monetarias, fiscales y estructurales para consolidar la recuperación y mejorar las perspectivas de crecimiento”. Segundo, abordar con decisión el problema de la desigualdad excesiva: “La inversión en la gente es clave, salud, educación, formación permanente”. Y tercero, enfocar mejoras para los dos grandes temas que interesan más a los jóvenes en este momento, según una reciente encuesta del propio FMI: “la lucha contra la corrupción y contra el cambio climático”. Acertado enfoque el de Lagarde. Feliz Semana.