La OPEP y aliados anunciarán en junio estrategia para salir de acuerdo recortes crudo: EAU

La OPEP y aliados anunciarán en junio estrategia para salir de acuerdo recortes crudo: EAU Destacado

(Reuters) - El ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos, Suhail bin Mohammed al-Mazroui, dijo el lunes que la OPEP y sus aliados planean anunciar en junio una estrategia para dejar atrás los recortes de suministros de petróleo, aunque eso no implica que se pondrá fin al pacto para entonces.

Mazroui afirmó que era prematuro hablar sobre la forma o la definición de la estrategia antes de junio, cuando está prevista la próxima reunión entre la OPEP, Rusia y otros productores que participan del acuerdo de reducción de suministros, fraguado para impulsar los precios del crudo en el mercado internacional.

“Anunciaremos... una estrategia en la reunión de junio, eso no significa que saldremos (de los recortes) en junio. Significa que adoptaremos una estrategia”, comentó en Abu Dabi.

“Con suerte, el mercado estará en una posición mucho más favorable para nosotros, lo que nos permitirá anunciar la estrategia de salida”, dijo.

EAU asumirá la presidencia rotativa de la OPEP en 2018.

El ministro del Petróleo de Kuwait, Essam al-Marzouq, dijo el domingo que la OPEP y las naciones productoras estudiarán antes de junio la posibilidad de una salida de estrategia del acuerdo global.

“Creo que el acuerdo ha estado funcionando perfectamente. Estamos muy optimistas sobre el crecimiento del próximo año, tanto sobre la expansión de la economía mundial como de la demanda (de petróleo)”, dijo Mazroui, y añadió que la OPEP “siempre hará lo mejor para el mercado”.

Rusia, que este año redujo su producción de crudo de forma significativa en acuerdo con la OPEP por primera vez, ha estado presionando por un mensaje claro en torno al fin del pacto sobre los suministros a fin de que el mercado no entre en una situación de déficit demasiado pronto y los precios nos sufran una escalada veloz.

La creciente producción de esquisto en Estados Unidos también preocupa a la OPEP y a sus aliados.