Miércoles, 26 Abril 2017 | Login

LOS RIESGOS POLÍTICOS QUE LLEGAN EN 2017 Destacado

El Fondo Monetario Internacional ya avisaba hace poco más de una semana que uno de las mayores amenazas para la economía mundial son los riesgos políticos. Sin hacer referencia explícita al candidato republicano estadounidense, Donald Trump, la institución regentada por Christine Lagarde avisaba sobre las consecuencias que el populismo y el proteccionismo pueden infligir en el planeta. 
 
Una visión que también comparten desde BMI Research, el brazo de investigación de Fitch Group. Su director de riesgos políticos, Yoel Sano, explica que "los movimientos populares entre las economías avanzadas contra el establishment han crecido debido a la frustración económica de la clase media". "Aunque no hayan alcanzado el poder en muchos países, estos movimientos han cambiado el rumbo de los discursos mediáticos". 
 
Dadas las circunstancias, es imposible no realizar una primera para a este lado del Atlántico, donde las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre decidirán si Trump o la aspirante demócrata, Hillary Clinton, ocupa la Casa Blanca. "Independientemente de quién gane, EEUU contará con un líder mucho más asertivo que Obama", asegura Sano, quien destaca las áreas comunes entre ambos candidatos: más medidas proteccionistas, una expansión de la política fiscal especialmente en infraestructura e incentivos para la clase media y obrera. Todo ello dependerá también de qué partido regente el Capitolio.
 
Obviamente, cuando el próximo presidente ocupe su cargo a finales del año próximo, el tratado de libre comercio con Asia Pacífico seguirá pendiendo de un hilo y las negociaciones entre Washington y Bruselas para alcanzar un pacto similar seguirán distanciándose. Para entonces, la incertidumbre política que ha acechado durante los últimos meses a EEUU se extenderá a otras partes del mundo, dificultando aún más el clima apropiado para incentivar el crecimiento. 
 
"La política se ha convertido en la carta más arriesgada en el horizonte y el resultado de la votación del Brexit demuestra que tanto los sondeos como los mercados de apuestas pueden equivocarse profundamente cuando el panorama político exprimen un cambio", justifica Joachim Fels, consejero económico global de la gestora de bonos privada Pimco. En este sentido recalca que al igual que el referéndum británico ha tenido un impacto en la política monetaria, en las divisas y en los activos de riesgo "lo mismo ocurrirá con las elección en EEUU este año y en Francia y Alemania el próximo año", añade. 
 
Fels tampoco pasa por alto el referéndum constitucional en Italia, las elecciones en Austria, Países Bajos y hace especial énfasis en el 19 Congreso Nacional del Partido Comunista en China. "La incertidumbre sobre el futuro curso político, económico y militar del país también es probable que sea elevada", advierte al mismo tiempo que asegura que con esta lista de escollos políticos en el horizonte habrá que enfrentar momentos de volatilidad en el mercado y en algunas ocasiones asumir cambios permanentes en el régimen político y económico de algunos países. 
 
Tampoco hay que olvidar que el gobierno británico liderado por Theresa May tiene previsto activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa en el primer trimestre de 2017, un hecho que pesará en el crecimiento de Reino Unido durante buena parte de 2017, teniendo un impacto negativo en industrias como la agrícola, la minoristas o las construcción, según señalan los expertos. 
 
Estas turbulencias llegan en un momento en que Francia y Alemania, las dos potencias europeas, se someterán al escrutinio de las urnas. BMI Research observa en estos momentos una posible victoria de Los Republicanos que estarían liderados por el ex ministro Alain Juppé. Recordemos que el partido se encuentra en plenas primarias para elegir quién será su representante. Si estas previsiones se materializan podría haber un endurecimiento sobre la posición del país en materia de inmigración. 
 
Por su parte, en Alemania, su canciller Angela Merkel, considerada como un pilar de estabilidad tanto para el país como para la Unión Europea, se encuentra bajo presión por mantener la hegemonía de la Unión Demócrata Cristiana en coalición con el Partido Socialdemócrata alemán. Pese al ascenso del partido Alternativa para Alemania, que podría convertirse en la tercera fuerza política dentro del Bundestag, todo indica que ni los demócrata cristianos ni los socialdemócratas estarían dispuestos a negociar con este partido.
 
Fuera de la eurozona, no sólo China será clave también lo será Irán. El presidente del país, Hassan Rouhani, también se enfrenta al escrutinio de unas elecciones. Aunque todo parece indicar que Rouhani tiene el apoyo de la Guardía de la Revolución y del máximo clérigo Ali Khamenei, cualquier cambio puede hacer descarrilar el acuerdo de desarme nuclear con occidente. 
 
En general, según resalta Farid Abolfathi, director de análisis de IHS Global Risk Service, "las brechas en los ingresos y las malas perspectivas de empleo para grandes segmentos de la población mundial han aumentado las tensiones sociales y elevado el riesgo de inestabilidad política".  Abolfathi resalta además como "la gran recesión y la crisis de la Eurozona han disminuido en gran medida la capacidad de los gobiernos y la sociedad civil para abordar los problemas sociales y políticos, algo que puede conducir a la escalada de las tensiones sociopolíticas y la desestabilización de los gobiernos".
Modificado por última vez en Jueves, 20 Octubre 2016 18:09