La Fed recupera el paso firme hacia la normalización monetaria Destacado

La Reserva Federal daba rienda suelta a sus halcones con una nueva subida de tipos de interés de 25 puntos básicos el miércoles, la tercera desde 2008. Sin escollos en el horizonte más cercano, el banco central estadounidense se prepara así para continuar de forma progresiva con su normalización monetaria. Una ruta que según sus últimas perspectivas económicas incluirá dos vueltas de tuerca más este año a la manivela, dejando los tipos de interés en el entorno del 1,4% al cierre de 2017. 

En este sentido, el mercado descuenta ya que el próximo incremento de 25 puntos básicos llegará en la reunión del próximo 13 y 14 de junio, con el 55,7% de los operadores respaldando la decisión, según el indicador FedWatch de la Bolsa Mercantil de Chicago (CME, por sus siglas en inglés). Lo que no está tan claro es cuando se producirá el siguiente movimiento, que bien podría llegar en el encuentro de septiembre o retrasarse hasta la comitiva del 12 y el 13 de diciembre. 

La Fed mantuvo sin grandes cambios sus perspectivas, que telegrafían hasta tres subidas de tipos en 2018, alcanzando el 2,1%, y elevaron en una décima su meta para finales de 2019, hasta el 3%. 

Por otro lado, en lo que a inflación se refiere y con los planes económicos de Trump en mente, que incluyen desde una bajada generalizada de impuestos hasta una posible inversión de hasta un billón de dólares en infraestructuras, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, adelantó que todavía es "demasiado pronto para predecir los efectos de políticas fiscales". En relación a este tema, Yellen indicó que "no se debatieron en detalle" los posibles cambios fiscales que puedan derivarse del nuevo gobierno en Washington. 

 

La renta variable potenció ligeramente sus ganancias tras conocer la decisión de la Fed y escuchar atentamente las palabras de Yellen. El Dow Jones llegó a sumar más de 100 puntos durante la intervención de la presidenta del banco central estadounidense, quien no se mostró preocupada por el peligro de una burbuja en ciernes.