ESTA SEMANA EN WALL STREET Destacado

Esta semana, el calendario macro en Estados Unidos es relativamente tranquilo con todas las miras puestas en la primera lectura del PIB del país correspondiente al primer trimestre del año. Antes, eso sí, se darán a conocer datos inmobiliarios como las casas ya existentes (Lunes) y el de ventas de casas nuevas (Martes).

En el primer caso, se espera una tímida caída intermensual hasta los 5,45 millones de unidades para compensar la segunda mayor subida en los casi 20 años de historia de este indicador. En lo que a las ventas de casas nuevas se refiere, también se espera un ligero descenso intermensual en marzo hasta las 655.000 unidades. Dicho esto, en ambos casos, las media del primer trimestre ha crecido significativamente con la registrada en el cuarto trimestre de 2018. Esto habría incrementado la inversión residencial real en el primer trimestre hasta un 4,5%, según señalan algunos analistas. 

Antes de conocer el dato de crecimiento de la economía estadounidense se publicará el dato de pedidos de bienes duraderos el jueves, el último dato que podría influenciar marginalmente el dato del PIB. Se espera que el dato de cabecera quede sin cambios tras la caída previa del 1,6%. Las órdenes de aeronaves deberían comenzar a recuperarse pero si dejamos de lado el factor del transporte, se espera que los pedidos suban un 0,3%. También los pedidos de bienes no relacionados con defensa excluyendo defensa podrían avanzar un 0,3%.

El viernes conoceremos el dato de crecimiento. Un dato esperado, sobre todo por el impacto que podría haber jugado el cierre del gobierno más largo de la historia. Pese al traspiés que esto podría haber supuesto se espera que la economía de EEUU creció a un ritmo del 2,6% entre enero y marzo, impulsado por el buen dato de ventas minoristas que conocimos la semana pasada así como el de inventarios. De cumplirse esta expectativa, podríamos ver cómo la actividad podría incluso haber repuntado tras un tumultuoso cuarto trimestre de 2018 en el que EEUU creció finalmente un 2,2%.

El mismo día conoceremos también la confianza del consumidor correspondiente al mes de abril. En estos momentos se espera una lectura de 96,9 desde los 98,4 en marzo. Eso sí, de cumplirse, este nivel quedaría por encima del registrado en enero.

Esta semana no escucharemos hablar a ningún miembro del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal dado que el “periodo de silencio” ya está en vigor de cara a la reunión del política monetaria del banco central estadounidense. 

Del lado empresarial, se espera que Boeing reporte menores beneficios y ventas el miércoles. El fabricante aeronáutico sufre las consecueciencas de los problemas relacionados con su 737 Max.

Se espera que Amazon publique un aumento en los ingresos y beneficios el jueves, ayudado por un aumento en las ventas de anuncios y el éxito de su negocio en la nube Amazon Web Services. Sin embargo, el mayor minorista en línea del mundo dijo la semana pasada que cerraría su tienda online en China después de enfrentar dificultades para competir con Alibaba y JD.com. Halliburton, Hasbro, Lockheed, Coca-Cola, Twitter, eBay, United Tech, Harley-Davidson, Ford, AT&T, Caterpillar, Chipotle, Microsoft, Visa, Facebook, Intel, Mattel, Southwest, Starbucks , Exxon y Chevron también presentan cuentas.