Sábado, 29 Abril 2017 | Login
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 416

Creadores de valor Destacado

Como inversores, estamos deseando encontrar buenos activos a precios razonables. En el caso de las acciones de empresas cotizadas, queremos identificar aquellas  compañías con ventajas competitivas sostenibles capaces de  generar unos beneficios   crecientes que proporcionen una rentabilidad adecuada sobre el capital invertido.

En este sentido, un buen amigo – Pablo Martínez Bernal – me ha regalado un libro que no conocía: “The Outsiders”, escrito por William N. Thorndike, que relata la experiencia  de ocho primeros ejecutivos de grandes empresas norteamericanas que consiguieron generar un alto valor  para sus accionistas durante sus mandatos.

En el libro se explican con brillantez y profundidad  los casos de Tom Murphy, Henry Singleton, John Malone, Katherine Graham, Warren Buffett…, con experiencias  concretas, decisiones importantes que tomaron, y moralejas  que podemos extraer. Después de terminarlo, lo primero que podemos concluir es que todas ellas eran personas que no se dejaban llevar por el imperativo institucional: querer hacer las cosas siempre igual que otros colegas y competidores. En segundo lugar, que no estaban excesivamente pendientes de Wall Street, sino que se preocupaban por  tener siempre presente los intereses de los accionistas en sus actuaciones: en este sentido, no realizaban ampliaciones de capital dilutorias ni incurrían en endeudamientos excesivos; recompraban sus propias acciones sólo cuando cotizaban a múltiplos reducidos;  evitaban hacer adquisiciones megalómanas a precios absurdos, etcétera…

En lo personal, se trataba en general de  personas pacientes, analíticas, humildes, con gran capacidad de delegación, que se resistían a sucumbir a cantos de sirenas, y  poseedoras de altas dosis de “sentido común”. Cuando un amigo te descubre un gran libro te hace un gran favor, porque te proporciona alimento espiritual para ejercitar tu actividad, para tomar decisiones.

Nuestro reto como inversores es identificar - preferiblemente al principio de sus carreras - a estos empresarios o directivos extraordinarios, que van a generar valor  para todos los que les acompañen: clientes, empleados, colectividad…, y por supuesto para los accionistas que arriesgan sus ahorros con ellos. 
Me gustan en general las empresas familiares, sobre todos las que  ya han pasado con éxito el cambio generacional, porque tienen al frente – no siempre como primeros directivos pero sí en el Consejo de Administración – a personas que se consideran dueñas,  con una visión de crear y mantener ventajas competitivas defendibles a largo plazo en las mismas, y que cuando no ven oportunidades mejores devuelven los beneficios a los accionistas de una forma óptima.

Modificado por última vez en Domingo, 24 Mayo 2015 11:00