Sábado, 29 Abril 2017 | Login
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 416

Invertir con la demografía Destacado

Hace unos meses hablé de las tendencias demográficas y su impacto en las grandes marcas europeas, de cómo el crecimiento de las clases medias en el mundo suponía una gran oportunidad para muchas empresas europeas con marcas reconocidas a nivel mundial.
 
Allí también se presentaron algunos datos sobre los cambios en la estructura de la población del viejo continente, producidos por el descenso de la natalidad y el aumento de la esperanza de vida. El progresivo envejecimiento y el aumento de la tasa de dependencia,  están poniendo en jaque al llamado “estado de bienestar”. Es el camino que Japón lleva dos décadas experimentando
 
La demografía – excepto circunstancias extraordinarias: guerra devastadora, nuevas pandemias, catástrofes astronómicas etc. – es muy predecible. La población y su composición por edades dentro de los próximos 10, 20 y 30 años se pueden estimar con bastante exactitud de acuerdo con parámetros estadísticos que se observan en la actualidad. Es bastante más fácil acertar con la composición futura de las pirámides de población que con las variables macroeconómicas más usuales (PIB, balanzas por cuenta corriente etc.).
 
Invertir teniendo en cuenta estos factores estructurales -no cíclicos, mucho más imprevisibles y aleatorios -, nos permiten aprovechar “los vientos favorables” generados por las tendencias demográficas, y evitar “sus vientos contrarios”. Pueden constituir, por tanto,  una buena estrategia de gestión de cartera.
 
Un ejemplo: empresas del sector salud, que se benefician del proceso de envejecimiento en los países desarrollados: El gasto en salud crece fuertemente por franjas de edad, y  se dispara a partir de los 70 años. Todas las empresas de sector sanitario reciben un incremento de la demanda, no sólo las farmacéuticas, sino las de prótesis quirúrgicas,  ayudas visuales, compañías de servicios asistenciales… Por otra parte estas empresas también se benefician del mayor poder adquisitivo y del crecimiento de las clases medias en los países emergentes, y el consiguiente aumento de su capacidad adquisitiva para sufragar medicamentos y servicios sanitarios.
 
Europa tiene nombres muy consolidados en todos estos sectores, que os aconsejo investigar, teniendo en cuenta que hay que estudiar cada compañía concreta, porque no todas tienen las mismas características, ni cotizan a idénticas valoraciones en la bolsa.
 

Modificado por última vez en Domingo, 24 Mayo 2015 11:00