Miércoles, 24 Mayo 2017 | Login
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 416

INVERSIÓN Y PSICOLOGÍA Destacado

Con el atractivo título “Tu dinero y tu cerebro”, Jason Zweig se adentra en el campo de la neuroeconomía, en el análisis de los procesos que ocurren en tu cerebro cuando consideras y tomas decisiones sobre temas relacionados con el dinero: comprar, vender, ahorrar, gastar, invertir...

Es sin duda uno de los libros más claros y prácticos que he leído sobre este asunto porque me ha dado ocasión de identificar errores en mi forma de pensar, en la manera de reaccionar ante los acontecimientos, para poder sacar a la luz debilidades y procesos implícitos... Estoy seguro de que todo ello me ayudará a partir de ahora para ser un mejor inversor. Capítulos del libro: Pensar y Sentir – Avaricia – Predicción – Confianza – Riesgo – Miedo– Sorpresa – Arrepentimiento - Felicidad... ¿Quién de nosotros no ha experimentado todas estas facetas?...

Y es que los seres humanos no somos sólo entes racionales, que tenemos en cuenta todos los factores relevantes y tomamos las decisiones que más nos convienen optimizando resultados, sino que estamos muy influidos por nuestras emociones, por nuestras tendencias gregarias, y pasamos de la euforia al pesimismo -e incluso al pánico - de forma periódica. Existen unos ciclos psicológicos en los que el miedo en los cracks, da origen a la desconfianza y a una cautela colectiva, que una vez que se recuperan vuelven a crear el escenario para el entusiasmo y la avaricia.

El gran John Templeton recordaba: los mercados alcistas nacen dentro del pesimismo, crecen gracias al escepticismo, culminan en el optimismo y fallecen con la euforia. Por eso para la mayor parte de los inversores la mejor estrategia de inversión espasiva: invertir un porcentaje del patrimonio – en función de las circunstancias personales y la actitud hacia la volatilidad - en fondos de inversión con bajos costes o en productos cotizados (ETFs) que repliquen un determinado índice bursátil. Recordemos que un porcentaje elevadísimo de los fondos llamados activos no vencen al índice de referencia de forma consistente, aunque han existido y existen algunos gestores excepcionales que lo han logrado.

La inversión activa comprando valoresconcretos debe ser para aquellos inversores que tengan conocimientos adecuados de análisis, que les apasione el tema, les guste además dedicar su tiempo a ello, y que posean el talante personal y psicológico adecuado para mantener a raya sus emociones. El libro de Zweig termina dando unas recomendaciones prácticas en sus tres apéndices que nos serán muy útiles en nuestra actividad de inversores.

Modificado por última vez en Domingo, 24 Mayo 2015 11:00