La bolsa nipona cae tras la incertidumbre sobre la reforma tributaria en EEUU

La bolsa nipona cae tras la incertidumbre sobre la reforma tributaria en EEUU Destacado

 La Bolsa de Tokio cayó hoy por cuarto día consecutivo después de que los inversores decidieran no emprender acciones arriesgadas y aseguraran ganancias ante el resurgimiento de la incertidumbre en torno a la reforma tributaria en Estados Unidos.

El índice de referencia Nikkei bajó 141,23 puntos, un 0,62 %, y quedó en 22.553,22 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 14,67 enteros, un 0,81 %, hasta situarse en 1.793,47 unidades.

El parqué tokiota abrió con pérdidas y cayó puntualmente más de 200 enteros después de que los medios estadounidenses informasen de que el proyecto de la reforma tributaria de la Administración del presidente Donald Trump estaría encontrando obstáculos, lo que redujo las expectativas de que sea aprobada este año.

Esta incertidumbre provocó que el dólar perdiera terreno frente a otras divisas, incluida el yen, cuya apreciación daña a los grandes exportadores del país asiático al mermar la competitividad de sus productos y sus remesas en el extranjero.

Tokio logró retornar a ganancias momentáneamente hacia el final de la negociación animada por la caza de gangas y las expectativas de una compra de fondos cotizados por parte del Banco de Japón, pero finalmente retornó al terreno negativo.

Poco efecto tuvo en los inversores de Tokio el último informe trimestral Tankan de coyuntura económica publicado hoy, que mostró que la confianza de las grandes empresas japonesas mejoró en diciembre con respecto a los datos recopilados en septiembre hasta alcanzar su mejor nivel en una década.

El sector de la información y comunicación lideró las pérdidas, prolongando su caída del jueves, cuando el gigante de la electrónica Rakuten (T:4755) anunció su intención de irrumpir en el mercado de los operadores móviles en 2019, lo que despertó preocupación ante una competencia de precios más dura.

Rakuten volvió a bajar hoy, esa vez un 5,5 %, ante la preocupación sobre los gastos a los que tendrá que hacer frente para poner en marcha su nuevo negocio, que comenzaría a operar en 2019.

Entre las compañías exportadoras, destacaron las caídas de Toyota Motor (T:7203) y Honda Motor (T:7267), del 1,8 % y 1 %, respectivamente.

En la primera sección, 1.343 valores retrocedieron, frente a 629 que avanzaron, mientras que 81 terminaron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 3,329 billones de yenes (25.167 millones de euros), frente a los 2,659 billones de yenes (20.096 millones de euros) de la víspera.

La Bolsa de Tokio cerró con pérdidas una semana de caídas generalizadas en la que la reunión de la Reserva Federal de EEUU (Fed) fue el factor determinante.

El parqué tokiota comenzó subiendo el lunes animada por los dos máximos históricos cosechados la semana pasada en Wall Street, pero pronto empezó a caer, a la espera de la reunión mensual de la Fed, que no logró convencer en Tokio, pese a la subida de tipos.

El resurgimiento de la incertidumbre en torno a la reforma fiscal de Estados Unidos terminó de desilusionar a los inversionistas, que prefirieron recoger beneficios y abocaron al mercado bursátil nipón a poner fin a la semana en el terreno negativo.