Trending Topics Destacado

JUNIO. Históricamente, junio no ha sido un mes auspicioso para los mercados de valores. En ocho de los últimos diez años el Dow Jones ha registrado pérdidas y a lo largo de los últimos veinte años, junio ha sido el segundo peor mes  para las acciones. Este junio, plagado de data macroeconómica domestica y eventos internacionales, bien podría seguir el patrón. En lo domestico el mercado entra en la “semana del empleo” con el anuncio de nuevos puestos creados en mayo este viernes. El consenso espera 227,000 nominas nuevas en el sector no agrícola luego de las 223,000 de abril, pero sigue manteniendo cierta desconfianza luego que solo se generaran 126,000 en marzo estableciendo un patrón de desconfianza de cara a la dinámica económica y el consumo interno que el crecimiento del primer trimestre de este año, a menos 0.7% y los pobres resultados de las ventas al detal en el primer trimestre han tendido a confirmar. Internacionalmente el tema recurrente sigue siendo Grecia, siendo junio un mes de definiciones para Union Europea de cara a la imposibilidad del gobierno de Tsipras de cumplir con sus obligaciones financieras en el corto plazo.

CRECIMIENTO. La contracción económica del primer trimestre en los Estados Unidos, de 0.7% en su primera revisión luego que se anunciara, inicialmente, en 0.2% de crecimiento, esta planteando, nuevamente, un debate relacionado con la dinámica de la recuperación y el crecimiento en el país. Para los analistas optimistas, la economía norteamericana debería estar creciendo por encima del 3.5%, la data sin embargo no soporta sus argumentos. El resultado del trimestre pasado se explica por una debilidad mayor de lo esperado en la balanza comercial, debida a una prolongada huelga de puertos en California y a la fortaleza del dólar, por un lado y a un crudo invierno por el otro. Ahora bien, la desaceleración, que, se argumenta, también obedece a elementos estacionales mal estimados, podría ser mas estructural si se toma en cuenta la continua caída en el consumo y el aumento en el ahorro que podría estar revelando un nivel de desconfianza en el consumidor norteamericano que podría generar un crecimiento inferior al 2,5%. En el marco de la inminente “normalización” de las tasas de interés tal debate es crucial para determinar si las tasas suben en setiembre o diciembre ya que junio quedo descartado por la contracción temprana en el año.

LEHMAN. Richard S. Fuld Jr., conocido entre sus colegas como “El Gorila”, por su temperamento brusco, fue el CEO de Lehman Brothers hasta el momento de su quiebra en el 2008. La caída de Lehman marco el zénit de la crisis hipotecaria y acaso venga a representar el “Muro de Berlín” del “Capitalismo del Siglo XX”. El rol que jugo Lehman en el desencadenamiento de la “Gran Recesión” sigue siendo punto central de interés entre analistas y operadores tanto como la gestión de Fuld en la firma que lidero desde 1994. De allí que su primera aparición publica en siete años, la semana pasada, despertara tanto interés en la medida que se esperaban declaraciones relevantes o, tal vez, reflexiones importantes. Por el contrario, Fuld se expandió en digresiones en las que cito a Freud, Rocky y Dean Martin eludiendo responsabilidad alguna en el destino de Lehman o su responsabilidad en el colapso. La reacción generalizada de la prensa especializada fue de estupor y algo de comedia. Nadie mas categórico sin embargo que Stanley Fisher, Vice-Presidente de la FED, quien dijo en Toronto este lunes, que ciertos banqueros culpan a los reguladores, argumentando que ellos no jugaron rol alguno, de una crisis que persiste y que no es, todavía, cosa del pasado.