Administrator

Administrator

(Bloomberg) -- El gasto del consumidor, que representa el 70% de la economía de EE.UU., se está deteniendo, pero no antes de que los estadounidenses se abastezcan de las principales prioridades, que van desde frijoles horneados hasta cerveza.

“Hay una fuerza increíble en los bienes de consumo envasados”, asegura el analista de corretaje de Stifel Michael Kobrick, quien rastrea datos de Information Resources Inc. Pero hay “un gasto decreciente en artículos discrecionales a medida que los consumidores lidian con la respuesta prolongada al virus”.

Algunas compañías, como Walgreens Boots Alliance Inc., dicen que las ventas comienzan a disminuir después de la fiebre inicial. Y Visa Inc. dijo esta semana que el gasto en tarjetas de crédito en EE.UU. cayó 4% solo en marzo.

Mark Vitner, economista sénior de Wells Fargo Securities, dice que parte de ese retroceso será temporal: “deberíamos ver al menos una inversión corta y aguda una vez que pasemos a lo que sea la nueva normalidad”.

Mientras tanto, esto es lo que los estadounidenses han estado recogiendo –y dejando– en los estantes.

1. Comida:

¿Cuándo fue la última vez que las papas instantáneas fueron un artículo movido? A medida que los consumidores intentaban llenar sus gabinetes en casa con alimentos que pudieran durar un tiempo –ante la posibilidad de la cuarentena–, los más vendidos eran productos básicos decididamente aburridos como leche en polvo, frijoles horneados, harina y papas instantáneas, según Stifel.

El aumento en las ventas de alimentos es la otra cara de la disminución de las ventas de restaurantes, ya que miles de ellos han dejado de servir ante las órdenes del gobierno o los avisos de salud. Los consumidores se abastecieron y se prepararon para largas estadías antes de regresar a las tiendas.

2. Cuidado de la salud

Los estadounidenses se toman mucho más en serio la atención médica y la higiene, comprando jabón de manos, pañuelos faciales y guantes a más del doble de las tasas del año anterior.

Uno de los artículos más populares han sido los termómetros personales, que casi han cuadruplicado las ventas del año anterior. Los termómetros dan a las personas una indicación rápida de si tienen un síntoma clave del virus.

3. Trabajo desde casa

El trabajo desde casa y el confinamiento han resultado en que los consumidores se alejen de algunos productos que usaban para la oficina.

Las ventas disminuyeron para una variedad de cosméticos, fragancias, lociones de afeitar para hombres, calcetines y betún. ¿Y quién va a la playa? Si bien algunas vacaciones de primavera han violado las pautas de distanciamiento social en Florida, las ventas totales de bronceadores se han desplomado.

4. Acaparamiento de papel

Si hay algo que los consumidores estadounidenses recordarán de sus compras en marzo, es el esfuerzo frenético por comprar y– para algunos, acumular– productos de papel, especialmente papel higiénico. Las tiendas de comestibles racionaron las compras, antes de que las estanterías se quedaran vacías. La demanda de Charmin, una marca de Procter & Gamble Co., ha aumentado tanto, tan rápido, que los minoristas han sido asignados, lo que significa que reciben una fracción de su pedido habitual.

Datos de Stifel sugieren que ahora puede haber un poco menos de compras de pánico.

5. Cerveza, vino

Si bien los funcionarios de salud han sostenido que beber alcohol no es una forma útil de hacer frente al brote de virus, los estadounidenses siguen su propio camino. Las ventas de cerveza, vino, licores y productos relacionados obtuvieron grandes ganancias, ya que los consumidores beben en sus hogares en lugar de en bares o discotecas. El cannabis, no rastreado aquí, también ha sido un gran beneficiario.

Los analistas advierten que estas tendencias podrían no durar.

(Reuters) - La OPEP y sus aliados están trabajando en un pacto para realizar un recorte sin precedentes a la producción petrolífera equivalente a cerca del 10% del suministro global, dijo una fuente de la institución después de que el presidente de Estados Unidos pidiera el fin de la liquidación causada por la pandemia del coronavirus.

El Ministerio de Energía de Azerbaiyán dijo que se prevé una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados para el lunes 6 de abril, aunque no se conocen muchos detalles aún sobre la eventual distribución exacta de los recortes al bombeo.

Los precios del crudo han caído a cerca de 20 dólares por barril desde los 65 de comienzos de año, ya que más de 3.000 millones de personas quedaron en confinamiento por el virus, reduciendo la demanda petrolera global en hasta un tercio, o 30 millones de barriles por día (bpd).

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo el jueves que ayudó a mediar un acuerdo que podría resultar en un recorte de la producción de Arabia Saudí y Rusia de entre 10 y 15 millones de barriles al día, lo que representaría entre el 10% y el 15% de los suministros mundiales.

No obstante, la Agencia Internacional de Energía advirtió el viernes que una rebaja de 10 millones de bpd no sería suficiente para frenar el fuerte declive de la demanda. Un recorte de esta magnitud derivaría aún en un aumento de inventarios de 15 millones de bpd en el segundo trimestre, dijo Fatih Birol, jefe de la institución.

Trump aseguró que no hizo concesiones a Riad y Moscú, tales como acordar una rebaja de la producción en Estados Unidos, una posibilidad prohibida por la legislación antimonopolio del país.

Algunos miembros de la Administración estadounidense han insinuado que el bombeo sufrirá un fuerte desplome de todas formas por los bajos precios.

"Estados Unidos tiene que contribuir con el esquisto", dijo una fuente de la OPEP. Rusia lleva tiempo expresando su frustración porque sus recortes conjuntos con la OPEP solo están prestando apoyo a los productores de hidrocarburos no convencionales de Estados Unidos, con un coste más alto.

Una segunda fuente de la OPEP afirmó que cualquier recorte superior a los 10 millones de bpd debe incorporar a productores ajenos a la OPEP+, una alianza que incluye a miembros de la organización, así como a Rusia y otros países, pero excluye a naciones petroleras como Estados Unidos, Canadá, Noruega y Brasil.

La segunda fuente indicó que la OPEP+ está atenta al resultado de la reunión entre Trump y las petroleras que tendrá lugar viernes, así como que la cifra final de los recortes dependerá de la participación de todos los productores de crudo.

Jason Kenney, gobernador de Alberta, la provincia que más petróleo produce en Canadá, dijo el jueves que está abierto a unirse a un pacto de reducción del bombeo.

Los precios del crudo se recuperaron desde los mínimos de 20 dólares por barril vistos esta semana. El barril de Brent operaba cerca de los 33 dólares el viernes, aún por debajo de la mitad del nivel de cierre de 66 dólares de finales de 2019.

(Reuters) - El presidente Donald Trump luchará contra los esfuerzos internacionales de colusión en el mercado energético que podrían afectar a los productores estadounidenses, pero el gobierno no puede dictar decisiones sobre la producción de petróleo a las empresas, dijo el viernes el asesor económico de la Casa Blanca.

Larry Kudlow también sostuvo en una entrevista en Bloomberg TV que no ve ninguna razón por la cual las conversaciones de Trump con Arabia Saudita y Rusia sobre petróleo no “den frutos”, en medio de un potencial nuevo acuerdo global entre la OPEP y sus aliados para recortar el suministro mundial de crudo.

Cuando se le preguntó si las compañías petroleras estadounidenses estarían incluidas en los recortes de producción, Kudlow dijo: “No dictamos políticas a nuestros sectores de petróleo y gas”.

“Creo que las compañías petroleras, al ver una disminución en el precio, van a reducir la producción. Eso es sentido común”, agregó antes de la reunión programada de Trump con ejecutivos de las compañías petroleras en la Casa Blanca más tarde el viernes.

 

Al ser consultado por los esfuerzos gubernamentales en el tema petrolero en medio de la pandemia de coronavirus, Kudlow defendió las decisiones de Trump.

“Cualquier intento de colusión por parte de otros países dentro o fuera de la OPEP que parece estar dañando los intereses estadounidenses es algo en lo que el presidente Trump se involucrará de inmediato para proteger la economía”, señaló.

(Reuters) - Los casos globales del nuevo coronavirus han superado el umbral del millón, con más de 53.000 muertos, mostró el viernes un recuento de Reuters, mientras las cifras de fallecidos siguen aumentando en Estados Unidos y Europa occidental y la economía mundial se desploma estrepitosamente.

Sólo en la víspera hubo 6.095 nuevas muertes, casi el doble del total causado por el brote en China, donde se originó la enfermedad COVID-19.

En una lista basada en cifras reportadas de manera oficial, Italia lidera el total de muertos con 13.915, seguida por España con 10.935. Estados Unidos, sin embargo, se está convirtiendo en el nuevo epicentro con 243.635 casos, cifra muy superior a la de cualquier otro país, y 5.887 muertes.

La epidemia en China se ha estabilizado luego de que el país aplicó medidas draconianas de contención y el gigante asiático planeaba llorar a sus “mártires” el sábado, guardando silencio durante tres minutos.

El brote ha golpeado duramente a Irán, país que continúa con su disputa con su rival Estados Unidos en el escenario geopolítico.

En Europa, que representa a más de la mitad de los casos en todo el mundo, Francia y Reino Unido también enfrentaban problemas para fortalecer sus servicios de salud bajo la enorme presión generada por la pandemia.

Aunque las cifras oficiales son impactantes, expertos sanitarios e incluso algunos gobiernos reconocen que no han logrado capturar la extensión completa del virus. Suele no ser detectado en las personas con síntomas leves o que no presentan síntoma alguno.

Las repercusiones económicas del coronavirus se perfilan como más severas que las de la crisis financiera de 2008, debido a que las aerolíneas se han visto obligadas a dejar la mayoría de sus aviones en tierra, las empresas han cerrado, los despidos se han disparado y millones de personas se encuentran confinadas en sus hogares bajo cuarentena.

En su lugar, las comparaciones se están haciendo con períodos traumáticos como la Segunda Guerra Mundial o la Gran Depresión de la década de 1930.

En la mayor economía del mundo, el gobierno estadounidense ha inyectado un monto de ayuda sin precedentes, sin embargo, las solicitudes semanales de subsidios por desempleo se dispararon a un récord de 6,6 millones en el período al 28 de marzo, el doble de la semana previa.

Morgan Stanley proyecta que la economía de Estados Unidos se contraerá un 5,5% este año, su peor caída desde 1946.

Si bien los países occidentales ricos se están tambaleando, hay una gran preocupación sobre un impacto potencialmente más severo en países que ya lidian con pobreza, inseguridad y sistemas sanitarios débiles.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a desestimar la pandemia y dijo que “no es todo lo que se pretende que es” y negó que algún hospital del país haya copado su capacidad.

Sus aliados más cercanos, sin embargo, se rehúsan a apoyar su plan para suavizar las normas para contener la propagación del coronavirus en favor de impulsar la economía, según fuentes con conocimiento de la disputa, por lo que Bolsonaro parece cada vez más aislado.

Gobiernos autoritarios desde China ha Venezuela han sido criticados por reprimir a las personas que denuncian la crisis por el coronavirus. Sin embargo, en Estados Unidos la Armada relevó al mando de un portaaviones en castigo por la filtración de una dura carta que pedía medidas más fuertes ante un brote en la embarcación.

(Reuters) - El dólar mantendrá sus ganancias en el corto plazo, impulsado por la demanda de activos seguros ante el empeoramiento del panorama económico mundial, mientras que se espera que otras monedas importantes en el mejor de los casos ganen terreno recién en el próximo año, de acuerdo a un sondeo de Reuters.

El derrumbe de los mercados financieros y la casi segura recesión que sobrevendrá a causa de la pandemia ha provocado una búsqueda desenfrenada de fondos en dólares. La situación elevó el costo de endeudamiento en dólares en los mercados de financiamiento, y los diferenciales de swaps cambiarios a tres meses alcanzaron los niveles de la crisis del 2007 el mes pasado.

Pero estos diferenciales empezaron a remediarse una vez que la Reserva Federal lanzó medidas para mejorar la liquidez en dólares al facilitar el acceso a la moneda de otros bancos centrales mediante líneas de swaps, lo que llevó a los especuladores a reducir sus apuestas por un dólar más fuerte en la última semana.

 

“Después de que los mercados enloquecieron sobre la escala de disponibilidad del dólar, quedé impresionado con la determinación de la Fed. El privilegio exorbitante que tiene Estados Unidos al manejar al dólar tiene un talón de Aquiles y la Fed podría salir perjudicada”, dijo Kit Juckes, estratega de macroeconomía de Societe Generale.

“Me gusta que la Fed gane esta batalla esta vez. Al final, sin embargo, y eso no significa hoy, hay un ejército de especuladores del dólar afuera aprovechando este momento”.

La demanda por activos de refugio ha elevado al índice dólar en 3,5% y a registrar su mejor desempeño del primer trimestre desde 2015.

En respuesta a preguntas adicionales, alrededor de 45% de los analistas encuestados -27 de 63- dijeron que el dólar permanecerá cerca de sus niveles actuales o dentro de un rango acotado en los próximos tres meses. Veinte analistas prevén que el dólar bajará; y los 16 restantes esperan una mayor apreciación.

Pero dentro de un año, pronostican los analistas, el dólar se debilitará contra buena parte de las monedas importantes. Es la misma estimación consenso que ha tenido el grupo por tres años consecutivos, y hasta el momento ha sido incorrecta.

El euro, que ha perdido más de 2% en lo que va del año, recuperaría parte de ese declive para cotizar en 1,13 dólares hacia el segundo trimestre del 2021, indicó el sondeo.

La economía estadounidense perdió puestos laborales en marzo, un abrupto final a la racha histórica de 113 meses seguidos de crecimiento en el empleo, dado que las estrictas medidas para contener el avance del coronavirus SARS-CoV2 cerraron fábricas y negocios, confirmando la cercanía de una recesión.

Las nóminas no agrícolas se redujeron en 701.000 puestos el mes pasado, informó el viernes el Departamento del Trabajo, poniendo fin a la histórica racha ganadora que databa desde octubre de 2010. En febrero se registró un aumento de 275.000.

Analistas consultados por Reuters esperaban un recorte de 100.000 empleos en marzo.

La tasa de desempleo fue de 4,4% el mes pasado, desde el 3,5% de febrero. La cifra se compara con la expectativa de 3,8% calculada por expertos.

(Bloomberg) -- China está avanzando con su plan de compra de petróleo para las reservas de emergencia tras una caída épica de los precios, según personas con conocimiento del asunto.

El mayor importador mundial está aprovechando la caída del 60% de este año para adquirir barriles más baratos para sus reservas, una fuente de considerable de especulación en el mercado petrolero debido a la reticencia del Gobierno asiático a divulgar información sobre su composición, tamaño o uso.

Pekín ha pedido a las agencias gubernamentales que coordinen rápidamente el llenado de tanques, dijeron las personas, que pidieron que no se revelara su identidad porque el asunto es confidencial. Además de las reservas estatales, también se puede usar espacio comercial para el almacenamiento, y también se anima a las empresas a llenar sus propios tanques, dijeron.

El objetivo inicial es mantener unas reservas del Gobierno equivalentes a 90 días de importaciones netas, que eventualmente podrían ampliarse hasta 180 días si se incluyen las reservas comerciales.

Noventa días de importaciones netas de crudo son alrededor de 900 millones de barriles, según datos recabados por Bloomberg. Si bien se desconoce el tamaño actual de las reservas estatales de China, y Pekín podría usar un método diferente para calcular las importaciones netas, los operadores y analistas de petróleo estimaron que podrían equivaler a que China compre entre 80 y 100 millones de barriles adicionales en el transcurso del año.

Si bien las compras podrían ayudar a absorber parte del exceso de oferta en el mercado, los operadores dijeron que no logran compensar la destrucción general de la demanda debido a las medidas de confinamiento de los gobiernos para frenar la propagación del coronavirus.

Casualmente, es cerca del mismo volumen que la Administración Trump propuso comprar el mes pasado para las reservas estadounidenses en un esfuerzo por ayudar a los perforadores en dificultades. Ese plan se frustró el mes pasado después de que los demócratas bloquearan una solicitud de fondos.

China también planea anunciar el cuarto lote de sitios de reservas estratégicas, dijeron las personas. El proyecto de expansión tiene la doble ventaja de crear mayores reservas de emergencia y también sirve de proyecto de estímulo económico en el sector de la construcción a medida que el país se recupera del coronavirus.

Cargos de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el principal planificador económico del país, no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

El crudo brent, el referente internacional, ampliaba el avance el jueves a un alza de hasta un 13% a US$27,88 por barril.

Antes de que la directiva del Gobierno se hiciera pública, las consultoras SIA Energy y Wood Mackenzie Ltd. estimaron que China probablemente podría agregar entre 80 y 100 millones de barriles a las reservas de este año antes de encontrarse con restricciones logísticas y operativas.

Según SIA, China tenía alrededor de 996 millones de barriles de petróleo total en almacenamiento estratégico y comercial a fecha de 31 de marzo. Otra firma de análisis, Orbital Insight, fijó la cifra en alrededor de 928 millones de barriles el 1 de abril.

(Reuters) - El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo se disparó a un máximo récord por segunda semana seguida, ante el aumento de las medidas de confinamiento para contener el avance del coronavirus, que según economistas empujó a la economía del país a una recesión.

Los pedidos iniciales de ayuda estatal por desocupación treparon a la cifra desestacionalizada de 6,65 millones en la semana al 28 de marzo, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Economistas consultados por Reuters habían proyectado que la cifra fuera de 3,5 millones.

 

(Reuters) - LATAM Airlines, la mayor aerolínea de Sudamérica, informó el jueves que solamente operará un 5% de sus vuelos de pasajeros regulares en abril como consecuencia de la crisis por el coronavirus.

La compañía dijo que mantendrá 39 rutas domésticas en Brasil, 13 en Chile y cuatro rutas internacionales.

LATAM había señalado antes que recortaría el 70% de sus vuelos.

(Reuters) - Rusia no tiene planes de elevar su producción de petróleo porque el mercado esté ya sobreabastecido, incluso aunque el acuerdo con la OPEP para restringir los suministros haya expirado, dijo el jueves a Reuters el ministro de Energía, Alexander Novak.

Datos de la industria revelados el jueves por la agencia Interfax también mostraron que la producción petrolera de Rusia se situó en 11,29 millones de barriles por día (bpd) en marzo, sin cambios respecto al mes anterior.

Los precios internacionales del petróleo han bajado cerca de 50%, por debajo de 26 dólares el barril, desde que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros grandes productores -liderados por Rusia- no consiguieron el mes pasado extender su acuerdo para recortar los suministros.

Sin embargo, los precios saltaban un 10% el jueves después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que esperaba que Arabia Saudita y Rusia alcancen pronto un acuerdo para terminar su batalla por la cuota de mercado.

Novak dijo que Rusia no ha discutido todavía la situación del mercado petrolero con Arabia Saudita, pero que tampoco lo descarta.

El Kremlin afirmó el miércoles quien el presidente ruso, Vladimir Putin, no tiene planes en lo inmediato de sostener un llamado telefónico con los líderes saudíes para hablar del mercado de energía, pero que esas conversaciones podrían gestarse rápidamente de ser necesario.

Putin ha instalado a los productores y consumidores de crudo a abordar los desafíos del mercado, mientras que Trump se quejó el miércoles de que el petróleo fuera “más barato que el agua”, algo que estaba dañando a la industria.

Los suministros de petróleo de Arabia Saudita subieron el miércoles a un récord de más de 12 millones de barriles por día, de acuerdo a dos fuentes de la industria.

Página 1 de 2082