Jose Antonio Montenegro

Jose Antonio Montenegro

Editor-in-Chief DesdeWallStreet.com
Sábado, 09 Julio 2011 20:00

ESTA SEMANA, 11-15 de Julio de 2011

Resultados Empresariales, Datos Económicos…… y más  

Tenemos mucho con lo que entretenernos en Wall Street estos próximos cinco días. Empiezan los resultados empresariales del segundo trimestre, hay mucha información económica, y además el miércoles hay discurso de Bernanke, y el viernes se hacen públicos los “stress tests” de 91 bancos europeos. O sea no nos vamos a aburrir. La pasada semana ha sido una mezcla de tres días de continuación de euforia y un viernes de decepción por los malos datos de empleo en Junio, que sin embargo al final del día no bajo tanto el promedio de los principales índices bursátiles, todos cerraron semana en positivo, el Dow Jones un 0,6% arriba, el S&P500 un 0,3%, y el Nasdaq un 1,6%.   

Sábado, 16 Julio 2011 20:00

ESTA SEMANA, 18-22 de Julio de 2011

La “macro” y la “micro”compartiendo foco

Después de que la semana pasada los principales índices bursátiles estadounidenses, cerrasen en negativo, (el Dow Jones bajo un 1,4% , el S&P 500 un 2% , y el Nadaq un 2,5%), influidos principalmente por las preocupaciones de las negociaciones sobre la elevación del techo de la deuda en EEUU, los problemas en Europa, y también, la aclaración de Bernanke el jueves, sobre que de momento no parece hacer falta  añadir más liquidez al sistema, (un hipotético QE3);  pues esta semana que comienza, el mercado se debatirá entre dar prioridad a las informaciones “macro” que nos sigan llegando de esos mismos temas, o dársela a los datos “micro” que nos presentaran  las empresas de este país, referidos a su segundo trimestre.  

En lo segundo tenemos  una lista  importante. Después de que la semana pasada, Alcoa , Google, JP Morgan Chase, y Citi, instalaran un buen tono, los próximos cinco día un 20% de todo el S&P 500 nos dará información, incluyendo nombres como Apple, Intel, IBM, Microsoft, Bank of América, Wells Fargo, American Express, Yahoo!, General Electric, o Caterpillar. No tenemos demasiados datos económicos esta semana, pero atención desde luego a los subsidios de desempleo el jueves, a los datos de casas usadas vendidas, y algún que otro dato manufacturero regional, además de los “leading indicators”.

En cuanto al escenario macroeconómico de fondo. Debemos esperar que la cordura y el sentido común llegue a Washington, y que el Congreso llegue por fin a un acuerdo sobre la elevación del techo de deuda, antes del 2 de Agosto, al tiempo que traza unas líneas de actuación mínimas, pero de obligado cumplimiento para rebajar el déficit a medio plazo. El espectáculo dado por la clase política estadounidense, está siendo patético.

Por su parte en Europa, tres cuartos de lo mismo. No se puede ir tan lento en la resolución de sus problemas, el deterioro de credibilidad que supone para la región, pasará factura. Buena parte del mercado ha estado el fin de semana analizando los datos de los “stress tests” de los bancos europeos facilitados el pasado viernes, y aunque su impacto será limitado,  va a ser  interesante oír que se dice en el “floor” sobre el tema el lunes. Feliz semana.

Sábado, 23 Julio 2011 20:00

ESTA SEMANA, 25-29 de Julio de 2011

Foco para el “Circo Washington” y más resultados

 

Hay “descabezados”, que andan diciendo por ahí, en el Congreso y en algunos medios de comunicación,  que Wall Street no esta preocupado con la posibilidad de que Estados Unidos no suba el techo de su deuda el día 2 de Agosto, “que no pasa nada”,  que lo importante es, “que de una vez por todas”,  se acabe con el gasto sin control del sector público, “caiga quien caiga”, y que la mejor prueba de eso, es ver como los índices bursátiles siguen subiendo. Pues bien, por si alguno de esos “descabezados” tienen a bien leerme, quiero contarles desde aquí, -Desde Wall Street-, que la única razón por la que esos índices , no han caído “aún”, es porque esa alternativa se ve, -o se quiere ver desde aquí-, como tan absolutamente improbable, por la condición de alternativa económicamente suicida que tiene, que todo el mundo sigue pensando, -incluso a fecha hoy domingo 24 de Julio-, que en el último momento habrá un acuerdo, que se subirá el techo de la deuda, y se hablara civilizadamente sobre cómo reducir el déficit a medio y largo plazo.    

Pero como aviso a “descabezados”, conviene que sepan, que si esa posibilidad se hace realidad, las consecuencias, como ha dicho Larry Summers, este fin de semana, serian de “Armageddon financiero para este país”. La economía global en la que vivimos, se asienta en la reputación de los países, y en su capacidad de responder a sus compromisos, y si el hasta ahora líder económico global, dejara de responder, aceleraría su camino hacia un posicionamiento muy distinto al que ha tenido hasta ahora. Punto.

Dicho todo lo anterior, aquí seguimos pensando, que “Circo Washington”, aunque tarde y mal, entrara en razón, y subirá el techo de la deuda. Sencillamente, porque es algo que nunca debería, ni siquiera haberse llegado a plantear. Para los que no lo sepan, ese techo se ha elevado ocho veces en los últimos diez años, o por ejemplo, dieciocho veces, en los años de presidencia de Regan, sin que prácticamente nadie, mas allá del Congreso, se enterase.  Y bueno a parte del ruido del “Circo Washington”, esta semana Wall Street estará atenta a los resultados empresariales del segundo trimestre, de más de un tercio de empresas del S&P 500, incluidas Ford, Delta, Exxon Mobil, BP, Chevron, ConocoPhillips o Netflix, y por supuesto seguiremos con atención el dato de subsidios semanales de desempleo, (jueves), confianza del consumidor, (martes), y PIB del segundo trimestre, (viernes, esperado  alza de un 1,6%). Feliz Semana.

Domingo, 31 Julio 2011 01:00

ESTA SEMANA, 1-5 de Agosto de 2011

Empezando Agosto con demasiadas preocupaciones


Seguimos en este domingo último día de julio siguiendo el patético espectáculo de Washington en su peculiar circo organizado para subir el techo de la deuda y abrir negociaciones para la reducción del déficit, que nos ha puesto, innecesariamente, al borde del precipicio. Pero una mayoría de analistas en Wall Street sigue incluso en este momento límite, pensando que el circo es solo circo, y que en el ultimísimo momento habrá  una solución.  Puede que estén en lo cierto, pero este espectáculo era innecesario y pasará factura de formas muy distintas a esta economía.


Esta última semana, finalmente, la volatilidad y los números rojos han conseguido alterar a Wall Street,-los principales índices cayeron en el entorno del 4%-, y en buena parte porque a esa irresponsabilidad de parte de los políticos en Washigton , se han unido malos datos económicos sobre la marcha del país, que ratifican un anémico crecimiento en la primera mitad del año. El segundo trimestre se creció solo un 1,3% y se reviso a la baja el crecimiento del primero, que habría sido de solo un 0,4%. Con ese panorama y una clase política, que obviamente “no es precisamente triple A”, es inevitable tener serias dudas sobre la fuerza y el impulso que pueda tener esta economía la segunda mitad de 2011, aunque como dice Alvaro Pereyra, en su comentario semanal aquí al lado, si el deterioro de la economía y fundamentalmente el empleo sigue, Ben Bernanke, -“Capitan Bernanke”, dice Pereyra”, no tendrá más remedio que reaparecer en escena.


Los próximos cinco días, además de ver por “donde salen” en Washington, esta bolsa estará atenta a una buena batería de datos económicos, que nos interesa analizar bien, para interpretar mejor esa desaceleración de la primera mitad del año que ahora conocemos mejor, y su potencial capacidad para influir en la segunda mitad. El lunes y miércoles conoceremos los índices de actividad manufacturera y de servicios, y el viernes el dato de empleo correspondiente a Julio, además de cifras de gasto e ingreso personal, pedidos de fábrica, o ventas de automóviles, que entre otros ilustraran ese objetivo. Así que atentos a los números. Por lo referido a resultados empresariales, aunque ya hemos conocido la mayoría, 107 empresas del S&P 500 estarán estos próximos días dándonos aún sus noticias, entre ellas, Procter&Gamble, Unilever, Pfizer, Mastercard, o General Motors. Feliz Semana.


Los miembros del Tea Party , -el ala conservadora-extremista del partido republicano-, convencieron a su partido nada mas llegar a Washington en enero de este año, de llevar adelante la estrategia de no dar la aprobación a la elevación del techo de la deuda, -con fecha de caducidad 2 de agosto-, sin que al mismo tiempo se aprobase un plan de reducción del déficit, que no debía incluir ninguna forma de subida de impuestos, y si, todos los recortes de presupuestos públicos que fuesen necesarios. El procedimiento de elevación del techo de la deuda, con fecha límite el 2 de agosto, es en realidad un trámite formal. El estado se endeuda en base a presupuestos aprobados anuales, que aprueba el Congreso previamente,-por supuesto también lo había hecho este año-, y el techo de la deuda es una especie de control interno para llamar la atención, de que nos estamos saliendo del escenario de contención del gasto deseado.

Nunca hasta ahora se había puesto en duda, que cuando “toca subirlo”, es decir pagar lo previamente comprometido, se sube y punto. El país se sigue endeudando, y bueno obviamente se supone que a políticos de un partido y de otro, deben encendérsele todas las luces de alarma, para sentarse con tiempo, inteligencia, y determinación, y hacer un plan realista que disminuya gastos aumentando ingresos,  para que el balance cambie de signo, pero  el techo de la deuda se ha levantado prácticamente sin que los ciudadanos de a pie nos enterásemos siete veces durante la presidencia de Bush, o por ejemplo, dieciocho veces en la de Regan. Sin embargo esta vez,  la estrategia político-electoral del partido republicano, fuertemente presionado por su ala denominada “Tea Party”,  ha hecho que nos enterásemos todos dentro de este país y en todo el mundo.

Las calificaciones de las agencias de rating muestran mejor o peor, tras un análisis lo más objetivo posible, la confianza/ reputación,  que merecen unos países u otros a la hora de responder de sus deudas. Es importante el porcentaje de endeudamiento en relación a su PIB, pero tanto o más que eso, obviamente, la capacidad de generar riqueza que se supone que tienen, o la confianza que inspire el mejor o peor funcionamiento de su sistema político. Ayer viernes, S&P, una de esas agencias, rebajo la calificación de Estados Unidos por primera vez en su historia de triple A, a AA+.  





Domingo, 07 Agosto 2011 01:00

ESTA SEMANA, 8-12 de Agosto de 2011

La reacción a la bajada de rating de la deuda estadounidense

Aunque inicialmente el lunes pueda haber una reacción, más o menos pronunciada en estas bolsas, acusando el impacto de la noticia conocida el viernes noche, de que Standard & Poor’s  bajo la calificación crediticia de la deuda soberana estadounidense de triple A , a AA+, por primera vez en la historia de este país, lo cierto es que una buena parte de esa noticia ya ha sido descontada en las caídas que llevamos viendo los últimos días, porque muchos la daban por segura hace tiempo. Con lo que me aventuro a esperar, mucha volatilidad, en la que unos venderán en “temor por el escenario desconocido”, y otros aprovecharan para comprar acciones ciertamente infravaloradas, tras las caídas, -corrección-, de los últimos días, pero en un escenario,  en el que “en principio”,  la sangre no llegara al rio. La semana pasada el índice Dow Jones, se dejo un 5,75%, el Nasdaq, un 8,13%, y el S&P500 un 7.19%.

Va a ser muy importante escuchar el comunicado que seguirá al Comité Abierto de la Fed el martes, porque ahí tiene que estar implícito el cómo cree la Fed que esta economía está yendo últimamente, pero también, como puede afectarle “lo del viernes”,  y las turbulencias que hayamos visto este lunes. También ayudaran o empeoraran el panorama de Wall Street, las noticias que nos lleguen desde Europa, donde las declaraciones del principal responsable de su Banco Central el jueves, desconcertaron a más de uno.

En definitiva el sentimiento “bear”, (negativo) de esta “calle”, va a venir más que por “lo de S&P”, por el que tanto pueda ese último ingrediente, unido a “lo de Europa”, y quizás, a cierta desaceleración asiática, configurar un escenario global  más pobre de lo que creíamos hace algún tiempo. Pero en esta hipótesis, sobre todo la tercera pata, “lo de que Asia se desacelera por debajo de lo deseado”, no está nada claro.

Por todo lo anterior,  será una semana para reflexionar sobre evolución del valor del dólar, petróleo, oro…..y bueno ya saben “reconfiguración de escenario”, que significa gran volatilidad. Y a parte de lo anterior, pues muy pocos datos económicos de interés. Si acaso el viernes, las ventas de retail en julio, el sentimiento del consumidor, y bueno como siempre el seguimiento de cerca de las peticiones de subsidio semanal de desempleo el jueves. Feliz Semana.


Domingo, 14 Agosto 2011 01:00

ESTA SEMANA, 15-19 de Agosto de 2011

Intentando recuperar la normalidad

Pues si, eso es lo que estas bolsas van a intentar hacer los próximos días, intentar recuperar la normalidad  después de una de las semanas más volátiles de su historia, pero en la que quiero “hacer valer mi pronostico del pasado domingo”, de que al fin del día “la sangre no llegaría al rio”, o sea mucho seiscientos puntos arriba, cuatrocientos puntos abajo, pero al final, la semana ha cerrado con perdidas del entorno del uno por ciento en la mayoría de los principales índices. Por eso, conserven la calma si pueden, no se pongan nerviosos, esto no tiene nada que ver con la brutal crisis iniciada en Agosto de 2007.

 

En la semana entrante, estos mercados, intentaran también buscarla, -la calma me refiero-, pero no es tan probable que la encuentren, aunque seguramente si va a ceder esa desquiciada montana  rusa de la semana pasada, iniciada el lunes, con una caída de 635 puntos en el índice Dow Jones, -la sexta mayor caída de ese índice en un día, de toda su historia-. 

 

Los impulsos que podrán traernos normalidad, serán, primero, que los datos económicos que tendremos estos días confirmen la recuperación suave, pero recuperación al fin y al cabo de esta economía, y desde luego, que las noticias que origine Europa, empezando el martes con la cumbre entre Merkel y Sarkozy, sean positivas. Europa, aparte de tomar todas las medidas de emergencia que tiene que adoptar para evitar su descalabro-, tiene ahora mismo un escenario perfecto para empezar a hablar y construir en un tiempo record, su unidad fiscal, que obviamente debe ser el siguiente paso de su historia, y que si se determinase a hacerlo, tendría un impacto positivísimo en todos los mercados y por supuesto en el refortalecimiento de su estructura,  y del euro como moneda común.

 

En el capitulo datos económicos estadounidenses de interés, el lunes y martes hay índices manufactureros estatales de New York y Piladelphia, también índices de precios de producción y consumo, el miércoles y jueves respectivamente, algunos datos de sector inmobiliario, precios de importación y exportación,  y el martes Producción Industrial y Capacidad Utilizada, además de como todos los jueves datos de subsidios semanales de desempleo. No es mucho, pero esta semana dada la extrema hipersensibilidad  que tiene el mercado, todo será relevante. Feliz Semana.  

 

Domingo, 21 Agosto 2011 01:00

ESTA SEMANA, 22-26 de Agosto de 2011

Dos semanas hasta “Labor Day” y luego ¿qué?

Hemos continuado esta semana, con mucha volatilidad, y marcado sentimiento negativo en Wall Street, llevando los índices a unos niveles en los que muchos expertos ven abundantes oportunidades, que el mercado aún esta reacio a aprovechar, pero que ira aprovechando sin duda los próximos días/semanas. Lo que ocurre es que hasta “Labor Day”, nos esperan aún dos semanas con volumen predominantemente bajo y en todo caso desigual, y eso significara mas volatilidad todavía, de la que ya hemos visto, aunque día a día el sentimiento tenga direcciones diversas, algo más positivas.

 

Nada nuevo está pasando en Europa, pero el mero paso del tiempo sin soluciones contundentes juega a la contra. Hay una ventana de oportunidad política muy importante, para que la Unión Europea empiece a hablar en serio de su unidad fiscal, y llegue a la misma en un tiempo record. Si ese proceso se abriese formalmente, y mientras tanto Europa tomase estos próximos meses unas cuantas medidas realistas para asegurar que la crisis no se le va de las manos, -tiene medios económicos para hacerlo-, el escenario mejoraría ostensiblemente.

 

Ocurre algo parecido en Estados Unidos, aquí también existe un amplio margen para mejorar el panorama económico en el corto plazo, si los políticos quieren.  La última crisis detonada por la tensión con la amenaza de  “default” el 2 de Agosto, fue fabricada por los políticos, haciendo llegar mensajes de pánico al consumidor, (dos terceras partes de esta economía), que obviamente han tenido sus consecuencias. Pero no tiene nada que ver con lo que vivimos hace cuatro años. Es verdad que la recuperación económica aquí es muy suave y que el empleo no se está recuperando con la intensidad necesaria, pero si los políticos dejan de actuar,-por lo menos de septiembre a noviembre-, guiados por intereses electorales, y lo hacen con un poco mas de visión de estado, existen amplias probabilidades de mejora.

 

La crisis de este agosto 2011, no tienen nada que ver con la de 2008, aquella tuvo la característica fatal de escapársenos completamente a todos de las manos desde que la descubrimos, era un virus que había infectado el mundo financiero global. Esta, nos la estamos infringiendo voluntariamente nosotros. Y tanto en Europa como aquí, si los políticos quieren, se puede detener, solo necesitamos que lo decidan. Por eso si no la detienen, habrá que pedirles serias responsabilidades. Feliz Semana.

 

Llevando la contraria al meteoro

Quizás por aquello de llevar la contraria al meteoro, es decir a las fuerzas de la naturaleza, que nos han traído esta semana a New York dos fenómenos afortunadamente absolutamente inusuales en estos lugares, me refiero al terremoto del martes, y al huracán Irene de este fin de semana, Wall Street ha tenido su mejor semana en dos meses. Un respiro, tras lo que venía cayendo por aquí. Aunque hay que señalar que ese resultado nos ha llegado rodeado de una volatilidad, que es más que previsible que siga con nosotros aun por mucho tiempo.

El remonte en positivo, tiene que ver desde luego con el aprovechamiento de un mercado a la baja, que presenta ya desde hace días interesantes oportunidades en muchos valores, y bueno, quizás también con la reflexión, -que precisamente les mencionaba la semana pasada-, de que los problemas que tenemos en la economía global hoy, tienen más que ver con la política, que con los fundamentos de la misma. Y eso en principio tiene la ventaja de que permite que esos problemas se arreglen o se aminoren, si es que los políticos entran en razón. Un diagnostico que es válido, tanto para Estados Unidos, como para Europa.

Ben Bernanke, Presidente de la Fed, en su conferencia en la prestigiosa reunión anual de banqueros centrales y primeras figuras del mundo financiero en Jackson Hole, celebrada el viernes, incidió precisamente en ese punto, de que las soluciones están en buena parte en lo que haga el Congreso y la Casa Blanca, aunque también dejo claro en el “subtexto” de su conferencia, que la Fed, está estudiando el tipo de medidas que puedan ser convenientes en un momento como este, en que manifiestamente la economía se está desacelerando, o creciendo con mas suavidad de lo esperado. La próxima reunión del “Comité Abierto de la Fed” en septiembre, durara dos días en vez de uno, porque se estarán estudiando esas alternativas, y eso gusto a esta “calle”.  En la semana que tenemos por delante, hay una buena batería de datos económicos, para ir conformando el humor de las bolsas, (ingreso y gasto personal, confianza del consumidor, peticiones semanales de subsidio de desempleo……..),  pero de todos el que más interés despierta es el dato de empleo referido al mes de agosto que conoceremos el viernes. Feliz Semana.

Domingo, 04 Septiembre 2011 01:00

ESTA SEMANA, 6-9 de Septiembre de 2011

La hora de los políticos

Con este desafortunadisimo mes de agosto terminado, y tras el fin de semana largo por la festividad de “Labor Day”, el martes Wall Street arrancara jornada y nueva temporada, con la vista puesta en los políticos, tanto de Washington como de Europa. Lo he repetido muchas veces desde esta columna últimamente, pero no tengo el más mínimo inconveniente en volverlo a hacer: Si esta economía entra en recesión, la culpa será toda de los políticos de Washington.

Lo que venimos viendo después de la grave crisis 2007-2009, es lo que era de esperar, la recuperación de una crisis financiera salvajemente destructiva, que por definición es suave, endeble, raquítica, y que hay que cuidar desde todas las instituciones con mimo para que no descarrile. Si nuestros políticos deciden que sus pretensiones electorales, están por delante de que esta economía salga de la mayor recesión desde hace ochenta años, allá ellos, pero esa falta del sentido de la responsabilidad y de la visión de estado, debería ser castigada en las urnas. ¿Dónde voy con el párrafo anterior?, pues a que Congreso y Presidente, republicanos y demócratas, deben pactar no hacer política con la crisis económica, por lo menos durante los próximos tres meses, para dejar de amedrentar mas al ciudadano/consumidor, cuya confianza como hemos visto esta semana, esta por los suelos, -el peor dato de ese índice desde agosto 2009-, mientras las ventas retail de agosto “aun” salen muy decentes. Es decir por el momento la percepción es peor que la realidad. Pero si el espectáculo de Washington continua, no lo duden realidad y percepción se acercaran mas, y “conseguiremos” entrar en recesión. Para que eso no ocurra Congreso y Casa Blanca deben pactar un plan de estado para reactivar el empleo, y hacer un plan de reducción del déficit a medio y largo plazo, realista, pero que no ahogue la recuperación que necesitamos ver en este momento.

En Europa, la historia se parece mucho a la de aquí. Europa si quiere puede salir de la crisis, tiene instrumentos fiscales, monetarios y de muy distinto calado para hacerlo, pero eso pasa por el compromiso político de países periféricos y de países del centro. Pueden y deben hacerlo, sino también las consecuencias económicas serán serias. Este otoño los políticos tienen “la pelota en su tejado”, por eso en este arranque de curso Wall Street va a tener sus ojos puestos en ellos. Feliz Semana.