Jose Antonio Montenegro

Jose Antonio Montenegro

Editor-in-Chief DesdeWallStreet.com
Domingo, 20 Noviembre 2011 00:00

ESTA SEMANA, 21-25 de Noviembre de 2011

Volatilidad, con Europa y el “Súper Comité” de fondo

En esta semana de Thanksgiving, con el jueves celebrando la fiesta familiar más importante del año en Estados Unidos, un viernes de media jornada cerrando a la 1:00 pm, y muchos “traders” viajando los días previos hacia sus lugares de celebración de la mencionada festividad, lo principal que uno puede anticipar es muy poco volumen y, como consecuencia, de eso más volatilidad si cabe de la que ya hemos tenido hasta ahora. Y bueno para animar esas turbulencias en los próximos días dos focos principales de acción: Europa, y los resultados del “Súper Comité” del Congreso encargado de presentar un plan de acuerdo para recortar el déficit de este país en un millón doscientos mil millones de dólares en diez años.

De Europa, la verdad es que todo es posible, -como siempre-, aunque en principio no debería ser una semana de especiales sobresaltos. El rendimiento del bono español disparado en días pasados hasta niveles preocupantes, podría moderarse como resultado de la amplia victoria del partido conservador este domingo, que supuestamente anunciará medidas de austeridad inmediatamente y nombres de sus ministros claves, pero la inestabilidad que siempre es implícita a un período de transición también podría poner nerviosos a algunos y, en ese caso, lo de la mejora de los rendimientos de los bonos, tendría que esperar. Por lo demás, Alemania sigue recibiendo presiones para que acepte un Banco Central Europeo, más parecido a la Fed estadounidense, o sea, que emita papel y compre bonos, pero no parece que vayamos a oír ningún cambio de actitud, por lo menos hasta la cumbre de primeros de diciembre.

Y en cuanto a lo que nos vayan a decir los seis republicanos y seis demócratas que integran  el “Súper Comité” este próximo miércoles día 23, pues la verdad es que este mercado tiene bastante descontado que no saldrá nada muy allá. Lo alejado de las posturas de ambos partidos hace imposible pensar en nada que suponga un plan realista, antes de las elecciones. Pero así como hace dos meses el Congreso puso a este país al borde del abismo y consiguió la desafortunada rebaja de la calificación de su deuda soberana, ahora no parece que el daño vaya a ser similar, por esa aceptación de la realidad que el mercado ya ha hecho en agosto y septiembre. Y, por lo demás, atención al dato de ventas de casas usadas el lunes, y al PIB del tercer trimestre el martes. Feliz Semana y Happy Thanksgiving Day.

 

Domingo, 27 Noviembre 2011 00:00

ESTA SEMANA, 28 Nov. 2 Dic. de 2011

El momento de la verdad para Europa

 

Como saben quienes me siguen en esta columna, soy optimista para Europa a largo plazo, pero terriblemente pesimista en el corto. O sea, hasta ahora y si no me hacen cambiar de opinión los acontecimientos de este próximo mes de diciembre, creo que Europa resolverá sus problemas y salvará el euro y su unidad, con seguridad. Pero lo hará -lo está  ya haciendo-, tarde y mal, y con un coste de empobrecimiento para el continente y parte del globo que podría perfectamente haberse reducido, de tener una clase política con más liderazgo y visión. Pero estamos ya en un momento límite,  y si de la próxima cumbre del 9 de Diciembre no sale una hoja de ruta clara y explícita para ir a la unidad fiscal, sin más, y a un Banco Central Europeo, similar a la Fed estadounidense, que pueda imprimir dinero, y por supuesto emitir los bonos que precise, mal estaremos. El tiempo empezará a terminarse, y yo no estaré ya tan seguro de esa posición optimista a largo.

 

Algo que no han sabido calibrar los políticos europeos desde que empezó la crisis es que los tiempos del mundo, de los mercados, de la globalidad de 2011, no coinciden con los de la burocrática, lenta, redundante y antigua de esa Europa del sopor, las mil tradiciones simultáneas, los millones de documentos que dicen lo mismo que los vistos el día anterior, y así hasta el aburrimiento. Y que si el timing no es el adecuado, los esfuerzos europeos por hacer las cosas bien pueden llegar tarde. Ahora estamos en uno de esos momentos. Si Europa entra en 2012 sin haber trazado un plan para su unidad fiscal -con todas las excepciones y velocidades que se quieran, eso me parece a mí menos problema si se hace con cabeza y se explica bien-, está perdida. El mercado va a empezar a descontar su fracaso en cuestión de meses, eso puede descontrolarse fácilmente, y si eso llega a ocurrir, estaríamos ante una hecatombe global, peor aún que la de la crisis del subprime de 2007-2009. La nueva crisis se contagiaría mundialmente y no habría dinero en el mundo para salvar el descalabro de Italia, Francia, España y, por supuesto, Alemania, al mismo tiempo que ese resto del mundo ve la que se le viene encima, con una Europa destruida. Dicho lo anterior, yo aún me mantengo en mi postura optimista, es decir Europa -si la reunión del próximo día 9 trata de lo que debe tratar-, trazará su unificación fiscal, y la ejecutará, pegando en ese proceso los platos rotos de estos años y, eso sí, empobreciéndose ya inexorablemente de una forma que insisto hubiera podido evitarse, con una actuación más rápida. Feliz semana.

 

Domingo, 04 Diciembre 2011 00:00

ESTA SEMANA, 5-9 de Diciembre de 2011

Expectativas, que no pueden defraudarse

 

Wall Street ha tenido una excelente semana, los principales índices bursátiles han subido en porcentajes récord, el Dow Jones lo hizo un 7%; el Nasdaq, un 7,6%; y el S&P 500, un 7,4%. El rally ha estado apoyado en que los números de la economía estadounidense aparecidos estos días confirman continuación de recuperación -aunque sea suave-, pero sobre todo en que las noticias que llegan de Europa, en relación con los temas que deben salir de la cumbre del próximo viernes 9, son favorables, porque parece que finalmente se enfrentará el tema básico de la unificación fiscal, y de las medidas transitorias hasta que se llegue a esa unidad, para salvar al euro.

No hace falta volver a repetir lo repetido hasta la saciedad aquí. Ésta es muy probablemente la última oportunidad, el último tren que tiene Europa para salvarse del colapso y fin del euro. Las cosas han ido muy lejos. Quienes hace un año, e incluso hace sólo seis meses, veíamos “posibilidad cero” de una ruptura del euro, ahora contemplamos esa alternativa como extraordinariamente probable si la descomposición del problema y falta de determinación mostrada por los políticos europeos se prolonga en 2012. 

Es absolutamente imprescindible resolver el problema ya sin más dilación. Y resolver el problema es posible, e incluso “fácil” si me aprietan, siempre que exista determinación política. Europa solo tiene que trazar un plan creíble de unificación fiscal, y de creación de un Banco Central Europeo, que, como la Fed, pueda darle a la manivela de imprimir euros. Eso es lo que parece que, con las matizaciones que se quiera, oiremos al final de esta semana clave, y por eso las bolsas han descontado buenas noticias estos días de atrás aunque la cautela debe ser la regla hasta que no veamos lo que realmente sale de la cumbre. Por eso la volatilidad puede estar,  muy probablemente, de nuevo garantizada los próximos días. Los tira y afloja de los burócratas del viejo continente estarán toda la semana yendo en una dirección y otra, y el mercado lo acusará. Pero si me permiten de nuevo volver al optimismo, yo creo que precisamente porque ahora sí se es consciente de que estamos ante el último tren, es muy probable que la reunión del viernes traiga claridad. Esperemos que las expectativas no se defrauden. Y, bueno, además de mirar hacia Europa, sigan de cerca los datos económicos estadounidenses, para ver si se sigue consolidando esa racha positiva de la que les hablaba al principio. Feliz Semana.

Domingo, 11 Diciembre 2011 00:00

ESTA SEMANA, 12-16 de Diciembre de 2011

Foco para Europa y la Fed

 

La cumbre europea, sin ser perfecta, respondió a las expectativas de los mercados, aunque deja mucho que desear en las medidas para asegurar  una defensa inmediata del euro y cierta reactivación económica que evite una recesión seria europea, que es algo que no necesita el mundo en este momento. Pero bueno, aun así, hay una hoja de ruta para la unificación fiscal, y hay un plan de medidas de contingencia para salvar las necesidades de fondos, que aunque haya quedado en algo por debajo de lo esperado y con detalles a precisar, leyendo entre líneas da la impresión de que existe voluntad de ampliarlo en los próximos meses, y que por eso no habrá mayores problemas, aunque sí turbulencias hasta que se vayan tomando las decisiones finales. Por eso los mercados el viernes, celebraron aquí lo que llegaba de Europa.  El índice Dow Jones subió un 1,6%, el Nasdaq un 1,9 %, y el S&P 500 un 1,7%.

 

Esta próxima semana, iremos entrando en los detalles del acuerdo y sin duda en un nuevo maremágnum de declaraciones europeas, que nos irán moviendo volátilmente hacia un lado u otro. La volatilidad y la incertidumbre provenientes de Europa, aunque estén en dirección de irse suavizando, seguirán aún muy presentes por mucho tiempo. El martes, la Fed tiene reunión de su Comité Abierto. No es de esperar  movimiento ni medida importante, pero será interesante oír la interpretación de cómo el nuevo escenario europeo puede influir en esta economía, y también conocer que tan consolidado está el crecimiento suave que de la economía estadounidense llevamos viendo últimamente. Ayudando a ese objetivo de ir conociendo cómo está la salud  de esta economía, atención a los datos, el martes del Departamento de Comercio, que nos dirá como han crecido las ventas minoristas o retail del mes de noviembre, -lo esperado es que hayan subido un 0,6%, (sin autos), en octubre subieron un 0,5%-, y el jueves al índice de precios de producción, que facilita el Departamento de Trabajo, y que supuestamente debería haber subido un 0,2%, según lo que esperan los expertos en la materia. Hay también esta semana algunos resultados empresariales trimestrales, que son buenos indicadores de la actividad de consumo en el país, en concreto los de la popular cadena de almacenes de objetos electrónicos,  Best Buy, que conoceremos el martes, y los de la empresa de transporte de paquetería FedEx, que conoceremos el jueves, así que también atención a esos números.  Feliz Semana.

Domingo, 18 Diciembre 2011 00:00

ESTA SEMANA, 19-23 de Diciembre de 2011

Más volatilidad antes de Navidad

 

Con los mismos ingredientes que hemos tenido sobre la mesa la semana pasada, y con una considerable bajada de volumen de transacciones, como consecuencia de estar ya en la semana de Navidad, los próximos días podemos asegurar que la volatilidad campará a sus anchas. El mercado va a estar recibiendo una gran cantidad de datos económicos estadounidenses, pero será inevitable que siga con un ojo en eso y con otro en Europa, donde la amenaza de nuevas degradaciones de calificación de las agencias de ratings -tanto de países, como de bancos-, fueron rumores insistentes oídos el viernes al final del día.

En el capítulo de información económica de Estados Unidos -que hay que insistir en que está siendo últimamente mejor de lo esperado-, estos próximos días tendremos una avalancha de información del sector inmobiliario, además de datos de bienes duraderos, “indicadores líderes” del Conference Board, confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, y la última lectura del crecimiento del tercer trimestre, que probablemente se cerrará en un 2% (el segundo trimestre creció un 1,3%). Además de esa información hay algunas empresas importantes dándonos sus resultados, como Nike, General Mills, Oracle y Walgreen. Pero como les decía arriba, la concentración de los inversores y “traders” se dispersará mucho con cualquier tipo de noticia o rumor que llegue de Europa.

Y allí la situación en el más corto plazo implica aún mucha incertidumbre y dudas. Hay que valorar  muy positivamente la reunión del pasado día 9, Europa ya ha encendido el motor para ir hacia la unidad fiscal, con todo lo que eso significa, y eso es importante, pero el recorrido va a estar jalonado de problemas y paradas, y el mercado se asustará. Y además en el más corto plazo, como el papel de Banco Central Europeo no ha quedado bien establecido, será inevitable la volatilidad. Pero insisto, desde el 9 de diciembre estamos en una fase nueva, mucho más positiva que lo sucedido hasta ese día.  Los principales índices bursátiles estadounidenses, la semana pasada ya acusaron todas estas incertidumbres europeas, con caídas entre el dos y el tres por ciento, y el horizonte de un potencial “Santa Rally” no está precisamente muy claro, con un escenario con tanto nubarrón  y tormenta, pero nunca se sabe. Feliz Navidad.

 

Lunes, 26 Diciembre 2011 00:00

ESTA SEMANA, 27-30 Diciembre de 2011

Poco volumen en la última semana de 2011

La pasada semana aunque un poco tarde, tuvimos “Santa Rally”, y por eso los principales índices bursátiles consiguieron cerrar el balance semanal en positivo, pese a la volatilidad de estos últimos cinco días laborables. El Dow Jones subió un 3,6%,  el S&P 500 un 3,7%,  y el Nasdaq un 2,5%.  Pero lo más relevante fue el poco volumen de negociación. Hay muchos traders de vacaciones, y con una semana  de solo cuatro días, que enlaza con un nuevo fin de semana largo, (el día 2 de enero, como el 26 de diciembre, también será festivo), lo que hay que esperar de martes a viernes, es más de lo mismo. O sea mucha volatilidad.

La incógnita será saber que pesarán más, sí las vibraciones positivas, o las negativas. En principio los datos de la economía estadounidense, deben seguir confirmando lo que ya sabemos últimamente, esta economía crece suavemente, pero crece. Tendremos datos del sector inmobiliario, confianza del consumidor, e índice de compras de managers de Chicago, (importante indicador del sector de manufacturas), y como siempre los jueves, datos de peticiones semanales de desempleo, que llevan todo el mes de diciembre disminuyendo, están en 364.000 peticiones, un record de mínimos en mucho tiempo.

El otro foco para llevar a “la calle” hacia un lado u otro de la balanza será indiscutiblemente Europa. Allí las cosas están desde luego mucho mejor que hace unos meses. Yo sigo defendiendo que la reunión del 9 de Diciembre, con todos sus peros “ha cogido el toro por los cuernos”, y estoy entre los que no tienen problemas con que el BCE esté dando dinero barato a los bancos, para que compren deuda soberana, es lo mismo, o algo muy parecido a lo que hizo la Fed en Estados Unidos, y funciona.

Además de lo anterior, la semana nos llevará a seguir mirando el dólar, el euro, el petróleo, y por supuesto a hacer balance de un 2011, en el que los principales protagonistas, han sido tristemente la ausencia de resolución de los problemas de Europa, y el patético Congreso estadounidense “disparándose en el pie sin necesidad”, en medio del verano, -recuerden el lamentable incidente del techo de la deuda, seguido de la bajada del rating de la deuda soberana-. Feliz semana y Feliz 2012.



Lunes, 02 Enero 2012 00:00

ESTA SEMANA, 3-6 de Enero de 2012

Cuatro días para marcar tendencia 

 

Hay muchos analistas que dicen que los primeros días de enero, marcan tendencia para el mes y el año. No estoy tan seguro, unos años si y otros no. Pero en todo caso estos primeros cuatro días de 2012 están cargados de información económica de Estados Unidos, y si lo que oímos es satisfactorio, sin duda que el tono para estas bolsas va a mejorar. Ya ha mejorado hoy lunes en las bolsas europeas, (Reino Unido y EEUU están cerradas), porque parece que las vibraciones por allí son más positivas que hace unas semanas, el día 9 de enero, vuelve a celebrarse un importante encuentro entre los líderes de Alemania y Francia.

 

Aquí en Estados Unidos el principal dato económico de la semana, será el de empleo que conoceremos el viernes, especialmente esperado ahora que parecería que se ha producido una cierta recuperación, aunque sea muy ligera. Lo anticipado es que se hayan creado unos 150.000 nuevos empleos, y ya saben cualquier número por debajo o por encima, alterará el humor de esta “calle” en una dirección u otra considerablemente. Pero además del empleo será importante saber como han ido las ventas de los grandes almacenes, y también la de automóviles, dos indicadores muy importantes de cómo está actuando el consumidor, que como saben son más de dos terceras partes del total de esta economía, y también hay datos del índice de manufacturas y servicios, fundamentales para tomar la temperatura de la actividad económica del país. Así que con todo eso, es muy probable que estas bolsas dejen un poco de lado a Europa, -solo un poco- y atiendan estos primeros días del año lo que ocurra por aquí.

 

En el año que acabamos de cerrar la principal protagonista fue la volatilidad que llevo los índices de un lado a otro, haciendo los vaivenes de cien puntos, si no habituales, si más frecuentes de lo que uno quisiera. Al final los principales índices han cerrado sin grandes cambios a como empezaron 2011. El índice industrial Dow Jones subió un 5,5% quedando en 12.217 puntos, el S&P 500 cayó un 0,04% quedando en 1.257,60 puntos y el Nasdaq se dejó un 1,8% cerrando en 2.605 puntos. Los ganadores de 2011 sin duda fueron los bonos del tesoro estadounidense, que pese a la bajada de calificación de la deuda estadounidense, se convirtieron en el refugio favorito de inversores de todo el mundo, -Alvaro Pereyra en su columna entra en detalle-. Feliz Semana y Feliz 2012.

 

Domingo, 08 Enero 2012 00:00

ESTA SEMANA, 9-13 de Enero de 2012

La cuestión del “decoupling” o “desenganche” 

En estos primeros días de 2012, uno de los pocos temas nuevos escuchados en Wall Street ha sido el de la conversación sobre si las bolsas estadounidenses estarían empezando a hacer un “decoupling”, o desenganche de lo que pasa en Europa por primera vez prácticamente desde que empezó su crisis. Y es que en estos días, el miércoles y jueves de la pasada semana exactamente, mientras los bancos europeos caían en bolsa con fuerza pegados a la fracasada colocación del banco italiano Unicredito, los estadounidenses, en un movimiento sin precedentes en mucho tiempo, subían.  

La verdad es que ese desenganche no duró demasiado porque el viernes la banca estadounidense volvía a estar sobre todo influida por lo que ocurría en Europa, pero aún así el tema ha sido puesto sobre la mesa y puede que sea una de las novedades de estos próximos meses: las bolsas estadounidenses se irían despegando poco a poco de lo que llega de Europa.  

Hay dos explicaciones para ese movimiento de desenganche, dadas por quienes mantienen la teoría. Por un lado una razón sería que, desde la reunión del 9 de diciembre, Europa tiene firmado, acordado, un compromiso para salir de su crisis con el coste que sea. No veremos inmediatamente eso, habrá muchas idas y venidas, momentos que parecerán de peligro, pero el compromiso existe, y dentro de un orden podemos relajarnos, porque las instituciones europeas terminarán por hacer el rescate que haga falta de quien haga falta. Habrá recesión pero no caos. Por otro lado, la otra razón es que la economía estadounidense, si bien con suavidad igualmente con regularidad, va dando indicios de que mantiene su recuperación, y cada vez más inversores/inversionistas estarían por la labor de aprovechar las gangas que presenta el mercado de valores estadounidense.  

Esta semana podremos ir comprobando si esta primera conjetura o conversación de 2012 “tiene piernas”, o es más bien un “deseo” de arranque de temporada. En Europa hay colocaciones importantes de bonos el jueves y viernes, y Merkel y Monti se reúnen el miércoles, mientras la economía estadounidense seguirá dando información, (crédito al consumo, inventarios…) y comenzarán a conocerse los primeros resultados empresariales del último trimestre de 2011. Feliz Semana.

Domingo, 15 Enero 2012 00:00

ESTA SEMANA, 16-20 de Enero de 2012

Europa: ¿sigue, o no sigue ahí?

En mi primera entrega de esta columna en este recién estrenado 2012, la semana pasada, les contaba que lo más novedoso que había por esta “calle” en los primeros días del año, estaba siendo, sin duda, la disquisición sobre qué tanto se podrá apartar el humor de estas bolsas de lo que ocurra en Europa en los próximos meses. Hemos visto en estos últimos diez días indicios de que eso puede llegar a ser una realidad, pero también de lo contrario. Y cuando Wall Street vuelva a abrir sus puertas este martes, tras el fin de semana largo celebrando a Martin Luther King, vamos a tener un interesante test sobre esa cuestión, porque para entonces ya sabremos si Grecia ha pasado el examen para recibir el rescate europeo o si, por el contrario, hay problemas. Y sólo dos días después Francia y  España tienen la primera subasta importante de bonos desde la bajada de calificación de sus respectivas deudas soberanas el pasado viernes. Así que esta semana corta será interesante para saber cómo va la cuestión de si Europa y sus problemas como motor de estas bolsas, siguen o no siguen ahí.

El test puede ser bastante certero porque al tiempo que esos eventos se suceden en el viejo continente, aquí tendremos una masiva salida de resultados empresariales del último trimestre de 2011, con nombres como Citi, Wells Fargo, Goldman Sachs, Bank of América, American Express, Google, Intel, Microsoft o American Aerlines, en la lista, además de importantes datos económicos referidos al sector inmobiliario y el Índice de Precios de Producción y de Consumo. O sea, suficiente batería de información doméstica para competir con lo que llegue de fuera.

La sensación de una parte de expertos, analistas y observadores -entre los que me incluyo-, es que las rebajas de calificación de deuda de S&P el viernes van a tener un efecto bastante moderado, porque estaban ya muy descontadas y sólo en el caso de Francia, la pérdida de su triple A, puede tener un mayor impacto. Por lo que se refiere a Grecia, está ya también bastante descontada la aceptación del peor de los escenarios si hiciese falta, por lo que nos inclinamos a pensar que el mencionado “decoupling”, o desenganche entre lo que ocurre en Europa y el humor de estas bolsas, seguirá adelante,  con altibajos puntuales, pero con muchas probabilidades de consolidarse como tendencia en estos primeros meses de 2012. Feliz Semana.

 

Domingo, 29 Enero 2012 00:00

ESTA SEMANA, 30 Enero-3 Febrero de 2012

“Momento reflexión” para los “bulls”

Aunque los “bulls” -los optimistas-, han dominado la escena de Wall Street desde que ha comenzado este 2012, este viernes iniciaron un “momento reflexión”, y los próximos cinco días podemos ir en cualquier dirección. La reflexión es la siguiente: ok, todo está mejor en Europa que hace unos meses, esta economía crece aunque sea suavemente, y además la Fed nos deja los tipos de interés sin cambios hasta finales de 2014, pero todo está un tanto “prendido con alfileres”, ¿y qué pasa si descarrila? Bueno puede que solo sea un momento de reflexión/debilidad y volvamos a la sucesión del verde, o que los “bulls” necesiten echar fuera sus demonios por unos días. De momento la semana pasada, el índice Dow Jones bajó un 0,5%, pero el S&P 500 y el Nasdaq se mantuvieron en verde.

Y la próxima semana, el resultado de la cumbre de líderes europeos el lunes, las negociaciones de Grecia con sus acreedores privados, los datos económicos estadounidenses y los resultados económicos del cuarto trimestre de muchas de las empresas que cotizan aquí, además de que Facebook presentará su plan de salida a bolsa, pueden dar suficientes impulsos para mover los mercados en una dirección u otra.

De Europa, es de esperar que las vibraciones sigan en la buena dirección, Grecia debería llegar a un acuerdo durante el fin de semana, y la cumbre de líderes dar confianza sobre su compromiso con la resolución del problema, pero es importante que sean creíbles y contundentes, cualquier solución a medio camino nos volverá a echar abajo. En cuanto a los datos económicos estadounidenses, habrá información importante del sector manufacturero, consumo, pero el dato de empleo de Enero -que conoceremos el viernes-, acaparará el foco. Lo esperado es que se hayan añadido 170.000 nuevos empleos, y que el índice de desempleo siga en el 8,5%.

En el capítulo resultados, las expectativas son más bajas que otros trimestres, pero si no bajan de lo esperado, y si los pronósticos de las compañías para 2012 no echan demasiados jarros de agua fría, la cosa podrá funcionar. Así que en resumen, como que sigue la racha optimista, pero con ciertos vientos de frente, que el mercado dedicará los próximos cinco días, a calibrar que tan importantes o perjudiciales pueden llegar a ser. Feliz Semana.