Infraestructura en América Latina: Datos Clave Destacado

América Latina es una región con un producto interno bruto (PIB) de ~US$5.5 billones y una población de más de 600 millones de habitantes en la búsqueda de cerrar aquellas brechas que le permitan dar el salto hacia el desarrollo. Dentro de esta ruta, una de los principales retos lo constituye la modernización de la red de infraestructuras y el aseguramiento de servicios públicos de calidad. En este sentido, Latinoamérica presenta resultados mixtos tanto a nivel agregado de país como por sector, pero con el común denominar de enfrentar la necesidad de cerrar una brecha de inversión que ya asciende a US$275 billiones anuales. Seguidamente se presentan 5 gráficos desarrollados por la firma Deloitte, los cuales permiten dimensionar el estado general de la infraestructura pública en Latinoamérica.

América Latina se posiciona 5 entre 7 regiones evaluadas

De acuerdo con datos del Foro Económico Mundial, Latinoamérica recibe una calificación de 61.1 (máx 100), superando únicamente a África Subsahariana y el Sur de Asia. Es importante considerar que este resultado incluye tanto infraestructura de transporte (carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles) como energía, agua y telecomunicaciones.

Chile posee la mejor red de infraestructuras de la región

Chile se posiciona como el país con la mejor red de infraestructuras, estando además en el top 5 de todos los subsectores (con excepción de la conectividad aeroportuaria). Asimismo, se evidencian resultados varias entre los países, como por ejemplo Costa Rica, país que enfrenta importantes retos en carreteras (calidad: 28.5/100, conectividad: 42.3/100), pero que se ubica entre los primeros 5 de Latinoamérica en agua y energía.

Brecha de inversión supera los US$250 billones anuales

Diversos estudios han tratado de cuantificar la brecha de inversión que enfrenta América Latina. De acuerdo con datos de Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la región debería invertir por año al menos un 7% del PIB en infraestructura, mientras actualmente dicha cifra es de apenas un 2% en promedio. Es claro además que la región invierte un monto significativamente menor al de otras regiones con un mayor nivel de desarrollo.

El rol de la inversión privada y las multilaterales es clave

El cierre de la brecha en infraestructura pasará indudablemente por la implementación de esquemas APP-Concesión que permitan canalizar tanto recursos como capacidad de gestión del sector privado. En esta misma línea, el rol de las multilarales (ej. BID, Banco Mundial, CAF) es clave tanto en la provisión de financiamiento como en el soporte técnico para el desarrollo de capacidades. Actualmente, los organismos de financiamiento multilaterales aportan aproxidamente 30% del financiamiento total (incluye 15% de operaciones con gobiernos y 15% de operaciones con concesionarios).

Espacio de mejora en gestión de proyectos

Los proyectos de infraestructura son clave para potenciar la competititividad económica y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Sin embargo, los sobrecostos y demoras podrían decantar en una significativa destrucción de valor económico. En este contexto, América Latina enfrenta el reto de reducir de mejorar la preparación y gestión de proyectos con el fin de reducir las desviaciones de presupuesto (48% en el 75% de los proyectos) y los retrasos en la etapa constructiva (6-18 meses en el 65% de los proyectos).