Tensión Nerviosa Destacado

Aún cuando el índice S&P 500 accionario terminó la sesión de ayer girando en torno a 2,716 puntos, rentando en términos positivos, a pesar de los desajustes registrados por Facebook, Snapchat y Twitter en las últimas horas, la tensión nerviosa con la cual viene operando el mercado bursátil se refleja en el índice de volatilidad (VIX) el cual sigue girando levemente por encima de 18 puntos. Por ahora hay tres fuentes de incertidumbre que se irán dilucidando en las próximas horas partiendo por: 1) La decisión de la Reserva Federal (FED) en relación a la política monetaria donde el mercado da por hecho que la tasa de instancia monetaria subirá hacia 1.75% (+25 puntos base) quedando a la espera del escenario base que fijará el entrante Presidente de la FED, Jerome Powell, donde se estima que podría delinear cuatro alzas adicionales en lo que resta del año y otras cuatro en el 2019. A su vez, hay algunos agentes de mercado que vienen argumentando que el instituto emisor empezará a corregir al alza la tasa de equilibrio de largo plazo hacia 4% reflejando mayores presiones inflacionarias futuras. 2) El gobierno estadounidense estaría anunciando una serie de medidas arancelarias diferenciadas con relación al comercio internacional con China incluyendo, además, restricciones a la inversión de dicho país; Algo que se añadió en las últimas horas como parte de la estrategia gubernamental de no permitir que dicho país se lleve know how empresarial estadounidense. Parte de esta estrategia fue utilizada para prohibir la compra de Qualcomm por parte de Broadcom la semana anterior. Lo que se desconoce por ahora y viene afectando a la gran industria estadounidense es la represalia que adoptará el gobierno chino dada la nueva administración económica bajo el reforzado Premier Xi Jinping. En este mismo contexto ayer el Secretario de la Tesorería, Steve Mnuchin, señaló que la decisión del gobierno se imponía bajo el entendimiento de reciprocidad, desdiciendo al resto de los ministros de finanzas del G20 quienes expusieron su preocupación acerca del comercio internacional en el comunicado que fue emitido ayer por la noche desde Buenos Aires, Argentina. Finalmente, 3) El desenlace regulatorio que tendrá el escándalo que viene afectando al uso de información de la plataforma social Facebook, cuyo precio de su acción se ha desajustado casi -9% en los últimos dos días, a medida que varios entes reguladores empezarán investigaciones acerca del acceso de información de los usuarios.

Por su parte la consultora Cambridge Analytica reiteró a su CEO inmediatamente tras grabaciones inéditas corroborando el uso de dicha información para la campaña electoral de Trump el año 2016. Ello no sólo afectó a Facebook sino que Twitter acumula un desajuste semanal del orden de -14% y Snapchat casi -10%. Por ahora el único ganador de este complejo escenario tecnológico es Amazon cuya capitalización bursátil ha superado a la de Google, alcanzando los US$768 mil millones, haciéndose la segunda empresa más grande a nivel mundial por capitalización después de Apple. Entre medio, el mercado de renta fija de corto plazo viene registrando un inusual comportamiento a medida que las tasas soberanas a 3-meses y la LIBOR de igual plazo van al alza sin tregua en la última semana. Puede que no sólo la decisión de la FED, en un par de horas más, este jugando un rol, sino que también la decisión que tiene por delante, el jueves, el Presidente del Banco Central del Reino Unido (BOE), Mark Carney, donde por ahora se estima que mantendrá la tasa de política monetaria en 0.5%. En este mismo frente monetario ayer el Banco Central de Chile optó por mantener su tasa de instancia monetaria en 2.5% a medida que su economía va mostrando signos de una gradual recuperación económica. Por el lado empresarial Salesforce anunció la adquisición de Mulesoft, una plataforma de administración tecnológica, en US$6,500 millones mientras que la plataforma de viajes Orbitz informó que habría sufrido un ciberataque donde un sin número de clientes habrían estado expuestos. Por su parte, los resultados trimestrales de Fedex entraron por encima de las expectativas de mercado tras que las utilidades por acción fuesen de US$3.72 superando los US$3.11 que tenían contemplado el mercado, excluyendo el ingreso provisional que registró la empresa producto de la reforma tributaria. A su vez, Fedex anunció que estará desplegando 500 centros de operaciones dentro de Walmart, intensificando la competencia que existe por ambos con Amazon. Finalmente, ayer vimos un repunte en el precio del petróleo hacia US$64 el barril liderados por: 1) Mayores tensiones políticas entre Arabia Saudita e Irán; 2) Un colapso en la producción de crudo por Venezuela y 3) Una reducción semanal en los inventarios estadounidenses todo acompañado de 4) Una cuarta tormenta de nieve que impactará al noreste del país en las siguientes horas.

A este punto no queda más que esperar la decisión de la FED donde todos los ojos estarán puestos en las estimaciones macroeconómicas que dará Powell juntamente con su primera intervención verbal. Puede que Powell opte por esgrimir gradualidad en pos de calmar las ansias que se viene registrando en las tasas de corto plazo estadounidense, sin embargo, cualquier cambio drástico en el escenario inflacionario y potencial alza de tasas, mandando un mensaje anti inflacionario, podría dar gusto a aquellos que nuevamente han posicionando sus carteras cortas.

Por el lado del Reino Unido, con la tasa de desempleo en 4.3% (desde 4.4%) y menores presiones inflacionarias tanto en la lectura general pasando a 2.7% (desde 3%) y la subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y energía, hacia 2.4% (desde 2.7%), es probable que su Presidente Marc Carney, opte por la prudencia manteniendo los programas monetarios intactos con la tasa de política monetaria en 0.5%. Ello aún cuando la inflación salarial, producto de la baja tasa de desempleo, se re aceleró hacia 2.8% (desde 2.5%).

En conclusión, ya sea el bosquejo macroeconómico que presentará la FED el miércoles por la tarde, el anuncio de arancelario a China por parte del gobierno o el desenlace regulatorio de Facebook, lo que esta claro es que estos factores vienen generando una tensión nerviosa en los agentes de inversión.