Rotación Defensiva Destacado

Ayer a medio día, mientras los principales índices accionarios continuaban rebotando técnicamente, la tasa a 10 años cedió repentinamente por debajo de 2.80% de manera anómala, permitiéndonos concluir que la aversión al riesgo venía tomando forma, algo que eventualmente se tradujo en una reversión completa de los índices accionarios estadounidenses que ayer cedieron en promedio -2% liderados, en esta ocasión, por una fuerte toma de utilidades del sector tecnológico. A partir de media tarde las más apetecidas acciones tecnológicas por diversas razones perdieron su lustre en cuestión de minutos registrando caídas importantes promediando un desajuste de -5.6%. Entre ellas se encontraron Amazon (-3.8%), Alphabet (-4.5%), Apple (-2.6%), Facebook (-4.9%), Netflix (-6.1%), Nvidia (-7.8%), Tesla (-8.2%) y Twitter (-12%) cuyos ajustes tienen tres fuentes principales. Primero, los problemas que arrastra Facebook, hacen ya un par de semanas atrás en relación al uso y distribución de la información de sus usuarios, están empezando a traspasarse al resto de empresas que administran información sustancial de su clientes como Amazon, Alphabet (Google) pasando por Netflix y Twitter a medida que las entidades regulatorias estadounidenses federales y estatales harán molienda de aquello hasta entrada las elecciones de noviembre próximo. El segundo elemento proviene de otra fuente relacionada al accidente ocurrido en Arizona por un vehículo autónomo de Uber que terminó con un lamentable fallecimiento. Ello llevó a que no sólo Uber tenga que evaluar sus programas a futuro, sino que también otras empresas como Nvidia y Tesla quienes están desarrollando tecnología ad hoc hayan postergado algunos de sus planes frente a un mayor escrutinio regulatorio hacia adelante. Inclusive la legendaria Toyota paralizó su programa en Estados Unidos quedando a la espera. Finalmente, el tercer elemento, que a nuestro juicio terminó por generar una mayor preocupación dentro del apetecido sector tecnológico emana de una propuesta por parte de las autoridades europeas quienes tienen todo el interés de cobrar impuestos a los ingresos de las empresas y no a sus utilidades. La propuesta es imponer un 3% a las ventas que realizan dichas empresas evitándose todos los problemas que ello conlleva al momento de determinar la base impositiva. Por ejemplo, hay empresas como Amazon, Netflix y Twitter, que siguen registrando utilidades extremadamente bajas aun cuando sus valorizaciones siguen altas. Habiendo señalado aquello no nos debemos olvidar que los índices accionarios estadounidense siguen moviéndose dentro de marcados rangos técnicos a medida que vamos cerrando el trimestre y que dada la falta de liquidez en el sistema financiero debe haber una serie de hedge funds que optaron por tomar utilidades quedando con liquidez entrando al segundo trimestre del año. Puede, que algunos de ellos simplemente hayan estado haciendo espacio para adquirir acciones de Spotify la semana que viene siendo una de las empresas más apetecidas a pesar de la inusual manera que hará su colocación utilizando un mecanismo de “direct listing” sin dejar comisiones a los bancos de inversión. A su vez, en el mercado de renta fija no sólo vimos como la iliquidez persiste dejando al spread entre la tasa Libor a 3-meses y la tasa OIS (overnight interest swap) de igual duración en 58 puntos base mientras que la estructura de tasas estadounidense continuó aplanándose aún más con el diferencial entre la tasa a 30-años y la de 2-años cediendo hacia 76 puntos, niveles que no se han registrado hace más de diez años. Lo que sí nos debiese llamar la atención en este escenario, sin embargo, es la relativa calma con la cual viene operando el petróleo, que sigue girando en torno a US$65 el barril, y las paridades cambiarias que no han generado ni un sobre salto manteniéndose la relación euro dólar en torno a €1.24 y la paridad dólar yen girando en ¥105.5 permitiéndonos aseverar que el desajuste accionario parecería que no se ha traspasado al resto del mercado bursátil.

En este mismo contexto analicemos si es que el escenario base con el cual venía operando el mercado ha cambiado sustancialmente en las últimas semanas. Por el lado económico estadounidense ayer la confianza del consumidor del mes de marzo se desajustó levemente hacia 127.7 puntos (desde 130.8 puntos) mientras que los precios de los bienes inmuebles medidos por el índice Case & Shiller se expandieron 6.4% (desde 6.3%). Por ahora, de acuerdo con las últimas intervenciones por parte de distintos representantes de la Reserva Federal (FED), incluyendo a Loretta Mester, representante de Cleveland, han señalado que los estímulos fiscales aportarán al crecimiento económico del país éste y el año siguiente. A su vez tampoco hay presiones inflacionarias y la economía sigue generando empleo de manera robusta. En este escenario la FED de Atlanta sigue estimando que la economía estadounidense esta creciendo del orden de 1.8% este primer trimestre mientras que el dato del cuarto trimestre del año anterior, que será publicado en un par de horas más, se estima en 2.7%. Por el lado internacional tenemos una aparente desaceleración de los países desarrollados incluyendo a la Euro Zona, Reino Unido y Japón durante el mes de febrero a medida que la retórica de algunos mandatarios monetarios vienen argumentando la posibilidad de continuar extendiendo liquidez. Por su parte, otros países como Brasil y Rusia vienen adoptando medidas pro cíclicas bajando sus tasas de interés. En el frente corporativo estadounidense se estima que las ventas y utilidades para las empresas del S&P 500 para el primer trimestre en relación a igual trimestre del año anterior se expandirán en 7.2% y 17.2%, respectivamente. En el plano político ayer se confirmó que el Premier chino Xi Jinping tuvo una reunión en Pekín con el líder norcoreano Kim Yong-un fijando agenda para las reuniones que sostendrá este último con autoridades surcoreanas y el Presidente Trump. China, una vez más, mandando una señal de poder político al resto del mundo. Finalmente, en el cambiante mundo comercial entre la imposición de tarifas ayer se obtuvo, según la administración Trump, la primera gran victoria al llegar a un acuerdo comercial con Corea del Sur, acuerdo que se formalizará en las próximas horas.

En conclusión, los bruscos movimientos bursátiles registrados en los últimos días estarían por ahora contenidos haciendo efectiva una rotación defensiva hacia la renta fija reduciendo exposición al aquejado sector tecnológico a medida que vamos cerrando el primer trimestre del año.