EL MERCADO ESTA SEMANA Destacado

El cierre del segundo trimestre fue levemente más confuso de lo que los agentes de mercado hubiesen querido no sólo porque la inflación subyacente estadounidense, medida por la lectura PCE, finalmente llegó a la meta de la Reserva Federal (FED) de 2% el mes anterior, sino que el gobierno estadounidense decidió finalmente incluir al sector tecnológico como parte de la guerra comercial que se viene forjando con China sin detallar una clara estrategia. A su vez, los resultados anuales de los tests de estrés que gestiona la banca estadounidense trajeron sorpresas inesperadas a medida que la estructura de tasas de interés en el país viene aplanándose de manera excepcional, con la tasa soberana a 10-años cerrando el trimestre en 2.85%, independiente de que el precio del petróleo se haya encumbrado hacia US$74.5 el barril rentando en la semana por encima de 7%, algo que debiese haberse reflejado en las expectativas de inflación, pero no ocurrió.

Fue así que el Dow cerró el primer semestre del año en 24,271 puntos acumulando una rentabilidad del orden de -1.8% mientras que el S&P retornó +1.7% alcanzando los 2,718 puntos. El gran ganador del segundo trimestre y por ende del primer semestre fue el Nasdaq, liderado por el sector tecnológico, alcanzando los 7,510 puntos acumulando un alza en lo que vamos del año del orden de 8.8%. Adicionalmente, vimos, una vez más, como las monedas emergentes de países como Argentina, Brasil, Chile, China, India, Indonesia y Sud África continuaron depreciándose frente al dólar de manera más aguda, algo que, junto con el repunte en el precio del petróleo, tendrá incidencias inflacionarias de segundo orden en la segunda mitad del año.

En este entorno, con un dólar más fortalecido a nivel mundial, vimos un ajuste promedio de        -4.0% en el mes de junio en los precios de los commodities agrícolas y metalúrgicos dejando al precio del oro cercano a US$1,255 la onza y el precio del cobre en US$2.96 la libra dado el encarecimiento relativo de dichos bienes debido al movimiento del dólar.

Entre medio las autoridades europeas tuvieron que zanjar diferencias migratorias sin que por ahora haya un acuerdo tácito en el tema de fondo a medida que Alemania, Francia e Italia buscan dar pasos en pos de una mayor consolidación económica, política y social frente a un tedioso proceso de divorcio con el Reino Unido.

En el frente corporativo, Amazon dejó al mundo farmacéutico estadounidense aturdido tras que anunciase la compra de la empresa de compra de prescripciones médicas online, Pillpack, en casi US$1 mil millones entrando formalmente en el creciente negocio del sector salud. Por su parte Nike reportó utilidades por acción mejores a la esperadas detallando que su negocio primario en Estados Unidos había tomado mayor velocidad permitiendo que el precio de su acción haya rentado del orden de 8.5%. Por su parte GE, quien dejó el índice Dow en la semana, señaló que había terminado su proceso de restructuración mientras que el CEO de Telsa, Elon Musk, señaló que su empresa habría cumplido con sus metas de producción para el Modelo 3 de 5 mil autos semanales, cifra que se publicará en las próximas horas. A su vez, Uber recuperaba su licencia operacional en Londres por un periodo probatorio de 15 meses a medida que van resolviendo aspectos regulatorios. Entre medio el Departamento de Justicia aprobó la compra de los activos de entretención de 21st Century Fox por parte de Disney en US$71 mil millones quedando aún una última ronda donde Comcast podría hacer una segunda contraoferta quedando la decisión final para el 27 de julio. A ello hay que sumarle que Harley Davidson formalmente señaló que estará trasladando producción fuera de Estados Unidos para amortiguar la imposición de tarifas por parte de la Euro Zona, generando un malestar total dentro de la administración Trump. Finalmente, en el frente político el Presidente Trump se estará reuniendo con el Premier ruso, Vladimir Putin, el próximo 16 de julio en Helsinki, Finlandia para abordar temas relacionados al Medio Oriente y la reciente evolución del precio del petróleo. Esta semana, a su vez, el siguiente viernes 6 de junio entran en vigencia los aranceles cruzados chino-estadounidenses que llevaron al Banco Central de China a reducir su tasa de encaje bancario permitiendo una mayor liquidez de casi US$100 mil millones a su sistema financiero a medida que el índice bursátil Shanghái index acumula una caída del orden de -20% desde principios de año.

Ya despejado de la palestra el magro crecimiento económico del primer trimestre del año, que fue de 2%, la mayoría de las cifras macroeconómicas que se publicaron la semana anterior dan fe de un robusto crecimiento económico durante el segundo trimestre del año. Por un lado, la confianza y el sentimiento del consumidor sólo se deterioraron marginalmente frente a las escaramuzas comerciales que ha gatillado Estados Unidos en el trimestre cerrando en 126.4 puntos (desde 128.8 puntos) y 98.2 puntos (desde 99.3 puntos), respectivamente. Los precios de los bienes inmuebles se siguen expandiendo saludablemente en torno a 6.6% mientras que las ordenes de bienes durables registraron una expansión de 9.9% año ratificando una mayor inversión empresarial en el primer semestre del año. Por su parte el ingreso personal se expandió 4% (desde 3.9%) mientras que el gasto personal lo hizo en 4.6% (sin cambio) dejando con ello que la tasa de ahorro nacional se haya corregido levemente al alza hacia 3.2%.

Por el lado inflacionario vimos como la lectura PCE cerró el mes en 2.3% (desde 2%) mientras que el dato subyacente, aquel que excluye los precios de los alimentos y energía, terminó el mes en 2% con ello acentuando aún más la decisión de la FED de aumentar su tasa de instancia monetaria dos veces más en lo que resta del año en 25 puntos base cada una para dejarla eventualmente en 2.5%. Aún así, y con el precio del petróleo encumbrado en US$74.5 el barril, la tasa soberana a 2-años terminó en 2.52%, la de 10-años en 2.85% y la de 30-años en 2.98% marcando diferenciales de tasa extremadamente bajos que no se han registrado en más de una década, augurando con ello preocupaciones acerca del dinamismo económico de mediano a largo plazo. Hay una sensación que la FED tendrá que sobre reaccionar en los próximos 12 a 18 meses para anclar las expectativas de inflación generando con ello una desaceleración macroeconómica que vendrá acompañada además de un deterioro adicional en el déficit fiscal del país. Con todo aquello vimos como la estimación de la FED de Atlanta, a través de su modelo GDP Now, para el segundo trimestre del año se corrigió hacia 3.8% (desde 4.5%) alineándose con las estimaciones de mercado.                

Por el lado bancario, aun cuando 34 de las 35 entidades fueron aprobadas por la FED para proceder con la devolución de liquidez a través de mayores dividendos y/o recompra de acciones propias a sus accionistas tanto Goldman Sachs como Morgan Stanley no pudieron aumentar sus programas más allá de lo previsto el año anterior simplemente porque ambas, en la primera fase de los resultados de los tests de estrés, registraron índices de capital secundarios demasiado bajos. La FED argumentó que parte del desajuste que habían registrado dichas entidades era transitorio y podría deberse a la reforma tributaria que obligó a varias de las bancas a registrar pérdidas contables en el primer trimestre del año. Una tercera institución, State Street, no gestionó bien su análisis de riesgo de contrapartes haciendo que tampoco pueda ampliar su programa en los próximos 12 meses. La única institución que fue prohibida de devolver dinero a través de dividendos y recompra de acciones fue la filial internacional de Deutsche Bank. Entre tanto Citi, JP Morgan Chase y Wells Fargo no sólo aumentaron sus dividendos, sino que expandieron la recompra de acciones promediando cada una de ellas casi US$20 mil millones en los próximos 12 meses.

En Europa, tras varias horas de negociaciones, los mandatarios de la Comunidad Europea lograron un acuerdo migratorio poniendo centros de recibimiento en Europa y el Norte de África para luego distribuir a las personas voluntariamente a los distintos países de la región. Alemania no logró acordar el problema de fondo que tiene que ver con la migración secundaria que le viene generando inestabilidad política interna a la premier Angela Merkel. No obstante, en Alemania sorpresivamente las ventas retail se contrajeron hacia -1.6% (desde 1%) mientras que la tasa de desempleo se mantuvo sin cambio alguno en 5.2%. A su vez, en Japón la tasa de desempleo cedió a su nivel más bajo desde 1992 cerrando en 2.2% (desde 2.5%) acompañado de un repunte en la producción industrial de 4.2% (desde 2.6%).

En el frente emergente la paridad cambiaria argentina se encumbró hacia casi AR$29 por dólar mientras que el real brasileño se depreció casi 2.5% en la semana alcanzando el umbral de BR$3.88. Entre tanto, en la semana la Rupia india alcanzó su mayor nivel en el año cerrando cercana a INR$68.5 mientras que el Banco Central de Indonesia optó por subir su tasa de instancia monetaria en 50 puntos base hacia 5.25% buscando atenuar la depreciación de su moneda. Finalmente, el rand sudafricano se encumbró hacia ZAR$14 mostrando un movimiento más agudo que en meses anteriores.  

Esta primera semana del tercer trimestre del año vendrá acompañada de bajos volúmenes transaccionales dado el feriado estadounidense este siguiente miércoles 4 de julio. Entre medio se publicarán los datos de actividad compuesta a nivel mundial del mes de junio. En aquel frente ya se conocieron los datos oficiales de actividad PMI de China con el de manufactura cifrando 51.5 puntos (desde 51.9 puntos) mientras que el de servicios mejoró marginalmente hacia 55 puntos (desde 54.9 puntos). En Estados Unidos, además, se publicarán las ventas automotrices y los datos de empleo ADP y oficiales del mes de junio. Por ahora se estima que el dato ADP cifrará 188 mil nuevos empleos en junio seguido cercanamente por el dato oficial en 190 mil. Se estima que la tasa de desempleo se mantendrá en 3.8% y la inflación salarial subirá marginalmente hacia 2.8%. En este mismo contexto la FED estará publicando las actas de su última reunión de política monetaria donde seguramente buscará anclar las expectativas de inflación con mayores presiones inflacionarias mandantes del precio del crudo. En Europa se conocerá la tasa de desempleo y las ventas retail mientras que en Japón se publicará, en un par de horas más, la lectura Tankan. Finalmente, en México hoy por la tarde se espera una victoria presidencial por parte Andrés Manual López Obrador fijando un nuevo rumbo para la economía mexicana en los meses siguientes. Finalmente, el próximo 6 de julio empezará la guerra comercial sino-estadounidense cobrando victimas de toda índole, incluyendo al empresariado estadounidense.