EL DÓLAR CONTINÚA RESBALANDO

A pesar de las muy buenas utilidades trimestrales publicadas por empresas como Apple, Amazon, Microsoft, American Express y Travelers entre muchas otras, la semana pasada, los índices accionarios americanos se mantuvieron prácticamente planos. La tónica sigue siendo muy similar a la registrada el segundo trimestre del año donde las ventas siguen marginalmente débiles pero la reducción de costos ha permitido que las utilidades se sitúen por encima de las expectativas de mercado. Sin embargo, la evolución del dólar en relación al resto de las monedas mundiales es el tema que hoy está acaparando la atención de los inversionistas a nivel mundial. Muchos argumentan que la fuerte subida registrada en los precios del petróleo (US$82 el barril) y cobre (US$3.02 la libra) se debe en gran parte a la deprecación de la moneda norteamericana acompañado de una mejoría en el crecimiento económico. China, por ejemplo, creció 8.9% durante el tercer trimestre y se espera que Estados Unidos registre, el próximo jueves, una expansión en torno a 3%. Es así que en esta edición analizaremos cual podría ser la evolución de la moneda americana en el mediano plazo.

El primer elemento que está afectando la evolución del dólar a nivel mundial tiene relación con el déficit fiscal que registrará la economía los próximos tres años. A Octubre, según la Tesorería, el déficit fiscal alcanzó a 10% del Producto Interno Bruto (PIB) acumulando US$1.45 trillones. Se estima que recién hacia el año 2015 el déficit fiscal bajaría hacia 4% del PIB gradualmente mientras que la economía se recupera y los ingresos fiscales aumentan. El simple temor que el gobierno realice una emisión excedentaria de dólares para financiar el déficit fiscal ejerce presión bajista en la moneda. Un exceso de oferta, si es que se llegase a concretar, de dólares a nivel mundial depreciaría aún más la moneda americana. No obstante, la retórica de las autoridades políticas hoy es que ello por el momento no es una opción viable ya que ellos estarían favoreciendo un dólar más fuerte. La pregunta que nace inmediatamente es: ¿será así en la práctica? Como veremos a continuación nosotros estimamos que hay espacio para que el dólar se siga depreciando favoreciendo de esa manera la recuperación de la economía local.

Como mencionásemos en nuestra editorial de la semana pasada, vemos poco probable que la Reserva Federal suba la tasa de política monetaria hasta que no haya una reversión notable en las cifras de empleo. Se estima hoy que ello no pasará hasta entrado el año 2010 no obstante, hay otros bancos centrales que están preocupados por la inflación futura. Así Australia e Israel ya empezaron a subir sus tasas mientras que las autoridades chinas y europeas han expresado verbalmente que hay un riesgo inflacionario latente que los podría llevar por el mismo camino de suba de tasas. El diferencial de tasas que se podría generar entre las tasas americanas y las de algunos de sus socios comerciales deprecaría el dólar. Los flujos de capital simplemente irían en pos del mayor retorno ofrecido por otros gobiernos ejerciendo presión bajista en el dólar. Estimamos que ello es un escenario probable ya que algunas economías no lograron bajar sus tasas de inflación ni tampoco lograron generar un amplio gap en el uso de sus factores productivos por lo que hoy, frente a la recuperación, tendrán que lidiar no solo con inflación generada por el exceso de liquidez sino que por la del uso de su factores. Estados Unidos logró reducir su inflación hacia -1.3% anualizada mientras que la utilización de factores cayó hacia 70% dándole así mayor espacio para mantener su TPM cercana a cero por un periodo más largo de tiempo.

La deprecación del dólar frente al resto de las monedas mundiales, a su vez, ayudaría significativamente en la recuperación del sector industrial de Estados Unidos. En la medida que el dólar pierde valor los bienes americanos se vuelven relativamente más baratos. El sector industrial, que representa 20% de la economía, aún no ha mostrado signos de una recuperación robusta por lo que existe un interés implícito de que la moneda se deprecie para beneficiarse del crecimiento y demanda exhibida por otras economías como China, Brasil y Alemania que ya habrían salido de la recesión. Tal ha sido la pérdida de valor del dólar o apreciación del resto de la monedas que países cuya recuperación está basada en el sector exportador han salido ha intervenir sus mercados cambiarios para defender sus monedas. Entre ellos se encuentran Taiwán, Filipinas e Indonesia. Por otro lado Brasil, cuya moneda se ha apreciado en relación al dólar 25% en el año desde R2.31 a R1.72 reactivó la semana pasada un impuesto a los capitales golondrina de 2% para evitar que su moneda siga fortaleciéndose contra el dólar y perder competitividad en el mediano plazo.

Aquellos que argumentan que a las autoridades norteamericanas no les convendría que el dólar se siga depreciando producto de las presiones inflacionarias que podría producir en el mediano plazo hoy no tienen un base sólida para ello. Como mencionásemos anteriormente la inflación acumulada a 12 meses sigue en territorio negativo (-1.3%) mientras que la inflación subyacente (1.5%) sigue por debajo de su nivel tendencial de largo plazo. Lo que sí podrían argumentar es que ello tiene un impacto directo sobre los precios de los commodities. El precio del petróleo, no obstante, no sólo está subiendo por la depreciación del dólar sino que también por la recuperación que está teniendo la economía global.

En conclusión, parecería que los fundamentales apuntan a que el dólar continuará gradualmente depreciándose frente al resto de las monedas generando competitividad especialmente en el sector industrial exportador del país. En el corto plazo los inversionistas estarán a la espera de la publicación de los resultados de las empresas Exxon, P&G y Verizon entre otras. A su vez estaremos atentos a la publicación del crecimiento económico del tercer trimestre que jugará un rol primario en la discusión que llevarán acabos las autoridades monetarias los primeros días de noviembre.

Modificado por última vez en Domingo, 24 Mayo 2015 11:02