LA CASA BLANCA: MOLESTO VIENTO EN CONTRA Destacado

Quienes seguís esta columna ya sabeis de sobra mi opinion, sobre la  poca influencia que están teniendo los desafortunados pronunciamientos politicos de la actual Casa Blanca sobre estas bolsas. El rally de los ultimos meses, tiene que ver con la gran liquidez existente en el mundo; con la mucho mejor salud de la economia global; y con los buenos resultados empresariales de las empresas estadounidenses, que obviamente no han dejado de ser globales por decreto, y que están muy lejos de los planteamientos proteccionistas, o que excluyan mano de obra inmigrante que tiene esta Administracion. Es decir, el país sigue funcionando bien a pesar de tener un disfuncional Washington, que lejos de ayudar, molesta.

Pero dicho lo anterior, -es decir celebrado que la retrograda y “fuera de juego” actual Casa Blanca no ha podido detener , -al menos no todavia-, la marcha económica del país, ni de estas bolsas-, lo cierto es, que en el dia a dia, es cada vez mas desagradable el “viento en contra” que supone. Un viento de frente, que lejos de ayudar a hacer la travesia con mayor facilidad, la obstaculiza y la hace mas lenta.

El ultimo ejemplo de lo que digo se produjo este pasado viernes, cuando Trump, antes de irse de vacaciones aprovecho para hacer la “comunicación oficial” a las Naciones Unidas de su petición de abandono del Acuerdo de Paris sobre Medio Ambiente. Esa “comunicación oficial”, -como tantas otras cosas de esta Administración-, fue sobre todo un elemento mas del “reality show” de carton piedra que es la actual Casa Blanca, con cero efecto legal. El acuerdo de Paris establece que sus firmantes no pueden salirse del mismo, hasta pasados tres anos desde la firma producida el 4 de Noviembre de 2016. Y una vez solicitada esa salida, la efectividad de la misma no se produce además, hasta un ano después. Es decir Estados Unidos no podria cursar esa petición hasta el 4 de Noviembre de 2019, y la misma no podria hacerse efectiva antes del 4 de Noviembre de 2020, -un dia después de las próximas elecciones presidenciales estadounidenses-.

Vamos que como digo el “numerito” Trump del viernes, fue sobre todo eso, un “show”. Pero mi punto es, que aunque sea solo eso, el efecto de una Casa Blanca dando malos ejemplos y tomando continuas erradas decisiones, es un molesto viento en contra para la economia de este país y para el sector empresarial mas pujante y que mas riqueza aporta. 

Seria muy bueno poder contar con una Casa Blanca que defendiese la nueva economia, las energías limpias, que es donde están los puestos de trabajo del futuro. Y es una mala pata, tener una Casa Blanca defendiendo las viejas energías, y el pasado. Como digo, dado el tipo de país en el que estamos, eso no es decisivo ni demasiado relevante, pero si un molesto viento en contra. Feliz semana.