WALL STREET “SE LO PENSARÁ” ESTOS DÍAS Destacado

Pues sí, eso es lo que podemos esperar a partir del lunes, que Wall Street se piense si seguir adelante con la puesta en marcha de una corrección técnica de sus bolsas, o si retoma sin mas el rally interrumpido los últimos cinco días, con la peor semana de estas bolsas en dos años.  Como es sabido, llevamos casi nueve años de mercado “bull”, es decir mercado  al alza, con poquísimas correcciones o marchas atrás relevantes, las valoraciones de muchas acciones empiezan a estar algo altas, -o como mínimo en el limite-, y una corrección no vendría mal. Pero el crecimiento global sincronizado, que sigue ahí con fuerza, -esta misma semana hemos confirmado que en 2017 Europa creció mas que Estados Unidos, un 2,5% frente al 2,3% estadounidense-; la liquidez que pese a los anuncios de retirada, sigue ahí también; y en definitiva, los buenos resultados empresariales por delante, pueden hacer que Wall Street decida volver al verde. Veremos.

¿Qué es lo que puede mantener a “la calle” en rojo?. Pues se trata de un cumulo de tangibles e intangibles, o si prefieren de datos contantes y sonantes y preocupaciones mas o menos subjetivas, o difíciles de ponderar, que son siempre las mas peligrosas a la hora de “asustar” al dinero.

En lo que tiene que ver con el análisis objetivo de datos y fundamentales, hay sobre todo dos temas: parece obvio el peso de la rapidez con la que el rendimiento del bono a diez años esta subiendo últimamente acercándose al 3%, y sin duda también el hecho que mencionaba arriba de que muchas valoraciones empiezan a estar objetivamente altas. Pero en mi opinion, lo que empujara al mercado a seguir o no con la corrección, serán sobre todo esas otras “sensaciones” cuya cuantificación es difícil de hacer, pero que producen miedos, o como mínimo intranquilidades , incomodidades, al dinero. ¿Y de que estamos hablando?. Pues les cuento: Al mercado, le produce urticaria que se creen problemas, - o como mínimo incertidumbres-, cuando no es estrictamente necesario crearlas. Y concretamente en este capitulo hay dos temas principales sobre la mesa.

Número uno, Trump ha cambiado a Janet Yellen al frente de la Fed. Esta ha sido su ultima semana. El sucesor será Jerome Powell. Todos cruzamos nuestros dedos para que la elección haya sido acertada y Powell sepa como guiar el barco monetario del país. Pero ¿Por qué cambiar a alguien que ha dado tanta tranquilidad y profesionalidad a la política monetaria, cuando lo habitual hubiese sido haberla dejado otro termino mas, que es lo que apunta la tradición?. Pues resumiendo, ganas de complicar las cosas sin necesidad.

Segundo punto: la Casa Blanca de Trump ha dado esta semana un paso mas en su objetivo de atacar la institucionalidad del país, -vamos la separación de poderes y el Estado de Derecho-, extendiendo el rumor de que podría hacer dimitir al actual Deputy Attorney General, Rod Rosenstein, máxima autoridad en la investigación sobre el tema de la interferencia rusa en las elecciones. En Estados Unidos el ejecutivo no dice a la justicia lo que tiene que hacer. Y menos interfiere con sus funciones porque no le guste lo que este pasando. El ataque de la Casa Blanca contra la credibilidad del FBI y la Secretaria de Justicia, no ha sentado bien al dinero establecido internacional, -que eso es exactamente Wall Street-. Al parecer la Casa Blanca ha sopesado seriamente el tema y podría echar marcha atrás en sus intenciones. Pero el tema esta todavía en “veremos” y es clara fuente de inestabilidad. Feliz Semana.


 





 


 



 






 

Modificado por última vez en Martes, 06 Febrero 2018 22:17