LAS BUENAS Y MALAS NOTICIAS DE WALL STREET Destacado

Voy directamente al punto principal: Tranquilidad. No se pongan nerviosos, lo ocurrido desde el viernes 2 de febrero hasta la fecha es una corrección de mercado sana, que viene muy bien a estas bolsas. Las valoraciones empezaban a estar altas  y el mercado llevaba tiempo buscando una excusa aceptable para hacer justo lo que esta haciendo estos días. Así que aprovechen para recomponer sus portafolios, si tenían algo en mente, pero no se pongan nerviosos, ni cambien sus decisiones de inversión  a largo plazo. Nada fundamental ha cambiado en los mercados estadounidenses desde que ha comenzado febrero, ni en los globales. Los fundamentales de la economía estadounidense y mundial siguen siendo los mismos, y ese es un tema lo suficientemente importante para llevar en una u otra dirección cualquier decisión. Esta es una buena noticia.

¿Por qué entonces esta corrección justo ahora?. Bueno pues porque finalmente el mercado ha encontrado un conjunto de “excusas”, lo suficientemente fuertes para justificarla. La economía estadounidense y global lleva gozando un crecimiento sincronizado no conocido en mucho tiempo, guiado además por  hábiles decisiones monetarias en los principales centros económicos del mundo, que a lo largo de todo 2017 ciertamente hacían difícil introducir malas vibraciones a medio y largo plazo, que es lo que necesita el mercado para iniciar este tipo de periodos de corrección. Pero la aprobación del desafortunado “Corte de Impuestos” del tándem Trump/Republicanos, unido al cambio de presidencia de la Fed, sucedidos en las ultimas semanas, son dos circunstancias lo suficientemente relevantes, como para inducir que las cosas, aunque no estén mal ahora, puedan ir mal en el medio y largo plazo. Vamos que los fundamentales siguen bien, pero pueden obviamente torcerse en unos meses.

Si algo no necesitaba esta economía en este momento era un corte de impuestos mal pensado que solo favorece al 1% de la población y a determinadas corporaciones, -ni siquiera a todas-. Un corte de impuestos que como es evidente ya, disparara la deuda, y hará que el gobierno tenga que emitir más bonos de deuda, justo cuando no quieres que el mercado se inunde de ese tipo de instrumentos, porque el banco central esta soltando lastre de su periodo de crisis. Vamos una decisión tan estúpida y torpe, como solo ese tándem de “Casa Blanca reality show de tercera fila”, y un partido irresponsable fiscalmente como es desde hace tiempo el republicano, podían ofrecernos. Esta economía necesita una reforma tributaria inteligente, pactada con los dos grandes partidos y con toda la sociedad, no ese regalo de navidad para unos cuantos, que como era de esperar viene con todo tipo de desequilibrios para la deuda, el mercado de bonos, y la inflación.

Si a lo anterior le sumamos, que por capricho de Trump se cambia la composición de la Fed y se introduce mas incertidumbre sobre como podrán ser gestionados los momentos difíciles monetarios que podrían venir en el futuro. Pues bingo!!!!, el mercado tiene motivos de preocupación de sobra para iniciar una corrección, que como digo, sin embargo, es sana.

Aquí va otra buena noticia para que ustedes fortalezcan un poco más aún su optimismo. La mala decisión de Trump/Republicanos sobre los impuestos, se puede corregir, y se corregirá  a tiempo, no lo duden. Los efectos negativos a medio y largo plazo podrán entonces cambiarse. Y la Fed de Powell, aunque algunos creen que empezara a ‘desregular a lo grande’, espero que estén equivocados. Yo veo algo muy en la línea de lo que ha hecho Janet Yellen. Vamos que con un poco de suerte, la sangre no llegara al rio y la fuerza de esta economía prevalece por encima de una serie de equivocadas decisiones de un equipo ejecutivo y legislativo de bajísima calidad, que no van a hacer ningún bien a esta economía, pero tampoco, -por ahora-, van a “cargársela”. Feliz Semana.