RÁPIDA “CORRECCIÓN- RECUPERACIÓN” EN WALL STREET Destacado

Si las turbulencias que llevamos viviendo en estas bolsas desde el viernes 2 de febrero hasta hoy se caracterizan por algo, es sobre todo por la rapidez con la que hemos tocado mínimos, y la velocidad con la que hemos recuperado otra vez el tono. La corrección técnica del 10% alcanzada hace solo días, ha sido ya contrarrestada en dos terceras partes esta última semana. Vamos que si todo sigue asi, enseguida vamos a estar donde estábamos antes de comenzar febrero.

Eso lo que quiere decir es por un lado, que las turbulencias y la volatilidad volverán al mercado en cualquier momento con cualquier nueva o vieja “excusa”. Pero a su vez, que los fundamentales económicos de esta economía y de las principales del mundo, y los resultados empresariales, respaldan la idea de una bolsa que tiene aun mucho recorrido por delante.

La economía estadounidense, europea, japonesa, china y de muchos países emergentes más, va bien, y las empresas muestran ese dinamismo, con cifras de ventas e ingresos que en el último trimestre superan de media en un 6% y 18% respectivamente lo que habían hecho en idéntico trimestre de hace doce meses.

Las preocupaciones técnicas principales aludidas por los analistas para ir a la corrección de estos días pasados: una inflación que podría ir creciendo más  de lo esperado y quizás una mayor agresividad de la Fed en su subida de tipos trazada para 2018, son dos excusas bastante débiles, porque primero la inflación esta subiendo pero hoy por hoy dentro de los parámetros que la Fed encuentra apropiados. Van a tener el tema monitorizado, pero por ahora esa no es una preocupación, como tampoco parece haber un plan que lleve más lejos la anunciada subida de los tipos de interés en este año, de tres o cuatro veces un 0,25%. Vamos que como excusa para corregir es más fuerte el incluir algún ingrediente de tipo incertidumbre política. Aunque en ese capítulo, estas bolsas han dado repetidas pruebas de que cuando vienen mal dadas, su foco se pasa con exclusividad a los fundamentales, y la Casa Blanca y su caos, queda marginada, haciendo ciertamente muy poco daño a estos mercados. Habrá seguro momentos en que eso se haga mas difícil de mantener en esos términos, -la evolución de la trama rusa es el gran tema-, pero Wall Street, que es global y cada día más pragmático, vive bastante bien de espaldas a esos problemas, aunque como digo podrían ser sus próximas “excusas” favoritas para nuevas turbulencias. Feliz Semana.