WALL STREET: “INCERTIDUMBRE TRUMP” Destacado

Wall Street ha introducido, desde que ha comenzado 2018 en su quehacer diario, una nueva incertidumbre que no estaba ahí en 2017: La “Incertidumbre Trump”. Esa incertidumbre se “dejo a un lado” en 2017, porque para el siempre pragmático mundo del dinero, -al menos para una parte importante del mismo-, más que los negativos que suponía obviamente la Casa Blanca de Trump desde el día uno de la toma de posesión, estaba el conseguir el objetivo recorte de impuestos, y determinados cambios en la regulación. Y esos dos temas se repitieron hasta la saciedad en el 2017, como “positivos”. Pero una vez conseguidos, Wall Street ha empezado a enfocarse más y más en la incertidumbre y el desequilibrio que las políticas de Trump introducen, ya no en la economía estadounidense, sino mundial.  

Eso es lo que explica, que con unos resultados empresariales sencillamente espectaculares, y con unos datos económicos excelentes también en estos últimos meses, las bolsas estén actuando de forma espasmódica, subiendo y bajando, y dando como balance anual un resultado muy pobre en la mayoría de índices, -el Dow Jones sencillamente esta entrando y saliendo continuamente en balance negativo para lo que va de año-.

La reflexión,-que esta aun en el sótano, pero cada día sale más a la luz-, es que las políticas económicas de la actual Casa Blanca, son una autentica calamidad. Un desastre. Una bola de nieve que va rodando y rodando por la geografía mundial arrasando con convenciones y practicas civilizadas, que son imprescindibles para el buen funcionamiento de la economía global, y que nos van a perjudicar a todos de una manera u otra en el medio plazo.

Tomemos por ejemplo el tema de las guerras comerciales. Nadie objeta que China tiene que ir acomodándose a las reglas de comercio mundial, y mejorando sus actuaciones en todo orden de cosas, desde la propiedad intelectual hasta la liberalización real de su mercado. Pero todo ese cambio debe hacerse dentro de una acción  coordinada con el resto del mundo, y en el marco de organismos como la Organización Mundial del Comercio, que para eso están . No desde una guerra comercial “sin cabeza”, iniciada por Trump para agradar a sus seguidores en plan “macho alfa”,  que además de estar llena de incongruencias y estupidez, tendrá cero efectos positivos, y solo fomentara el caos, y ese efecto “bola de nieve”. Que “en lo que dure”, -porque eso si, tiene fecha de caducidad, no lo duden-, erosionara economías y mercados de medio mundo, de forma temeraria y gratuita. Feliz Semana.




 
 
 


 

Modificado por última vez en Lunes, 16 Julio 2018 13:19