EL “MAL DE OJO” DE TRUMP, ENGORDA A NIKE Destacado

Hay un viejo refrán español que dice “que el ojo del dueño engorda al caballo”, y viendo lo visto últimamente podríamos decir que curiosamente también y en sentido contrario, “el mal de ojo de Trump”, es decir las condenas y maldiciones que el presidente hace sobre  empresas de todo tipo y condición, lejos de perjudicarlas, “las engorda”, las hace ganar más dinero y aumentar su valor en bolsa.

Ha pasado hace solo unos meses con Amazon. Trump inicio una inapropiada batalla de “tweets”, atacando a la empresa de Jeff Bezos, sugiriendo incluso que el servicio postal del país subiese las comisiones a la compañía, y bueno todo tipo de ideas descabelladas, a las que nos tiene ya muy habituados.  Y la consecuencia fue que Amazon, lejos de verse perjudicada, llego al millón de millones de capitalización en bolsa, antes de lo que esperábamos. Nuevo record de la compañía.  Pues bien, algo similar acaba de pasar estos últimos días con Nike.

Como quizás recuerden Nike decidió recientemente lanzar una masiva  campana publicitaria global de su ya histórico “Just do it”, con el atleta y activista de la NFL, Colin Kaepernick, como protagonista, a quien Trump ha criticado en sus tweets repetidamente por liderar el movimiento de atletas de la NFL, que se arrodillan en señal de protesta cuando se toca el himno nacional al inicio de los partidos, para denunciar el racismo. Nike utiliza en la campana la imagen de Colin Kaepernick, con la frase, “Believe in Something. Even if it means sacrificing everything”, (“Cree en algo. Aunque eso signifique tener que sacrificarlo todo”).

Cuando se presento la campana, Trump, la cadena Fox, y el sector ultraconservador republicano encabezado por congresistas evangélicos del sur principalmente, se lanzaron enfurecidamente sobre la campana de Nike, y pidieron el boicot a sus productos. Pero resulta que las ventas han aumentado espectacularmente, desde que se lanzo la campana, y la acción de Nike, que el día de la salida de la campaña, se vio perjudicada por esa oleada conservadora de criticas, resulta que diez días después, y ya con los datos en la mano de como han funcionado las ventas y el posicionamiento de imagen,  ha alcanzado record histórico de valor en bolsa: 83,48 dólares.

Obviamente hay muchos más factores en juego y Nike tiene competidores fuertes en su negocio. Pero según todos los analistas expertos en marketing, el movimiento hecho con Kaepernick, ha sido ganador.  Y Trump, Fox,  y sus seguidores, no precisamente “Influencers” en moda. Feliz Semana.