TRUMP Y LA FED: OTRA VEZ Destacado

No se ya el numero de veces que Trump “ha opinado”, sobre lo que el quiere que haga la Fed, -he perdido la cuenta-. Pero es el mismo, que el “complejo mediático conservador estadounidense”,  ha quitado importancia a esas opiniones, que son una clara interferencia que debe ser denunciada, tantas veces como se produzca con igual contundencia. Porque la Federal Reserve, debe implementar su política monetaria siguiendo el criterio profesional y técnico que crea conveniente para el bien de esta economía, no hacer política monetaria para satisfacer los objetivos electorales de Trump.

Hasta la fecha así esta siendo, y es de alabar que la Fed no se deje influir por esas continuas proclamas de la Casa Blanca, que hablan de que la Fed va a detener el crecimiento. Pero como digo, conviene tener claro que lo que hace Trump, “opinando”, es inapropiado y denunciable.

La economía estadounidense, estaba ya a finales de 2015 , -es decir un ano antes de llegar a la Casa Blanca Trump-, en un estado de salud, lo suficientemente sano, como para que la Fed comenzase a normalizar su política monetaria, es decir a ir subiendo, poco a poco, el precio del dinero, que permaneció a un coste inusualmente bajo tras la crisis de 2008 para estimular la recuperación. Y así comenzó a hacerlo.  Lo que ha pasado con la llegada de Trump a la Casa Blanca y concretamente con la innecesaria medida de “cortar impuestos” para las rentas mas altas y las corporaciones es, que esta economía se ha recalentado, con medidas que además no van a traducirse en mejoras productivas de la misma. Es solo un “subidón de azúcar” momentáneo, que ira bajando, - eso es lo que saben los mercados y de ahí las turbulencias de los últimos tiempos-, pero que además unido al tema de las gratuitas guerras comerciales, esta consiguiendo que la economía global poco a poco se desacelere.

Esa desaceleración, recogida en el ultimo informe del Fondo Monetario Internacional, esta directamente relacionada con ese “calentón” innecesario de la economía estadounidense vivido estos últimos dos anos. Tarde o temprano, esta misma administración, -o la que la suceda-, tendrá que revertir lo hecho, y eso es muy probable que tenga que hacerse en el marco de una recesión. Para entonces la Fed debe tener los tipos de interés a un nivel suficientemente alto, como para que bajarlos algo tenga su impacto . Es decir ahora es el momento de subir los tipos de interés. Y en un tiempo razonable, cuando empiecen a sufrirse las consecuencias de lo hecho los últimos 24 meses, será el momento de bajarlos.  Feliz Semana.