LA CORRECCIÓN DE LOS MERCADOS Destacado

Hemos cerrado la semana pasada con tres de los mas importantes índices en corrección técnica, es decir acumulando caídas que superan el 10%. El Nasdaq, el S&P500 y el Russell 2000, están ya en esa situación.  Las correcciones son sanas, y en un mercado “bull”, que ya dura casi diez años,   -es decir un mercado que no ha tenido en ese tiempo ningún retroceso superior al 20%-, que los mercados hagan una purga de vez en cuando, pues resulta muy de agradecer para la buena marcha de los mismos. Así que ante todo, mantengan la calma. Y vean la oportunidad.  El mercado recuperara el tono. Pero las marchas atrás en los mercados necesitan siempre  una razón para hacerse. Y esa es la pregunta, que mas interesa tener contestada en este momento, ¿Por qué esta corrección de los mercados justo ahora?.

Pese a que algunos analistas la manejan como “razón” para esta corrección, creo que la “normalización” monetaria de la Fed, no es una de ellas. Por supuesto que es un factor que esta ahí, y que incide en la subida de rendimiento de los bonos y por tanto en cierta perdida de atractivo de la renta variable. Pero ese factor esta descontado por meses en el mercado y su efecto en las caídas de los últimos días es marginal. Mucho mayor efecto tienen otros dos factores también señalados por los expertos: los efectos de las guerras comerciales, y su impacto en los resultados empresariales.

Esta misma semana hemos tenido un perfecto ejemplo de lo que digo. Los resultados de Caterpillar, considerados lo que aquí se llama un “Bellwether”, es decir resultados que muestra una tendencia para muchas otras empresas. Y bueno lo que hemos visto es que, pese a que Caterpillar ha tenido unos buenos números en ingresos y beneficios desde enero hasta septiembre, hay un detalle que ha llamado la atención de los analistas y que hizo caer la acción  un 10% el día que se conocieron los mismos: La incidencia del precio del acero en sus costes, - que como consecuencia de las guerras comerciales de Trump esta un 36% arriba-, y la sensación de que la actividad global puede ser mas lenta en meses venideros. Y esas dos circunstancias, pese a los buenos resultados actuales, podría traer peores noticias a futuro. Eso es lo que preocupa.

La percepción mencionada, -sea acertada o no-, es la que esta echando para atrás el mercado estos días. Se tiene la sensación de que lo mejor ya ha sido visto, y que lo que viene por delante, pudiera no ser tan optimista, sobre todo sino se endereza el barullo geopolítico, que Trump con sus guerras comerciales, -y otras martingalas- , esta organizando. Feliz Semana.