NO SON BUENOS TIEMPOS PARA LAS ENERGÍAS SUCIAS Destacado

El precio del petróleo cayo este ultimo viernes un 7% y entro en terreno “bear”, colocando el WTI que se comercia en Estados Unidos en los 51 dólares barril. Un precio no registrado desde octubre de 2017. La subida de precios de unos cuantos meses atrás, consecuencia de sobre todo la amenaza de retirada del petróleo iraní del mercado por las sanciones estadounidenses, - luego muy suavizada por las “excepciones” de la Administración Trump-, ha quedado borrada, y estamos en lo que muchos expertos ven como el “nuevo normal”, que  supone, que salvo momentos muy puntuales, sera difícil ver el precio del petróleo volviendo a precios previos a la existencia del llamado “shale”, ( “enquisto”).

El cartel de algunos de los más importantes productores de petróleo, O.P.E.P. se reunirá a principios de diciembre, e intentara recortar producción, para que el precio suba. Pero el hecho de que EE.UU. , -que no esta en la O.P.E.P.-, produzca ya más petróleo que Arabia Saudita, es un factor que cambia cualquier tipo de jugada. La obtención de petróleo “enquisto”, es rentable a costes, cada día más bajos. Estados Unidos es un mercado libre, y las empresas de “shale”, en cuanto ven que pueden hacer negocio, lo hacen.

A todo lo anterior hay que añadir el factor, que yo llamo, “ese producto no es para mi”. Hay mucho petróleo en el mundo y cada vez menos demanda. Sobre todo esto ultimo, porque existe una decisión bien determinada de muchos países y amplios grupos de opinion, de acabar con el uso de ese tipo de combustible, sustituyéndolo por energías limpias y renovables. Muchas concentraciones de petróleo en el subsuelo se van a quedar donde están. No van a encontrar comprador. El mercado sabe eso cada día mejor.

La mayoría de las viejas petroleras se han resistido por décadas a cambiar su modelo convirtiéndose en empresas de energía diversificada. Y las que están en esa situación de ostracismo, se tambalean en bolsa cada día un poco más.
Mientras eso ocurre, el fabricante de automóviles Ford, compraba hace unos días, Spin, una empresa de patines eléctricos, - “e-scooters”-, que son tendencia entre los jóvenes. Puede que ustedes digan bueno, ¿y que?, eso es anecdótico. Y llevan razón. Pero es un indicador de tendencia. Los jóvenes están confortables con los coches eléctricos, las bicicletas, los patines eléctricos, los paneles solares. Creen en el cambio climático, -del que se mofa Trump-, y están decididos a cuidar mejor el planeta.  Para mi es relevante: No son buenos tiempos para las energías sucias. Feliz Semana.