EL MOMENTO DEL “GREEN NEW DEAL” Destacado

Esta pasada semana, el columnista de The New York Times, autor de éxito, y tres veces ganador del premio Pulitzer, Thomas Friedman, ha dedicado su columna de opinión en su periódico a la trascendencia que tiene ahora mismo el imparable auge del movimiento llamado, “Green New Deal”, que se forma jugando con la palabra, “Green”, (verde) y la denominación “New Deal” (“nuevo compromiso”) que hizo historia en tiempos del Presidente Franklin Delano Roosevelt (FDR). Absolutamente de acuerdo.

Friedman, que se siente un poco padre del término porque lo utilizó con profusión en 2007 al tiempo que publicaba uno de sus “best sellers”, está entusiasmado con la idea de que por fin se haga una realidad. Y esa posibilidad parece cada vez más cercana, porque las nuevas generaciones con más fuerza dentro del partido demócrata, la han hecho suya, la repiten cada día más a menudo. Y es muy probable que en adelante siempre que hablemos de que hay que mejorar infraestructuras, hablemos ya de que el plan deba encajar, en los términos y filosofía del “Green New Deal”.

Es ciertamente una fantástica noticia. Curiosamente, la defensa desesperada de la vieja economía contaminante del carbón y los pesticidas, que tienen a Trump como su gran baluarte, echando abajo regulaciones de protección  medioambiental y dando via libre -por poco tiempo ciertamente-, a sucias prácticas del pasado. Se está encontrando con una resistencia  organizada, con decidida ayuda de las corporaciones estadounidenses más exitosas, que apuestan por el futuro, y no quieren perder la ola de la nueva economía.

California es el mejor ejemplo de lo que digo. El estado más rico del país, enfrentado a las políticas de Trump, ha implementado ya parte de estas regulaciones los últimos años, buscando la protección ambiental, exigiendo uso de materiales saludables y de ciertas tecnologías. Y los resultados -aunque hay aún mucho más por hacer- no han podido ser mejores.

La idea básica es que como es obvio el país necesita inversión en infraestructuras - en muchos casos, mejorar puentes y carreteras construidos precisamente durante el “New Deal” de FDR en los años treinta, que no han sido casi tocados desde entonces-. Pero esta vez es fundamental que esa renovación se haga en los términos de sostenibilidad y preservación del medio ambiente que exigen los tiempos. Tecnología punta, energías renovables, materiales saludables y cuidadosa preservación de la naturaleza. Definitivamente, que se reclame, cada día con más firmeza un “Green New Deal” para nuestras infraestructuras, es una estupenda noticia. Feliz Semana.  

 

Modificado por última vez en Lunes, 14 Enero 2019 17:13