¿CÓMO SERÁ LA SEGUNDA MITAD DE 2019? Destacado

Como siempre que llegamos a este punto, -vamos que estamos ya en abril, y que la primera mitad del ano se va viendo mas o menos con claridad-, la incógnita o la pregunta es como sera la segunda parte del mismo, y por eso las reuniones del FMI y del Banco Mundial estos últimos días en Washington, no han podido evitar centrar una buena parte de sus disquisiciones en intentar contestar a esa pregunta.

Hay definitivamente dos escenarios, uno optimista y otro digamos “no tan optimista”. En el primero, la desaceleración global, provocada en buena medida por la ralentización del crecimiento chino la ultima parte de 2018 y primeros meses de 2019, como consecuencia del barullo sin sentido que han supuesto, -y siguen suponiendo-, las estúpidas guerras comerciales de Trump, comenzaría a ceder, a estabilizarse. No iríamos mas allá de donde hemos ido, y bueno, China recuperaría la marcha que tenia programada para estos meses, y sus importaciones de países como Japón o Alemania irían tomando color. Con lo que esas dos economías, -que ciertamente se han visto también en el centro de esa tormenta-, verían recuperación, o como mínimo no mas profundización de su caída.

El detonante de ese nuevo escenario tendría que ver con que China ya está poniendo las medidas necesarias para salir de ese momento “barullo”, y están funcionando. Y por otro lado las conversaciones entre China y Estados Unidos, aunque fuese mas un tema formal o de fachada, se cerrarían de una vez. Y aunque no se consiguiesen avances significativos en las mismas, por lo menos el ruido y la incertidumbre en ese capitulo se cerraría por un tiempo. En ese supuesto, Estados Unidos no llega a verse muy tocado por esa desaceleración y continua creciendo en el entorno del 2%, La Unión Europea, retrasando unos meses mas el cansino tema del Brexit, estabilizaría su economía, ayudada por la política monetaria del BCE, y el consumidor de los grandes países desarrollados, continuaría manteniendo la confianza. Todo alineado para una mejor segunda parte de 2019.

El escenario menos optimista, nos lo podemos “liquidar” en dos lineas. Sencillamente alguno o varios de esos supuestos no se cumplen, entonces la economía estadounidense se ve tocada antes de tiempo, y la fiesta no puede continuar. Yo aunque con prudencia y mis momentos de duda, apuesto por el escenario optimista. Ojalá acertemos. Feliz Semana.