ARANCELES: IMPUESTO AL CONSUMIDOR Destacado

La manipulación del conglomerado de comunicación conservador en este país, en lo referido a explicación de temas básicos económicos, es como poco escandalosa. Maquillan situaciones, o silencian completamente otras, para proteger intereses, que no hace falta decir, que coinciden con los del conglomerado obviamente.

Me refiero por ejemplo, a que cuando comenzaron las Guerras Comerciales de Trump, -nada mas llegar a la Presidencia-, en las que no había otro propósito, que el de proteger a cuatro o cinco viejos fabricantes de acero, -amigos-, y otros cuantos sectores vinculados mas, -todos  obviamente de la vieja economía, y con problemas  económicos para subsistir-, esos medios no levantaron la voz para advertir a la opinión pública de lo peligrosas que podían ser estas guerras comerciales unilaterales , sobre todo en pleno siglo XXI, donde nos movemos en una economía globalizada, a la que guerras de ese tipo obviamente iban a hacer en todos los escenarios un daño gratuito. Hicieron la vista gorda, o incluso alentaron la iniciativa, y jalearon a su líder.

Aún en el mejor escenario, de que la Guerra Comercial con China se cerrase relativamente pronto, e incluso se obtuviese alguna que otra consecución, el numero de platos rotos en el proceso no merecería ya la pena. Con China hay que negociar, multilateralmente, con inteligencia, tiempo y sin amenazas o bravuconerías estúpidas, como esta desafortunada escalada de imposición de aranceles, cuyas consecuencias ya estamos sufriendo, y sufriremos aun mas, los consumidores, y muchas corporaciones fuertemente vinculadas con China. Y ahí la lista va de Apple a Walmart, pasando por mil nombres más.

Cuando se pone un arancel a la importación de un producto desde un determinado país, esta claro que el incremento de precio, o bien es absorbido por la empresa que lo importa, -algo poco probable-, o mas bien lo que ocurrirá es que se incluirá en el precio que paga el cliente final. Y solo un dato: el 26% de los productos que vende Walmart proceden de China, o el 34% en el caso de Target. Hay miles de ejemplos para advertir de la que se avecina. Pero los defensores de Trump y su equipo, hablan poco o nada del tema. Esta pasada semana Trump ha asignado otros 16.000 millones más de dólares para los agricultores afectados por su guerra comercial con China, -van ya 28.000 millones de dólares en subvenciones a ese sector-. Wall Street empieza a estar “incomodo con esta película”. Feliz Semana.