FACEBOOK QUIERE MONEDA PROPIA Destacado

Mark Zuckerberg ha dado un paso más allá estos últimos tiempos, ahora quiere una moneda propia para Facebook. Ya tiene nombre,   -Libra-, y también la empresa para gestionarla, -Calibra-, al frente de la que ha puesto a David Marcus. La red social con 2.400 millones de usuarios en todo el mundo, -si a Facebook, le añadimos los usuarios del resto de sus empresas filiales-, tiene la nueva ambición de que su ecosistema, como si fuera un gran país tecnológico, tenga también su propia moneda.

Esta pasada semana, David Marcus, ha comparecido ante el Congreso estadounidense para explicar de que se trata este “proyecto”, que desde luego ya ha pasado de estar solo en el papel a algo más, y que sale a la luz con un “tinglado” bastante bien armado, que incluye todo lo dicho hasta aquí, y acuerdos con 28 empresas de primer nivel, que según sus planes serán cerca de cien en poco tiempo, y que colaborarían activamente en el desarrollo de Libra y Calibra.

La moneda técnicamente no es exactamente una criptomoneda, sino una moneda virtual indexada a una cesta de monedas, pero tampoco queda muy claro el tipo de híbrido monetario ante el que estamos. Lo que si queda claro es que no existe ahora mismo regulación para una actividad global de este tipo, y que dejar en manos de Facebook, semejante instrumento de poder, sin disponer, -insisto-, de la adecuada regulación, y no solo en Estados Unidos, sino globalmente, seria una irresponsabilidad mundial.

Lo que debe estar por delante los próximos meses en relación con Facebook y Zuckerberg, es como dejamos bien atado que Facebook responda “de entrada” de “todos” los contenidos que reparte entre sus usuarios, y también como maneja las importantísimas bases de datos que obtiene de los mismos. Añadir a ese trabajo el de tener que decidir, -justo ahora-, si pueden o no tener una moneda propia, sin que exista la regulación global pertinente, es una osadía que solo podía ocurrírsele a ellos. A los que otra cosa no, pero osadía, les sobra.

Los bancos centrales del mundo y los gobernantes e instituciones, -también del mundo-, deben reaccionar, -están reaccionando de hecho- y “pararle los pies” con fuerza a esta película de corporación privada ambiciosa, a lo “007 y Doctor No”, que ya empieza a oler.

La excusa por cierto que airea con fuerza Facebook, “del buen efecto que Libra tendría en la bancarización de los países en vías de desarrollo”, -que tienen Facebook en sus teléfonos, pero no relación con ningún banco debido a su pobreza-, mas que un punto positivo es una luz roja que debe preocupar globalmente.

Por supuesto que hay que mejorar la situación de esas poblaciones no bancarizadas, pero desde sus países, sus principios democráticos, y sus instituciones soberanas. No puede hacerlo “Dr. No”, desde Silicon Valley, con su moneda el “Mark”, -como bromea mucha gente por aquí-, sentado en Menlo Park, sobre la pila de miles de millones de dólares que ingresa cada día gracias a su idea de “red social” (?), cuya “utilidad” social y como medio de comunicación, también convendría analizar mas a fondo, y contrastarla con la de otras tecnologías como el www, que para los que no se hayan dado cuenta, sigue estando ahí.

Para mí que el tema de la moneda de Facebook debe esperar a que Facebook, gane credibilidad en el resto de conflictos que mantiene abiertos con la sociedad en muchas de sus actividades, -tienen ahí trabajo para rato-. Y luego con tiempo, análisis, y taquígrafos, ya veremos qué hacemos con Libra. No me opongo a su existencia, pero convenientemente regulada globalmente. Algo que a fecha hoy, no esta ahí. Feliz Semana.