NUEVO CURSO EN WALL STREET Destacado

Pues sí este próximo martes día 3 de septiembre, comienza el nuevo curso para Wall Street. Tras la festividad de Labor Day el lunes, se acaba oficialmente la época de verano en esta parte del mundo, -siempre algo más lenta de lo normal-, y aquí estamos: “a ver qué pasa a partir de ahora”.

Agosto ha sido un mes de vértigo, por su extrema volatilidad, pero en el que conviene constatar que los principales índices, no han caído demasiado al fin del día. Porque en el mejor funcionamiento de “montaña rusa”, las caídas en picado se han recuperado en parte con tirones hacia arriba también considerables. Aunque ha sido el peor mes desde el pasado mayo, las caídas son moderadas. El Dow Jones se ha dejado un 1,7%, el S&P 500 un 1,8%, y el Nasdaq un 2,6%.

¿Qué quiere decir esto?. Pues fundamentalmente que aún existe una importante disparidad de opiniones, entre los inversores, sobre cómo puede seguir el mercado hacia adelante estos próximos seis-doce meses.

Por un lado la desaceleración económica global esta ahí, la guerra comercial con China sigue sin cerrarse, las empresas estadounidenses han bajado de forma considerable y llamativa sus inversiones. Pero del otro lado esta un consumidor que sigue gastando, -aunque ya ha empezando a tirar en exceso del crédito-, estamos próximos a la Navidad que es la gran época de consumo del país, el crecimiento, no esta en las magnitudes que anuncio Trump, -por supuesto-, pero se mantiene en el entorno del 2% en el que lleva creciendo los últimos anos. Y bien todo eso hace pensar que cualquier escenario es probable casi al cincuenta por ciento.

El escenario malo es el de que la economía estadounidense acaba viéndose arrastrada por los vientos en contra descritos arriba y entra en recesión, y el bueno, que sigue resistiendo, las condiciones internacionales mejoran, y batimos nuevos records de crecimiento continuado, -recuerden que desde julio estamos en el periodo más largo de crecimiento de la historia del país, superando los diez años sin una marcha atrás-.

En lo que la balanza se va hacia un lado u otro, mi recomendación es que sean muy selectivos con sus inversiones, no es tiempo de comprar índices. Si no empresas de futuro, una a una, y definitivamente, que formen parte de la nueva economía.

Recuerden, la economía del pasado en este país, se va con Trump, y eso puede durar más o menos, pero termina por llegar. Y lo que viene es un nuevo mundo, de tecnologías limpias, sostenibles, y de nuevo crecimiento global sincronizado, como el que teníamos en 2016, pero fuertemente reforzado por la convicción de las principales economías y países del mundo, de que nunca más deberemos entrar en dinámicas que impidan la globalidad comercial, social y humanitaria. El futuro no es de las guerras comerciales, ni de los muros separando países y personas. Feliz Semana.