“IMPEACHMENT”, ECONOMÍA Y MERCADOS Destacado

“Es prácticamente imposible que el Congreso pueda eludir la responsabilidad de abrir un proceso de “impeachment”. Es una frase de esta columna el pasado 21 de Abril, cuando tras haber leído el informe Mueller les comentaba, que lo que aparecia en ese informe, -aun siendo muy comedido y no completo-, era tan contundente y asustante, que el “impeachment”, no era algo a dudar.  

La duda era solo cuando arrancaría. Y bueno esa incógnita como saben ha quedado contestada esta pasada semana. La Camara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, decidió el pasado martes en la noche abrir oficialmente el proceso de investigación de “impeachment” al actual ocupante de la Casa Blanca.

El proceso esta ya abierto y con independencia de que los republicanos, que controlan el Senado, decidan o no dar luz verde al mismo cuando llegue su momento, -¡menuda pelota tienen en el tejado!-, el impacto en Trump y en la política de este país será gigantesco. Pero curiosamente los mercados y la economía pueden muy bien quedarse al margen de esas turbulencias.

El pasado miércoles, cuando los mercados abrían a las 9:30 am , el verde se hacia con los principales índices bursátiles y el indice Dow Jones en concreto terminaba con un rally de tres dígitos. Nadie en Wall Street parecía muy asustado por el “impeachment”, más allá obviamente de los analistas, simpatizantes/votantes de Trump, -que los hay claro-, y que tienen una peculiar interpretación de la realidad. Ellos repetían, -al unísono con la cadena Fox-, que el rally en Wall Street del miércoles, tenia que ver con que lo aducido para abrir el proceso de “impeachment”, “no tiene peso”, (sin comentarios).

Pero la realidad, es que fíjense por cuanto, -paradojas de la vida-, lo que en esa mañana acaparaba el foco en Wall Street era el fantástico éxito en ventas de Nike durante su ultimo trimestre, su acción subía un 5%. Era ciertamente inevitable recordar, como cuando hace exactamente un año, Nike lanzo la muy polémica campana de publicidad “anti-Trump” del jugador de futbol Colin Kaepernick, con el impactante lema,“ Belive in something, even if it means sacrificing everything”, (“Cree en algo, aunque eso signifique sacrificar todo”). No se si recuerdan, pero cuando eso paso y mientras esos mismos analistas militantes conservadores,     -de la mano también de Fox-, insistían en que Nike recibiría un fuerte golpe en su negocio, pues bueno, la reacción fue justo la contraria: gigantesco aumento de 31% en ventas y subida de su acción en el mes siguiente. Un año después de aquel evento, y como digo, justo este pasado miércoles día 25 de septiembre, el gran protagonista de la jornada bursátil, volvía a ser Nike y su éxito en ventas, -incluida China-.

El otro foco de análisis que hacia subir a Wall Street ese día, era el que más y más analistas, creen que en este nuevo escenario, Trump va a tener que intentar desesperadamente tener algún tipo de “éxito”, para presentar a su audiencia. Y llegar a algún acuerdo con China para cerrar, aunque sea en falso, el tema de las guerras comerciales, es una posibilidad con probabilidades, -dicen-.

Siempre que los chinos quieran, claro esta. La resolución de esta cuestión resulta que esta ahora más en sus manos que en las de Trump. Yo tengo mis dudas sobre como puede evolucionar el tema, porque veo a la Administración Trump cometiendo cada día más y más errores, y hasta sin la habilidad de poder llegar a algo así, pero ojalá prevalezca el sentido común, y definitivamente un tipo de solución a lo NAFTA, es decir cerrando el tema con tres o cuatro retoques sin nada sustancial, seria muy bien visto por los mercados, que lo que quieren es pasar de capitulo en esa desafortunada historia, sea como sea.

Las guerras comerciales y la mayor o menor desaceleración global, son los factores que va a tener en primer plano Wall Street los próximos meses, y como esos factores terminen por afectar el consumo de los estadounidenses y consecuentemente el crecimiento de esta economía.

Lo del “impeachment” no va a quitar el sueño a mucha gente en el mundo del dinero. Por supuesto la “vieja economía” sabe que su final sin Trump esta cada día más cerca, y habrá volatilidad y días en los que noticias escalofriantes del proceso, -que las tendremos-, harán que la bolsa caiga con fuerza. Pero si los fundamentales siguen más o menos como están, esas caídas serán seguidas de recuperaciones. Vamos un poco lo que llevamos viviendo los últimos meses. Feliz Semana.