WALL STREET Y EL PROCESO DE IMPEACHMENT Destacado

Esta pasada semana ha terminado la tanda de interrogatorios públicos a testigos para la preparación del documento de imputación de “impeachment”. No están en este momento anunciados mas interrogatorios, pero eso no quiere decir que no puedan anunciarse en los próximos días. Es decir, el tema puede quedar cerrado para su instrucción con lo que hemos visto hasta ahora, o también dilatarse mas con nuevos testigos llamados a declarar. Es una decisión que solo depende ahora mismo de la Cámara de Representantes.

Una vez que se presente la acusación formal de “impeachment”, - en la que estarán los cargos concretos por los que se interpone-, el documento pasara al Senado, -controlado por los republicanos-, y será ese cuerpo legilslativo, el que decidirá si el Presidente es culpable o inocente.

Este ultimo paso, -el del Senado-, será seguramente muy rápido. Hoy por hoy el partido republicano, pese a todo lo conocido, parece tener decidido exculpar al Presidente. Pero menos claro esta eso que decía al principio, de si la Camara de Representantes instruirá el proceso ya, o si decidirá que se siga alargando. Lo sabremos ya enseguida. Pero quería dejarles este punto claro, porque pase, lo que pase Wall Street tiene bastante decidido “ponerse de perfil” en el tema. Vamos tomar poco o ningún partido.

Y aunque hay analistas que creen que las bolsas aprovecharan las noticias de la Casa Blanca para hacer fuertes caídas, -que tras los records de los últimos tiempos-, no vendrían nada mal. No estoy tan seguro de que vaya a ser así. Por supuesto que según vayamos teniendo noticias políticas impactantes, los mercados acusaran el golpe, pero de forma puntual. Todo es posible, pero no creo que sea probable una hecatombe duradera.

Ya han visto como ha reaccionado Wall Street durante estas dos semanas de interrogatorios públicos, en los que ciertamente, ha quedado claro que Trump buscaba un beneficio personal electoral, al tiempo que retenía la ayuda publica a Ucrania aprobada por el Congreso. -Ese tema no es dudable ya ni siquiera para los republicanos, el asunto ahora es, que los republicanos decidan si esa forma de actuar es o no es “grave”-.

Aceptar que no es “grave”, es algo que pone en cuestión el Estado de Derecho, la filosofía estadounidense de separación de poderes que esta en la Constitución, y que puede llevar, -llevará-, a una crisis constitucional profunda. Pero Wall Street ha decidido que puede vivir su vida independientemente, mientras todo ese proceso político se produzca, aunque sea todo lo intenso y traumático que pueda llegar a ser, -que lo será-, y además con elecciones presidenciales por medio.

Pero ya saben, siempre ha sido el gran activo de este país, y lo sigue siendo: Política y mundo corporativo, aunque se entremezclan mas de lo deseable en demasiados aspectos, -por ejemplo el de las contribuciones económicas en las elecciones-, lo cierto es que tienen vidas independientes, y no se necesitan de forma vital el uno al otro, como ocurre en otras economía y países.

Más aún, Wall Street es global, y estamos en pleno cambio de era, entre la vieja economía y la nueva economía. Y la presidencia de Trump es un activo para solo uno de esos bandos, -el de la vieja economía-, el mundo del carbon, el petróleo, las instituciones financieras que quieren seguir los patrones del siglo pasado, las industrias contaminantes, que no quieren hacer la transformación que necesitan para volverse limpias y sostenibles, las teorías proteccionistas de comercio mas trasnochadas etc, etc.

Pero no lo es , no es un activo para la nueva economía, que esta vinculada a la necesidad de hacer una reforma inmigratoria inclusiva, -se necesita traer gente de todo el mundo-, reformar convenientemente pero seguir adelante con la globalización, dar prioridad a las energías limpias, y regular en dirección a promover la conservación del medio ambiente, no destruirlo.

Y bien para hacer la historia corta, todo ese exitoso mundo corporativo -que es el ganador a futuro-, no esta con Trump. Va a ser muy interesante si finalmente Bloomberg entra en campana, oir lo que de verdad piensan los empresarios exitosos de este país sobre Donald Trump.

Pero retomando mi punto de porque creo que Wall Street, va a seguir viendo los toros desde la barrera. Primero lo hace siempre que le conviene, y segundo, salga lo que salga del proceso de “impeachment”, por estas razones que les explicaba ahora mismo, los intereses y opiniones están aquí, más divididas de lo que parece a primera vista. Feliz Semana.