DAVOS: “MEJOR SI VA EN SERIO” Destacado

Esta semana, -del día 21 al 24-, tendremos en Davos el encuentro numero 50, de su prestigioso World Economic Forum, este año con un subtitulo relevante: “Stakeholders for a Cohesive and Sustainable World”, (“Interesados en un mundo Cohesivo y Sostenible”). Muy relevante como digo este enfoque, pero quizás y sobre todo lo de los “stakeholders”, o “interesados”, que es como debe traducirse en español esa palabra. Luego comentamos.

El encuentro tendrá en esta ocasión 7 grandes temas que van de como salvar al planeta, a conseguir que el mismo sea cada vez más sano, pasando por el objetivo de conseguir economías más justas, con más equilibrada distribución de la riqueza, o de ser exigentes en que la tecnología avance en dirección a servirnos, no a complicarnos la vida, (“Tech for Good”, se llama ese apartado).

El evento contara con más de 3.000 asistentes y 774 ponentes, en un encuentro, que a pesar de las criticas que a menudo recibe por elitista, es sin duda el más influyente del mundo desde hace esos 50 años de existencia que ahora celebra, con su fundador al frente,  el Ingeniero, economista y profesor de la Universidad de Ginebra Klaus M. Schwab, a quien se le ocurrió la idea en 1971.

No se puede exagerar la influencia que Davos tiene en la evolución del pensamiento, y después también en el funcionamiento, de la económica mundial. Y aunque la critica repetida sea que en Davos las grandes corporaciones, los gobiernos y las personalidades que asisten hacen su discurso “buenista”, y luego siguen en su día a día con practicas que no tienen nada que ver con lo que han dicho en ese foro. La critica no es justa, porque, aunque obviamente las contradicciones estén a menudo ahí, la historia de Davos constata una influencia tremendamente positiva, en la forma en la venimos organizando nuestro mundo y concretamente los temas económicos.

Pues bien, como les contaba al empezar esta columna, para su cincuenta aniversario Davos ha decidido que hay que poner el foco en dos o tres cosas que van a redefinir no solo esta nueva década, sino probablemente la nueva era en la estamos entrando.

Fundamental el tema del medio ambiente. No hay excusa de ningún tipo, y menos aun duda sobre la realidad del hecho. Y un medio ambiente más cuidado, debe tener como consecuencia un futuro más sano para la humanidad, -para “toda” la humanidad, es relevante esto de “toda”-, y de ahí que el foro tenga también ese apartado sobre el “Futuro más sano” (“ Healthy Futures”). Porque es muy importante ligar la salud al tema del medio ambiente, e insistir en que se trata de conseguir mejor salud, pero para “toda” la humanidad, no solo unos cuantos.

Idéntico enfoque, esta en el tema de la tecnología. No queremos ni necesitamos una tecnología que nos complique o nos llene el día de estúpidos “juegos”, con los que matar el tiempo, o de gadgets de dudosa utilidad.  Lo que necesitamos, es que la tecnología nos sirva, para curar más enfermedades, y en definitiva para hacer más satisfactoria nuestra vida. “Tech for Good”, se ha bautizado ese capitulo. Pues eso.

Y tremendamente importante es en este Davos, el definitivo descalabro de la trasnochada y pasada idea neoliberal de los ochenta de que el accionista es el rey, “el principio y el final de la empresa”. Llega el imparable auge de la nueva palabra: “Stakeholder”. Pasamos de la omnipresencia del “Shareholder” (accionista), a la del “Stakeholder” (interesado en una parte del pastel que debemos comernos todos).

Ya conocen el tema y si quieren refrescarlo, lean mi columna de la semana pasada sobre el “Imparable Auge de las Inversiones ESG”. La empresa de hoy no debe pensar solo en términos de beneficio para el accionista, sino en términos de beneficio para los empleados que la integran, las distintas instituciones o personas con las que se relaciona, y ciertamente con la comunidad a la que sirve. Y además debe ser sostenible y correcta con el mundo que queremos tener.

Los tiempos de todo para el accionista, la “era Reagan-Thatcher” esta enterrada. El accionista es una pieza importante, pero no única. Hay mucho más de lo que tendremos que hablar de aquí en adelante sobre esto, pero como se me termina el numero de caracteres que debe tener esta columna, pues lo dejamos para otro día, con el deseo de que Davos, vaya muy bien, y “Mejor si va en serio” por cierto. Feliz Semana.