ESTA SEMANA 24-28 Diciembre de 2012

Felices Fiestas!!!!!

 

Creo que quienes me siguen desde esta columna durante todas las semanas, en estas fechas de Navidad merecen un regalo por mi parte, y no se me ocurre nada mejor que recomendarles que no se dejen llevar por las trompetas apocalípticas de cada día que últimamente los medios necesitan para sobrevivir. Esas trompetas tienen que ver más con la audiencia de los medios que con la realidad de lo que está pasando económicamente y, en consecuencia, que con lo que conviene a sus bolsillos. Ríjanse por los fundamentales, no por los ruidos políticos de turno. 

Este ya casi terminado 2012, iba a ser el del fin del mundo -y no me refiero a las profecías mayas, sino a la cantidad de literatura económica barata que hemos podido leer a lo largo del año sobre lo mal que iban a ir las cosas-. Pues bien, resulta que el Dow Jones está en este momento un 8% arriba desde que empezó 2012, y un 14% y 16% respectivamente el S&P500 y el Nasdaq. Nada mal ¿no? 

Ahora la “Espada de Damocles del momento” es el “Fiscal Cliff”, no se preocupen no voy a seguir con el tema. Es una batalla política que, desde luego, puede afectar negativamente a la economía -lo explica muy bien Pereyra en la columna de al lado-, pero no duden se resolverá tarde o temprano, y cuando esté resuelta lo que importará serán los fundamentales, y esos están cada día mejor. La pasada semana hemos visto que el sector inmobiliario toca récords no vistos en años en sus ventas de viviendas, y el gasto del consumidor -diga lo que diga el dato de sentimiento que en ocasiones se vuelve muy desorientador-, resulta que subió en su última lectura un 0,6%, un récord en tres años.  El tercer trimestre -el previo a las elecciones, con las “trompetas” que les comentaba arriba dejándonos sordos-, resulta que no crecimos un 2,7% como creíamos, sino un 3,1%, y fíjense además, el que hizo la diferencia para esa corrección al alza fue el gasto del consumidor. O sea, y en resumen, a pesar del “Fiscal Cliff” de por medio, que efectivamente si el sector fundamentalista-tea party republicano se empeña podrá traernos cierto empobrecimiento por un tiempo (o sea los veintitantos representantes que han jurado a sus donantes que no votarán nunca jamás en su vida una subida de impuestos, sea del tipo que sea, y que dejaron a su líder el viernes sin poder sacar adelante su plan B), los fundamentales serán en 2013 aún mejores que en 2012. No pierdan el tren. Feliz Navidad!!.

 

 

Modificado por última vez en Sábado, 23 Mayo 2015 10:14