ESTA SEMANA, 23-27 de Julio de 2012

La necesidad de establecer “dirección”

Las últimas semanas de Wall Street están caracterizadas por cierta falta de “establecimiento de tono”, de sensación de no saber bien dónde está el norte. Si se fijan hay muchos días que la bolsa cierra en rojo, pero luego en uno o dos días se avanza  y el balance semanal deja los índices prácticamente sin cambios. La falta de dirección tiene varias fuentes de alimentación. Tenemos primero el tema Europa, que supuestamente ha dejado de preocupar como lo hacía hace seis meses, sin embargo, existe “confianza cero” en lo que pueda terminar siendo el desenlace de esa cuestión, y aunque supuestamente la Unión  Europea está determinada a salvar su unidad y su moneda, nadie descarta tampoco del todo un descarrile de esa intención, y cuanto más se va dilatando el tiempo -el gran pecado de la burocracia europea-, más probabilidades para el mismo.

Por otro lado está el crecimiento frustrantemente débil de esta economía, que, a tres meses de las elecciones presidenciales, suena continuamente en los anuncios derrotistas y apocalípticos  del candidato Romney, y en las televisiones y medios que simpatizan con el candidato republicano,  no a lo que es -crecimiento débil pero sostenido, tras la mayor crisis financiera de los últimos cien años-,  sino a algo infinitamente peor, que tiene al consumidor de a pie asustado y bajando su consumo, “por lo que pueda pasar”. Sin embargo lo que nos dicen los números es otra cosa. Crecimiento flojo, sí, impacto del ruido de fondo en el consumidor, pues también. Pero tono catastrofista, ninguno. La sensación que se tiene es que en cuanto pasen las elecciones y gane el candidato que gane, retirada del escenario esa capa de malas vibraciones, esta economía empezará a “lucir” mucho mejor. Lo del llamado “abismo fiscal” es una de esas frivolidades de Washington, que yo me resisto a analizar sin insultar directamente la capacidad de un Congreso, impresentable hace exactamente un año con el tema del techo de la deuda, e impresentable hoy con el llamado “abismo fiscal”. Quiero pensar que en el último momento llegarán a un acuerdo civilizado y prefiero no gastar su tiempo en eso.Lo contante y sonante, o sea, los resultados empresariales del segundo trimestre que vamos conociendo (119 empresas de las 500 del índice S&P), han mejorado expectativas en un 70%. Es verdad que en esta ocasión esas expectativas eran bajas, pero el dato es objetivo. Estos próximos días conoceremos los de otras 138 más, entre ellas Apple, Amazon o Exxon Mobile. Y también el viernes conoceremos la primera lectura del PIB del segundo trimestre. No se ven muchas alegrías para estas bolsas los próximos días, como no sean las que puedan darnos esos resultados, y quizás un PIB tan bajo que haga pensar que la Fed tenga que echar una mano pronto inyectando más liquidez.  Feliz Semana

 

Modificado por última vez en Sábado, 23 Mayo 2015 10:14